X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Buzón de Voz

Once apuntes al discurso de (no) investidura

Publicada 02/03/2016 a las 06:00 Actualizada 02/03/2016 a las 00:22    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 51

Hay que agradecer a Pedro Sánchez que haya evitado calificar de “histórica” esta tarde de lunes. Hemos vivido ya tantos momentos supuestamente “históricos” desde el 20 de diciembre que el adjetivo está desgastado por su abusivo uso. El discurso de (no) investidura pronunciado por Sánchez no ha sido histórico, ni en el fondo ni en la forma. Pero probablemente ha sido eficaz. No tenía fácil la tarea y se le ha entendido todo lo que en resumen pretendía: representar la necesidad de un “Gobierno del cambio”, colocar a Podemos en la tesitura de votar “sí o no a Rajoy” y de paso convencer a las propias filas del PSOE de que el acuerdo con Ciudadanos era prácticamente “una obligación” tras la espantada irresponsable del presidente de gobierno en funciones. Un triple mensaje grueso que conviene matizar con unos cuantos apuntes:

  • 1. El discurso de Pedro Sánchez respiraba el aire de haber sido escrito a seis u ocho manos, como ya ocurría con el propio pacto firmado con Ciudadanos. La primera parte duró la eternidad de más de media hora para decir algo muy sencillo: estamos aquí porque Rajoy no quiso o se atrevió a cumplir el encargo del rey, porque de las urnas no salió una mayoría clara y porque hace falta un Gobierno “del cambio” que sólo puede ser resultado del diálogo, de la negociación, de las cesiones y del acuerdo entre diferentes fuerzas políticas. No es necesario repetir “cambio” más de cincuenta veces para instalar la idea de que la ciudadanía quiere un “cambio”.
  • 2. Incluyó esa primera parte una enmienda a la totalidad de la gobernación de Rajoy, de sus recortes, de su ejercicio “absolutista” de la mayoría absoluta y de la pestilencia de la corrupción. “Dieciocho millones de españoles votaron por la no continuidad del actual Gobierno”, proclamó Sánchez con razón, y denunció que el actual bloqueo es culpa del propio Rajoy. (Era una forma de sembrar en las filas del PP una futura posibilidad de “desbloqueo”, quizás sin Rajoy en la escena, como pretenden distintas voces en el centro, en la derecha, en la gran empresa y desde grandes grupos mediáticos).
  • 3. El repaso de la última legislatura fue una especie de moción de censura al propio Rajoy, para recordar a todos (excepto al PP) que existe la “oportunidad de desterrar de la vida pública el insulto, la descalificación, el discurso del miedo…” y sustituir “la prepotencia” por “la humildad”, la “imposición” por “el diálogo”.
  • 4. ¿A quién se dirigía Sánchez? ¿A los diputados de otros grupos para captar un apoyo imposible o a sus propios militantes y sobre todo a los potenciales o perdidos electores del PSOE? Parece claro que Sánchez se dirigía muy especialmente a estos últimos, a quienes no estaban en la Cámara. “Vamos a hablar claro”, dijo: "A muchos votantes socialistas nada les gustaría más que un Gobierno que aglutinara a las principales fuerzas de izquierda (…) Y creo que a una buena parte de los votantes de Podemos les ocurre lo mismo (…) Que todos los votantes de izquierdas de este país lo sepan. No hay una mayoría suficiente en este parlamento para sumar un Gobierno de izquierdas. No suma”. Es quizás la clave del discurso, y uno de los elementos sobre el que girará probablemente la respuesta negativa desde los grupos de izquierda. Sánchez sostiene que la izquierda no suma y que “quienes realmente han conseguido una amplísima mayoría parlamentaria son las fuerzas del cambio”.
  • 5. Los escaños que aportan PSOE y Ciudadanos son menos que los que aportarían PSOE y Podemos, sus confluencias, Compromís e IU-UP, y esa aritmética es la que se le reprochará sin duda a Sánchez, puesto que podría haber intentado desde el primer minuto esa suma y trasladar la presión “del cambio” a Ciudadanos. Y entraremos de nuevo en el bucle ya conocido: Iglesias humilló al PSOE al exigir la Vicepresidencia, al colocar como exigencia “irrenunciable” el referéndum en Cataluña y (sobre todo) al anunciar una propuesta de Gobierno de coalición (o de coalición de gobiernos) al rey antes que al propio líder socialista. Desde Podemos argumentarán que el PSOE siempre ha apostado por pactar “con la derecha” y que todo este recorrido busca de una forma u otra “la gran coalición”. La desconfianza mutua impide en ese sentido cualquier avance a día de hoy. Y el discurso de Sánchez no ha roto esa desconfianza (ni parece haberlo pretendido).
  • 6. Si hubo un mensaje evidente para la propia militancia y los cuadros socialistas fue el de la reivindicación de que “cualquier fórmula de Gobierno pasa por el PSOE” y una justificación (¿reclamada por los suyos?) de la estrategia seguida: el fracaso habría sido no asumir el encargo de intentar formar Gobierno. A lo largo del discurso no disimuló Sánchez la evidencia que todo el mundo conoce, quizás adelantándose a otro reproche que este miércoles tendrá que escuchar con insistencia: ha planteado un acuerdo con Ciudadanos cuyo contenido no hace posible la suma de apoyos para formar Gobierno.
  • 7. La parte central del discurso de (no) investidura fue lógicamente el relato de las principales propuestas pactadas con Ciudadanos. A la versión escrita distribuida a la prensa agregó Sánchez una especie de anáfora o repetición retórica de una frase: “La próxima semana podemos ponerlo en marcha”. Claro, no tiene la misma carga emocional del I have a dream de Martin Luther King ni el valor de la palabra dada de aquel “puedo prometer y prometo” de Adolfo Suárez. Tenía la intención obvia de insistir en la responsabilidad de quienes no voten por “el cambio” como culpables de que haya que repetir elecciones o de que simplemente se desperdicie la oportunidad de sacar al PP del Gobierno. Pero a la vez esa reiteración de “la próxima semana” conlleva el reconocimiento de que ni este miércoles (por mayoría absoluta) ni siquiera el viernes (por mayoría simple) cuenta Sánchez con apoyos suficientes. Es decir que adelanta la derrota.
  • 8. De la versión escrita del discurso distribuida a la prensa se saltó Sánchez la referencia expresa a la supresión de “las viejas Diputaciones” y su sustitución por Consejos de Alcaldes. Es un error casi tan absurdo como la explicación ofrecida posteriormente de que “el discurso era muy largo y había que cortar algo”. (En la primera parte del discurso se habrían podido cortar unas cuantas referencias a la “necesidad del cambio” y “del acuerdo” y “del diálogo”). Todo el mundo sabe que una de las cuestiones que más han irritado a federaciones del PSOE críticas con el pacto ha sido precisamente esa imposición de Ciudadanos, que califican de “pura demagogia”, sin negar la conveniencia de modernizar y racionalizar el funcionamiento de esas Diputaciones. La elipsis de Sánchez será rectificada este mismo miércoles por Rivera y no tendrá otro remedio que asumirla.
  • 9. Después de ofrecer versiones contradictorias durante varios días, Sánchez ha concretado en su discurso que lo que se derogaría de la reforma laboral son “cuatro aspectos”, como también sería parcial la anunciada “derogación” de la Ley Mordaza. Intentó explicar las muy discutibles propuestas en materia de empleo y de fiscalidad (donde ha habido cesiones notables a Ciudadanos) citando los logros de la socialdemocracia británica y alemana a lo largo de décadas, y evitó insistir en los detalles de un “contrato estable y progresivo” que es un disfraz del “contrato único” de Luis Garicano.
  • 10. Ante las múltiples críticas por la mínima referencia que el acuerdo con Rivera hace a un asunto tan capital y urgente como Cataluña, Sánchez se extendió más en su discurso, incluso añadiendo detalles que no está claro si Ciudadanos aceptaría.
  • 11. El último bloque del discurso es el mejor hilvanado, en forma y fondo, porque añade a la evidente necesidad de diálogo para desbloquear la situación política elementos que tocan la fibra de cualquier votante progresista e intentan aportar motivos para la esperanza sin montar castillos en el aire. Pero sobre todo porque Sánchez transmite el realismo de conformarse con el mérito (innegable) de haber dado “un paso adelante” para “desbloquear la situación política” y lograr que “los mecanismos de la democracia” vuelvan a “ponerse en marcha”. Y en esto tiene razón. Tras la “declinación” de Rajoy y teniendo en cuenta la laguna constitucional sobre el tema, el rey podría haberse visto en la tesitura de provocar la convocatoria inmediata de elecciones o de estar cuatro o siete meses haciendo rondas de consultas. (Cosa que deberían reconocer quienes tanto advierten de los riesgos de la “inestabilidad” y de los gobiernos “débiles”).

Este discurso de (no) investidura responde en todo caso a lo previsible. ¿Acaso alguien esperaba que Sánchez anunciara alguna oferta a la izquierda contradictoria con lo firmado con Rivera? Que nadie cuente “la próxima semana” con grandes pasos hacia “el cambio”. Queda por observar el grado de presión que siente Podemos para una futura abstención. Justificar los mimbres del acuerdo con Rivera y el llamamiento a que Iglesias se sume con argumentos como “el mestizaje ideológico” o las fórmulas de los chefs de alta cocina que “mezclan los mejores sabores” no parecen, en principio, las herramientas más eficaces. El tiempo dirá si finalmente la eficacia lograda tiene más que ver con la llamada Operación Borgen, para alegría de Rivera.
EL AUTOR Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



16 Comentarios
  • mituca mituca 07/03/16 11:00

    ¡Qué estrategias más peligrosas! El PSOE utilizando unos argumentos (votar NO, es votar con el PP - por esa regla el PP sería nacionalista catalán y seguidor de Bildu), para negar la evidsencia, que les da miedo intentar un Gobierno de Izquierdas. Podemos, no se sabe muy bien con qué objetivo - ver la expresión de la cara de Iñigo Errejón en el momento de la refrencia de Pablo Iglesias a la "cal viva", utilizando un tono casi de enemigo personal. ¿Qué sentido tiene, una vez fracasado el intento de pacto del PSOE y C's, anular cualquier intento de acuerdo con la izquierda poniendo como condición para dialogar ir en comandita los dos fracasados? Y, sin que sirva de precedente, no puedo estar de acuerdo con Jesús Maraña en que ha sido un discurso eficaz, aunque con sus matizaciones creo que ud. tampoco está convencido de ello, (ud. cree que algún militante o votante socialista se cree que lo único que podía hacer el Sr. Sánchez era pactar con C's para hacer un gobierno de cambio? ¿a algún votante socialista puede habérsele pasado por alto que su paritido ha renunciado a la mayoría de su programa (derogación Reforma Laboral, Ley Mordaza, ....)?. PODEMOS podría dejar sin argumentos al PSOE y dejarles en evidencia ante sus votantes, si es lo que están intentando hacer de cara a unas probables nuevas elecciones, y ponerles en la tesitura de pactar con la izquierda o hundirse, solamente con cuidar las formas y siendo un "pelín" más humildes y ayudando a Pablo Iglesias a que se de cuenta que para negociar hay que ser un poco menos arrogante. Lo malo de esta situación, es que estamos perdiendo una oportunidad de oro para hacer un pais más justo y menos desigual. Un saludo Sr. Maraña, sus artículos son muy ilustrativos, y sobre todo serios, sin otra pretensión que decir lo que realmente piensa, lo cual debería hacer pensar a otros periodistas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • manuel romero mesa manuel romero mesa 03/03/16 01:00

    Me parece un artículo muy equilibrado, a ver si los dirigentes políticos del PE (siguiendo los sabios consejos de alguien que no es Iglesias, le he quitado sal SO , quedan pues como Pertido Español) se aclaran, y dejan de mentir diciendo que han estado negociando con Podemos no se cuantos días, cuando la realidad es que se sentaron una tarde y al día siguiente pusieron en ridículo,la reunión que. mantenían a cuatro, por haber llegado a un acuerdo con Ciudadanos, que ellos sabían era infumable para la izquierda. Un poco de honestidad personal y de organización.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Bonanzero Bonanzero 03/03/16 00:58

    ¿Porque debemos tener miedo, a unas nuevas elecciones? Los miedos, si lo piensan; están o deberían estar en el Sr. Sánchez y en el PSOE, ¿qué programa, va a presentar si al final, hay que repetir las elecciones? Lo que han firmado, con el Sr. Rivera lleva ( y lo han repetido co orgullo ) más del 80% de Cs, ¿y si se le presenta, la ocasión al líder de Cs? Sería la jugada del polvorón, como escribe en su artículo ( enhorabuena, Sr Marañas) Operación Borgen.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • franctoledo franctoledo 02/03/16 23:32

    La cosa está muy clara, el psoe ya no representa a la izquierda, si algún día la representó, que lo dudo. Lo que sí que representa son los interés del Ibex-25 y esa Unión Europea de Mercaderes que nos ahogan económicamente al igual que ahogan a esos refugiados para no darles asilo. Y es que hay dos opciones, izquierda o derecha, y cada una defiende valores muy distintos, por ello hay que ser coherente con lo que se vota y no dejarse engañar por cantos de sirenas, que ya sabemos a donde nos llevaran.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • vinicius vinicius 02/03/16 20:21

    El psoe ha elegido pactar con ciu-tadans porque pensará que los votantes que se le han ido por la izquierda son más fáciles de que cambien de opinión y vuelvan al psoe que los que se han ido por la derecha. Pues creo que se equivoca; primero le está dando vida y más protagonismo a Rivera de cara a unas nuevas elecciones y estos votantes si podría volver a votarlos por esto del voto útil y porque son gente menos movilizada y temerosa de lo que pueda suceder. El PASOK sabrá.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Repu Repu 02/03/16 20:38

      Mejor pregúntale a Tsipras,el cambiazo de banda que ha saltado,eso le pasará a Iglesias ?? https://twitter.com/FAM63/status/698222235530698752

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • asereje asereje 02/03/16 14:55

    Gracias Jesús Maraña por tu interesante análisis.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Costadamorte Costadamorte 02/03/16 14:34

    En Infolibre..., tampouco entendedes nada!... Quixen participar na enquisa e non puden, non figura Joan Tardá!... E foi a hostia!..., especialmente a comparación entre os enterros de Mandela e Suárez!...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Angels Angels 02/03/16 14:19

    ...el saldo, y el saludo final...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Angels Angels 02/03/16 14:18

    Ahora, creo que estaran de acuerdo, que el discurso, el lenguaje corporal y el saldo final de Pablo Sanchez, ha sido netamente comunista. Cosa que a mi no me molesta, me molesta que lo oculte y no nos explique la manera de ponerlo en practica. Claro que controlando el ejercito, el CNI, Interior, TVE, las fuerzas del orden y la justicia....pues podria ser, a costa de que... pues no lo se, pero podria.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Angels Angels 02/03/16 14:20

      Como esto, Pablo es Iglesias, no Sanchez.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • rita rita 02/03/16 11:45

    Podemos dejó claro tras los resultados de las elecciones ( sacaron con su marca los mismos escaños que Ciudadanos) que no iban a formar parte de ningún gobierno ni hartos de vino. ¿O acaso estaban dispuestos a hacer el mismo ridículo que su amigo del alma Tsipras en Grecia?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    0

    0

    • surfuro surfuro 03/03/16 10:46

      es increible que se considere hacer el ridiculo luchar como un patriota por tu pais, aunque salgas perdiendo en la batalla, y no ir a chupar los culos de quienes se estan beneficiando de la situacion de Grecia, los bancos alemanes. es una hipocresía que solo se comenta con la boca pequeña. te recomiendo que te mires un discurso de Danierl cohn Bendit de los años 90 en el parlamento europeo que hablaba de como estaba alemania armando hasta los dientes a Grecia con sus productos... de ahi vienen estos lodos. tu crees que el pueblo griego es idiota? y que despues de la humillacion a txipras lo volvieron a votar en el referendum porque se equivocaron de casilla? aqui se necesita a alguien que eleve la voz por nosotros y aquel que lo haga, hara de todo menos el ridiculo... sea cual sea el resultado

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • cabare cabare 02/03/16 18:34

      Podemos "con su marca" no sacó los mismos escaños que ciudadanos. Sacó más.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      0

      • Lunilla Lunilla 02/03/16 22:35

        cabare: comtº 33:[...]  solo dos escaños mas y  el 1% de porcentaje de votos menos.  Molete.PD: el colmo de la felicidad, de ahì a asaltar los cielos, otros cien años de ivernacion.    Molete.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • Repu Repu 02/03/16 20:07

        Muy ,pero que muy parecidos.....

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0



Lo más...
 
Opinión
  • El vídeo de la semana Juan Ramón Lucas Juan Ramón Lucas

    Será demasiado tarde

    Ahora, ante los fuegos del norte, nos echamos las manos a la cabeza, pero llevamos décadas de maltrato ciudadano, de egoísmo de especie y de pésima gestión política.
  • Muy fan de... Raquel Martos Raquel Martos

    Los pirómanos sin cerillas

    Existe otro tipo de pirómanos. Estos no queman bosques, pero abrasan el día a día del personal.
  • La Mirada Internacional

    Impaciencia Electoral

    El periodista Fernando Berlín analiza qué opina la prensa internacional sobre la gestión que el Gobierno de España está haciendo del conflicto en Cataluña.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre