X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




@cibermonfi

Centroizquierda

Publicada 02/03/2016 a las 06:00 Actualizada 01/03/2016 a las 22:00    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 28

Pedro Sánchez se ha presentado a la investidura para la Presidencia del Gobierno sin que el PSOE fuera la primera minoría en los comicios del pasado 20 de diciembre, ni tener garantizados con acuerdos posteriores los votos necesarios para conseguirlo. Me parece meritorio: este ejercicio debería contribuir a europeizar –en el buen sentido de la palabra– nuestra democracia, que, en contra de lo que cree mucha gente, es parlamentaria y no presidencialista.

En las democracias parlamentarias, preside el Ejecutivo aquel que obtiene en el hemiciclo más votos positivos que negativos; no lo hace de oficio la primera minoría electoral (el PP en la actual situación española). Las negociaciones de dos, tres o cuatro fuerzas, los intentos fallidos de investidura y, cuando el barco llega a buen puerto, los gobiernos de coalición, son moneda corriente en Europa. Es bueno que la democracia española, demasiado acostumbrada a mayorías rotundas y hasta autoritarias, a investiduras bien amarradas, a liderazgos indiscutibles, vaya conociendo esa dosis de incertidumbre razonable que conlleva una correcta expresión de la pluralidad ciudadana.

Sánchez ha llegado a esta situación bailando la yenka: izquierda, izquierda; derecha, derecha; delante, detrás; un, dos, tres. Es normal que mucha gente se haya mareado y que incluso alguna se haya cabreado. No obstante, el otro día, al justificar su acuerdo con Ciudadanos, tuvo un momento de manifiesta sinceridad: el PSOE, dijo, es un partido de centroizquierda y es normal que se entienda con uno de centroderecha. No puedo estar más de acuerdo: el PSOE que refundara Felipe González es un partido de centroizquierda, un partido que ni borracho pone en cuestión lo esencial del sistema capitalista.

El centre-gauche fue la principal fuerza ideológica y política en la III República francesa (1870-1940). En lo político era laico y republicano; en lo social y económico, inequívocamente burgués. Defendía las libertades: las de asociación, expresión y costumbres, pero, sobre todo, la de hacer negocios. Protagonizó sonados escándalos financieros como el del Canal de Panamá y el affaire Stavisky. En su última etapa estaba encarnado en el llamado Partido Radical.

El Partido Socialista de Jean Jaurès emergió a comienzos del siglo XX porque el centre-gauche no colmaba, ni de lejos, las aspiraciones de las clases trabajadoras francesas. Los socialistas de Jaurès se situaron desacomplejadamente a la izquierda, y, luego, tras la Revolución Rusa, vieron como parte de los suyos se escindían, formaban el Partido Comunista y ocupaban el espacio de la extrema izquierda.

Siempre he pensado que el PSOE felipista tiene más parentesco con los partidos radicales europeos de las primeras décadas del siglo XX que con los que fundaran Jaurès y Pablo Iglesias. Es indudablemente progresista en cuestión de libertades, derechos civiles e igualdad de géneros, pero institucionalista respecto al sistema político (monarquía, Constitución del 78, unidad tradicional de España) y muy comprensivo con los intereses de los grandes banqueros y empresarios. Si se piensa bien, el Zapatero del matrimonio gay y el indulto al banquero Alfredo Sáenz era todo un modelo de político radical.

Me parece necesario que exista una fuerza así en nuestra democracia, como me alegra que Ciudadanos se haya decidido a ocupar ese espacio de centroderecha que el PP suele abandonar cuando obtiene mayoría absoluta y se entrega sin tapujos al neofranquismo de cuello blanco. Ahora bien, lo que no me parece de recibo es que mis amigos del PSOE se pongan como una hidra cuando otra fuerza aspira a ocupar el espacio de izquierda que ellos llevan cuatro décadas dejando desierto. Hablo de la izquierda sin prefijos, sufijos o adjetivos.

Francamente, no encuentro saludable esa vocación de monopolio, esa aspiración glotona a ser el partido único desde el centro a la extrema izquierda, tan semejante a la del grupo Prisa en lo periodístico y cultural. El progresismo español es mucho más amplio y plural: si ustedes no satisfacen los intereses de algunos de sus componentes, no se enfaden tanto si otros intentan hacerlo.

Dicho lo cual, Sánchez tiene razón cuando afirma que es natural que el centroizquierda pacte con el centroderecha. Aunque tampoco debiera estarle prohibido que lo hiciera con la izquierda, máxime cuando así obtendría más votos para la investidura. ¿O es que sí lo está?


Hazte socio de infolibre



19 Comentarios
  • Rasec Rasec 10/03/16 20:53

    Lo socialdemocracia no era necesaria para parar a la Unión Sovietica para eso bastab con Stalin, antes de que adquirieran furza los alemanes del este se jugaban la vida para pasar al este. No creo que hoy día alguien pretenda justificar las barbaridades hechas en la URSS durante el comunismo, yo desde luego me quedo con la socialdemocracia antes que con el stalinismo. Ya antes de la II Guerra Mundial escritores laboristas de la talla de Bertrand Russell y George Orwell habían puesto de manifiesto los riesgos de Leninismo para la libertad humana.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    0

    • Jose Maria da Poza Jose Maria da Poza 10/03/16 23:08

      Para nada defiendo el régimen comunista de la Unión Soviética, ni el Leninismo ni el Stalinismo. Pero usted no se jacte de socialdemócrata y para ello cite a un filósofo pacifista de influencia hegeliana, partidario del socialismo libertario o anarquismo y un periodista y escritor que lucho en la guerra civil con el POUM y que acabo definiéndose troskista. Mire usted yo me conformaría con que el Pose fuese socialdemócrata y no socialliberal. Y si, Sr. Rasec, la Socialdemocracia fue el gestor del Pacto Social que, tras la Segunda Guerra Mundial, con el Plan Marshal de los EE.UU., el Capitalismo utilizó para contrarrestar la influencia soviética, desarrollando el Estado de Bienestar en la Europa Occidental. Ese Sistema Capitalista que ahora, tras la caída del muro de Berlin, comenzó el desmantelamiento del Estado de Bienestar con la complicidad de la socialdemocracia convertida en la tercera via, el socilalismoliberal que ahora Pedro Sanchez define como transversalidad o mestizaje, para justificar el pacto con la derecha neoliberal.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      0

      • Rasec Rasec 11/03/16 11:50

        La socialdemocracia es muy anterior a la II Guerra Mundial, despues de ella es cuando se aplicaria en la construcción del estado de bienestar siguiendo a Keynes. Pero la Socialdemocracia ya exixtia desde 1848, un socialismo moderado que pretende alcanzar el estado de bienestar paulatinamente sin destruir en capitalismo. Europa se lleno de partidos socialdemocratas SPD, PSOE... con incontables lideres. En inglaterra se integraría dentro del Laborismo. Y lo siento, las teorias cospiranoicas no es lo mio.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • Jose Maria da Poza Jose Maria da Poza 11/03/16 13:30

          No se a que teorías cospiranoicas se refiere usted, pero si lo suyo es defender el carácter socialdemócrata del Psoe actual en base a la evolución histórica del Socialismo debe ser mas riguroso, pues mas allá de la aparición del término “socialdemócrata”, como dice usted en 1948, se trata de su aplicación práctica como ideología política, hecho que se produce al final de la segunda Guerra Mundial cuando los partidos socialistas abandonan el marxismo y se plantean como objetivo político la consecución del Estado de Bienestar y el Pacto Social, dentro del marco de una economía capitalista. Esto sucedió concretamente a partir de 1959, tras el congreso de los socialdemócratas alemanes de Bad Godesberg, al que siguieron otros partidos del centro y norte de Europa, mientras que los del sur no renunciaron a alcanzar el socialismo. El Psoe no lo haría hasta 1979 tras los fuertes debates del XXVIII congreso, que supusieron la dimisión de Felipe González y la celebración posterior de un Congreso Extraordinario. La posición política del Psoe actual, ni siquiera se enmarca en los planteamientos socialdemócratas y al igual que les sucedió a sus homólgos de centroeuropa, sucumbe ante el neoliberalismo y contribuye al desmantelamiento del Estado del Bienestar, esto los llevó en muchos casos a cogobernar con la derecha y a hundirse hasta prácticamente desaparecer, el último caso el de Irlanda que se hundió electoralmente tras cinco años de gobierno con la derecha, aplicando las políticas de austeridad neoliberales.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

  • Rasec Rasec 10/03/16 12:54

    Me parece muy interesante e ilustrador del origen del socialismo moderado. Lo que hecho de menos es que no aporte el momento histórico de la socialdemocracia en los años posteriores a la II Guerra Mundial. No comprendo que no indique la importancia de la socialdemocracia en la creación del estado del bienestar en Europa con lideres como Willy Brandt uno de los artífices del milagro Aleman o de Olof Palme diseñador de esa sociedad llamada Suecia y, para poner una nota de actualidad, Bernie Sanders que estos días compite con Hillary Clinton por la nominacion democrata. No es malo que sepa el mundo que la socialdemocracia ha sido la creadora del estado de bienestar, el comunismo a dado sociedades bastante más injustas y faltas de libertad.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Jose Maria da Poza Jose Maria da Poza 10/03/16 19:49

      No es que sea un estudioso, si fui un militante sindical en la clandestinidad, preocupado por conocer la historia del movimiento obrero y por ser protagonista de la construcción del nuevo movimiento obrero español y le aseguro que hasta 1975, no conocí a ningún miembro de UGT, ni en las luchas en las fabricas, ni en la cárcel, en la que estuve durante un año, encontré a ningún dirigente de este sindicato. Le aconsejo que se informe bien y comprobará que la mayoría de estudios históricos afirman que tras la guerra civil, la desarticulación de la UGT y la CNT ,la muerte y encarcelamiento de muchos de sus dirigentes, hzo que estos sindicatos tuvieran una escasa intervención en la España Franquista. En la transición la UGT era prácticamente inexistente por lo que, ante el temor de que la importante implantación de CC.OO se tradujese en un apoyo electoral al PCE, acudieron en ayuda de UGT los sindicatos alemanes y la Internacional Socialista, organización que estaba por aquel entonces apadrinando y asesorando en España la implantación del PSOE. Como resultado de todo ello, el sindicato socialista resurgió rápidamente en la vida social y laboral del país. Pero, además de medios económicos y materiales, necesitaba recursos humanos de calidad, para lo cual realiza una especie de opa hostil sobre el excelente cuadro de dirigentes del sindicato USO, consiguiendo comprar para sus filas varios de los más brillantes y carismáticos sindicalistas de esta central sindical. Por lo tanto, igual que tras la segunda guerra, el SISTEMA se inventa la socialdemocracia como freno al comunismo de la URRSS, en España, los poderes fácticos, maniobran para reequilibrar las posiciones sindicales, la recién fundada CEOE, las fuerzas que pilotaban la transición, unidas a las reticencias del aún poderoso bunker franquista, iniciaron una discreta pero efectiva campaña de ayuda a UGT para contrarrestar la importante ventaja de CCOO y evitar que influyera en el crecimiento y poder del PCE. Por desgracia otra vez el Psoe se está impidiendo la posibilidad de un cambio de progreso, prefiriendo un pacto con la derecha conservadora que con las fuerzas de la izquierda y del cambio.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • Rasec Rasec 10/03/16 20:34

        Ciertamente durante los 40 y 50 no hubo mucha acción en las fabricas, la UGT en la más pura clandestinidad empleaba practicamente sus recursos en atender a sus presos. Y ahí tiene la vida de algunos de sus militantes como Nicolás Redondo (encarcelado en 1945 por primera vez) Ramón Rubial que en los 40 trabajo como exclavo para Babcock & Wilcox y preso un montón de veces y otros muchos más que mantuvieron el sindicato durante los años más duros hasta que en 1960 que apareceria CCOO ligada al PCE a partir de sindicatos católicos.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • Jose Maria da Poza Jose Maria da Poza 09/03/16 21:08

    Se me olvidó agradecer el artículo por su objetividad que contrasta con la parcialidad de otros

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • pescador pescador 06/03/16 19:59

    Estupendo articulo en el que se retrata bastante bien el comportamiento de los partidos, pero tendriamos que preguntarnos que los partidos los conforman las personas y por lo tanto los ultimos responsables somos las personas, otra cosa es queseamos lo que decimos, por ejemplo cuando algunos afirman ser de derecha le pregunto que es ser de derecha.....dificilmente sabe explicarlo salve que le preguntes a Emilio Botin, Amancio Ortega, Hermanas K. etc. estos si que lo saben y por la izquierda a los mas jovenes poco mas de que tienen un carnet y esto se debe a que desconocen los sacrificios y el alto precio que pagamos sus mayores para alcansar estos derechos que con su pasotismo cada dia estamos perdiendos, asi que o espabilais o cuando se acaben los viejos que con nuestras cada vez mas raquiticas pensiones suplementamos vuestros mini sueldo sera tarde.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • mirar adelante mirar adelante 03/03/16 17:39

    Supuesto el centro izquierda del Psoe, el centro derecha de Ciudadano y la derecha del PP mas PNV, DyL y alguno suelto,, suman 18 millones de votos, ¿ que queda a la izquierda del Psoe ?. Pues 6 ó 7 millones. Entonces vivimos una sociedad que acepta el sistema de mercado, mas ó menos "libre" en su mayoria social. El que tiene prohibido pactar con el Psoe, es la propia "izquierda". Repasemos la historia de los ultimos 85 años.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • jose alfredo jose alfredo 03/03/16 01:11

    Señor Valenzuela: ¿Conoce usted un modelo que funcione mejor que el sistema capitalista? Le pregunto para que me ilustre, ya que soy un jubilado sin estudios universitarios, y que trabajó durante más de 43 años, y desde el primer día (año 1966) luchó por los derechos de los trabajadores desde la ugt. Ya le vale de tanta verborrea izquierdista, que en la práctica solo sirve para que gobierne la derecha.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    0

    • Jose Maria da Poza Jose Maria da Poza 09/03/16 20:55

      Tu no pudiste luchar desde el primer día del año 1966 desde la ugt porque, sencillamente la ugt despues del 36 estuvo de vacaciones y no volvió hasta 1976 y te aseguro que en aquel entonces parecia de extrema izquierda, republicana, contra la reforma política y a favor de la ruptura. No en vano tenía como misión encargada por la socialdemocracia alemana y la cia americana, junto a su partido hermano el psoe, contratrestar la fuerza del pce.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • Rasec Rasec 10/03/16 12:42

        Me parece que desconoce totalmente la historia del movimiento obrero, la UGT, aunque celebrara sus congresos en Toulouse, tenía actividad dentro de España, el mismo Nicolás Redondo fue detenido muchas veces, la primera en 1945 (cuando las cosas estaban muy duras) y fue desterrado a Las Hurdes, durante los años 40 y 50, los más duros del franquismo, fue el pricipal sindicato del interior hasta que en 1960 fueron creadas, por el PCE, CCOO que fueron adquiriendo más importancia.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

    • mirar adelante mirar adelante 03/03/16 17:43

      ¡ Cuanto sabemos los abuelos, nos ha enseñado mas la vida que las letras !. Lo que ahora pasa con la "izquierda " es lo mismo desde hace 100 años de la Revolucion Sovietica. Siempre hay alguin mas a la izquierda que rechaza todo a su derecha. A veces dan la vuelta al circulo y nos aparacen por la extrema derecha, mas o menos lo mismo segun se reze o no.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • svara svara 03/03/16 00:19

    Muy buen articulo. A la cuestión Planteada, yo digo abiertamente que le esta prohibido al PSOE pactar con la Izquierda: "ni borrachos niegan el capitalismo", mas bien se han acomodado en el, y algunos ¡de qué manera!. Al margen, personalmente sería mas partidario de un PSOE con una política económica mas escorada a lo social. Hoy en España se necesita paliar las fuertes desigualdades que la política del PP (en eterna crisis por conveniencia de las élites para las que gobiernan) ha generado en nuestro país.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Lunilla Lunilla 02/03/16 22:22

    Estimado Javier Valenzuela , es que la coaliciòn no existia - no era tal- mas bien se pretendia una absorciòn,  ( mas bien succiòn).   Molete.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • vinicius vinicius 02/03/16 21:13

    Han perdido 6 millones de votos desde el 2008 y todavía le echan la culpa a podemos. No hacen ni un mínimo de autocrítica.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • cepeda cepeda 02/03/16 18:22

    Es que eso es la socialdemocracia, que junto a los democristianos inició la integración europea... un partido que está a favor de la economía SOCIAL y de mercado... mientras que todo lo que estaba a su izquierda... desde los comunistas en sus distintas ramas... estaba a favor de la economía centralmente planificada.... El PSOE puede decir claramente cual es el modelo económico que defiende... la economía social y de mercado. Podemos criticarlos por muchas cosas, por lo que se quiera, pero no porque no tengan claro cual es el modelo económico que defienden aquí y en el resto de la UE. Ahora bien, cuál es el modelo alternativo de podemos y de los demás que están a su izquierda?. Llevo meses pidiendo que me lo cuenten... y no hay manera.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • PEDRO J. PEDRO J. 02/03/16 20:17

      Es legitimo que el PSOE defienda una economía social y de mercado. Faltaria mas... Ese es el modelo vigente en Europa y en gran parte del mundo. El problema radica en que una definición no nos habla de todo lo que incluye: Economía social y de mercado es también la de Francia, Alemania, países nórdicos.... Pero en esos países (también hay diferencias entre ellos) el papel del Estado es muy diferente al nuestro. La presión fiscal (ingresos públicos) es muy diferente a la nuestra. El llamado estado del bienestar es muy distinto al nuestro.... ¿Comprende ahora la cuestión? No se trata de cambiar la economía social y de mercado por otra. No. De lo que se trata es de acentuar lo de SOCIAL para no quedar a merced del MERCADO

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0



Lo más...
 
Opinión
  • Desde la tramoya Luis Arroyo Luis Arroyo

    En el lugar de Rajoy

    No, el presidente jamás recibió "sobresueldos", sino "complementos" salariales. Que alguien explique cuál es la diferencia, aunque es obvio que un sobresueldo es muy feo y un complemento es bonito.
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    Trump no es gallego como Rajoy

    Rajoy es gallego, un título nobiliario fuera del alcance del presidente de EEUU. Consiste en parecer que no se hace cuando no se deja títere con cabeza.
  • Buzón de Voz Jesús Maraña Jesús Maraña

    Rajoy: testigo con cargos

    El presidente dejó sin respuesta cuestiones principales de la Gürtel, soltó lastre en las espaldas de Esperanza Aguirre y abrió también algún que otro enigma que podría traer cola.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre