X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Verso Libre

Los oficios más jóvenes del mundo

Publicada 24/04/2016 a las 06:00 Actualizada 24/04/2016 a las 11:26    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 51

Es inevitable vivir estos días con una situación de tristeza y de cansancio. La crisis económica, que es sin duda la más dura para la vida de una sociedad, está acompañada por una crisis ética muy grave y por una crisis política que se mueve entre la impotencia y la desorientación. Lo que parecía ser un tiempo de cambio puede desembocar en la grisura de unos años de plomo.

¿Es posible crear ilusiones duraderas atendiendo a uno solo de los factores de esta tristeza? Por detrás de la manipulación de las cifras, de las actitudes electoralistas y de los juegos con el déficit, la economía gobernada por los rumbos de la desigualdad sigue ahí. Se llama salida de la crisis a la perpetuación de una lógica que ha quebrado en España los modestos dispositivos de amparo social que se conquistaron a lo largo de la Transición. La ley del más fuerte suele dar buenos resultados para los fuertes, y esos resultados se confunden con una reactivación económica colectiva.

La crisis sigue ahí. Por eso una llamada al cambio ético y político no es asumible sin un proyecto que suponga de forma rotunda la transformación de la economía. Suenan a hueco las llamadas a la honradez y a las nuevas maneras, si no hay una apuesta por la lógica de la igualdad a la hora de pensar en la fiscalidad, la inversión pública y el cuidado de los amparos sociales.

Esto, claro, no significa que no tenga peso la corrupción en los sentimientos de tristeza y de cansancio. Aunque los escándalos sean tan frecuentes y ruidosos que puedan convertirse en costumbre, por debajo de la rutina queda una sensación de desaliento grave, como de respiración infectada, de gente obligada a vivir en el cieno. Y todo vuelve a mezclarse. Sería un error situar sólo el problema en la falta de ética individual, porque el espectáculo demuestra que es el sistema político y económico el que sostiene la lógica de la corrupción. Los paraísos fiscales son permitidos porque a las naciones les conviene que regrese en blanco el dinero que salió de ellas en negro. Nadie va a tomar medidas serias contra el chanchullo y el delito económico si no está convencido de que la tarea última de la economía y la política es la igualdad.

¿Hay autoridad ética para llegar a acuerdos políticos que propongan como discurso social la igualdad? La necesidad está ahí, desde luego. La crisis económica ha iluminado también un estado de cosas grave. La raíz de la sociedad son los oficios, porque el trabajo es el primer ámbito de compromiso y la principal energía a la hora de crear conciencia cívica. El maltrato no sólo se ha dado en el desprecio público a los funcionarios, con especial agresión a los médicos y profesores que trabajan para el Estado, sino también en el sometimiento a intereses corporativos o especulativos de oficios tan importantes como el de juez o el de periodista. ¿Es posible aquí la independencia?

La respuesta es que sí, que es posible, porque lo han demostrado casos singulares de jueces que actuaron con independencia frente al sectarismo político y periodistas que buscan la veracidad más allá de la lógica de los bancos y de los grandes inversores. Es importante, desde luego, esta actitud personal, esta vocación que convierte los viejos oficios en los oficios más jóvenes del mundo, en vocaciones que siguen creyendo en su razón de ser, en su trabajo como ámbito de compromiso cívico. Ahí está la profesora que se siente responsable de sus alumnos, el médico que respeta la dignidad de los enfermos, el albañil que no admite una chapuza o la funcionaria que no atiende a la gente en las ventanillas como si estuviese tratando con animales. Ahí están.

Pero la vocación y el oficio individual son sólo una alternativa individual. La sensación de orfandad es inevitable si las energías individuales no se ven amparadas en un discurso colectivo, es decir, en una apuesta política con autoridad, más allá del espectáculo de las coyunturas que acaban siempre desmintiéndose a sí mismas. Esta tristeza de las negociaciones fracasadas no tiene que ver con la incertidumbre, sino con el desamparo de los huérfanos.

Durante años se ha impuesto la idea del descrédito de la política, del todos son iguales, del se dedican a trepar en los partidos los que no tienen oficio ni beneficio. Una dinámica muy grave que desemboca en la indignación y después en los fuegos de artificio o en los estallidos irracionales. Pero la tristeza es otra cosa, tiene que ver con la orfandad, con el desamparo que siente la persona convencida de que la política es importante, mientras comprueba que la política no está a la altura. Más que soberbias, miedos o mezquindades, necesitamos una ilusión política que dé amparo y sentido a los oficios más jóvenes del mundo. Somos los más partidarios de la política los que empezamos a sentir que los políticos no están a la altura. Y eso es triste.
EL AUTOR
Relacionados


Hazte socio de infolibre



32 Comentarios
  • Rosales Rosales 25/04/16 12:19

    Mientras tengamos poetas como Vd. D. Luis, tendremos ilusión política y no cejaremos en el empeño por cambiar las cosas de VERDAD, GRACIAS compañeros/as ( Bacante, Itnas, Folgo, Paco Arbillaga, Laguncar, Carmen47, Macrons, Gusalo, Damas, El analista de Marylin. bidebi, Rafael Maria, en fín todos/as, Juntos si Podemos. Salud y Republica.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • gusalo gusalo 25/04/16 20:38

      Gracias, Rosales, por ponerme en compañía tan confortable. ¡Ah! Y gracias por la pregunta que originó la respuesta de Macrons (comº 34). Uno se siente aquí como en un aula con varios profesores. Un saludo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Folgo Folgo 25/04/16 02:57

    Te felicito Luis por explicar con un lenguaje hermoso el por qué de la política, para qué y a favor de quienes. La gran mayoría de l@s lectoras/es coinciden y han efectuado interesantes aportaciones a tu escrito. Pido disculpas por hablar de mi, pero lo cierto es que la noche del 20D, yo, que ya tengo más de una edad y he votado en todas las elecciones, sentí por primera vez una alegría inmensa ante el resultado electoral. Por primera vez después de tantas edades el partido al que voté había obtenido un excelente resultado. Y días después, cuando escuché que Pedro Sánchez viajó a Portugal, y que el traslado no fue ppara visitar fátima y rezar ante su ppresunta Virgen, jo, tí@s, me sentí henchido de gozo y satisfacción, aquello era como jugar al póker y ganar. He de reconocer que la ilusión por el viaje a Lisboa se debió a un ataque de ingenuidad por mi parte, por confiar en que después de su campaña, su programa y del batacazo electoral, Pedro Sánchez podría convertirse en el primer candidato de su partido en disposición de gobernar respetando sus promesas y el mandato electoral de sus votantes. Mucho se ha avanzado por el cambio del sistema, y queda mucho camino por delante hasta conseguir un sistema democrático en donde " la tarea última de la economía y la política es la igualdad", por utilizar tus palabras. Hay gobiernos progresistas en bastantes capitales, en comunidades autónomas. En muchos territorios hemos obtenido muy buenos resultados, que son susceptibles de mejorar si se consigue la coalición electoral... en fin, ¡Ánimo! A los políticos que no están a la altura les hablamos por tierra, mar y aire, y si hace falta, les chillamos hasta que nos oigan desde su bajura. Y, precísamente, los más partidarios de la política son los que deben estar en primera fila con el resto de la gente. Jó, disculpas por el rollo, que me he embalado. Salud.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 25/04/16 10:45

      Nosotros acudimos a votar como el que acude  a una fiesta; con una sonrisa que se nos escapaba del rostro, alegres (y cantarines). Recuerdo que los responsables de la mesa también se echaron a reír, ¡contagiåbamos! Por primera vez, votábamos con ganas, con ilusión y con convencimiento. Y, como dice no sé qué canción: "así seguiré, nunca cambiaré"... Por lo menos, no nos arrebatarån la esperanza. Y, si, claro que Podemos. 

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • paco arbillaga paco arbillaga 25/04/16 13:13

        «Y, si, claro que Podemos.» Es indudable que entre los trabajadores y los consumidores (que somos todos) podemos con todo. Pero ¿queremos?

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

    • itnas itnas 25/04/16 09:52

      Enhorabuena por su 'rollo' 'Folgo', mi deseos más cordiales para Ud., 'Rosales' y 'laguncar'. Si bien motivos hay para la desesperanza, la naturaleza humana es indomable, me refiero a la auténtica naturaleza humana en su conjunto. Se trata de 'empujar' como saben Uds. mejor que yo, y en ello estamos. Tengan Uds. un muy buen día.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • Folgo Folgo 25/04/16 16:18

        Gracias por sus cariñosos deseos, itnas. Cada día siento más satisafcción por entrar en infoLibre. Gracias a este periódico conozco las noticias, opiniones, estudios de muchas materias distintas... Cada vez que leo un documento, pulso la tecla 'fin' para seguir aprendiendo y disfrutando con vuestros comentarios. Vuestras aportaciones representan uno de los alicientes para valorar tan positivamente la labor de infoLibre. Con permiso de Rosales, me llevo a PPanamá la relación de lectores con los que más aprendo y disfruto. Gracias Rosales, Bacante, Itnas, Paco Arbillaga, Laguncar, Carmen47, Macrons, Gusalo, Damas, El analista de Marylin. bidebi, Rafael Maria, en fín todos/as, Juntos si Podemos. Salud y Republica. /// Hoy hemos conocido un manifiesto titulado “Por la confluencia política y electoral de las fuerzas del cambio en el Estado español”. Se admiten más firmas y adhesiones. Tengo la convicción de que muchos votantes del PSOE el 20D disienten del pacto firmado Sánchez-Rivera. ¿Quién dice que muchos (más o menos) voten a esa coalición que propone el manifiesto. ¡¡¡Salud y República!!!

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • Carmen47 Carmen47 24/04/16 22:24

    Le felicito por este canto a la tristeza inevitable y justificada. ¡Qué pena, que no sepan ponerse de acuerdo! ¡Qué miopes, digo yo. El discurso colectivo último debe estar presidido por la lucha contra la desigualdad. Y a los que les ha tocado vivir este momento -que han tenido la oportunidad de morir o salvarse en el intento- han elegido no hacerlo. Me temo que por malas razones. Así es y así ha sido (como diría Vonegut). Salud, Sr. García Montero, siempre lo celebro.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • gusalo gusalo 24/04/16 21:18

    Como casi siempre, profesor, de acuerdo con el contenido del artículo.    ¶   Me quedan grabados sobre todo los tres últimos párrafos, cuando se responde que sí es posible la independencia en los oficios de especial incidencia social, que además es necesario “ampararla colectivamente” con unos políticos a la altura.    ¶    Me adhiero también a los elogios de varios comentaristas anteriores (Macrons, Bacante, etc.)   Y, naturalmente, gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • manuel ralo manuel ralo 24/04/16 17:45

    “Sería un error situar sólo el problema en la falta de ética individual, porque el espectáculo demuestra que es el sistema político y económico el que sostiene la lógica de la corrupción”. Estimado Luis: El sistema es gente. Si es que se puede hablar de responsabilidades, serán de la gente. Votantes de PP, de PSOE, de Convergencia y de tantos otros que se muestran insensibles a la lluvia de heces y vuelven a darles su voto cuando no han hecho limpieza en casa, ni piensan hacerla. Mucha gente que no utiliza adecuadamente el escuálido poder sancionador del voto. Son mis impresentables e hipócritas vecinos quienes enmierdan la vida social. Algunos de ellos trepan en los partidos para seguir haciéndolo más a su gusto. Otros los toleran y otros más los emulan a pequeña escala. Este país podría no apestar, pero lo hace.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • itnas itnas 24/04/16 12:53

    Comienzo no deseando creer que (#1) la política es un reflejo de la estructura del Estado (vale) y la sociedad (no, por favor). Leí hace tiempo, 12/05/2015, en este medio 'Algunas reflexiones sobre el sistema político actual', en donde en lugar de 'abajo hacia arriba' pudiera considerarse el 'desde arriba hacia abajo' cuando examinamos lo que sucede a nuestro alrededor. Es decir, al Estado se le impone una estructura (neoliberal) y ésta permeabiliza el tejido social. Así, una consecuencia es, siguiendo el excelente comentario de 'Rafael María', que desde el poder se nos machaque inmisericordemente en orden a conseguir 'falta de consciencia que nos impide organizarnos para tener un gobierno que impulse la evolución que responda a las verdaderas necesidades de la gente'. Sin embargo, la esperanza es que, como señala 'Macrons', la solución venga por individualizar los 'garbanzos negros' y separarlos de la estructura de poder. En otras palabras, creo y espero que al no ser un colectivo amplio (como podría serlo 'la sociedad') el responsable de este desaguisado neoliberal, 'la hegemonía de una mayoría para la renovación y la justicia será posible cuando elevemos nuestras consciencias personales y en red', citando nuevamente a 'Rafael María'. Por supuesto que se puede mediante la educación, el atento examen y la honradez intelectual.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • paco arbillaga paco arbillaga 24/04/16 11:51

    Si hay elecciones ¿se deberían presentar los mismos candidatos, o sea, quienes han sido incapaces de ponerse de acuerdo para formar Gobierno. ¿Con los mismos candidatos de diciembre, que nos van a proponer más o menos lo mimo que entonces, se nos puede ilusionar? Además no sería extraño que el próximo resultado electoral sea bastante parecido al ya habido y si así fuera, estaríamos en las mismas. «Necesitamos una ilusión política», nos dice Luis. Con estas perspectivas, ¿cómo nos van a ilusionar los políticos?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 24/04/16 15:16

      Digo yo que a lo mejor las izquierdas en bloque sí ilusionen a muchos. 

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • paco arbillaga paco arbillaga 24/04/16 16:46

        ¡Ya me gustaría saber dónde está el bloque de izquierdas para ilusionarme!

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • bidebi bidebi 24/04/16 11:15

    Solo desde la individualidad no es posible el cambio. De la misma forma que no existe la independencia viviendo en el sistema. Todos dependemos de él. Hasta el punto que somos sus criaturas. Somos como somos porque hemos sido creados así. El egoísmo de nacimiento de todos los seres vivos por necesidad de supervivencia, es utilizado por el sistema económico actual para promocionarlo, aumentarlo al máximo, para su propio beneficio. Los políticos son así porque la sociedad es así, son nuestro reflejo. Como así son los partidos, los jueces, los policías, etc. Etc. ¿Que hay excepciones honrosas?, Claro, excepciones que no tienen efecto. ¿Decir no al jefe?, ¿y quién se atreve?. Nuestras coartadas, nuestras justificaciones para decir siempre sí están ahí. Nuestros hijos, mantener a la familia. Solamente tres ejemplos colectivos. Uno podría ser el SÍ del PCE en los setenta a la monarquía, a la bandera y al régimen. Otro podría ser la “adaptación” del movimiento Podemos a la realidad española o las disculpas de Iglesias por decir la verdad sobre un periodismo vendido. Y quizás otro ejemplo sería gente como García Montero que en defensa de sus ideas y de su dignidad escribe en un medio digital minoritario al que solamente accede muy poca gente porque en los medios mayoritarios propiedad del sistema estaría vetado. O sea, puede existir la dignidad personal, pero esa dignidad tiene escaso eco y trascendencia. Solamente cuando a la gente el sistema le toca su bolsillo pueden salir cosas como Podemos. Cuando existe cierto bienestar ficticio, el PCE, único partido enfrentado al fascismo, dice SÍ a todo y se convierte en irrelevante.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 24/04/16 15:09

      Bidebi, no tengo la seguridad de que "ellos y ellas" nos representen porque sí que tengo otra seguridad: los peores, los psicopatillas, los sin escrúpulos ocupan SIEMPRE el verdadero poder e impregnan y contagian, con los medios a su servicio, con la policía a su servicio, los Ministerios, bla, bla, bla. El mal se contagia como las bacterias y hay que comer y sobrevivir. Somos egoístas y cobardes, pero nos hemos dejado convencer de demasiados supuestos. Ahora hemos caído  del guindo y hemos comprobado que no se les puede dejar de vigilar férreamente. Usted ha visto manifestaciones, protestas, mareas verdes y blancas y la reacción brutal de nuestro gobierno. Multas, prisión, botes de goma, ojos tuertos, mossos torturadores, represión y leyes injustas. Yo no acuso a la gente que trabaja y pretende lo mejor para sus hijos y su entorno . Un saludo muy cordial. 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • mcn mcn 24/04/16 11:03

    Sobre este tema, el enfoque de Santos Juliá ofrece un poco de perspectiva histórica que puede transformar la tristeza por falta de una ilusión política, en la certeza de como va acabar todo esto... hrttp://elpais.com/elpais/2016/04/19/opinion/1461074480_036647.html

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 24/04/16 11:10

      Me dice que Safari no puede ncontrarlo porque la dirección no es válida. Gracias por el link, y ya lo encontraré. Un saludo. 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • jorgeplaza jorgeplaza 24/04/16 10:55

    Buenos deseos muy bien expresados, como corresponde a un buen literato y profesor de literatura, salvo la frase "a las naciones les conviene que regrese en blanco el dinero que salió de ellas en negro". ¡No, hombre, no! Aunque no sé muy bien qué es una nación, lo que conviene es que el dinero no salga en negro, no que vuelva blanqueado. Y un comentario al margen: una parte no desdeñable de la miseria actual del periodismo (miseria en sentido estricto y figurado) la tiene la cultura del "todo gratis" que ha supuesto la irrupción digital. Los periódicos podrían ser bastante más independientes si la gente pagara por leerlos. Como la gente puede leerlos gratis, la gente no paga y, en consecuencia, la gente no manda: manda quien pone anuncios o quien compra el periódico y, como no es negocio comprar un periódico arruinado, si lo compra lo hace con otros fines, generalmente propagandísticos, muy distintos a informar de manera objetiva. Llamo la atención sobre el hecho evidente de que una buena porción de los que defienden (y ponen en práctica) lo del "todo gratis", estos muchachos colgados todo el día del ordenador o del móvil, se consideran a sí mismos gente muy de izquierdas y nutren el voto de confluencias, mareas, en comunes y primeras personas del plural del presente de indicativo del verbo poder, que tanto éxito electoral están teniendo. ¿Paradojas o falsa conciencia?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 13 Respuestas

    0

    0

    • gusalo gusalo 24/04/16 21:21

      Me ha dejado usted perplejo. Resulta que me considero “muy de izquierdas” –digo que 'me considero', ¿eh?; no que lo sea–, uso muy poco y bastante mal el ordenador y, además, no uso móvil. En cambio, mi cuñado, que se considera 'de centro' (creo que vota al mismo partido que Tony Cantó), está siempre enganchado al móvil (creo que lo llama /aifón/) y además también prefiere que las cosas le salgan gratis (en eso sí coincidimos).     ¶     Dicho de otro modo: ¿Qué relación tiene  votar a las mareas o considerarse de izquierdas con estar colgado todo el día del móvil o del ordenador?

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 6 Respuestas

      0

      0

      • jorgeplaza jorgeplaza 25/04/16 15:21

        Estará usted de acuerdo en que el electorado y los simpatizantes de Podemos, en conjunto, están mucho más "digitalizados" que el elector promedio: entre otras cosas, por esa razón se hacen los plebiscitos internos de Podemos a través de Internet. Que haya casos individuales que contradigan ese hecho innegable no es más que un ejemplo de que la excepción confirma la regla. Y los fanáticos de lo digital (es una "encuesta" basada en la experiencia personal, pero no creo que me equivoque) son fanáticos del todo gratis, de las descargas piratas y de ese tipo de prácticas que tienen una buena parte de culpa en la precariedad económica actual de los medios de comunicación: de ahí mi acotación al margen al artículo del señor García Montero. Puede que no haya ninguna correlación entre ser de izquierdas y usar mucho el móvil, igual que puede no haberla entre ser de izquierdas de verdad y simpatizar con Podemos, pero hay innegablemente una correlación positiva clara entre ser de Podemos y estar muy "digitalizado": de ahí la estrategia de comunicación de los expertos en mercadotecnia que constituyen la cúpula de ese partido.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 5 Respuestas

        0

        0

        • laguncar laguncar 26/04/16 20:31

          Disculpa jorgeplaza, pero hacía tiempo que no escuchaba una "estadística" más absurda, y eso que las tenemos todos los días por los medios, tanto digitales como escritos. Por razones de "trabajo", que ya casi no me acuerdo de lo que es, hace muchos años que uso el ordenador e internet. Y ni uno ni otro son gratis. Cuando trabajaba, que ya me gustará poder seguir haciéndolo, en el café de la mañana o el menú del mediodía, tenía oportunidad de echar una ojeada a la prensa escrita, esta sí de gratis, en bares o restaurantes, porque ya hace tiempo que había decidido no comprar un periódico y usar ese gasto para algo mejor. De los que escribimos por aquí, somos unos cuantos votantes de Podemos y dada nuestra edad, no creo que entremos en esa estadística tuya tan particular de estar "muy digitalizados" y del todo gratis. Soy un ejemplo, sólo, de acuerdo, pero seguro que hay muchos más. En fin, no me extraña que a veces digas lo que dices.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

        • gusalo gusalo 25/04/16 20:31

          ¿Que están más “digitalizados”? Pues puede ser. Si usted lo ha comprobado, debe seguir creyéndolo un “hecho innegable”,  de donde yo no tengo por qué deducir estos otros dos:   ¶    1º) Están “colgados todo el día del ordenador o del móvil”; vamos, que son unos 'digitalodependientes' (que uno sepa escribir, por ejemplo, y tenga tendencia a comunicarse por escrito, no lo convierte en un maniaco de la tinta y el papel)   ¶    2º) Que la información sea gratis les gusta más que a los demás (es decir, más que a los votantes del Partido o del otro Partido o del nuevo Partido)   ¶   Es posible. Y es posible también que sean más jóvenes o más viejos o que les guste andar en bicicleta...También es posible que usted tienda a la generalización: Créame: a mí también me gusta nuestro Refranero; pero nunca entenderé eso de que “la excepción confirma la regla”.   ¶    En cuanto a la tendencia al 'pirateo', pues... no sé cómo decírselo: conozco tantas “excepciones a la regla”, que no sabría cuál es la regla... De todos modos, más que los 'piratas' en estos momentos me preocupa lo que se esconde por el Caribe.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          0

          • Bacante Bacante 25/04/16 22:43

            Jeje...

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

        • marasme marasme 25/04/16 16:04

          Disculpe pero los del "todo gratis" son más bien quienes utilizan la arquitectura financiera para evitar o/y evadir impuestos. La mayoría de los ciudadanos intenta que no los desangren. Hay desde luego una percepción muy subjetiva de lo que deben costar las cosas, pero hay cosas por las que, si no todos, muchos creemos que merecen pagarse impuestos: sanidad, educación, etc. y entrada: música, teatro y cultura en general. Pero para ello debemos tener sueldos dignos, y desde luego políticos y empresarios más honestos. 

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          0

          • Bacante Bacante 26/04/16 21:58

            Hay que distinguir entre chusma piojosa que huele a sudor y los señores de toda la vida. Éstos todo lo hacen con mucha clase . Seguro que también han cambiado el verbo robar por otro término sofisticadísimo, digno de ellos. Además, Internet vino  a joderlo. La información corriendo de mano en mano, qué vulgaridad, y los de las rastas y las coletas, opinando como los señores. La Democracia lo jodió desde el principio. El voto de un ignorante nunca valdrá como el del señor.  Y poca broma, hay gente que piensa así aün. 

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

    • Bacante Bacante 24/04/16 11:14

      Este medio, eldiario.es y Podemos echan por tierra sus teorías, que no quiero calificar. Ya sabe, venimos  calentitos de otros inútiles debates.  

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 5 Respuestas

      0

      0

      • jorgeplaza jorgeplaza 24/04/16 17:47

        No sé en qué me contradicen ni este medio, ni Eldiario.es (del que soy socio, por cierto). Los dos medios a que usted alude se han creado fundamentalmente a partir de la crisis de los tradicionales. Creo que, hoy por hoy, son más independientes que lo son aquellos (por eso soy socio) pero tengo serias dudas de que consigan ser viables a medio plazo porque adolecen del mismo problema que todos los demás: se pueden, en todo o en parte, leer gratis. En cuanto a lo que usted dice de la primera persona del plural del presente de indicativo del verbo poder, me confieso incapaz de entenderlo. La referencia de Santos Juliá es http://elpais.com/elpais/2016/04/19/opinion/1461074480_036647.html, pero no le va a gustar.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 4 Respuestas

        0

        0

        • itnas itnas 24/04/16 19:15

          Con el permiso de 'Bacante' y de Ud., le contesto a sus comentarios. Si no he entendido mal, propone 'leer gratis implica periódicos en manos de bancos (simplificando)' y 'una parte importante de los que leen gratis nutren a Podemos (simplificando)'. De esta última sentencia, me gustaría saber sus fuentes para concretarla. De la primera ciertamente es clara la paradoja o la falsa conciencia (supongo que en el sentido que Marx la definió) que Ud. señala, es decir, tenemos que gentes que leen gratis los periódicos en manos de bancos votan a Podemos. Dicho lo cual, imagino que los bancos no habrán considerado semejante efecto colateral indeseado, o quizás su argumento no es correcto? Finalmente, que 'estos muchachotes tecnológicos' tengan falsa conciencia, o lo que es lo mismo, que no sean consecuentes de su condición de clase, también me gustaría saber como puede demostrarse si es que es algo más que una opinión muy personal. Saludos.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          0

          • Bacante Bacante 24/04/16 19:45

            Itnas, cómo se lo agradezco . Me fatiga y extenúa este tipo de debates. 

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

        • Bacante Bacante 24/04/16 18:41

          Muy amable. Gracias. 

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          0

          • Damas Damas 24/04/16 21:16

            Yo leí este artículo en la edición en papel y casi, casi, me pone como una moto, le sitúo por si todavía no lo ha leído, supongo que la ubicación dentro del diario también se debe a algo, toda una página (la 16), la 2ª de OPINIÓN, a la derecha de la 15 la del editorial, firmado por "Santos Julia es historiador", Aparte de lo de antes de (una moto) no pongo aquí nada más, porque de alguna manera me parece una usurpación de este espacio entrar en ello.

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0



Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    La Internacional del Odio

    La mayoría de los atentados yihadistas en Europa los han cometido ciudadanos europeos. Las propuestas de cerrar las fronteras son inútiles. Es un hagamos algo porque no sabemos qué hacer. Son inútiles porque los terroristas no vienen de fuera, están dentro, han nacido aquí.
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    Sin garantías no hay democracia

    La democracia, compleja y resbaladiza como ella sola, puede nombrarse y apellidarse de muchas maneras, pero todas tienen un elemento común: la articulación de un sistema de poderes y contrapoderes que actúan como garantía.
  • Cobarde con causa Juan Herrera Juan Herrera

    El wéstern, género de Trump

    El día que Trump, Kim-Jong-un o Maduro no hacen un duelo de pistoleros tuiteros, en el telediario hay un sheriff corrupto o un juez prevaricador.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre