X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Nacido en los 50

Manos libres

Publicada 31/05/2016 a las 06:00 Actualizada 30/05/2016 a las 19:59    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 122

A juzgar por las reacciones de los responsables de las carteras de Justicia e Interior ante las declaraciones de la alcaldesa de Barcelona, parecería que a uno le gustaría que la cosa fuese a más, y al otro tener las manos libres para repartir a diestro y siniestro.

Ada Colau transmitió el sentir de un sector de los que viven en el barrio de Gràcia, que piden una respuesta ajustada de la policía a la hora de reprimir las manifestaciones que se están llevando a cabo en los últimos días. Tras condenar los actos de violencia de los manifestantes y expresar su confianza en los mossos d'esquadra, la alcaldesa pidió esa proporcionalidad en la represión de los hechos que demandaban los vecinos.

Una de dos: o los rivales políticos de la alcaldesa van a estar en contra de lo que haga o diga de forma sistemática o no entienden a los catalanes ni cuando les hablan en castellano.

A lo mejor ha llegado el tiempo de que los responsables políticos empiecen a estar también del lado de los ciudadanos y no sólo de las fuerzas represivas, del orden o de seguridad, llámense como se quiera.

Recuerdo unas declaraciones del entonces presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, que a mí me parecieron desafortunadas ante el escándalo que suscitó un vídeo en el que se veía una actuación desmedida de un policía contra una joven, y respondió que la actuación le parecía bien a pesar de no haber visto las imágenes. En la época de Cristina Cifuentes como Delegada del Gobierno en Madrid se cometieron todo tipo de excesos contra los ciudadanos. La policía llegó a cargar en el interior de la estación de Atocha de forma indiscriminada contra personas que esperaban en el andén y con una violencia injustificable, según reflejan imágenes que dieron la vuelta al mundo, y cobrando también de paso algunos periodistas que filmaban lo que ocurría.

Indefectiblemente y considerando al personal como si fuera ganado, no sólo no condenan lo ocurrido, sino que las autoridades, muchas veces, aplauden con un descaro impropio de este sistema democrático las acciones violentas y desmedidas de la policía cuando se producen.

En el documental No estamos solos que dirigió Pere Joan Ventura y que en breve estará colgado en la red, recogemos unas imágenes de la carga de la policía durante las Marchas de la Dignidad en marzo de 2014 en la plaza de Colón de Madrid, donde se congregaban miles de personas escuchando a la Solfónica. Media hora antes de que la concentración terminara, la policía entró golpeando a los que allí se encontraban y estuvo a punto de producirse una masacre ante la violenta provocación de las fuerzas del orden a pesar de que por la megafonía se les pedía calma y que no intervinieran hasta la hora fijada por la autoridad para el fin de la concentración, cuya disolución estaba prevista de forma organizada una vez que terminaran los actos programados.

De nada sirvió. Arremetieron contra los que allí se encontraban y las consecuencias de aquella carga coparon las portadas de todos los diarios e informativos de televisión que es lo que, al parecer, se buscaba, después de una jornada en la que destacaba sobre todo lo demás la paz, la tranquilidad y el aire festivo que había protagonizado la convocatoria en una muestra de civismo ejemplar, más aún teniendo en cuenta que en la marcha participaron cerca de dos millones de personas venidas de toda España, según los organizadores, cifra que la Delegación del Gobierno cifró en 50.000 y más tarde rebajó a 36.000.

Estos hechos pueden costarle el procesamiento a la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, responsable de la policía entonces, aunque el juzgado, con carácter preventivo, exige a los demandantes 48.000 euros antes de admitir la demanda, lo que deja a los ciudadanos en una situación de indefensión.

Proporcionalidad en sus intervenciones es lo mínimo exigible a esas fuerzas, pero además es lo que pregonan que hacen. Proporción en la actuación para evitar males mayores. Me parecería bien que lo pidiera la alcaldesa de mi pueblo.

Manos libres parece que reclaman los que velan por nuestra seguridad. No se les suele ver en las manifestaciones contra la ley del aborto empleándose tan a fondo. Claro que a lo mejor allí no son necesarios porque los manifestantes son gente de orden y están a favor de eso que ellos llaman el sistema, y que se asemeja al democrático, pero con demasiadas excepciones, y una de ellas es cerrar filas con la policía cuando se extralimita.

Digo yo que también podían cerrar filas los señores ministros con los cargos públicos, elegidos democráticamente, en este caso la alcaldesa de Barcelona, cuando piden a sus subordinados que se limiten a cumplir con su obligación.

Desafortunadas son, en este sentido, las declaraciones del ministro de Justicia, Rafael Catalá, al afirmar: “Cuando se alimentan ciertos movimientos te explotan en la cara”.

Aquí nos encontramos la expresión de un deseo inconsciente, lo que Freud llamaba un acto fallido. Al señor ministro le gustaría que tal cosa ocurriera y la da por hecha. Habría que recordarle también que el que alimentó la situación fue el que pagó el alquiler, pero ése no les vale para su guerra. La cuestión es que al adelantarse a los acontecimientos y prever el coste político que van a tener sobre la alcaldesa los disturbios de Gràcia, parece que están deseando que el barrio arda para que la detonación le borre la faz. ¿Piensan echar leña al fuego o actuarán con proporcionalidad? That is the question. Sobre todo si tenemos en cuenta que el modelo del ministro, señor Fernández Díaz, es el señor Cosidó, ya saben, su director general de la Policía, ése que se encarga de investigar con fondos públicos a diputados que no son de su cuerda, sin que medie orden judicial, para la publicación de dosieres difamatorios anónimos que son usados por sus afines mediáticos en una guerra sucia que les define. Cuando se utilizan métodos del crimen organizado se pierde credibilidad.

Ese Cosidó es el mismo que se dedica a descalificar en los medios de comunicación a sus rivales políticos de Podemos –que no tendrían que serlo, también a ellos se debe–, de los que dice que son un “peligro para nuestra democracia” y afirma sin cortarse un pelo: "Esta izquierda totalitaria defiende proyectos como el que ha representado ETA en nuestro país". Claro, con esas premisas es fácil entender que no hay proporcionalidad exigible contra los antisistema, carcoma de toda democracia. Sólo es viable el aplastamiento de los que quieren imponer el orden terrorista por la puerta de atrás.

También habría estado bien cierta proporcionalidad en el seno de la represión interna de la policía porque todos los funcionarios a los que se encargó investigar la Gürtel, la Púnica y sus ramificaciones, lo del ático de González y demás cuestiones "aisladas" que conforman un ejército de corruptos, han sido segregados y represaliados por hacer su trabajo.

Contra estas acciones internas de represión injusta de compañeros no protestan los mandos como cuando tienen la ocasión de hacerlo en público al hablar de las nuevas alcaldesas. Este tipo de policías que ven en personajes como su ministro un apoyo incondicional, y abominan de las nuevas fuerzas emergentes que parecen no gozar con la impunidad de sus cuadros, miran hacia un lado porque saben que allí está la luz del ascenso. También cuando se condecoran estatuas en actos de idolatría ajenos a la función pública con distintivos previstos para los que resultan heridos en acto de servicio, y cuando dichas condecoraciones, que llevan aparejado un incremento en la paga, se otorgan a colegas burócratas que no han movido el culo del despacho.

Ante este tipo de declaraciones cabe hacerse otra pregunta: ¿Recuerdan que su cargo institucional les obliga a dejar de ser hooligan de partido para estar al servicio de todos los españoles?

Ya se han dotado de la Ley Mordaza, pero la impunidad es antisistema, es característica de regímenes totalitarios. La proporcionalidad, característica de la democracia.

Les recuerdo que torturadores franquistas reclamados por tribunales internacionales fueron condecorados una vez muerto Franco. No nos hemos caído de un guindo.

Voy a decírselo en su idioma para que me entiendan: muchos españoles quieren para sí lo que ustedes reclaman para los venezolanos.

Agradezco a los cargos públicos que exijan a la policía proporcionalidad en sus intervenciones. La democracia va de esto.

Lo triste no es que no acepten lecciones de democracia, como afirman de forma reiterada, sino que todavía vamos por la lección primera.

Empiezo a sospechar que no les interesa mucho el tema.


Hazte socio de infolibre



23 Comentarios
  • Scorpio Scorpio 06/06/16 01:18

    Tu te consideras con etica,"estetica"honradez y honestidad apoyando a un partido que lo dirige Felipe G.procursor del Gal,de la cal viva de los crimenes de estado (supuestamente).Ya que lo defiendes,me supungo que seras como el sin lugar a dudas.Te lo dice una persona de 72 años que he conocido toda la trayectoria de PSOE, sus inicios y ya casi decandencia y se quien es culpable de todo ello.Empezasteis con 202 Diputados en el año 1982 y habeis llegado a los 90 en el año 2015.En tod este tiempo no existia Podemos.Yo soy votante de Podemos y lo seguire siendo,yo no quiero pertecer a un partido con historial de sangre en sus filas,Llevais la cabeza "alta" por que la mierda os llega hasta el cuello y si la bajais os ahogarais con vuestra propia mierda

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • anollers anollers 04/06/16 18:27

    Magnífico artículo. Claro, concreto y conciso. CHAPEAU

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • ANTÓN BORG ANTÓN BORG 03/06/16 12:47

    26 J CONFUSIÓN. Tan acostumbrados estamos a la maquinaria electoral tradicional, la publicista y trilera, que llegado el futuro a las puertas no sabemos qué hacer con él. El equipo de Rajoy vive en permanente estado de sitio: inoperante, confuso, inmovilizado; su propia quietud, la insuflada por su líder en la idea de que el mantra normalidad confundirá a los espectadores, parece dar resultado. De ahí su indiferencia, su convicción autárquica, obsesiva y senil por negar un futuro que empieza a superarle. Pero se sabe acompañado, y eso ayuda a sostener su precario equilibrio; voces, medios, figuras y entidades significadas del cuerpo social, se confabulan como lebreles para agitar banderas, proclamas temerosas y disparates rancios, más propios del bostezo eterno y machadiano de la iberia de siempre, que de una disputa electoral por el contenido, los hechos, los resultados y las propuestas. Quietud, confusión, ruido. Quietud y confusión. Paralizados, los temerosos captarán el…leer más en: https://antnborg.wordpress.com/

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • cabo de trafalgar cabo de trafalgar 02/06/16 14:34

    Negar que la ultraizquierda antisistema existe, supone equivocarse por no querer integrar todos los elementos del problema, para una mejor comprension del mismo. Pero conviene precisar que un fenomeno genuino puede verse alterado por la aparicion de elementos indeseables, eso por un lado, pero tambien, como se apunta por otra parte, por la propia manipulacion de los hechos, para obtener reditos politicos. En ese sentido, un ciudadano puede recibir golpes por todas partes, sin necesidad de un posicionamiento ideologico previo, lo que le dejara en la duda de saber a quien maldecir, si a las fuerzas del orden que le agreden injustificadamente, durante o al termino de una protesta pacifica,o, al contrario,a los encapuchados con el rostro cubierto que ve como le vuelcan y destrozan su humilde coche, que ha aparcado en la calle porque no dispone de ingresos suficientes para alquilar una plaza de garaje. Lo racional es maldecir a los dos, o por lo menos, es lo que yo haria.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • LUIS RAMON LUIS RAMON 02/06/16 09:44

    Algunos veríais ayer en el Intermedio el reportaje que hizo Bonzo en el barrio de Gracia de Barcelona. Más allá de las opiniones de los vecinos a favor de unos y de otros, lo que realmente me gustaría destacar es el tono y talante de los vecinos que entrevistaron. Oyendo hablar a los políticos sobre el asunto, cabría pensar que el barrio sería poco más o menos que un territorio de guerra. Nada más lejos de la realidad. Los que defendían a los mossos comprendían las razones de los manifestantes y los que defendían a estos entendían que los mossos también deben de intervenir para evitar desmanes. En definitiva, todos hablaban con un tono sosegado y tolerante muy lejos de la crispación e histerismo con la que ¿hablan? nuestros políticos. Si hiciéramos caso a El Mundo o La Razón o al PP, podríamos imaginarnos una ciudad comandada por okupas antisistema e independentistas campando a sus anchas y quemando contenedores. Los que hemos estado allí, sabemos que lo que en realidad prepondera es la tolerancia y el sentido común. Una vez más, y van muchas, la ciudadanía está muy por encima de sus políticos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 8 Respuestas

    0

    0

    • cepeda cepeda 04/06/16 13:48

      El tiempo es el que da y quita razones... y acaba poniendo a cada uno en su sitio. Las consecuencias de lo que está pasando ahora... se verán más adelante. Seguro que los que votan lo que votan en Cataluña... lo hacen porque consideran que es lo mejor para ellos... nadie tira piedras contra su propio tejado... ahora bien, con el tiempo se verán los resultados... y luego no servirá de nada culpar al empedrado o a otros... si las cosas acaban mal... ¿Las cosas van a mejor o a peor en Cataluña en la última década?. Electoralmente a algunos les va muy bien PERO... y al conjunto de Cataluña?. Si la mayoría de los vecinos de Gracia están contentos con lo que pasa, les gusta la situación y lo que está pasando... pues que sigan en lo mismo. Dentro de 3 años se podrá ver, en las urnas, si realmente la mayoría estaba contenta con ese estado de cosas.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • LUIS RAMON LUIS RAMON 04/06/16 19:03

        Pues efectivamente el tiempo dará y quitará rezones. De todas formas, yo no hablaba en mi comentario de si estaban o no contentos, lo que yo quería destacar es el talante dialogante y sosegado de la gente del barrio, muy alejado de la crispación de los políticos cuando hablan de este asunto.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

    • Rosales Rosales 04/06/16 11:04

      Totalmente de acuerdo.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      0

      0

      • Bacante Bacante 04/06/16 12:51

        Rosales, necesitaríamos una máxima confusionana. 

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 3 Respuestas

        0

        0

        • Bacante Bacante 04/06/16 18:00

          CONFUSIANA. Estoy súper espeso. Es la primavera y las semillas. Atttttt chiiiiiissssss

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

        • Rosales Rosales 04/06/16 14:00

          Es que CONFUSIO se siente especialmente motivado por los baños de Luna. De cualquier forma le preguntaré. Un saludo Osasunado y Confusiano.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          0

          • Bacante Bacante 04/06/16 17:58

            JAJAJAJAJA..... 

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

    • laguncar laguncar 02/06/16 10:21

      De acuerdo con tu comentario LUIS RAMON. Gonzo hizo un gran reportaje, dentro del poco tiempo que tiene para exponer el tema. Pero responde muy bien a la realidad, por encima de lo que los medios y políticos interesados han dicho. He hecho varios comentarios al respecto, después de los muchos años que he vivido en el barrio de Gracia. Hubo un detalle de una "mujer anciana", como ella misma se definió, que dijo que en esta ocasión hubo encapuchados que quemaron coches y motos, cosa que otras veces no había pasado: blanco y en botella. Ramoneda nos dió una clara "información", no sólo opinión, de lo que realmente sucede y ha sucedido. No olvidemos que harán cualquier cosa para desestabilizar y arremeter contra los gobiernos del cambio, en este caso municipales. Ya lo hacen también con Carmena. Y los mossos, que acostumbran a desmadrarse especialmente con los okupas y antisistemas, que no es la 1ª vez, en esta ocasión, doblemente.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • esollaga esollaga 02/06/16 09:05

    Wayo on fire. Muy bueno.Aún ayer recordaba con el director del instituto en el que imparto la carreras que él tuvo delante de los grises en Santiago. Yo soy un poco más joven y ya les pillé de azul, pero en el subconsciente colectivo de sste pais sigue estando la represión y la violencia institucional que tanto mamaron.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • RESUMIENDO RESUMIENDO 02/06/16 00:29

    WYOMING PRESIDENTE PERO YA!!!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • gusalo gusalo 01/06/16 18:07

    ¡Qué bien expresas nuestra indignación, Guayomin!   ¶   El cinismo con que nuestro ultracatólico ministro reparte condecoraciones a diestro y culpas a siniestro; la 'diligencia' con que Cosidó, 'su' jefe de policía, actúa al servicio de su amo, buscando –o fabricando– algo por lo que castigar a los 'pecadores' de Podemos; el entusiasmo con que los 'profesionales' –algunos los llaman 'mercenarios'– de los grandes medios manejan la lupa para vigilar cada actuación de Ada Colau o de Manuela Carmena; el olvido del memorable exceso de celo con que algunas “manos libres” de los hombres de Cosidó concluyeron la Marcha de la Dignidad de marzo de 2014…   ¶   Gracias, por retratar tan bien este cabreo, Guayomin, y por saber expresarlo cada semana con distintas palabras.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • MASEGOSO MASEGOSO 01/06/16 12:15

    A lo largo de la Historia el poder siempre se ha colocado orejeras de burro para no ver lo que en su alrededor ocurre. Cuando ve las que las burradas que cometen ellos o sus esclavos levantan ampollas y el populacho (así nos denominan) esta a punto de estallar crean la Leyes Mordaza y, vuelven a colocarse las orejeras de burro. El Fernández Díaz de las narices es un imbécil de tomo y lomo y el Rafael Catalá es un indocumentado puesto ahí de mala manera. Dicho esto, el pueblo más pronto que tarde saltará y se nos llamará salvajes. ¿No le parece raro que los desmanes del Barrio de Gràcia los cometan quienes ocupan locales con talleres y ayudas a la ciudadanía? ¿No le sorprende que se detenga a nadie o casi nadie de los demandados que agreden locales y bienes privados en la vía pública? O no cabe otra cosa que pensar que los que cometen desmanes son los del "sistema" o los que el sistema envía para poner borrones en los renglones bien escritos de los nuevos Ayuntamientos que, por otra parte, tendrán sus aciertos y errores como obra realizada por humanos. Sr. Monzón lo que se necesita en esta tierra de cainita no es otra cosa que voluntad para impedir estas cargas policiales indiscriminadas, desproporcionadas y salvajes. Sí un alcalde o alcaldesa en el uso de sus funciones no para los pies a los descerebrados con porra y escudo, sí no puede hacer entrar a los mandos de los Mossos de Escuadra en razón, se ve en la obligación de llevarlos ante la justicia que, un Ayuntamiento, que, un Ayujntamiento, tiene poder para eso y algo más. Salud.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    0

    0

    • Sancho Sancho 01/06/16 14:26

      Los maderos salvajes son llevados ante la justicia...y luego son indultados. A los perros guardianes del sistema no se los puede meter en la cárcel porque entonces no protegen a sus amos.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      0

      0

      • Damas Damas 01/06/16 15:50

        Supongo que los policías antidisturbios, entendidos como agentes individuales, estarán formados y entrenados para actuar de acuerdo a las órdenes que reciben, no sé, si incluso con el fin de conseguir una mejor actuación unitaria y colectiva (sólo lo planteo) se favorece la ausencia de crítica sobre las órdenes recibidas junto con la confianza previa en ellas, apoyo y defensa a los compañeros y a su unidad con el mando correspondiente, aparte de su función, podría verse comprometida su propia y elemental seguridad física. No tengo mucha idea, sólo algún familiar policía, guardia civil, con los que nos hablo de eso, ni comparto ideología, pero por alguna conversación he llegado a pensar algo como lo que he puesto al principio. No digo que no halla violent@s, incluso sádic@s entre sus filas y que con el respaldo de la autoridad, la ley, y un arma de su parte, pues no sé, no sé. Bueno, que creo que de lo primero sería considerar aspectos, como los mecanismos de control, supervisión, estructuras y los órganos de decisión, cuanto más arriba mejor. El tema es complejo, lo que sí tengo claro es que digo lo mismo que Victruma en el com. 90.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 3 Respuestas

        0

        0

        • frida56 frida56 01/06/16 20:25

          Le aseguro que no todo responde a las órdenes recibidas,aunque,indudablemente,eso también. No pateas una y otra vez a alguien indefenso por las órdenes. He llegado a ver cómo un antidisturbio ha intentado suavemente separar a otro de su presa;si bien,no es frecuente. En plena Glorieta de Bilbao presencié como dos policías ( no antidisturbios) empujaban a un mantero de un lado a otro cual muñeco de trapo y le tiraban y pisaban la mercancía...creo que esos comportamientos "humillantes" no son órdenes...tristemente habla de cierta condición humana...

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 2 Respuestas

          0

          0

          • Damas Damas 01/06/16 23:38

            frida56 acabo de leer en el adelanto del inFolibre de mañana un artículo muy oportuno, el título es: La violencia policial se ceba con los manifestantes en Francia (François Bonnet - Mediapart) y aunque fundamentalmente trata la actualidad, he recortado un párrafo que copio y pego a continuación porque me ha hecho recordar especialmente su comentario: “En el punto álgido de los enfrentamientos de mayo del 68, el prefecto de Policía de París, Maurice Grimaud, enviaba una carta a todos los agentes: “Me dirijo hoy a toda la Casa [...] y quiero hablar de un asunto que no tenemos derecho a silenciar: el de los excesos en el empleo de la fuerza”. “Golpear a un manifestante en el suelo, es golpearse a sí mismo y salpicar a toda la Policía. Todavía es más grave golpear a los manifestantes después de ser arrestados, tras ser conducidos a dependencias policiales para ser interrogados”. Saludos.

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

          • Damas Damas 01/06/16 22:20

            Y yo nunca le llevaría la contraria en lo que dice. He puesto en mi comentario: "No digo que no halla violent@s, incluso sádic@s entre sus filas y ..." . Por otra parte, cuando hablo de órdenes, estoy pensando, no en que cada agresión, palo que den e intensidad del mismo responda exacta y directamente a una orden, la orden será disolver, disolver con contundencia o yo que sé, desconozco las frases, quiero más bien referirme a que muy posiblemente se les forme y entrene para que actúen sin pensar, sólo como los que ejecutan la acción que les mandan, luego al aplicarla individualmente, pues no sé qué sucederá, tensión, miedo, ….. Yo también tengo en la memoria imágenes de actuaciones policiales totalmente rechazables, por supuesto también de las correctas, claro que esas son las que hay que esperar y fomentar.

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

  • Victruma Victruma 01/06/16 10:59

    Gracias Tito Wyo por expresarlo tan claramente. A mi es un tema que desde hace mucho tiempo me preocupa: estoy convencido que hay que confiar en la fuerzas de seguridad públicas, pero en el caso de las que se encargan de "disolver" manifestaciones, hay tantos casos de abusos y desproporcionalidad del uso de la fuerza que, si cambiaramos los gobernantes de este pais, deberian de activar un protocolo o forma de actuación ( en forma de ley ) que pusiera alto a estos abusos y estas barbaridades que hacen algunos antidisturbios.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    El peligro de hablar idiomas

    Ser racista, xenófobo y supremacista está de moda; tanto que el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española va a incluir la última, que las otras dos ya estaban. 
  • ¡A la escucha! Helena Resano Helena Resano

    Monitorizando el acoso

    Para aquellos y aquellas que ponen en duda que salir por la noche para una mujer es una tortura aquí va una demostración científica: un estudio tecnológico que lo demuestra.
  • Telepolítica José Miguel Contreras José Miguel Contreras

    El punto ciego de Irene y Pablo

    Es inconcebible que ambos no fueran capaces de vislumbrar la que les iba a caer encima cuando se conociera la compra de su ya famoso chalé.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre