x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Buzón de Voz

Aguirre y el capitalismo de amiguetes

Publicada el 08/06/2016 a las 06:00 Actualizada el 07/06/2016 a las 11:20
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Mario Vargas Llosa definió en su día a Esperanza Aguirre como “la Juana de Arco” del liberalismo en España. Llegó a ensalzarla como “la mejor presidenta del Gobierno” que se podía soñar. No se conoce matización o rectificación alguna por parte del Nobel después de conocerse la altísima capacidad de Aguirre (cazatalentos muy cotizada en el sector privado) para rodearse de corruptos durante sus años al frente del gobierno de la Comunidad de Madrid. A la vista de la investigación que nuestro compañero Manuel Rico está publicando en infoLibre, la señora Aguirre ha ejercido más bien como Juana de Arco de ese capitalismo clientelar que desde hace décadas caracteriza un sistema político-financiero empeñado en considerar este país como su finca particular. Y a los ciudadanos mayormente como imbéciles.

De otro modo no se entiende que cuando se le pregunta por una empresa de su marido, de la que ella misma tenía el 39% del capital, la señora Aguirre dice que no contesta a preguntas “machistas”. Si Aguirre empezó por autoproclamarse descubridora de la trama Gürtel y presume de que sólo dos nombramientos entre más de 500 le han “salido rana” (cuando hay decenas de investigados por corrupción en el PP de Madrid que ella ha dirigido con mano de hierro) ya no puede sorprender que simule con absoluto desparpajo un ataque de orgullo feminista con tal de seguir esquivando responsabilidades.

La documentación registral publicada por infoLibre demuestra que la empresa Savial SL, fundada en 1993 por Aguirre y su marido, Fernando Ramírez de Haro, y receptora desde su creación de más de cuatro millones de euros en subvenciones públicas, adquirió en 2006 y 2007 acciones bursátiles por más de tres millones de euros. La empresa se dedica a la agricultura y la ganadería, actividades por las que percibe esas millonarias “mamandurrias” con las que Aguirre teóricamente quería acabar por considerarlas un derroche contradictorio con su pregonado liberalismo económico.

Cero explicaciones

Una empresa ganadera tiene perfecto derecho a invertir en Bolsa, pero resulta, como mínimo, extraño que lo haga cuando declara tener fondos propios negativos y solicita (y obtiene) créditos bancarios que dedica a jugar a la Bolsa en lugar de reequilibrar el capital, como la ley exige en esa situación para no tener que disolver la compañía. Algo más que extraña resulta, como comprenderá cualquier pequeño empresario (o simple particular), esa facilidad para obtener préstamos millonarios con negocios supuestamente ruinosos. Salvo que uno se apellide Ramírez de Haro y/o esté casado con Esperanza Aguirre. (Lo “machista”, por cierto, sería dar por sentado que la señora no se entera de nada de lo que hace su pareja con las cosas del comer, siguiendo el ofensivo argumentario de la infanta Cristina o la exministra Ana Mato).

La entonces presidenta madrileña, hoy concejal del Ayuntamiento, sostiene que donó sus participaciones de esa empresa a su marido precisamente en 2005, justo antes de solicitar (con éxito) los créditos y de jugar a la Bolsa. No ha habido forma hasta el momento de que Aguirre muestre un documento que acredite esa donación, que concrete la valoración que se hizo de sus participaciones y el pago a Hacienda de los impuestos correspondientes. La misma Aguirre que reivindica la absoluta transparencia y defiende como mejor arma contra la corrupción exigir a un político que desnude lo que tiene “cuando llega a la política y cuando se va”… se niega a aplicar esa máxima consigo misma. Mucha risa, mucha campechanía pero nada de ofrecer las explicaciones pertinentes sobre unos hechos ocurridos mientras Aguirre presidía la comunidad y el PP de Madrid. Por no aclarar, ni siquiera aclara si cumplió la Ley de Incompatibilidades incluyendo en su declaración de bienes de 2003 que era accionista de Savial SL.

Sería un error considerar las andanzas empresariales del matrimonio Aguirre como “un caso aislado” o colocado bajo los focos simplemente por el hecho (ya notable) de que ella lo ha sido todo en la política española de los últimos 35 años (salvo presidenta del Gobierno, como ella quería y a Vargas Llosa le habría encantado). El cóctel en el que se mezclan empresas, subvenciones, créditos ventajosos, ingeniería fiscal, irregularidades contables y una agenda de nombres y cargos influyentes no es una charca en la que croan dos o cuatro “ranas”, sino el ecosistema imprescindible para que el establishment español se mantuviera intocable durante el franquismo y en la democracia, en mitad de la burbuja inmobiliaria y también tras el estallido de la misma. Se trata de ese Capitalismo a la española detalladamente descrito por Juan Pedro Velázquez-Gaztelu en un ensayo así titulado, y en cuyo prólogo escribe Soledad Gallego-Díaz: “Es esa red de capitalismo clientelar la que supone un lastre para la modernización económica de España y no el derecho laboral…” Por mucho que se empeñen el Banco de España o esos altavoces mediáticos siempre bien dispuestos a pregonar el discurso del miedo, pero muy reacios a denunciar las "hazañas" de las Juanas de Arco del liberalismo y de todos aquellos que fomentan el permanente trasvase de recursos públicos al engorde de negocios privados. Las grandes "mamandurrias" se cuelan a menudo bajo el más sofisticado concepto de "reformas estructurales".
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

87 Comentarios
  • vibebilbao vibebilbao 21/06/16 18:35

    Que se va a esperar del Don Juan Tenorio de la literatura amarilla! Sabéis de quien hablo? Je, je, je...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • manuel romero mesa manuel romero mesa 10/06/16 17:36

    Muy interesante el artículo, y muy edificante, deja a los de siempre en su lugar,  la cloaca, y nos reconforta a los anticapitalistas de amiguetes. La lideresa está retratadas a la perfección y no faltan datos de su "bonhomia", siempre consecuente con sus principios liberales, barre a casa lo público, para que deje de serlo y pase al ámbito de lo privado. Es perfectamente compatible con su credo. Lo único que hecho de menos es la actuación de oficio de la fiscalía.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Tim O'Theo Tim O'Theo 10/06/16 00:02

    Dijo Rajoy que la ciencia había demostrado que los hijos de buena estirpe eran superiores al resto. Mariano, la buena estirpe está saliendo en la prensa por defraudadores y, por tanto, antipatriotas, mientras los inferiores somos víctimas. La gran diferencia es que ellos pueden presumir de dinero y tener un defensor como tú, mientras que nosotros no hemos perdido eso que no tiene precio y se llama dignidad.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • manuel romero mesa manuel romero mesa 10/06/16 17:27

      Desconozco si lo,dijo, pero lo que es seguro,es que lo piensa él y sus correligionarios, incluso me atrevería a pensar que también algún que otro oponente político salido de la casi nada, como el Sr González Márquez.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • svara svara 09/06/16 21:12

    La lideresa y venenosa por infección de cinismo y rabia, la que impulso el master en selección y formación de corruptos de grado superior, la siempre loada (por los afines) destructora del estado de bienestar y creadora del clientelismo de la Comunidad de Madrid, comienza a ser un ejemplo que pasara a la historia del funesto, retrogrado y antihumano pensamiento de los llamados grandes de España. Por fin tendrá que empezar a comerse su propio veneno, porque es lo que ha cosechado en el último decenio. Le tengo un cariño...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • cachorro cachorro 09/06/16 19:39

    Estupendo como siempre J. Maraña, tanto a Dª Eeperanza Aguirre como el Sr. Vargas Llosa los medios de comunicación debián de quitarles protagonismo y si lo quieren que lo hagan los medios de comunicación afines a sus ideas inmobilistas y prepotentes.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • gusalo gusalo 09/06/16 19:23

    Respecto a Vargas Llosa, no me molesta que tenga el Nobel de Literatura. Al fin y al cabo, también lo tuvo Echegaray, seguramente con mucho menos mérito literario que el autor de “La casa verde”. Lo que me asombra es su falta de criterio al calificar trayectorias políticas como la de la condesa. Hace 4 ó 5 siglos, los grandes escritores se veían obligados a halagar a los poderosos de entonces: en buena medida, su subsistencia dependía de aquellos mecenas. Hoy, sin embargo, estos panegíricos del Nobel a su “Juana de Arco” resultan patéticos.    ¶    La condesa consorte de Bornos, tan simpática ella y tan repelente como siempre. No termino de creer que la misma justicia que 'investiga' a los presidentes de Andalucía o a la infanta no haya visto nada sospechoso en las mamandurrias de la condesa o en su habilidad para hacer convertir en ranas a sus subordinados.   ¶    Gracias de nuevo, señor Maraña.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 10/06/16 10:55

      Y recordemos a Cela. O a Henry Kissinguer. El Nobel no hace ascos a los criminales, ¡cómo va a despreciar a unos defraudadores o fachas!  (Cela lo era). Yuhuuuuuu. 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Rosales Rosales 09/06/16 12:44

    Sería digno de un estudio profundo, no el personaje de la Aguirre que es simple, se cree con derecho a robar por que considera que lo "publico" es suyo, si lo tuviera que devolver y encima ir a la cárcel, podría cambiar un poco la cosa pero ahora no será el caso. Lo verdaderamente inexplicable es el caso de Vargas Llosa, como una persona capaz de escribir "La guerra del fin del mundo" puede evolucionar hasta convertirse en el personajillo que ahora conocemos, desde luego la vejez para algunos es devastadora. Salud y Republica.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Bonanzero Bonanzero 09/06/16 00:36

    Estupendo y conciso, como siempre J. Maraña y he de confesar que me crispa, porque me ha recordado la última "pachangada" del dirigente del Banco de España, hay que tener la cara como el hormigón, y muy poca conciencia para decir las aberraciones que suelta por su "boquita" semejante energúmeno, como actúan con toda alevosía, opinando sobre lo que debamos apretarnos los demás, para que se dude, quienes somos los que hemos soportado la crisis; y luego duermen como niños y si remotamente ( cosa que dudo) en alguna ocasión, tuviera algo de remordimiento, sobre lo realizado se procede ( como mandan las buenas costumbres ) acudir a misa y solucionado el " pecado" hasta la siguiente, no ha pasado nada, no debe haber debilidad de " conciencia "

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • dela12777 dela12777 08/06/16 23:00

    Definitivamente no entiendo como la gente vota a esta panda de sinvergüenzas....Como dice el refrán,no hay peor ciego que el que no quiere ver...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • viaje_itaca viaje_itaca 08/06/16 22:20

    De Aguirre, nada nuevo, pero me encanta que el señor Maraña retrate aquí al Premio Nobel Vargas LLosa como lo que es: simplemente una mala persona. Por bien que escriba. Y el premio Nobel, es la coña marinera. No se como no le dieron el de la paz a Hitler.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 8 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 09/06/16 10:05

      Se lo dieron a Henry kissinger . ¡!  

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 7 Respuestas

      0

      0

      • jorgeplaza jorgeplaza 09/06/16 19:21

        El de la Paz se lo dieron a Kissinger, pero también a Nelson Mandela o a Martin Luther King, personaje este último que también tenía bastantes sombras junto a las indudables luces. Eso, en el de la Paz, que es el más subjetivo. En literatura está Vargas Llosa (que es un gran literato y un lamentable opinador político), pero también José Saramago o Pablo Neruda, de quienes se puede decir casi exactamente lo mismo pero desde el lado opuesto. No vale con elegir los ejemplos que a uno le convienen si no quiere uno que le llamen parcial o sectario. De nada.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 5 Respuestas

        0

        0

        • Bacante Bacante 10/06/16 10:56

          Oiga, yo elegiré a mi gusto. Si es tan amable,  no reparta órdenes . 

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

        • cazallero cazallero 09/06/16 20:36

          a mi me parece que eso de los premios nobel, es algo tan artificial como el cesped de fibra, hay premios de la paz que son para dejar de creer en el ser humano, en relacion con los de literatura me gustaria saber cuantos españoles saben que echegaray lo fue, que jacinto benavente lo fue, que kunt hamsum lo fue, eso si todos sabemos que lo hasido el vargas llosa y el camilo jose, y ahora me pregunto cuantos españoles de los que jalean al vargasa llosa han leido su prosa y de camilo cuantos han leido cristo vs arizona, oficio de tinieblas y otras lindezas Resumiendo sr plaza, elevar a los altares a nadie me parece algo muy ligado a los modelos neocapitalistas comerciales donde desde los medios que tienen poder nos imponen moda cultura y literatura, de nada don jorge

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 3 Respuestas

          0

          0

          • jorgeplaza jorgeplaza 09/06/16 22:46

            Veo que haber leído todas esas cosas no le ha servido para intentar puntuar o utilizar las mayúsculas de la manera ordinaria. Al grano: premiar a alguien no es elevarlo a los altares. Reconocer la excelencia literaria no implica patente de corso ni atribución de nada que no sea la excelencia literaria. En el Nobel de la Paz ha habido fallos memorables, pero también es cierto que es difícil la objetividad en ese terreno. En el Física, con el que estoy más familiarizado por afición y por razones profesionales, se pueden poner muy pocos peros. Hay alguna omisión importante, en parte debida a que solo se puede repartir el premio entre tres personas y los grandes logros, aún los teóricos, son cada vez más cosa de muchos. Pero están todos los grandes: Einstein, Bohr, Heisenberg, Schrödinger, Born, Fermi, Dirac, ... Eso sí, a nadie se le ocurre que por ser un gran físico tengas que ser una gran persona. Gell-Mann, por ejemplo, ha sido un genio de la física y, según varios testimonios, un tipo insufrible. Lo mismo con el resto de los premiados, pero igual que escribir bien no implica ser buena persona, tampoco al revés. A seguir bien.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 2 Respuestas

            0

            0

            • cazallero cazallero 10/06/16 07:43

              tiene usted razon, soy un vago, no pongo puntos ni mayusculas ni comas porque me parece una imposicion, ademas es mas comodo al no tener que tocar tantas teclas, que sepa que tengo algun premio leterario, de barrio con poco poder adquisitivo, por supuesto, y que en su dia llegue a estar familiarizado hasta con la integral de rielman stielges e incluso con los procesos estocasticos. Por lo demas los grandes nobeles de las ciencias son conocidos en su ambito profesional, es decir por un puñado de sabios, mientras que los de literatura los conoce mucha gente, no muchos lectores, que eso es harina de otro costal y para los conocedores decir nobel es como decir dios, pues bien para mi no, es mas opino que el protagonista de un soufle au coeur que, en una escena rajando un lienzo de un cuadro dice que el valor del cuadro destruido es el lienzo, masa el marco, mas la pintura, mas las horas de pintor y el resto de valor es pura especulacion capitalista. Por ultimo Oficio de Tinieblas del Cela me parecio un libro infumable y una tomadura de pelo, el cela podia hacerlo, para el lector normal, era autenticamente una tortura leerlo

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 1 Respuestas

              0

              0

              • Bacante Bacante 10/06/16 10:55

                Digas que sí. 

                Responder

                Denunciar comentario

                0

                0

      • viaje_itaca viaje_itaca 09/06/16 13:39

        Gracias por recordármelo.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.