x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




@cibermonfi

‘Wishful thinking’

Publicada el 15/06/2016 a las 06:00 Actualizada el 14/06/2016 a las 20:27
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Resulta fastidioso tener que empezar un artículo proclamando cosas que deberían estar sobreentendidas. Como me dirijo a lectores ilustrados y progresistas, algunos de los cuales quizá conozcan mi trayectoria, no debería verme obligado a reiterar que pienso que el PSOE desempeñó un papel importantísimo en la puesta al día de España tras la larga noche franquista, así que no me arrepiento de haberle votado en 1982. Tampoco tendría que repetir que volví a hacerlo en 2004 y 2008, que fui uno de los 11 millones de españoles que apoyaron las propuestas de Zapatero: retirada de nuestras tropas de Irak, clara atribución al yihadismo de los atentados del 11-M, matrimonio gay, igualdad efectiva de derechos para las mujeres, medidas sociales tras el capitalismo salvaje de Aznar y Rato, voluntad de acelerar el fin de ETA y de encontrar un mejor acomodo para Cataluña en una España plural…

Pero me veo forzado a hacerlo por el victimismo con el que la dirigencia socialista reacciona a cualquier intento de análisis sobre las causas de la decadencia de su partido. Uno es zarandeado verbalmente si dice, por ejemplo, que la ascensión de Podemos es debida, entre otras cosas, al hecho de que el PSOE dejara abandonado a buena parte de su electorado progresista en el último y penoso tramo de Zapatero y, ya no digamos, cuando, a través de Rubalcaba, su vieja guardia felipista retomó el control de esa formación. A fuerza de pragmatismo, el PSOE, como sus partidos hermanos en Europa, llevaba años renunciando a ideas básicas de la socialdemocracia: el capitalismo debe ser regulado y corregido a fin de evitar sus excesos; las políticas de gasto progresistas no son sostenibles sin políticas de ingreso progresistas, por lo que los impuestos son la mejor vía para una mínima redistribución justa de la riqueza; la vivienda, la sanidad, la educación, la seguridad ciudadana y un mínimo de renta son derechos imprescriptibles de todos y cada uno de los ciudadanos…

Cuando el 15-M denunció las carencias de un régimen demasiado pagado de sí mismo, el PSOE tuvo una oportunidad de oro para convertirse en el adalid de una reforma profunda y pacífica del mismo, para ser el referente socialdemócrata del deseo de cambio de millones de españoles. Pero no lo hizo: prefirió enrocarse en una defensa numantina de la Constitución de 1978, la monarquía borbónica, la intangibilidad de la unidad de España tal cual está ahora expresada y la imposibilidad de hacer políticas económicas distintas a las impuestas por Bruselas, Berlín y Wall Street.

Los lamentos actuales del PSOE me recuerdan a los de aquel o aquella que ha tenido desatendida a su pareja y se queja de que otro u otra haya terminado seduciéndola. Pues sí, la vida es así, no la ha inventado Pablo Iglesias. Lo que han hecho Iglesias y los suyos es constatar la existencia de un vacío e intentar ocuparlo. Parece legítimo, ¿no?

En la breve legislatura surgida del 20-D, el PSOE tuvo una penúltima oportunidad para reconquistar a esa pareja. Lo escribió aquí mismo Ignacio Sánchez Cuenca y lo dijo en múltiples foros José Antonio Pérez Tapias. El PSOE podría haberse tomado en serio la posibilidad de formar un gobierno de coalición con las fuerzas de izquierda presentes en el Congreso, pero es evidente que tampoco lo hizo. Recién escrutadas las urnas, a Pedro Sánchez se lo prohibieron Felipe González y sus amigos de PRISA, Susana Díaz y los barones castizos, los capos del IBEX 35 y los voceros de Bruselas. El matrimonio exprés en Las Vegas de Pedro Sánchez con Albert Rivera dejó claro que este era el verdadero motivo de la imposibilidad de un “gobierno a la valenciana”. Las torpezas de Podemos fueron notorias, pero no la verdadera causa de que no surgiera una mayoría parlamentaria que terminara ipso facto con el gobierno del corrupto PP.

Escribí hace unas semanas a favor de una coalición electoral de Podemos, Izquierda Unida, Compromís y compañía. Me alegra de que se haya materializado y me alegraría enormemente que, con o sin sorpasso, ese bloque y el PSOE pudieran materializar en un gobierno de coalición el resultado del 26-J que vaticinan los sondeos. Pero me temo que es wishful thinking, me temo que el PSOE, quede por delante o por detrás de Unidos Podemos, tiene las manos atadas para hacerlo. Las presiones de los poderes fácticos para que, por activa o por pasiva, deje gobernar al PP serán descomunales. Ya sé que la militancia socialista no lo quiere ni en pintura, ya sé que ese sería otro paso en la pasokización, pero, insisto, me temo que los patrocinadores y acreedores van a ser muy, muy insistentes.

Entretanto, denunciar con tintes escandalizados que Unidos Podemos aspira al poder es una gilipollez; máxime dicho por alguien que lo ha ejercido, lo ejerce y aspira a seguir ejerciéndolo. Proclamar que uno tiene el monopolio de la socialdemocracia hasta el fin de los tiempos porque en sus siglas está escrita la palabra socialista, supone un insulto a la inteligencia. Y negarle a un competidor la posibilidad de evolucionar cuando se fue marxista y se dejó de serlo en lo que tardan en celebrarse un par de congresos, resulta grotesco.

El PSOE está repleto de gente progresista y muy cualificada para formar parte de un gobierno, algunos de ellos amigos míos. Sería fenomenal que sumaran esfuerzos con Pablo Iglesias, Alberto Garzón, Mónica Oltra, Ada Colau, Manuela Carmena, Julio Rodríguez y compañía para poner en marcha esa segunda transición, esa reforma a fondo del edificio patrio que deseamos millones de españoles. Y que lo hicieran este mismo verano. Pero supongo que lo más realista es imaginar que, con o sin Rajoy, el PP seguirá en La Moncloa.

Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

80 Comentarios
  • gusalo gusalo 18/06/16 19:12

    Como siempre, admirado y de acuerdo, señor Valenzuela.   ¶    En el primer párrafo parece describir mi propia trayectoria de votante. En 1982 no voté a FG, pero estuve a punto (No obstante, la amplitud de su victoria sobre las derechas mitigaron en parte la tristeza por el descalabro del PCE). Voté por 1ª vez al partido de Zapatero en 2004, y repetí en 2008. No soy de los más perspicaces en visión política ni entiendo mucho de economía; así que tardé en sentirme decepcionado. Aplaudí en su día y me siguen pareciendo memorables todas las medidas que usted menciona en dicho párrafo.   ¶    Hubo varias decisiones de la última etapa de Zapatero que ni entendí entonces ni comparto ahora. Sin embargo, hay una que seguramente nunca entenderé: su actuación en relación con la Iglesia Católica. En vez de denunciar el Concordato, aseguró aún más la colaboración del Estado en su financiación.   ¶    Subrayo el penúltimo párrafo del artículo. En efecto, que un partido denuncie que otro partido aspire al poder, o que un partido se escandalice porque otro partido evoluciona, o que un partido considere que sólo sus siglas tienen derecho al voto socialdemócrata, o que sólo quienes van bajo sus siglas pueden decidir si su anterior 'jefe' (Zapatero) debe ser olvidado o admirado…; todo eso sólo se le puede ocurrir a…   ¶    De nuevo, gracias, señor Valenzuela.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • cepeda cepeda 18/06/16 12:44

    Cuando algunos nos "vendían" en todos los medios de comunicación lo de las primaveras árabes... algunos no los no creíamos... pero no teníamos medios de comunicación para contra argumentar diciendo que lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible... y que entre CIVILIZACIONES tan diferentes como la islámica y las demás... lo que funciona en una puede ser una pesadilla para la otra. El tiempo ha dejado claro quien tenía razón y quienes no.... PERO DA IGUAL... ni pedirán perdón y seguirán defendiendo las mismas melonadas... cerrando los ojos ante la realidad. Eso explica que "personajes" como Trump, Le PEn, Orban... y Putin... tengan cada vez más adeptos...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • StanislavPetrov StanislavPetrov 16/06/16 21:43

    Wow (para poner yo también un absurdo anglicismo), la explicación sobre su historial ideológico es tan lacrimógena e innecesaria como la carta de Esperanza "la bióloga" desde Alemania, señor Valenzuela. ¿Sabe usted lo que realmente fue una gilipollez? Que mientras el Rey estaba encargándole a Pedro Sánchez formar gobierno apareciese Pablete Iglesias presentando a sus Ministros (novieta incluida). Sin pactos, sin negociaciones, sin llegar a acuerdos. ¿Sabe usted lo que realmente fue una gilipollez? Llamar casta a toda la clase política (incluida IU) y ahora ir juntitos de la mano con tal de arañar más escaños. ¿Sabe usted lo que realmente está siendo una gilipollez? Ir primero de comunistas, luego de transversales, y ahora de socialdemócratas con tintes peronistas; y todo esto perteneciendo al grupo europarlamentario COMUNISTA-ANTICAPITALISTA. ¿Y sabe usted lo que no necesita este país en las condiciones en las que estamos? Pues es muy sencillo, señor Valenzuela: NO NECESITAMOS MAS GILIPOLLECES en lo que usted llama "nuestro edificio patrio" y otros, con orgullo y desde la izquierda, llamamos ESPAÑA. --- Si usted teme que el PSOE está tan atado no pierda el tiempo en deseos mentales y preocúpese de que su Unidos Podemos no diga pasado mañana que son neoliberales moderados, que esa parece que es la progresión.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • arrossinat arrossinat 16/06/16 17:58

    Excelente artículo, pero, como es evidente, muy triste, muy triste... por ser realista.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • moncho1954 moncho1954 16/06/16 13:07

    El problema del PSOE es el problema que tenemos en todo nuestro país con las instituciones, empresas y demás organismos. Son dirigidos por gente a la que no le interesa el fin para lo que están creados, lo único que les interesa es el poder y la llave para gestionar los recursos con los que se puedan lucrar ellos y los que respaldaron su nombramiento. En el PSOE, desde mi punto de vista, está pasando lo mismo, nada tiene que ver el interés que tienen en el partido sus dirigentes, por mantenerse en los cargos, con el interés ideológico con el que entran los militantes de base para formar parte de la agrupación.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • rita rita 16/06/16 11:38

    Excelente artículo . Lástima de titulo.., no tengo ni pajolera idea de lo que significa. Bueno si, alguna idea si tengo, pero me jode cantidad tanta utilización de idiomas extranjeros cuando vivimos en un país muy rico en lenguas; desconocidas, ignorandas y ninguneadas por una inmensa mayoria, dicho sea de paso.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Wildthing Wildthing 16/06/16 19:16

      rita, siento decir que tu comentario me parece fuera de lugar, especialmente en una publicación con artículos tan bien escritos, razonados y documentados. Y todo esto - que no es poco, considerando la pésima calidad de tanta prensa de hoy- es acompañado por comentarios de lectores que son de gran interés y calidad. Recomiendo que lees más InfoLibre y lo comparas con otros publicaciones.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • TOTOFREDO TOTOFREDO 16/06/16 09:45

    Se puede decir más alto pero no más claro. ESTA ES LA PUÑETERA REALIDAD, que ahoga al P$OE y de la que no saben salir, porque una vez más tienen miedo de lo que pueda suceder, como han tenido miedo a lo largo de su historia con infinidad de asuntos, que han ido dejando por cobardía (Actualización de la Constitución, Concordato, Monarquía, etc.etc.) dando prioridad a sus sillones y beneficios futuros (puertas giratorias).

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Insurrecta Insurrecta 16/06/16 08:37

    Qué desesperanza de país, si lo único que nos queda para la salvación es Podemos, Unido o Desunido. Y no me vale como excusa que hay que sacar al PP porque, para sacar al PP vale cualquier cosa que no lo sea, no necesariamente este partido que no es otra cosa que el nuevo nombre de IU bajo mandato de Pablo Iglesias & CÏA. Y escribo CIA con toda la polisemia. Como antaño se escribía PCE.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • vinicius vinicius 16/06/16 16:07

      Anda enseña el carné de tu papá del pxxe. Tienes miedo a que acaben con tus provilegios y chiringuito? Desde luego que hay desesperanza en ver como todavía hay sociolistos que nos presentan al pxxe como el nuevo cambio: es para llorar y de la mano de Falangito.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • yanoentiendonada yanoentiendonada 16/06/16 03:26

    Me produce cierta tristeza al ver que algunos que opinan aquí, lo hacen sin haber leído los programas de los partidos. Dicen, es que no se sabe que piensa hacer PODEMOS con España. Hostias, tan difícil es leer en lo económico, en lo político, en todas las áreas, lo que piensan hacer, en su programa y después criticarlo desde el conocimiento? Basta ya de meter miedo con el fin de mantener bajo control la ciudadanía. En todo caso lo que PODEMOS quiere hacer con España es gobernar con honestidad y mayor equidad, como lo están haciendo Carmena y Colau. El miedo es lo que la clase dominante quiere que tengamos, que nos paralice las ideas y enturbie la visión. "Para ser demócrata hay que tener libre el pensamiento. Si no tiene libre el pensamiento, y opina lo que otro le dice que diga, la libertad de expresión no tiene ningún valor" Jose Luis Sanpedro

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • JacktheRipper JacktheRipper 16/06/16 01:56

    Totalmente de acuerdo con usted, señor Valenzuela. Llevo mucho tiempo diciendo lo mismo, aunque de forma mucho más torpe y con peor estilo que el suyo. Su análisis de la realidad que estamos viviendo me hace albergar alguna esperanza de que, algún día, los que pensamos como usted seamos suficientes para cambiar esa realidad tan desagradable. Yo también voté en el 82 creyendo que contribuía al triunfo de la clase trabajadora. Después de eso nunca volvieron a engañarme. El PSOE, a partir de 1983, ha hecho más daño a la izquierda española que 40 años de franquismo. Ha pervertido la palabra socialismo y ha decepcionado la confianza de muchas personas que alguna vez confiamos en él. El pacto con C's ha sido el último clavo de su ataúd.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.