x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Buzón de Voz

Hasta la investidura y más allá

Publicada el 06/07/2016 a las 06:00
Se ha estrenado este martes el primer acto de una larga función política cuyo desenlace (salvo sorpresa mayúscula) es conocido por todos, tanto actores como espectadores: Mariano Rajoy será investido presidente del Gobierno este verano. El único suspense se refiere al tamaño de la herida que la investidura puede causar en el PSOE o en algún otro partido, a quienes se traslada la responsabilidad de sostener el funcionamiento de la democracia por parte de quienes, precisamente, han llevado el sistema al borde del colapso. Las fuentes más fiables y mejor informadas (si es que queda alguna que verdaderamente lo esté) apuestan por una legislatura corta, de dos años, poco fecunda en leyes pero inevitable para que PP y PSOE aborden una renovación interna de calado y Podemos descubra si es capaz de ocupar el espacio socialdemócrata o se queda en un extremo del tablero.

Pongamos en orden unas cuantas notas acumuladas desde el 26J hasta hoy:

   - Los estudios postelectorales nos permitirán saber qué factores han llevado al PP a sumar 137 escaños, qué peso ha tenido el discurso del miedo, el Brexit de última hora o la ‘no investidura’ de Pedro Sánchez en la frustración de las expectativas generadas por Podemos o en el resultado menos malo de lo esperado en el PSOE. De momento los análisis de las causas son especulativos, intuitivos y parciales. Lo que no tiene duda es que el PP y Ciudadanos suman 169 escaños, a siete de la mayoría absoluta y holgadamente por encima de cualquier opción de acuerdo por la izquierda.

   - Sostener solemnemente y al mismo tiempo (como han hecho Ciudadanos, PSOE y otros) que no se va a facilitar un Gobierno de Rajoy y que tampoco habrá terceras elecciones es un doble axioma imposible. Es cierto que una tercera vuelta en las urnas no interesa absolutamente a nadie salvo al propio Rajoy, como también lo es que no hay ninguna otra alternativa que se acerque a una mayoría suficiente para gobernar. Por tanto lo único que se está avanzando es que la investidura de Rajoy se producirá aunque sea en el último minuto.

   - Han hecho un flaco favor al PSOE los dirigentes que, como Guillermo Fernández Vara, han manifestado desde primera hora que los socialistas deben abstenerse para facilitar la gobernabilidad. Debilitan gravemente cualquier otra posible estrategia, como la de “compartir el dolor” e intentar que otros grupos políticos (Unidos Podemos y/o los nacionalistas) asuman una cuota de esa responsabilidad. (Aquí mismo la argumentó el diputado malagueño José Andrés Torres Mora).

   - Amplios sectores de las bases socialistas no olvidan que el PP jamás se comportó de forma responsable con el PSOE en el gobierno, ni en la reforma del Estatut de Cataluña ni en el proceso que llevó al fin del terrorismo de ETA, por ejemplo. Tendría que derrochar creatividad el autor de una pregunta a los militantes del PSOE para que una mayoría se pronuncie a favor de permitir gobernar al partido de la Gürtel, Bárcenas, Rita Barberá, el borrado de los discos duros, los sobres de dinero negro o las conspiraciones de Fernández Díaz. La abstención (máxima o mínima) puede ser suicida para el futuro del PSOE, que dejaría de ese modo un nuevo carril expedito para que Unidos Podemos ejerza como única oposición al gobierno del PP.

   - Quienes aún confían en la posibilidad de que Rajoy se inmole a cambio de que el PP logre gobernar lo tienen crudo. No sólo porque la subida del voto al PP y la caída de Ciudadanos el 26J fortalecen su liderazgo en la derecha sino porque los mismos poderes económicos, empresariales y mediáticos que empujaban a esa inmolación prefieren ahora la continuidad de Rajoy ante el riesgo de que el PP entre en lo que denominan Proceso PSOE, una etapa de tensiones internas sin liderazgo claro como la que se ha producido entre los socialistas desde la retirada de Zapatero. 

   - Por enésima vez, la pretensión de Rajoy y del PP es vestirse el traje patriótico para aferrarse al poder de la forma más cómoda y sencilla: que directamente PSOE y Ciudadanos les permitan seguir en la Moncloa. Casi forzado por la negativa del PSOE, Rajoy se ha visto con Coalición Canaria y este miércoles tiene cita con el PNV. ¿Está dispuesto el PP, después de todo lo que ha bloqueado el proceso de paz en Euskadi, a aceptar el acercamiento de presos o la cesión de la política penitenciaria? ¿Tiene algo nuevo que decir respecto a un diálogo sobre el modelo de Estado? Muy difícil, también para el PNV, con unas elecciones vascas en otoño.

Las etapas políticas sólo pueden analizarse con algún fundamento desde la perspectiva que otorga el tiempo. Si levantamos la vista por encima del muro que supone la investidura pendiente, sólo podemos atisbar una nueva fase en la que necesariamente se producirán nuevos terremotos políticos. Entre otras razones porque siguen pendientes, por muy diferentes razones, en el PP y en el PSOE.

En el caso de los socialistas, Pedro Sánchez consiguió esquivar el mal resultado del 20D y aplazar el Congreso Federal; ni Felipe González ni Joaquín Almunia ni Alfredo Pérez Rubalcaba pudieron sostenerse en la secretaría general acumulando derrotas. Sánchez pretende seguir al frente con el argumento de que a él le ha tocado afrontar el tsunami de Podemos. La socialdemocracia necesita liderazgos sólidos casi tanto como una hoja de ruta que dé respuestas solventes al discurso único del neoliberalismo y a la complejidad de los problemas causados por la globalización (muy especialmente la gran brecha de la desigualdad).

En el caso del PP, cometería el error más grave si insiste en utilizar el triunfo del 26J como una especie de lavadora de todos sus pecados. La salud democrática no debe aceptarlo, ni a medio plazo lo resistiría. En El hada democrática, un ensayo tan lúcido como provocador, el pensador italiano Raffaele Simone advierte que “el paradigma democrático debería contener reglas no sólo para favorecer el acceso al poder sino también para expeler a cuantos hayan echado raíces en él”. Es obvio que Rajoy ha echado raíces en el poder, al que lleva décadas encaramado, en compañía además de personajes tan fiables como Luis Bárcenas o Jorge Fernández Díaz. En Reino Unido los cargos políticos dimiten ante el más mínimo tropiezo (incluso lo hacen cuando ganan de mala manera, como les ha ocurrido a los voceros del Brexit). Aquí, por costumbre quizás derivada de nuestro pasado autoritario, monárquico y militar, no dimite ni dios. Ni una jefa antifraude a cuyo marido investigan (precisamente) por fraude, ni un ministro del Interior grabado conspirando contra adversarios políticos… Prefieren esperar a ser destituidos, si fuera posible como en el franquismo, con “agradecimiento por los servicios prestados”, o mejor aún, con una embajada.

Aquí las destituciones son decididas (o no) por un presidente que enviaba mensajes de apoyo a su tesorero cuando ya se sabía que éste tenía cuentas millonarias en Suiza. Un presidente que se siente refrendado, incluso regenerado, por las urnas. Si ha sido capaz de resistir tantos “tropiezos”, aún intentará manejar su propio relevo en el PP con la calma que acostumbra,  y con el BOE (y la hucha de las pensiones) en sus manos. Al final volvemos a Unamuno: "Es inútil callar la verdad. Todos estamos mintiendo al hablar de regeneración, puesto que nadie piensa en serio en regenerarse a sí mismo".

Más contenidos sobre este tema
Relacionados




72 Comentarios
  • Pariplejo Pariplejo 09/07/16 13:05

    ¿Cabe esperar otra cosa que no sea una Gran Traición del Partido de las Grandes Traiciones (PSOE)? Para esperar una cosa diferente algo tendría que cambiar y, que alguien me explique que cambios significativos se han producido.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • jjosse jjosse 09/07/16 11:23

    Tendremos un presidente del PP gracias al NO de Podemos al PSOE. Esto es imperdonable. La izquierda no se lo perdonaremos nunca. 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 09/07/16 13:05

      JA JA . Y JA.  

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • BOTIJA BOTIJA 08/07/16 21:32

    Lo felicito por los debates que mantiene con Carnicolas de la talla de AGUILAR; INDA .Intenta mantener principios democráticos tan importantes , que yo le negué un tiempo atrás. Lo único que le pido es que se cuide la ulcera de estomago,que discutir con estos representantes de lo peor del pueblo español, le pueden producir.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • CapitanRed CapitanRed 07/07/16 22:48

    Lo que es raro, creo que literalmente anormal, es que a pesar de todo lo que ha pasado, con todo lo que sabemos, aún hay quién duda en permitir o no que Mariano y secuaces continúen en el poder, que puedan seguir gobernándoNOS otros 4 años más. Porque desengáñense, una vez obtenido el Gobierno, a esa banda no la desalojamos de los sillones ni con soplete.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • un monje un monje 07/07/16 16:36

    Sr. Maraña, otorga al PSOE el blasón socialdemócrata y le anima a encontrar "una hoja de ruta que dé respuestas solventes al discurso único del neoliberalismo...", lo que supone una clara contradicción -no sólo suya- ya que, por ejemplo, la concepción neoliberal de la economía que, efectivamente, el PSOE -como otros tantos "???S??"- ha asumido con toda naturalidad, no tiene encaje en la socialdemócrata. Es que no tiene. Si soy neoliberal, no soy socialdemócrata. Seré mejor o peor, socioliberal, ordoliberal, de Ciudadanos,... no sé, pero otra cosa. De los 80s a hoy, durante esta larga noche neoliberal, el país de la OCDE que ha experimentado un mayor incremento de la desigualdad es... Suecia(http://big.assets.huffingtonpost.com/hhh.pdf Figura 1). Y, sin embargo, no le impide ser uno de los países más igualitarios actualmente, lo que denota el grado de igualdad de que partía, fruto de una larga experiencia, ahora sí, socialdemócrata. A los que lograron esto, Jordi Sevilla los considera "socialdemócratas tradicionales", en contraposición, se desprende, a los socialdemócratas modernos, como él. "PODEMOS descubra si es capaz de ocupar el espacio socialdemócrata o se queda en un extremo del tablero" Sr. Maraña, con todo respeto, estaría bien para una próxima entrega que nos indicara (sin lugares comunes, por favor) cuál es ese espacio socialdemócrata donde, a su criterio, debe situarse PODEMOS. Asumiendo qué. Y también, para ubicarnos en lo concreto, estaría bien saber qué propuesta del programa de PODEMOS estima lo coloca en el extremo del tablero (y, entiendo sugiere, debe desprenderse de ella). Un cordial saludo

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 09/07/16 13:07

      Tanto meditar ,  qué bien se razona luego. 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • CapitanRed CapitanRed 07/07/16 11:30

    pos yo también creo que el PSOE debe permitir que el indecente y secuaces sigan gobernándonos; es lo mejor para España, para los españoles, para el PP y para el PSOE. Y a la segunda, ya tal.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • MejorRadio MejorRadio 07/07/16 10:32

    Buen análisis, pero continúo con la duda de las razones para que los españoles premien la corrupción generalizada, las disposiciones despóticas, el crecimiento desmesurado de la deuda pública en 300 mil millones de euros que son los que han servido para los supuestos logros económicos, la disminución de la hucha de las pensiones a menos de la mitad, los reiterados incumplimientos del déficit comprometido con la U.E. y una multa por ese concepto; la conversión de los puestos de trabajo en precarios y con menos derechos, la subida de los impuestos a la clase media y trabajadora, en fin el mar. Mi modesta opinión ha sido la división de las fuerzas progresistas, junto a la teoría del miedo utilizada por el PP de que si gobernaba “Podemos”, por el adelantamiento al PSOE, podría quitar propiedades y derechos; también la movilización de los pensionistas mayores, que continúan pensando en que el PP es el único que les garantiza la pensión, ya que no olvidan a Zapatero (yo vi a muchos ancianos, que ya ni hablaban, en sillas de ruedas llevados por sus familiares a votar). No obstante valdría la pena que alguna Institución realizara un estudio serio de lo que ocurrió, ya que lo ocurrido es un caso insólito, de quienes gobernando tan mal, obtuvieran un tercio de los votos y ganaran las elecciones.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • El analista de Marilyn El analista de Marilyn 07/07/16 04:58

    Rubalcaba aceptó a Sanchez para transitar el desgaste hasta un posible repunte del Psoe, donde Madina tomaría el cetro... Pero las incapacidades del "elegido" y los tremendos errores políticos del viejo Psoe no han detenido la caída. Es más, el haber detenido "il sorpasso" (se verá cada día más claro) fue obra de Mariano, (con la colaboración inconsciente (?) de algunos IU y el propio Coletas)... Sin haber detenido la caída, se corre el peligro de hacer salir, demasiado pronto, a Madina a escena... Cuidado, tal vez sea necesario que Pedrito, aunque paralítico total, tire los penales de esta final ya aceptada por todos... y, eso sí, el pupilo de Rubal siga calentando en la banda.... Todos ya han aceptado el resultado, y hasta el público le da igual estar sin gobierno. Lo que no aceptarían es volver a verlos en la tele, jodiendo noticieros, series y deportivos. Hace calor, Madina, no salgas de la sombra. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Ciro2 Ciro2 07/07/16 01:03

    ¡Pobre Tasio, si se confirman sus peores augurios!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Ciro2 Ciro2 07/07/16 00:49

    En la homilía de mañana de Felipe González en El País, el expresidente del gobierno y actual director de orquesta de la vieja formación socialista, deja claro el camino a seguir: abstención para que siga Rajoy. Autodescartado como opción viable de gobierno, el PSOE debe dejar paso a quien pueda formar gobierno. Lo demás no existe. Unidos Podemos no existe para el viejo promotor intelectual del Gal. Se preocupa mucho de no citarla. Casi diría que la querría enterrada en cal viva. Y esta es un poco la situación. El PSOE cava su propia tumba. Quizás es que confía más en recuperar votos del PP y Ciudadanos que de Unidos Podemos. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



 
Opinión