X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Buzón de Voz

Un Pokémon en la Moncloa

Publicada 11/08/2016 a las 06:00 Actualizada 11/08/2016 a las 01:38    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 139

Lo apuntaba Soledad Gallego-Díaz en un artículo reciente: "Nada de lo que está ocurriendo se explica sin conocer la personalidad de Mariano Rajoy, un político de 61 años, con una larguísima carrera, que ha llegado a ser presidente del Gobierno apostando siempre por la poca exposición pública y la ambigüedad". Quienes se burlan de él porque "sólo lee el Marca", minusvaloran su capacidad para exprimir la eficacia del Refranero español, uno de los libros más contaminantes y reaccionarios que existen, pero que bebe de fuentes tan ingeniosas como pragmáticas. De Luis de Góngora procede aquello del "¡Ande yo caliente, y ríase la gente!". En esto Rajoy es un artista, como demuestran los pasos que ha dado este miércoles: "Hace falta un Gobierno ya", con absoluta "urgencia", proclama el presidente en funciones (¡desde hace siete meses!) y acto seguido anuncia que convoca a la dirección nacional del Partido Popular, pero no para esta tarde, ni para mañana ni pasado sino para ¡el próximo 17 de agosto! Con el objetivo de que ese órgano decida la posición a adoptar ante las condiciones impuestas por Albert Rivera para negociar un posible cambio de Ciudadanos desde la abstención alen una sesión de investidura a la que Rajoy sigue sin comprometerse.

Ante la enésima burla protagonizada por Rajoy (con la inestimable ayuda de Rivera) procede hacer algunas consideraciones "urgentes":

1.– Rajoy sigue sin comprometerse a acudir a la investidura mientras no tenga garantizada su elección, actitud que supone incumplir lo que marca el artículo 99.2 de la Constitución tras el encargo del rey a la presidenta del Congreso. Rivera anunció en vísperas del encuentro que exigía al PP "fecha y hora de investidura", aunque dados los precedentes ya no extrañará que el líder de Ciudadanos se siente finalmente a negociar sin fecha ni hora aproximada ni siquiera compromiso firme por parte de Rajoy.

2.– El presidente en funciones insiste en que "no tiene sentido" intentar formar Gobierno si el PSOE mantiene su no a la investidura de Rajoy, lo cual alimenta la firme sospecha de que todo este teatro agosteño busca exclusivamente forzar una abstención total o parcial de los socialistas o, en último caso, poder culpar al PSOE de unas terceras elecciones, en las que el PP aspira a mejorar aún más el resultado del 26J.

3.– La hábil solemnidad con la que Rivera ha presentado sus "seis condiciones" para sentarse a negociar el de Ciudadanos no puede ocultar la evidencia de conchabeo: tres de esas seis condiciones ya se incluían en el documento que el PP preparó como base genérica de negociación, mientras otras ya han sido tomadas en las comunidades en las que el PP gobierna con el apoyo de Ciudadanos. O precisan una mayoría en el Congreso más amplia de la que suman PP y C's. La exigencia de una comisión de investigación sobre el caso Bárcenas es la única que pondría en algún apuro a los 'populares'. Para hacernos una idea, cuando la Izquierda Plural solicitó una comisión similar en junio de 2015, el PP designó como portavoz para rechazarla nada menos que al comisionista Pedro Gómez de la Serna.

4.– Para Albert Rivera, no tiene mayor importancia que Rajoy presida un partido imputado por distintos delitos en cinco procesos judiciales diferentes. Lo importante ahora es apuntarse el tanto de "desbloquear" la situación política, aunque sea apoyando al mismo candidato sobre el que Rivera públicamente había reiterado el compromiso de no apoyarle nunca. ¿Tiene alguna credibilidad el nuevo programa de "regeneración" de Rivera cuando él mismo manifestó en sede parlamentaria y en los debates electorales que Rajoy debía apartarse para permitir la renovación de la política española?

5.– Que Rajoy siga clamando por la "urgencia" de formar Gobierno al tiempo que aplaza una semana la respuesta de su Ejecutiva a la oferta de Ciudadanos es una ofensa (más) a la inteligencia de los ciudadanos. ¿Alguien imagina lo que estarían diciendo el PP y sus mil altavoces mediáticos si un presidente socialista se fuera de puente después de siete meses con un Gobierno en funciones?

6.– Rajoy maneja a su favor una de las grandes diferencias entre el progresismo y la derecha en España. El PP es un bloque marmóreo en el que ni una sola voz se levanta exigiendo un cambio en las alturas que haga creíble su compromiso con la regeneración democrática. En Ciudadanos nadie aparece recordando a Rivera su promesa de no facilitar un Gobierno de Rajoy. En el PSOE, sin embargo, referentes del peso de Felipe González no se cansan de insistir (ya desde el 20D) en que Sánchez debe abstenerse y quedarse en la oposición, hasta el punto de calificar la oferta de Albert Rivera al PP como "el primer acto de responsabilidad política desde las elecciones". Que viene a ser lo mismo que juzgar como "irresponsable" cualquier intento del PSOE de encabezar un Gobierno alternativo en caso de que Rajoy fracase.

7.– La pachorra de Rajoy, la camaleónica táctica de Ciudadanos y la presión mediática y política sobre Pedro Sánchez permiten deducir que la formación de Gobierno sólo se desatascará cuando el PSOE se rinda, con o sin condiciones. Para lo cual Rajoy cuenta con otra alianza de dudosa legitimidad, que es la actitud de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, obligada por la Constitución a ejercer una posición institucional y apartidista. ¿Es la que ha adoptado manteniéndose en silencio y a la espera de lo que se le antoje a Rajoy pese a que el jefe del Estado ya le transmitió que ese es el nombre que propone para optar a la investidura?

Como señalaba Soledad Gallego, la larguísima carrera de Rajoy ha demostrado su "aversión al cambio", incluso a la toma de decisiones o a la planificación de las mismas. Su longevidad política le ha hecho creer (y exprimir) que esa es una virtud, cuando en realidad lo que demuestra es la inmadurez de la democracia española. Siete meses después del 20D, podría pensarse que da lo mismo que en la Moncloa habite Rajoy o uno de esos Pokémon que andan cazando los cibernautas. Esa es la responsabilidad de las direcciones del PSOE, de Podemos y del resto de un arco parlamentario multipartito. Si Rajoy sigue sesteando o haciendo puente, quizás sea ya hora de empezar a hilvanar un acuerdo básico sobre políticas alternativas al fracasado discurso único y capaces de fortalecer la democracia.
EL AUTOR Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



13 Comentarios
  • Javier Paniagua Javier Paniagua 18/08/16 11:46

    Para intentar entender el proceso político será interesante analizar las características de la derecha española. Una derecha que no se siente derrotada porque ganó en 1939 y eso ha ido configurando siempre su perspectiva política. Su evolución ha sido lenta, casi geológica en vez de los "tiempos históricos, pero irreversible si la consolidación democrática en España es inapelable. Se puede estar de acuerdo con las opiniones que se barajan de Rajoy: pereza, rechazo de los debates, dejar que los tiempos resuelvan los problemas, no considerar suficiente grave la corrupción del PP, eliminar a sus opositores de dentro, esperar a que los otros cometan errores, etc. Pero también carencia de populismo y de doctrinarismo ideológico. Rajua (en francés) no parece tener ideas preconcebidas como la derecha tradicional española (recuérdese a Aznar o Fraga). Sí, está dentro del paradigma conservador "man non fanático": si no se puede aprobar la ley del aborto, se echa marcha atrás, si mañana hay que cambiar la ley mordaza,  se cambia, y si hay que hacer otras reformas pues a discutiras... Se hará lo que más convenga siempre que el PP mantenga el gobierno porque la única convicción que se tiene es que no se puede fiar de las demás fuerzas políticas españolas porque no tienen claro la política económica que para él debe ser la hegemónica marcada por la UE, ni tampoco son firmes con el problema catalán o vasco. El PP para él es la única garantía de la unidad de España en estas circunstancias, cree que ello decantará la mayoría social y por eso no teme a unas nuevas elecciones. Considera que las disidencias en el PSOE no facilitan una unidad "de mando", y mucho menos poner en manos de Podemos y sus mareas la gobernabilidad del Estado porque están lejos de creer en Europa como una entidad a la que hay que fortalecer y no se pueden crear disidencias como la de cuestionar el euro. Desde un punto de vista histórico es una visión gradual distinta de la derecha tradicional española. No hay consideraciones morales. Se trata de distinguir para él lo que es prioritario de lo que no lo es. Si  el PSOE no es capaz de articular una  alternativa unitaria, socialmente mayoritaria, ganará Rajua

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Luciérnaga Luciérnaga 17/08/16 20:20

    Si estábamos en la enésima burla, ¿lo de hoy qué es? No es la siguiente. Cualitativamente es lo siguiente.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • SANEV SANEV 17/08/16 14:40

    NO es URGENTE la formación de Gobierno, como lo demuestra el PP y su presidente a la cabeza, con la dilación para presentarse a la investidura, obligación constitucional que para este partido corrupto no parece importarle un pimiento.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • soriafar soriafar 16/08/16 18:32

    Esto no va a cambiar en ningún momento y necesitamos fundirlo de nuevo, como?, empezando de nuevo, volviendo a la situación de hace 40 años, y un buen puñado de españoles despierten de una puñetera vez y piensen que hablar de política no es solo hablar de los políticos, sino también de la cesta de la compra, y consigamos como en aquella fecha un gobierno de progreso. Aunque, pensándolo bien, si seguimos gobernados por este presidente y su partido, regresemos aquella época, por suerte olvidada.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Floren Floren 17/08/16 08:57

      Muy interesante lo que dices y lamentablemente con este gobierno ya estamos muy cerca de la posguerra.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • abruñedo abruñedo 15/08/16 18:06

    Rajoy no tiene otro calificativo de caradura e irresponsable.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Floren Floren 17/08/16 08:59

      Rajoy dice que es muy urgente formar un gobierno pero él se va de descanso en descanso y echándole el muerto a otros

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • taycal taycal 15/08/16 16:36

    Leyendo los comentarios al articulo de Luis Arroyo ( elogio al PSOE), veo muy difícil el acuerdo básico que propones. Los Podemistas tendrían que aprender que si quieres pactar con alguien mañana no le insultes y descalifiques hoy.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Pamplinash Pamplinash 13/08/16 23:27

    Un mongol en el palacio de la Mongolia. Este país donde las manifestaciones se han convertido en llevar a los hijos sobre los hombros con un bocata para pasear, no puede aportar mucho más que lo que decía Soledad Gallego-Díaz acerca del refranero español. Hay uno particularmente odioso para mi, y que se repite mucho entro los votantes encubridores: "más vale malo conocido que bueno por conocer". Y nos tocó marathon man.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Respirandolibertad Respirandolibertad 13/08/16 16:29

    Somos los votantes(unos más que otros) los culpables de tener un candidato del PP más votado corrupto perteneciente a un partido organizado de delincuentes. Un candidato de Cs. Que es la voz de su amo (ibex) y que ha perdido toda creebilidad, muletilla pepera. Un candidato P$o€ que no tiene dignidad ni política ni personal, si este fuera de izquierdas y progresista en España ya habría gobio. Cuando se van a dar cuenta esos millones de votantes que mantener estos tipejos en el poder es mantener sinvergüenzas que nos están tomando el pelo y haciendo sufrir a millones de personas en te país. Los medios de comunicación salvo honrosas excepciones están en su nómina. Espero que esto cambie en algún momento.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • bidebi bidebi 13/08/16 11:34

    2/2 Y en esa mesa incluiría a Cs y a todas las derechas nacionalistas o soberanistas. Por un hecho importante : porque las derechas nacionalistas son las únicas derechas antifranquistas del estado, que por lo tanto no están contaminadas por su adhesión al régimen anterior. E incluiría a Cs porque aún siendo un partido ultra ideológicamente aún no está muy manchado.¿Es que no existen motivos para llegar a acuerdos mínimos que impidan el gobierno de los herederos del franquismo?. ¿Entonces que es lo que impide ese acuerdo de mínimos?. Lo que lo impide es un partido que fue de izquierdas llamado PSOE que a partir del golpe de estado del 81 se hizo mas patriotero que nadie, que como consecuencia no admite de forma efectiva la existencia real de un estado plurinacional, y un partido –con un tremendo historial de corrupción- que durante cuarenta años se ha beneficiado de la existencia de esa oligarquía financiera de origen franquista y que por lo tanto no permite su abolición. Además tenemos otro partido comodín creado precisamente para mantener la ideología franquista de estado uninacional y para mantener la propia oligarquía financiera que fueron los que lo crearon. La prueba del nueve de la existencia de las líneas rojas, que pretenden reformar algo para que el régimen siga viviendo, es que lo primero que hace el llamado PSOE es pactar precisamente con la otra fuerza creada para mantener lo establecido desde el 78 y que no esté muy contaminada por la corrupción. Desechando a las otras fuerzas políticas que, precisamente, son todas ellas antifranquistas. Es tal el cinismo del llamado PSOE que asegura que no pacta con los nacionalismos porque son de derechas, cuando en toda su historia, y ahora mismo en tierra vasca, ha pactado y sigue pactando con esos nacionalismos. En tales circunstancias solamente cabría una esperanza : el despertar de los votantes del mal llamado PSOE con ideología de izquierdas, al tomar conciencia de que lo que votan en realidad es el sostén del sistema financiero que viene masacrando a todos. Pero como en el voto suele intervenir más el aspecto sentimental-emocional-tradicional que el racional no es fácil ser optimista .

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Rosales Rosales 13/08/16 12:26

      Magnífico comentario Bidebi, como siempre. Un saludo republicano.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • bidebi bidebi 13/08/16 11:30

    Por muchas vueltas que le demos a la situación de España, por muchos enfrentamientos que tengamos entre nosotros, la realidad es que poco más vamos a sacar en claro que el hecho de marearnos en el intento. Y esto es así por algo que seguramente admitimos todos y sin embargo tendemos a olvidarlo en la trifulca partidista. Y ese algo es que vivimos en una herencia franquista que no se puede romper, porque tiene poderosos protectores, pero que condiciona absolutamente todo. Esa herencia franquista tiene dos soportes fundamentales : Uno es la configuración impuesta del estado como uninacional y cuyo garante es la monarquía también impuesta. Dos, la pervivencia de una oligarquía financiera que nació en el franquismo y que sigue mandando sobre casi todo de forma absoluta. Con estos dos elementos en vigor es imposible hablar de la existencia de una democracia. Por lo tanto, o se rompe con estas herencias del franquismo o la democracia será imposible en España. A esto hay que añadir la existencia de un partido ahora mayoritario que procede del anterior régimen y la existencia de otro partido de origen izquierdista que por su propia supervivencia ha venido acomodándose al régimen surgido de la reforma del franquismo. Es decir, la cosa se agrava mucho más para la esperanza porque los dos principales partidos del régimen pertenecen a él. Lo que ahora está pasando es que la corrupción general desde hace un tiempo es pública, aunque siempre haya existido, y eso hace que nadie se quiera manchar con lo más reciente, aunque en realidad los dos están manchados a tope. Consecuencia de esto es que hay un apestado para el resto porque su corrupción es mas reciente y los demás no se quieren contaminar. Si el nivel de los políticos, de la democracia y de la sociedad fueran los adecuados, se debería haber aprovechado esta oportunidad para haber hecho desde el mismo mes de Enero, y ahora también, una mesa del resto de partidos que constituyen la mayoría, con dos objetivos : No dejar gobernar al partido mas corrupto, no dejar gobernar al partido de ideología neofranquista.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.