x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
El vídeo de la semana

Soria y la mentira como argumento

Publicada el 10/09/2016 a las 06:00

Soria y la mentira como argumento

Soria y la mentira como argumento.

El caso Soria debería ser estudiado en el futuro como el ejemplo perfecto de la incapacidad de una cierta élite política que sigue sin entender nada.

Hay un viejo reflejo compartido que afecta a esa élite sea de izquierda, de derecha, renovadora o mediopensionista, y es la utilización de la mentira como herramienta de expresión y hasta de acción política.

Se miente con naturalidad en campaña electoral, se engaña sin disimulo en declaraciones públicas, se afirma lo que se sabe falso cuando se cree que conviene a su interés, se toma por tonto al personal bajo la premisa de que la masa es estúpida y se traga lo que le echen por el embudo moldeable de medios de comunicación afines. El concepto que tiene esa élite de la capacidad de intuición y análisis del pueblo cuyas vidas y haciendas administran, es tan bajo como alto su aprecio por la ocultación y el engaño.

Son malos ilusionistas que creen que el público no les ha pillado el truco y se sorprenden cuando les tiran tomates.

Solo así se entiende que la mentira del nombramiento del exministro pretenda ser tapada con otra mentira y posteriormente comentada con más mentiras desde el partido afectado por la bola cada vez mayor. Bola mayúscula que arranca hace meses con el pecado original de toda esta historia, con la mentira del afectado a la hora de comentar sus cuentas y asuntos en paraísos fiscales.

El problema de estos malos actores es no haber entendido precisamente ese pecado original por culpa de esa tendencia a manejar la mentira como instrumento de vida cotidiana. Su ánimo y hasta su ética están tan apegados a la mentira que han perdido la perspectiva de su relevancia moral y social. Por eso el señor Soria se sorprende del clamor contra su nombramiento, por eso el señor Rajoy es capaz de decir un día que es el candidato ideal y al siguiente nombrar otro sin explicar ni lo primero ni lo segundo. Por eso el señor Hernando dice que Soria se ha ido por propia decisión cuando el afectado ha dicho por escrito que dimitió porque se lo pidió el gobierno. Por eso De Guindos calla cuando alguien en el partido del gobierno en funciones difunde que no le dijo la verdad a Rajoy sobre el asunto. Por eso ahora se aplaude en masa la decisión entre las figuras del PP que hasta que la cosa estalló mantuvieron –salvo honrosas excepciones– un silencio más cobarde que prudente.

La mentira y el engaño, la media verdad y los fuegos de artificio, forman parte de lo políticamente correcto entre quienes miden la corrección en función de la disciplina del partido y su horizonte personal entre sus élites.

Lo de Soria lo refleja de manera palmaria. Pero también las mentiras e imposturas del supuesto diálogo entre partidos en este tiempo de incertidumbre y desconcierto de los mediocres a quienes involuntariamente, por culpa de una ley electoral que pide a gritos ser enterrada, hemos encargado una misión muy por encima de sus posibilidades. Mediocres que llaman diálogo al frontón en el que juegan a la pelota sin moverse un milímetro de sus posiciones, que llaman debate interno a la guerra abierta por el liderazgo del partido, que esperan que en los pequeños territorios que tienen elecciones en el horizonte les solucionen el problema de la metrópoli, como si desde la aldea de Astérix fuera a llegar la derrota total de los romanos.
Más contenidos sobre este tema




24 Comentarios
  • Juan gil Juan gil 13/09/16 08:30

    Viejos cachorros de la mentira. Tuvieron buenos maestros  para aprender. LA HISTORIA DE LA COLUMNA INFAME, de Alessandro Manzoni. Todo un tratado sobre la mentira, como una herramienta imprescindible del PODER.  Gracias Juan Ramón.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • txako txako 12/09/16 13:42

    Ellos hablan para su publico, es muy parecido al ejemplo que explica en "gracias por fumar" el protagonista a su hijo. Saben que mucha gente se va a dar cuenta de las falsedades pero saben que a esos no los van a pescar, y que tiene los números a favor.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Barruelo Barruelo 11/09/16 16:55

    me parece totalmente intolerable que nos tomen por tontos y que jueguen con la buena voluntad y el miedo de la gente. deberíamos salir a la calle y gritar todos ¨dejen ya de tomarnos por tontos y sean personas mas serias , o que dejen la política en manos de gente seria¨

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • abitalola abitalola 11/09/16 11:37

    De acuerdo Juan Ramón, no sé con cuál de las dos afirmaciones más de la de si nos toman por tontos o si no pueden vivir sin mentir, por mediocres e ignorantes

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Bonanzero Bonanzero 11/09/16 01:14

    Muy bueno Ramón Lucas, enhorabuena y no pongo en dudas su profesionalidad, pero créame si digo que el hecho de leerlo en Infolibre, me satisface más. Hasta el próximo, un saludo 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • albertreye albertreye 11/09/16 00:03

    mienten, siempre mienten, por que son sus principios, por miedo, por desconocimiento, por cultura, por tradición, por ineptos, porque no pasa nada, porque nos consideran idiotas, porque se ríen de nosotros, porque les votaran igual, así que seguirán igual.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • solguill solguill 10/09/16 23:50

    Exactamente, por qué no hacemos lo posible para que se vote de manera que no nos cuelen a indeseables como los que vamos viendo? Cómo se puede conseguir cambiar la ley electoral?   Ah, sí: cuando los indeseables lo decidan. O hay otra manera?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • karpavi karpavi 10/09/16 22:57

    Tendrían que estudiar a los ciudadanos que los siguen amparándolo favoreciéndolos con sus votos. consintiéndoles sus latrocinios, maltratos a los ciudadanos permitiéndoles sus flagrantes mentiras, sus infamias y arbitrariedades. Estos ciudadanos que los eligen son responsables, por que con esa actitud colaboran y fomentan la corrupción. Para combatir esta corrupción y abusos es fundamental la educación y educación de calidad.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Mariano Manso Mariano Manso 10/09/16 22:16

    Pues, con todos los respetos, además de los políticos, muchos periodistas se unen a la seguridad de que somos idiotas o retrasado mentales. ¿Como que los políticos siguen sin entender nada?, lo entienden perfectamente, ellos y la inmensa mayoría de la prensa. Todos se unen a la gran farsa y como decía Goebbels, cuando una mentira se niega miles de veces se convierte en una verdad. Tampoco tiene mucho mérito, porque como lo entienden todo, entienden perfectamente que la mayoría de los españoles realmente somos idiotas. Salud a todos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Wildthing Wildthing 10/09/16 20:29

    Me pregunto si el autor sabe qué es la Mafia. Pues eso. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión