x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Qué ven mis ojos

La banca siempre gana, a cambio de que perdamos todos los demás

Publicada el 13/09/2016 a las 06:00 Actualizada el 12/09/2016 a las 20:00
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios


“No le des la llave de tu casa a un canalla, porque cuando la tenga te dirá que tú ya no vives allí"



Una orden, una medicina o un delito. Ésas son las tres cosas a las que se puede aplicar el verbo “prescribir". La diferencia entre ellas es que la primera sirve para que te organicen la vida, la segunda para salvártela y la tercera para que los ladrones de guante blanco se vayan de rositas y se queden el botín. Por desgracia, en la España de hoy los últimos ganan, el resto pierde y nunca habían sido tan verdad esas dos frases hechas que dicen que la banca siempre gana y que el cliente siempre tiene razón; por eso las noticias hablan a la vez de los 26.300 millones de euros del rescate a las entidades financieras que el Estado da por irrecuperables y de los dividendos millonarios que logran quienes hacen negocios con la salud de las personas. El más reciente del ramo, la venta de la compañía Quirónsalud a la alemana Fresenius por 5.760 millones, le ha dejado 400 de beneficio a su jefe, que además conserva su puesto de mando. No es dinero líquido, nos dirán, sólo acciones; y se callarán que en dos años lo puede hacer efectivo. A las personas normales nos marean esas cifras, pero eso no significa que no entendamos lo que suponen, porque hemos aprendido el idioma de los estafadores y sabemos que “ingeniería financiera” significa desfalco, evasión y, normalmente, lo uno y lo otro.

El Gobierno, en su eterna paradoja, nunca ha reconocido que ese rescate existiese. El entonces y ojalá que nunca más presidente, Mariano Rajoy, aseguró con la rotundidad que le caracteriza, que sólo era “un crédito a la banca y lo va a pagar la propia banca”. Su vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, prometió que ese préstamo se había hecho “de forma que no cueste ni un euro al contribuyente.” Y el ministro de Economía en los años de la catástrofe, Luis de Guindos, remató la jugada diciendo que no tendría "coste alguno para la sociedad, sino todo lo contrario.”

Ahora, el mismo Banco de España que en su momento no quiso ver, oír ni hablar de la crisis, ha reconocido que ni mandando al Cobrador del Frac de oficina en oficina ha podido lograr que fuese restituido más que el 5% de los 51.303 millones prestados. Para entender lo que eso significa, podemos recordar que con todo lo demás se habrían evitado los tijeretazos salvajes que el PP hizo en Sanidad y Educación, que fueron de 16.000 millones, y aún habrían sobrado otros diez mil. Aunque sólo fuera por mentirosos, esta gente no debería seguir teniendo en sus manos la llave del palacio de La Moncloa.

La de la Real Casa de Correos la tuvo muchos años Esperanza Aguirre, como presidenta de la Comunidad de Madrid. Gran parte de su mandato lo dedicó a intentar privatizar la Educación y la Sanidad públicas y a convertir a los pacientes y alumnos en clientes, que siempre tienen razón… mientras se la puedan pagar. Uno de sus hombres de confianza en la sombra, de ella y de medio Partido Popular, era precisamente el empresario que acaba de vender Quirónsalud a Fresenius, llevándose una fortuna sin dejar su despacho. Entre las adjudicaciones que logró en aquella época y sólo en Madrid, están el Hospital de la Concepción, el Infanta Elena, de Valdemoro; el Rey Juan Carlos, de Móstoles y el de Villalba. Fueron buenas inversiones, aunque caras para los contribuyentes a quienes se les obliga a hacerse un seguro médico privado a base de degradar los centros de la Seguridad Social, porque de los 2.372 millones que facturó la firma en 2015, más de 800 proceden de los acuerdos logrados con la Administración. Así funciona el neoliberalismo, ese espectro que recorre Europa, dejando tras su paso tierra quemada.

La escritora Elvira Navarro acaba de publicar en la editorial Random House una novela titulada Los últimos días de Adelaida García Morales. En ella cuenta una historia tremenda sobre la autora de El sur, un relato corto con el que su entonces marido, el director Víctor Erice, hizo una de las películas más célebres y respetadas de nuestro cine. También publicó otros libros importantes, como Bene o El silencio de las sirenas, pero se fue eclipsando poco a poco, y según cuenta en esta obra entre la ficción y la biografía la autora de La ciudad feliz y de La trabajadora, lo último que se supo de ella es que se dejó caer por una institución oficial para solicitar una ayuda de cincuenta euros que la permitiese ir a Madrid a visitar a su hijo. Luego, la oscuridad y su muerte en 2014. Leer estas páginas produce una gran tristeza, porque hablan de una mujer desafortunada, pero también de un país donde a muchos les ocurren cosas parecidas a las que ella padeció, mientras otros pueden ganar millones con una llamada de teléfono, un paso al otro lado de la raya de la corrupción. Es un mensaje que deja claro que las cosas tienen que cambiar, que estamos en manos de gente que sólo ha venido a hacer dos cosas: con la derecha, se llevan lo que es nuestro; con la izquierda, nos cavan una tumba. O peor aún, nos dan una pala y nos prescriben cavarla nosotros mismos, que es lo que ocurrió con el famoso rescate a la banca, que dicen que no existió y dicen que no se va a devolver.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

63 Comentarios
  • juanza juanza 23/10/16 13:57

    Buenos dias, yo, siempre digo los mismo, "la banca nunca pierde" y si no que jueguen al monopoly y lo veran clarito. Salud

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • paco arbillaga paco arbillaga 16/09/16 14:45

    «Darío Jaramillo: “Este libro me sirvió para mirar la muerte cara a cara” - El poeta colombiano, uno de los referentes literarios e intelectuales latinoamericanos, acaba de publicar El cuerpo y otra cosa» ¶ Ese artículo se puede leer hoy en infoLibre. ¡Hay que ver qué cosas tan interesantes nos dicen algunos poetas! (en este prado tenemos semanalmente una buena prueba de ello). Osasuna!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Bonanzero Bonanzero 15/09/16 11:01

    Benjamín: tienes la deliciosa habilidad de alterar de manera placentera, la conciencia dormida de los que sumido en la ignorancia (no hay peor ignorante, que aquel que ni lee ni escucha) prefieren "pasar" de todo, para contentarse con que su equipo ha ganado. La mezquindad de conciencia, es como dicen los gallegos; ( eu, non creo en elas, pero habelas ailas) demasiadas y la vemos a diario en todas partes un saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Luis Aras Luis Aras 15/09/16 00:04

    Decía en un comentario anterior que la esperanza es lo último que se pierde, a partir de algunas actuaciones judiciales contra los expoliadores, pero ayer conocimos respecto a los de Novacaixagalicia que: (y recojo, en parte, lo publicado en eldiario.es) El Tribunal Supremo consideraba probado que la actuación de los condenados no fue fruto de "decisiones equivocadas en el ámbito de la administración que les incumbía", sino que pusieron en marcha un mecanismo expropiatorio "que va mucho más allá de la adopción de actos erróneos en el ejercicio de su facultades de administración". Todo ello, prosigue el Supremo, con fines de lucro personal y no "meros excesos o abusos" en el marco de sus competencias. El Supremo califica además las penas aplicadas por la Audiencia Nacional como "desproporcionadas" pero no por elevadas sino por "exiguas", aunque admite que no puede modificarlas puesto que este extremo no figuraba en el recurso presentado por los acusados. Para acabar: Que suerte tienen algunos delincuentes y, que frágil la esperanza.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • ela ela 14/09/16 23:24

    Ela dice: Bravo Benjamin, me ha encantado tu artículo, lo de quitarles las llaves de la Moncloa es genial, es lo que se merecen.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • LUIS RAMON LUIS RAMON 14/09/16 19:56

    En sólo casi cinco años de gobierno (a mí me han parecido siglos), el PP ha conseguido dinamitar el estado de bienestar a base de recortes en sanidad y educación, enriquecer a los empresarios y empobrecer a los trabajadores con una reforma laboral hecha a medida de aquéllos, engordar a los banqueros con un rescate gratuito, silenciar a la gente con leyes mordaza y televisiones públicas monocolor, batir todos los records de corrupción con innumerables casos en todas las instituciones y en todo el territorio español, convertirse en el rey de las puertas giratorias, etc etc... Pero, con todo y con ello, su mayor logro ha sido que buena parte del pueblo español asuma todo eso con normalidad. Ha convencido a muchos de que esto es lo que hay y que no se puede hacer otra cosa y que cualquier cambio sería una catástrofe sin precedentes. Ha reducido a la democracia a ir a votar cuando nos manden. No hay manifestaciones, huelgas, protestas... nada. Probablemente en Diciembre volvamos a votar y, probablemente, volverá a ganar Rajoy, a lo peor con más escaños todavía. Tal vez desde la izquierda deberíamos hacer examen de conciencia, pues algo estaremos haciendo mal, cuando no conseguimos despertar a este país de este estado letárgico y de hipnosis en el que se encuentra.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • SINCLAIR SINCLAIR 14/09/16 13:26

    Sinclair como dice Svara me felicito por haber hecho mi suscripcion y poder participar en una tertulia tan enriquecedora. Solo añadir de momento que los progresistas debemos estar mas unidos que nunca para neutralizar a la internacional neoliberal que esta arrasando a multitud de paises ,incluso sus democracias. el ultimo ejemplo es el TTIP que se estaba cociendo en secreto con la UE y que significa un indigno nivel de sometimiento a otro pais y sus multinacionales.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • thule thule 14/09/16 12:52

    Completamente de acuerdo. Y tenemos que seguir esperando a que aquellos a quienes hemos votado para solucionar,en lo a medida de lo posible porque hay mucho daño irreparable, toda esta situación, decidan ponerse a intentarlo! Es impresentable y muy grave y no dice nada bueno de la gente que hemos elegido.Si hay que volver a elegir que cambien los candidatos..

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Pawis Pawis 14/09/16 12:48

    Chapó Benjamin. Elagua clerit debe volver a los "arroyos"..

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Olga V. Olga V. 14/09/16 00:20

    Fantástico el uso del lenguaje al servicio de lo que sea, que hace B. Prado. Yo lo titularía "Literatura en acción". Aunque la última vez que lo dije, -era poesía- me recordó el poeta que la poesía es siempre acción. Y a un poeta no voy yo a quitarle la razón, más que nada porque la tiene. Pero el contenido de este artículo es espeluznante, como la realidad misma.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Benjamín Prado Benjamín Prado 14/09/16 11:52

      Literatura en acción, me encanta, Olga.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.