x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
@cibermonfi

Quilombo en el PSOE

Publicada el 21/09/2016 a las 06:00
Me quedé algo perplejo el otro día cuando vi en Twitter que una catarata de dirigentes socialistas salía en defensa del derecho a la libertad de expresión de Fernández Vara. ¿Es que alguien le había multado o detenido por decir algo? ¿Estaría corriendo la triste suerte de aquellos titiriteros que fueron encarcelados por hacer una broma en una obra de ficción? ¿Le habrían partido la cabeza los antidisturbios en alguna manifestación de protesta por las tropelías del PP?

Mi impresión era más bien la contraria, que Fernández Vara, al igual que Leguina, Corcuera, Bono, Rodríguez Ibarra y, ya no digamos, Felipe González, sale todo el rato en las televisiones, las radios y los periódicos diciendo lo que le apetece. Esa apetencia casi siempre es la misma: la defensa de la monarquía, la Constitución del 78, y la unidad de España tal y como la impuso Felipe V. Con su corolario: denostar a cualquiera que ose poner en cuestión tales pilares, y muy en particular a la satánica gente de Unidos Podemos.

Decidí informarme y resultó que Susana Díaz, Rubalcaba, Madina, Chachón y otros andaban criticando que gente próxima a Pedro Sánchez sugiriera, más o menos subrepticiamente, que las declaraciones de Vara a favor de que el PSOE termine absteniéndose en pro de un Gobierno del PP torpedean la posición oficial del partido. Ah, bueno, eso ya es otra cosa, me dije. Mi impresión era correcta: nadie ha amordazado a Vara, que con solo chasquear los dedos tiene a un montón de reporteros tendiéndole sus micrófonos. Lo que pasa es que a algunos de sus correligionarios de Ferraz no les gusta lo que va predicando.

Concluí que, por una vez, esa gente próxima a Sánchez tiene razón. La credibilidad de la posición oficial del PSOE –no a ningún gobierno del PP, exploremos una alternativa- es prácticamente nula cuando se sabe que buena parte de ese partido, y la totalidad de sus apoyos mediáticos y económicos, son partidarios de no tomar ni el aperitivo con Podemos y ya no digamos con ciertas fuerzas de Euskadi y Cataluña. Aún más, cuando parece que planean eliminar políticamente al mismísimo Sánchez para entronizar a la presidenta de Andalucía.

Me puse entonces a ver qué es lo que decía Susana Díaz. Y lo que decía es que el PSOE no puede gobernar teniendo solo 85 diputados por si solo –aunque sí lo haga en Aragón con 18 de 67 diputados, en Asturias con 14 de 45 y en Valencia con 23 de 99-, por lo que, en consecuencia, debe quedarse en la oposición. Lo veía en televisión y me entraron ganas de ponerme en el lugar de alguno de los compañeros que le sujetaban la alcachofa a Díaz. ¿Por qué no aprovechaban el “canutazo” para explorar la conclusión lógica de esa afirmación? ¿Por qué no le preguntaban que si lo que quiere decir es que el PSOE no tiene otra salida que terminar absteniéndose ante una candidatura del PP? Y en tal caso, ¿con o sin condiciones? ¿La retirada de Rajoy, por ejemplo?

En esta materia soy un antiguo, lo confieso. Creo que el periodista es algo más que una máquina que graba las declaraciones del prócer y las transmite literalmente, sin ponerlas en contexto, sin intentar verificarlas cuando contienen tales o cuales datos o afirmaciones, sin esforzarse por aclararlas cuando son intencionadamente ambiguas. No creo que la misión social del periodismo sea la de servir de altavoz a la propaganda de políticos, instituciones y empresas.

A falta de podérselo preguntar directamente a Díaz, reflexioné sobre cuál podía ser el significado de su mensaje. Llegué a la conclusión de que ella, y probablemente el resto de los que salían en defensa de la jamás amenazada libertad de expresión de Vara, lo que de veras querían decir es que estaban de acuerdo con él: el PSOE tiene que permitir que gobierne el PP. De uno u otro modo.

Rodríguez Ibarra lo aclaró enseguida: se irá del PSOE si este pacta con Podemos. Aprobé con una sonrisa varios comentarios que leí en Twitter instando a Sánchez a aprovechar la ocasión para desprender a su partido de personajes como Ibarra, Corcuera o Leguina. La imagen del PSOE ante los varios millones de votos de izquierdas que ha perdido en los últimos años mejoraría indudablemente sin ese lastre.

El PSOE tenía razón cuando decía que era el partido que más se asemejaba a la pluralidad de España. Era una de las razones de su fuerza y ahora es una de las razones de su debilidad. Cuando el PSOE reapareció en la escena española a fines de los años 1970, lo hizo como partido de aluvión. Con gente procedente tanto de la izquierda y la extrema izquierda como del centro y hasta la derecha. Con españolistas y federalistas. Con antifranquistas y con pícaros en busca de un ganapán.

Ser demócrata, europeísta y partidario de un mínimo de Estado de bienestar, no implica necesariamente ser de izquierdas. La democracia cristiana, el gaullismo francés y parte de los liberales y conservadores europeos han compartido durante décadas esa tríada. Ser de izquierdas es algo más en mi particular opinión: es no dar nunca por terminada la labor de promover los ideales de libertad, igualdad y fraternidad de la Revolución Francesa. Lo digo porque, ya desde la Transición, pienso que algunos próceres del PSOE estarían mejor ubicados en un centroderecha con alma social. O tal vez este partido tendría que plantearse cambiar de nombre. No sé, hacer algo, aclararse en todo caso.
Más contenidos sobre este tema




169 Comentarios
  • cepeda cepeda 26/09/16 11:12

    Podemos rompe el pacto en Castilla La Mancha.... el quilombo aumenta... como era previsible. ¿Cuál será la reacción del PSOE?.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Bonanzero Bonanzero 26/09/16 00:32

    Lo veo de la misma manera, cada cual debe ser responsable de lo que dice y los demás, o asumen las opiniones ajenas, o discrepan de las mismas pero con respeto. Lo que estamos viviendo dentro del SOE, es otra cosa; es quítate tú que me pongo yo, pero que nadie se moleste. Y los jarrones chinos, de adorno y calladitos todos, que en su tiempo, hicieron bastante menos de lo que podían haber hecho y de autocrítica NADA de NADA y todos en una buena "reserva"

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Anibal Espaloma Anibal Espaloma 22/09/16 21:16

    Amen al artículo. Por fin un periodista y no un corre ve y graba, alguien con opinión, criterio, análisis y capacidad de reflexionar y no la voz de su amo ... Increible. Que maravilla encontrar cosas así en este mundo de El País (aquel El Pais sin acento murio devorado por ese prohombre sabio ... defensor de sus intereses, los suyos), El Mundo, ABC, La Razón (pura imposibilidad que diría Unamuno) y demás cosas con aparinecia de medios de comunicación (televisiones, radios, SER resiste porque estas más sola que la una y en pleno asalto PRISAISTA, ..) Que los dioses te guarden Javier Valenzuela y cuídate de las gentes con aspecto de periodistas de hoy.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • jjosse jjosse 22/09/16 17:11

    No nos parece bien un PP monolítico, pero tampoco nos gusta el PSOE o el Podemos cuando hay debate. Yo no lo entiendo. Me parece bueno que haya debate e incluso discrepancias. Es una de las cosas que distingue a la derecha de la izquierda. Me parecen muy bien los debates de estrategias y de ideas. ¿Es que pasa algo?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • mazusta56 mazusta56 22/09/16 16:51

    Bidebi, Sancho, me gusta leeros, yo no tengo la paciencia ni la capacidad de poner en papel lo que vosotros explicáis con tanto acierto (mi mente ha perdido agilidad por un problemilla de salud), contáis alto y claro lo que fueron los principios de los lodos que vivimos, pero yo quiero mirar al frente, al futuro, y me da la impresión estamos viviendo el día de la marmota, que fue ayer cuando murió el general"isimo" y la ciudadanía tiene que aprender a vivir con la democracia. Hemos vivido los segundos cuarenta años hibernando, o sea que no hemos aprendido nada, en lugar de estar en barbecho y listos para que las semillas sembradas comiencen a germinar y dar frutos. Lástima de vida. Cepeda, la constitución no es palabra de dios y tiene que estar viva por tanto es susceptible de modificarse, un acuerdo de mínimos nos exige seguir luchando, nunca el conformismo y la resignación necesitaron una meta porque no van a ningún sitio. Osasuna y República YA¡

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Bacante Bacante 22/09/16 12:11

    Catorce  posts seguidos,  y bién largos,  de un mismo comentarista,  me parece una actitud de protagonismo y de invasión bastante digna de estudio.  Patológica y muy desconsiderada. 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    0

    0

    • cepeda cepeda 22/09/16 13:07

      Y encima pone links a artículos de medios prestigiosos. ¡Qué horror!. Que la inquisición se haga cargo de él. Lee, piensa y escribe... todo un peligro.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      0

      0

      • estebita estebita 22/09/16 16:15

        joder Cepeda o has enloquecido de pasion politica o te has jubilado, ¡que verborrea escrita¡ por favor no sigas, contente un poco, no nos cuentes que fuiste del frente de juventudes, no hacia falta, y menos en los años 70 como tu dices, pues con la edad que te imagino y pantalon corto debia de salirte la pilila por el pantalon, en cualquier caso te animo a seguir escribiendo con fervor , un poco, llevando la contraria a todos pues eso de ser un tocapelotas me parece un oficio magnifico. pero dosificate no te pases pues conozco casos muy graves con secuelas a veces irrecuperables

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        0

        0

        • cepeda cepeda 22/09/16 16:30

          No me dirás que poner links a The Economist y a artículos de medios importantes del mundo mundial no es hacerlo con clase.... Joder lo que hubiera disfrutado durante el franquismo si hubiera habido redes... con lo que nos gustaba vacilar y poner de los nervios a los fachas.... Claro que no había medios... y era más peligroso. Lo que es sorprendente es cuanto os parecéis algunos a los fachas de aquel tiempo. Veían un libro o una redacción con más de 3 párrafos... y se ponían de los nervios y tiraban de pistola.... Ahora más o menos lo mismo aunque afortundamente... sin que aparezca la pistola por la pantalla... Os leo y recuerdo aquello de ¡A mi la legión!. Tal para cual.... españoles todos...

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

        • cepeda cepeda 22/09/16 16:26

          Que haya ido tu padre (supongo) no significa que haya tenido que sufrir yo la "experiencia". Si hubieras leído con atención los comentarios sobre los que despotricas habrías comprobado que cuando hablaba de izar y de arriar banderas y de cantar himno y marchas patrióticas.... me estaba refiriendo a mis años en ARGENTINA como emigrante... Así que... por favor... no me traslades ni tus pesadillas ni tus comeduras de coco. Sin "acritú" te envío un saludo. P.D. De jubilado na de na... currante en activo... y ejerciendo... no como otros.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

      • TOTOFREDO TOTOFREDO 22/09/16 13:52

        Propongo un "Cepeda vs Angels"............a que bloquean Infolibre ?????.........jajajajajaja. Aunque puede que sean la misma persona....

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • bidebi bidebi 22/09/16 12:07

    Entre las trampas de la derecha y extrema derecha española (incluido, claro, el llamado PSOE), siempre ha existido la de hacerse llamar “constitucionalistas” como si los demás fuéramos salvajes sin civilizar. Es lo mismo que cuando dicen “nosotros los demócratas”, dando a entender que los demás no lo somos. Dime de que presumes y sabré lo que no eres. Constitucionalistas somos todos, so horteras, pero queremos otra constitución. El tema territorial y las libertades de las naciones que componen el estado es uno de los ocurrentes, en forma de justificación, para que los progresistas no formen gobierno. El mantra de la soberanía de todos los españoles lo repiten de forma constante. En principio es falso porque, por ejemplo, los territorios forales tienen soberanías fiscales que no tienen en el resto del estado. Por lo tanto no es un principio democrático, si no que es un artículo de la constitución que fue redactado bajo amenaza y chantaje. Ahora bien, existe. La realidad es que los contrarios a las libertades se acogen a las reglas impuestas mediante chantaje, lo que dice mucho de su espíritu democrático. Si son tan demócratas, y no solo de pacotilla, porque no han promovido en cuarenta años la soberanía compartida?. Porque no son tan demócratas y en realidad para justificar su falta se acogen a la constitución del miedo. O sea, son gente poco de fiar. Pero es que además la justificación para no acordar entre progresistas, aún respetando la constitución del miedo, es falsa porque hay soluciones. Basta con una consulta no vinculante que permita a l gente expresarse en libertad y después negociar su resultado y cambiar lo que haya que cambiar por necesidad democrática. Pero no, eso tampoco. O sea, está claro, estos demócratas de toda la vida lo que no son es demócratas. Lo son siempre que se respete el pacto con el fascismo que es la constitución del miedo. Es decir, se sirven del chantaje del 78 para seguir aplicándolo cuarenta años después. Falsarios. Colaboradores necesarios del franquismo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • acracio acracio 22/09/16 21:04

      De acuerdo con tu comentario, de pe a pa.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • phentium phentium 22/09/16 12:05

    Todo eso del Fernandez Vara se entiende bastante mejor cuando uno se entera que antes de militar en el PSOE lo hacia en el PP. A mi es que me gustaria preguntarle porque cambio. O si quizas si no le gustaria volver a cambiar.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • bidebi bidebi 22/09/16 11:42

    2/2 Da escalofríos pensar que las reglas de juego en las que vivimos fueron realizadas por seis personas que tenían los sables desplegados debajo de la mesa. Aquello fue algo muy diferente a un proceso constituyente democrático. ¿Se hubiera podido realizar una rotura democrática?, todo es posible, pero hay que tener en cuenta la gran debilidad de las fuerzas democráticas y hay que tener en cuenta, sobre todo, los efectos que cuarenta años de dictadura produjeron en una ciudadanía no dispuesta a ninguna rebelión, que efectivamente hubiera sido sangrienta. Por lo tanto, a mi entender, el problema no es aquél período 1975-1978, que también por supuesto, pero el gran problema es que el sistema heredero de lo anterior compra voluntades, compra ideologías y compra a dirigentes para que la falsa democracia dure otros cuarenta años. Y en esas estamos. Se sigue con el pacto con el fascismo porque los agentes mas importantes han venido sido comprados para que hicieran dejación de sus principios democráticos. Por cierto, los españoles siguen luchando por una verdadera democracia, pero todos sabemos que en realidad a las democracias europeas habría que quitarles lo de “verdaderas”, ya que están muy lejos de que gobiernen los intereses de las mayorías. Son democracias formales, de formas. Los españoles luchan solamente por conseguir las formales. En realidad los españoles luchan por traer, muy tarde, la Ilustración y la revolución burguesa que nunca llegaron a España.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Sancho Sancho 22/09/16 13:11

      Creo, con todo el respeto, que vienes a decir en la práctica lo que te decía en el comentario anterior: que todo se hizo no desde un punto de  vista democrático y para una ciudadanía ansiosa de libertad, sino para cubrir sus propios intereses, para poder poner en marcha, como bien dices, el capitalismo en toda su plenitud; porque está claro que este sistema necesita de una serie de medidas sociales que no "compriman" totalmente a la ciudadanía, efectivamente son necesarias unas mínimas o elementales libertades para que la gente pueda "hacer funcionar" el capitalismo, yendo y viniendo, comprando, derrochando, gastando, consumiendo...y para eso tiene, como estamos de acuerdo, libertad de movimientos, y "todo el abanico de libertades necesarias que el capitalismo ofrece", si me permites expresarlo así, de esta manera tan tosca. Pero coincidirás en el que todo lo dicho, todas estas medidas no son sinónimo de una sociedad libre, en absoluto. Tampoco he dicho que los distintos grupos y partidos, tanto los del exterior como los del interior no fueran democráticos y de izquierdas: ya lo que que sí lo eran, las dos cosas. Pero nos estábamos refiriendo al período que tu mencionabas, el del acuerdo constitucional, lo que tuvieron que tragar durante, y después, y las condiciones que aceptaron para llegar a firmar...una constitución que nadie estuve dispuesto a cumplir nunca, y que los que sí lo hubieran hecho supieron desde el principio que no se les permitiría por parte de la oligarquía, ¡Nunca!. Salud.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • picota2 picota2 22/09/16 07:14

    Yo fui militante del PSOE hasta 1978. Entonces abandoné la militancia precisamente porque comencé a ver la evolución que iniciaba en partido precisamente en la dirección que después consolidó y que define muy bien el Sr. Valenzuela. Suscribo plenamente su artículo. Gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • cepeda cepeda 22/09/16 09:33

      ¿Militante desde cuándo?... porque antes del 75 se veía poco militante del PSOE en la lucha antifranquista. Los que estábamos en eso nos conocíamos bien... sabíamos quien era del PCE, quien de los maoistas, quien de los troskos, quien era del Frap y quien estaba con los anarcos... y en determinados ámbitos se hacían notar... por ejemplo en las facultades... pero no recuerdo en aquellos tiempos ver ni un cartel del PSOE.... Es más, cuando se murió franco la gente no tenía muy claro quienes eran los socialistas porque aparecieron 2 partidos PSOE... y la tira de partidillos "socialistas" Por cierto también estaban las ETAs...

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0



Lo más...
 
Opinión