x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




A la carga

Los dirigentes del PSOE no saben en qué época viven

Publicada el 03/10/2016 a las 06:00 Actualizada el 02/10/2016 a las 21:02
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

El aspecto más llamativo de la defenestración de Pedro Sánchez es que los autores de la misma no hayan tenido en cuenta ni a la militancia ni a la opinión pública, así como que hayan hecho caso omiso de las exigencias de mayor transparencia y rendición de cuentas que se han impuesto en la política española a raíz de la crisis que ha sufrido el país.

Los enemigos de Sánchez han actuado como si estuvieran en los años 80. No parecen haberse dado cuenta de que ahora hay un competidor real a la izquierda del PSOE que puede superarle en votos en cualquier momento. No han reparado en que una conspiración de las élites del partido resulta profundamente antipática y puede provocar un nuevo abandono de militantes y votantes. No han querido hacerse cargo del problema grave que tiene el PSOE en el electorado más joven, el que representa el futuro, y que con toda seguridad estará espantado tras contemplar cómo se resuelven los conflictos en el partido socialista. Por último, muchos de los participantes en la operación contra Sánchez conservan la ilusión de que el apoyo del grupo PRISA puede compensar la pérdida de imagen que supone actuar como lo han hecho, pero eso, de nuevo, es no haber entendido lo que ha sucedido en estos años en la sociedad española.

Da la impresión de que los enemigos de Sánchez han actuado en contra de las preferencias del electorado progresista. Sólo así se entiende que no hayan querido medir sus fuerzas en la militancia. Optaron primero por un golpe palaciego, que fracasó por su torpe y ridícula ejecución y que alcanzó un momento “sublime” con la comparecencia de Verónica Pérez a las puertas de Ferraz reclamando ser la única autoridad del partido; y, en segunda instancia, por un ajuste de cuentas en el seno del Comité Federal. No les ha importado montar un espectáculo lamentable, del que el PSOE tardará años en recuperarse, para deshacerse de un secretario general elegido por la militancia, si de esta manera sorteaban la derrota segura que les esperaba en caso de someterse al juicio de las bases.

Sabiéndose en una posición minoritaria, ni siquiera se han atrevido a hablar claro. Los opositores a Sánchez no han tenido el valor de defender la necesidad de abstenerse para permitir que gobierne el PP de Rajoy, única alternativa que queda una vez se ha constituido una gestora y no hay candidato para terceras elecciones. Aunque yo no sea favorable a esa tesis, entiendo que es perfectamente legítimo y razonable que haya gente en el PSOE que prefiere quedarse en la oposición antes que gobernar con Podemos y los independentistas. Pero entonces deberían haber dicho lo que piensan y a continuación haber explicado que se oponían a los esfuerzos del secretario general por formar un gobierno alternativo al del PP. A lo mejor hubieran conseguido convencer a buena parte de la opinión pública. Sin embargo, en lugar de eso, han alegado razones de muy poco peso (el trato distante de Sánchez hacia los barones que no eran de su cuerda, la convocatoria de un congreso tras las elecciones gallegas y vascas) que, aun pudiendo ser ciertas (la gestión de Sánchez, ciertamente, ha dejado mucho que desear), no justificarían nunca una solución tan traumática como abrir el partido en canal a la vista de todos.

Los socialistas llevan en caída libre desde 2011. No han abierto un debate serio sobre las causas de su pérdida de votos. Prefieren pensar que el problema es de liderazgo, cuando es mucho más profundo. Explican sus malos resultados apelando a la existencia de Podemos, como si Podemos no fuera en gran medida consecuencia de la decepción de buena parte del electorado progresista con el PSOE. No han querido buscar respuestas, huyendo del problema mediante el expediente de la sucesión de líderes. Piensan que remplazando a Zapatero con Rubalcaba, a Rubalcaba con Pedro Sánchez y, ahora, a Sánchez con Susana Díaz, van a revertir las pérdidas. Y cuando Díaz fracase, por no haber afrontado los verdaderos problemas del PSOE, lo intentarán con otro, hasta que un día el PSOE sea ya un partido pequeño e irrelevante.

La tendencia electoral de la socialdemocracia en los países occidentales es muy negativa. Antes del verano presenté algunos datos sistemáticos en este artículo, mostrando que a partir de los años setenta hay una lenta e inexorable caída de los partidos socialdemócratas, que se acelera con la llegada del siglo XXI. El PSOE, como entonces indiqué, es el partido que más apoyo pierde después del PASOK.

No obstante, los datos muestran que se puede escapar de la tendencia global, como de hecho sucedió en las dos legislaturas de Zapatero. Entre 2004 y 2008 se produjo una fuerte sintonía entre el PSOE y el electorado progresista, hasta el punto de que los votantes recompensaron al partido con un porcentaje mayor de voto en 2008. En el PSOE no han querido entender las razones de esa mejora, atribuyéndola simplemente a las buenas condiciones económicas, pero debe recordarse que las condiciones fueron igualmente buenas entre 1986 y 1989 y eso no impidió que hubiera una huelga general contra el gobierno de Felipe González y que el voto al PSOE continuara descendiendo.

Las fuertes caídas del PSOE siempre se han producido cuando las élites del partido han actuado al margen o en contra de sus bases sociales, poniendo por delante de la ciudadanía al establishment económico y mediático del país o a las instituciones europeas. Refleja una concepción vertical y jerárquica del poder que siempre ha supuesto la ruina electoral del PSOE.

La destitución de Sánchez es un acto de ceguera política, no porque Sánchez fuera mejor o peor dirigente, sino porque ha sido una operación diseñada desde arriba, sin contar con la opinión pública, en un momento histórico en el que muchos ciudadanos han mostrado su hartazgo con esa forma de hacer política.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

145 Comentarios
  • yoka yoka 26/10/16 12:12

    yoka. Buen analisis de Snchez-Cuenca,aunque no comparto su consideración como "Elites" a los que participaron en la conspiración ,los cuales poco tienen de sabios y poco tienen de justos. Añadiria sus consideraciones,que el P.S.O.E.,a ido cerrandose cada vez mas ,retringiendo la participación en su direccion de verdaderas elites,quizas porque estas pueden desarrollar su vida,sin depender del cargo politico ni de lo que decida quien manda en la organizacion sin mas.Todo ello a ido emprobeciendo cada vez mas la democracia interna del Partido, frente a una nueva sociedad distinta de la de los "80" en la que no cabe la disciplina rigida sin mas y el autoritarismo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • RueDelPercebe RueDelPercebe 24/10/16 09:15

    Me temo que lo que pasa es que las élites del partido no son y probablemente, nunca fueron de izquierda. Militantes, votantes y dirigentes autonómicos y locales no lo ven o no lo quieren ver.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Fresno Fresno 16/10/16 15:35

    El artículo del profesor Sánchez-Cuenca es absolutamente claro y preciso. Solo añadiría dos cosas: 1) la obsesión patológica de algunos dirigentes y barones del PSOE hacia Podemos y 2) el PSOE parece estar convencido que unas nuevas elecciones les relegaría a la tercera posición por detrás de Podemos y por ello prefieren entregar el gobierno al PP. No entienden que esta decisión les relega a la tercera posición de facto en el parlamento, no tendrán la representación moral de la oposición ni de la izquierda.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • MejorRadio MejorRadio 12/10/16 13:50

    Apruebo totalmente la labor que está realizando el Alcalde de Jun y de otros militantes honestos porque están reivindicando la moral del nuevo Partido que debe surgir, donde no existan limitaciones para expresarse, Sánchez estaba cumpliendo con una estricta directiva del Comité Federal y que no dejaron celebrar uno nuevo para poderla modificar, y prefirieron y se prestaron para dar un Golpe sucio, repulsivo y traidor. Estos hechos van a marcar un antes y un después en el PSOE y la nueva dirección podrá limpiarse de los cargos directivos de toda esa gente sin ideas de izquierda y de servicio público ejemplar, muchos sólo militan para beneficiarse de los privilegios que le proporciona ser un dinosaurio de la organización. Es importante que el nuevo PSOE se regenere e incorpore a cargos directivos militantes de una nueva generación, relegando a su merecido sitio a los viejos militantes con cuestionada historia de honradez y buen servicio, cuya presencia únicamente desacredita la buena imagen del Partido.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Tajo Tajo 07/10/16 20:51

    El golpe de estado de la vieja guardia felipista a triunfado en su objetivo de impedir cualquier intento de formar un gobierno alternativo de izquierda, ahora intentarán convencer a sus afiliados y votantes de la necesidad de permitir que siga gobernado el PP por el interés superior de España. Estos patrioteros políticos profesionales anclados en sus poltronas dentro del partido, de las instituciones y de las grandes empresas del Ibex a las que sirven, nunca permitirán que ese partido haga nada de izquierdas. Gloria al Sr. X y la Sultana Andaluza.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Alfredo20032 Alfredo20032 05/10/16 05:34

    Excelente análisis. Una parte importante de la dirección, el sector crítico, se ha desvinculado de las bases con un concepto patrimonial del partido. http://alfredo20032.blogspot.com.es/2016/10/hemos-perdido.html

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Rafael María Rafael María 04/10/16 20:43

    Tienes razón en tu análisis aunque te quedas corto. La socialdemocracia va en caída libre en la medida en que se convirtió, ya con Felipe en un apéndice del sistema, aunque al principio supiera véndelo la piel del cordero de cambio.  En Europa también está en caída libre y es porque no tiene una salida para los retos de capitalismo global. Podemos construir otras propuestas que si busquen nuevas salidas a la crisis de régimen y de sistema que estamos atravesando. Una parte de los que están en estas aguas podrían ir a para la la nueva Alternativa que hoy se llama Unidos Podemos y que ha de ir evolucionando.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • ignacioaznar74 ignacioaznar74 04/10/16 19:06

    Para las élites de PSOE, el enemigo es Podemos. Para los militantes del PSOE, el enemigo es el PP.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • ARVA44 ARVA44 04/10/16 18:59

    Yo creo que los dirigentes del PSOE sí saben en qué época viven. El problema del desconocimiento està en los afiliiados y en los votantes del partido sobre la naturaleza de sus dirigentes con más poder. Ésta es la triste historia creada por los corruptos, mentirosos, estafadores y golpistas políticos que pretenden engañar y confundir a los ciudadanos. Su partido les importa un bledo si no es para utilizarlo en beneficio personal.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • mcn mcn 04/10/16 15:55

    Pues claro... Es tan sencillo ver que el viaje del PSOE a las catacumbas desde hace años se debe a que no han sabido captar el espíritu del 15M y el harakiri que hizo ZP cuándo se puso del lado de Don Dinero pactando con Rajoy el cambio del famoso 135 de la Constitucion. Ya no hay vuelta de hoja, los jóvenes progresistas no votarán más al Psoe... Y nosotros sus padres, progresistas y votantes del PSOE....tampoco vamos a votarles.. O sea...que el PSOE está condenado a la insignificancia, ese es mi pronostico, y más aún si estudias la pirámide de la población española. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.