x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Buzón de Voz

Siempre partícipe a título lucrativo


Publicada el 06/10/2016 a las 06:00 Actualizada el 05/10/2016 a las 21:35
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

“El que por título lucrativo hubiere participado de los efectos de un delito o falta, está obligado a la restitución de la cosa o al resarcimiento del daño hasta la cuantía de su participación”.
Art. 122 del Código Penal

El Partido Popular está sentado en el banquillo del macrojuicio de la Gürtel bajo la acusación de haberse beneficiado de la comisión de graves delitos cometidos por la red que encabezaba Francisco Correa. Afrontan sendas imputaciones los tres últimos tesoreros nacionales y una veintena de ex cargos públicos nombrados y sostenidos durante años por la cúpula del Partido Popular que preside Mariano Rajoy. Si finalmente es condenado, en la sentencia se fijará la cantidad económica que el PP debe aportar al erario público por el beneficio obtenido ilícitamente. Lo que no puede contemplar ninguna sentencia, y menos con efecto retroactivo, es la magnitud del daño causado por esa constante afición del PP a participar a título lucrativo de operaciones políticas que en los últimos años han contribuido al deterioro de la democracia. De hecho ya tiene Rajoy dispuesto el operativo para volver a lucrarse (políticamente) del descalabro al que se ha lanzado el PSOE.

No nos referimos aquí a las otras causas por corrupción en las que está implicado el PP. En todas ellas (Taula, Palma Arena, Púnica, Son Espases, papeles de Bárcenas, destrucción de ordenadores...) aparecen también toneladas de indicios de financiación ilegal de campañas electorales. Centenares de mítines y actos protagonizados por Esperanza Aguirre, Francisco Camps, Rita Barberá, Ignacio González y toda la plana mayor del partido empezando por el propio Rajoy, en Madrid, en Valencia y en otros muchos lugares, fueron organizados por la trama de Correa, que a su vez agradecía la confianza mediante regalos personales y sobrecostes que cubrían el reparto de comisiones. Para resumirlo sin temor a exagerar una mica: el PP ha acudido a las contiendas electorales, desde los años 90 hasta como mínimo 2011, dopado económicamente. Ha competido con recursos de origen irregular, donados por empresarios que a cambio esperaban recibir (y recibían) adjudicaciones públicas desde las administraciones municipales y autonómicas gobernadas por la formación de Rajoy.

¿Cómo se calculan los efectos que ha podido tener esa competencia desleal? ¿Cuánta influencia ha ejercido esa fórmula empleada clónicamente en Madrid, en Valencia, en Baleares..., que incluía el uso de dinero negro y cuentas millonarias en Suiza, en las holgadas victorias electorales del PP? ¿Cómo medir la relación entre inyecciones de publicidad institucional y el abrumador apoyo mediático que el PP ha mantenido durante décadas?

¿Sentido de Estado?

Paralelamente a las actuaciones que irán siendo examinadas por los tribunales, el PP ha desarrollado estrategias políticas en las que nunca ha renunciado al papel de partícipe o beneficiario a título lucrativo. Causa perplejidad el éxito con el que se impone el discurso de que la formación de Rajoy es prácticamente la única fiable, rigurosa, con sentido del Estado y de la responsabilidad pública, capaz de garantizar estabilidad y certidumbre. Si alguien se molesta en repasar las cuestiones calificables como de Estado en los últimos quince años, descubrirá que los principales pactos se lograron siempre con el PP en el Gobierno. Cuando la derecha se queda en la oposición, procura sacar ventaja de cualquier coyuntura por delicada que sea. Bastan dos ejemplos clamorosos: su boicot a la reforma del Estatut de Cataluña y su negativa absoluta a apoyar el llamado proceso de paz que culminó con la renuncia de ETA a las armas en la segunda legislatura de Zapatero. Se le reclamó entonces a Rajoy sentido de Estado, pero actuó bajo la convicción de que oponerse de forma radical y hasta por vía judicial reportaba votos para el PP en todas partes salvo en Cataluña y el País Vasco. El "no es no" permanente de Rajoy a los nacionalistas, sin ninguna otra alternativa, ha sido una enorme fábrica de independentismo.

En cualquier democracia mínimamente madura, sería inimaginable que el presidente de un partido sentado en el banquillo por delitos relacionados con la corrupción y acusado de haberse beneficiado de actuaciones ilícitas pudiera seguir en el poder. España, que durante décadas viene intentando converger con Europa en lo económico, parece incapaz de converger en niveles de calidad democrática. El escenario al que asistimos este mes de octubre tras la decapitación de Pedro Sánchez en el PSOE anticipa una alta probabilidad de que Rajoy vuelva a ser partícipe a título lucrativo, esta vez del proceso de autodestrucción del PSOE.

El harakiri socialista

El nexo que unía a todos los llamados críticos hasta el Comité Federal del pasado sábado era sacar a Sánchez de la secretaría general del PSOE. Unos por las derrotas electorales acumuladas; otros porque lo consideran responsable de haber roto el partido; algunos porque le veían capaz de acordar un gobierno con Podemos con el visto bueno de los independentistas, y eso no lo admiten los jarrones chinos ni los aliados mediáticos ni el poder económico; muchos porque querían devolver los golpes y humillaciones ejercidas por Sánchez durante el último año y medio; algunos porque desde muy pronto no fue todo lo dócil que se esperaba de él; los más porque consideraron que su anuncio de primarias exprés y congreso en diciembre era una estratagema cuyo único objetivo consistía en seguir cuatro años más al frente del partido, sin posibilidad de acordar un gobierno alternativo, menos aún en el plazo de una semana escasa (entre el 23 y el 31 de octubre). Todos (y solo eran 25 más que los pedristas en el Comité Federal) coincidían en que Sánchez sobraba. Pero ni todos son susanistas ni muchos de ellos tienen claro que facilitar la permanencia de Rajoy sea mejor solución que repetir elecciones.

Si quienes pergeñaron la decapitación de Pedro Sánchez pensaban que sería sencillo sustituir de golpe y porrazo el no es no por la abstención y ganar tiempo para recomponer el PSOE (o lo que quedara del partido) han demostrado una torpeza considerable. Aunque les sobraran motivos para deponer a Sánchez, erraron en las formas y lo hicieron sin un relato convincente. Ahora intentan gota a gota, declaración a declaración, que vaya calando la inevitabilidad de aceptar la investidura de Rajoy. Y este parece salivar ante la oportunidad de volver a ser beneficiario o partícipe a título lucrativo. Es costumbre.

P.D. Por cierto, el PP viene alegando que no se le puede acusar (ni tampoco a la exministra Ana Mato) de haberse lucrado porque eran desconocedores de que la red de Correa estaba cometiendo delitos. Un alumno de primero de Derecho puede explicar que la figura penal que refleja el artículo 122 ya asume que el acusado ignoraba la procedencia ilícita de su lucro. De haberla conocido, la acusación sería por complicidad o encubrimiento, delitos por los que (hasta el momento) no han sido investigados los máximos responsables políticos del PP.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

87 Comentarios
  • Faustino Tuya Faustino Tuya 09/10/16 14:49

    Que mania de prostituir el lenguaje siempre en favor del delincuente. Siempre se llamó COMPLICE. Hablar de participe a titulo lucrativo, es una soberana gilipollez, porque en esta sociedad, todo es LUCRATIVO. Entonces la unica diferencia es si es legal o ilegal. Hablamos de ilegalidad y de complices. El resto es lenguaje prostituido para que los votantes borregos se confundan.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Tajo Tajo 09/10/16 13:52

    Magnífico artículo Sr. Maraña, propio del gran periodista que es Ud. Por cierto, su participación en La Sesta Noche, y a pesar de los escasos minutos que le permiten hablar, aportan: lucidez, elegancia, coherencia y honestidad en ese funesto programa dominado por los mercenarios mediáticos Marhuenda e Inda, ante la incapacidad y/o complicidad del presentador.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Alvaro13 Alvaro13 08/10/16 08:15

    Magnífico artículo. Hace falta una gran visión de la historia de Europa y de España de los últimos 250 años para comprender que cuando Rajoy se enorgullece de que España es la nación más antigua de Europa, en realidad pone de manifiesto que nuestro atraso no sólo es científico, sino que es, de forma secular, político. Anclado en un absolutismo ilustrado (el ejercicio del poder por cuerpos jurídicos) periódicamente rehabilitado en el poder por acciones militares, este atraso ideológico se ha convertido en señal de identidad. Tras el período más largo de dictadura, la evolución ha sido asimétrica: en lo político el PP se ha regenerado como poder dominante; en lo social sociedades como la catalana o la vasca avanzan a contracorriente pretendiendo reivindicaciones propias del sXIX frente a una sociedad con concepciones características del sXVIII. Por otra parte la carnicería franquista ha desarbolado sistemáticamente la capacidad intelectual (desde la falta de debate a la asfixia de la actuacion) ya de por sí extirpada a consecuencia de la victoria golpista tras tres años de guerra incivil. Esto ha conducido a un PSOE carente de historia y de tradiciones como cuerpo de acción política actual. La incorporación al pensamiento socialdemócrata ha sido dentro de un estilo económico y también liberal propio de librepensadores antes que de socialistas. Atrasos y carencias que junto a una baja movilización social en relación con la valoración, el compromiso responsable, la defensa, y la educacion de derechos y deberes ciudadanos en la mayoría de la población nos sume en una mezcla poblacional desarticulada y poco consciente de su atraso, provocando fuertes tensiones a consecuencia de las injusticias, pérdidas y limitaciones provocadas por las diversas crisis económicas características del sistema económico actual. Así, inmersos en los problemas y carencias de la de de con opciones y acciones propias de periodos más atrasados, sin referencias propias y carentes de experiencia en el gobierno.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Olaf Olaf 08/10/16 07:45

    Artículo interesante. El debate quizás no tanto pero si nos saltamos las recurrentes tonterías de Bacante y de Wilthing resulta más llevadero.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 09/10/16 14:56

      Una pena.  No ha aportado nada.  Espacio tirado a la papelera . 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • asereje asereje 08/10/16 00:14

    Estupendo artículo. Creo que somos un país tercermundista -con perdón para esos países, que por sus circunstancias no son causantes de su situación- cuyos valores morales, éticos y cívicos son de lo peor que hay en Europa. Si hablamos con otros europeos de verdad, nos consideran que por lo general como gente poco recomendable, no nos engañemos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Reyes garciadelvillarbalon Reyes garciadelvillarbalon 08/10/16 00:07

    Las aguas han vuelto a su cauce, la ciudadanía ya no sale a clamar derechos, está dormitando. De vuelta a estar en manos de estrategas del abuso. No se entiende que un partido imputado siga 'en funciones', mientras la supuesta oposición se desmenuza. Lo del Psoe, se ha quedado en PE. Es un abuso no aplicar los resultados electorales: la mayoría, ese montón de siglas  que a algunos molesta, no queremos que repita el PP, ni Rajoy. Eso creo que son los resultados, pormucho que el PP haya sido el más votado, lo cual demuestra que estamos en un país de este siglo, heterogéneo, diverso, y dispuesto a convivir sin tanto chorizo. Muy buen artículo Maraña. salud. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Antonio Francisco Antonio Francisco 07/10/16 19:45

    La posdata (P.D.) por sí misma vale tanto como el artículo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Antonio Francisco Antonio Francisco 07/10/16 19:43

    Curiosamente, el artículo 122 del Código Penal no se aplica a los beneficiarios de los ERE de Andalucía. La fianza que se establece para Griñán y otros, por ejemplo, se calcula sobre el montante sujeto a los procedimientos supuestamente irregulares que pudieron ser malversados, pero no se reclama la devolución de los importes percibidos a sus receptores (que, en su mayoría, son miles de trabajadores o personas damnificadas por cierres de empresas). Evidentemente, los jueces no son coherentes y no aplican la ley más que de una manera selectiva. Eso no es Justicia, sino Injusticia. Acusan a Griñán, Chaves y otros, pero pecan ellos mismos de aquéllo de lo que acusan a los demás, al elegir arbitrariamente a quién se aplica la ley y a quién no. Si la ley es igual para todos, ¿no es eso prevaricación?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Ernaxisp Ernaxisp 07/10/16 21:49

      Efectivamente; en muchos casos es Ultraprevaricacion.-Muy buen articulo.--

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • JMLARRA JMLARRA 07/10/16 15:16

    Bien, claro que sí, pero mientras el Pueblo sea como es, o una buena parte de él, y la justicia, o una buena parte de ella, siga siendo como ha demostrado ser, poco podemos esperar en cuanto a Justicia y Democracia. ¿O no?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • imagina.Spectra imagina.Spectra 07/10/16 14:54

    He oído decir que en el PP hay gente que no es corrupta, que son gente honesta. ¿Honestos?¿A la sombra de corruptos que saben que son corruptos y que además están por encima de ellos? Tal vez se refieren a que no piyan pero... ¿Como se come eso? ¡Me lo expliquen, plis! Porque desde fuera se ve feo. ¡Muy feo! Solo una cosa más: ¿Se ha puesto ya nuestro ínclito Presidente de Gobierno en funciones de España al día con hacienda de su sobresueldo en B?¿Algún inspector de hacienda quiere jugarse su futuro y pasar a la historia?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.