x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Qué ven mis ojos

Los ladrones ya no son gente honrada

Publicada el 11/10/2016 a las 06:00 Actualizada el 11/10/2016 a las 00:12
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

“La única forma de enterarse de algo es no creérselo todo."

En la España de 1941 los ladrones podían ser gente honrada, tal y como sostenía una obra de teatro de Enrique Jardiel Poncela que ese mismo año llevó a la pantalla Ignacio F. Iquino. En 1956, cuando se estrenó la segunda versión cinematográfica del texto, dirigida esta vez por Pedro Luis Ramírez, aquel título aún decía la verdad: la dictadura que había arrasado el país seguía en pie igual que ahora lo hace el monumento funerario al asesino que la comandaba, y hay que entender que se hiciera cualquier cosa para conseguir por las buenas o por las malas algo que llevarse a la boca en una tierra quemada donde lo único que crecía era el hambre, el crimen de Estado y la desesperación. En la comedia original del autor de Eloísa está debajo de un almendro, el matrimonio formado por una joven de la alta sociedad y un antiguo delincuente empieza a peligrar cuando los compinches del marido, que se enamoró de ella mientras tramaba atracar su casa, deciden reactivar el plan, por hacerse con el botín y, sobre todo, para vengarse del traidor. En el largometraje de Ramírez, aparece José Isbert en la Plaza Mayor de Madrid, anuncia al público que lo rodea que la “tortuga africana del Orinoco” que sostiene en la mano va a dar un triple salto mortal, y mientras los incautos esperan la acrobacia, les vende unas maquinillas de afeitar. No me digan que todo eso no les recuerda a alguien y a ahora mismo


Aparte de eso, sin embargo, hoy en día, cuando gracias al neoliberalismo y sus crisis de laboratorio una parte de nosotros está en 2016 y otra ha regresado a aquel tiempo de silencio, como lo llamó el novelista Luis Martín Santos, lo que decía aquel título ya no es cierto. Los ladrones son nada más que eso, simples ladrones, aunque lo sean de guante blanco, por mucho que el jefe de la banda no sepa que el Orinoco está en Venezuela o sea calcado al personaje de la obra de Jardiel Poncela que se llama Castelar y habla mediante trabalenguas ininteligibles, y a pesar de que sus secuaces actúen como los del drama para confundir a sus víctimas con una vulgar maniobra de distracción: “¿Habéis matado a los perros?”, pregunta uno de los miembros de la cuadrilla que prepara el asalto a la vivienda. Y otro le responde: “No. Les hemos traído una perra a cada uno y están encantados.”


Que el Partido Popular pretenda a la vez abanderar la lucha contra la corrupción que él mismo ha protagonizado y trate de anular el juicio de la Gürtel por un defecto de forma, explica justo eso, que los ladrones ya no son gente honrada, sino una auténtica mafia: se puede contar de mil maneras distintas, pero el hecho es que al magistrado que empezó a investigar ese asunto lo expulsaron de la Audiencia Nacional por descubrir las conversaciones de los detenidos y sus abogados, se le puso al pie de los caballos y en un abrir y cerrar de navaja acabaron con su carrera, lo mismo que con la del juez que metió en la cárcel a Miguel Blesa, otro de los suyos. Después, se limpiaron las manos manchadas de dinero negro en sus togas. En su último libro, Baltasar Garzón afirma que “el procedimiento, juicio y condena a los que fui sometido fueron inicuos y obedecieron a razones ajenas a un verdadero sentido de la justicia, hasta el punto de que la nueva reforma de la ley incluye la posibilidad de hacer aquello por lo que fui culpado, incluso con menos garantías de las que yo empleé.”


Pero la jugada parece que no les va a salir esta vez, porque la letrada Concepción Sabadell, que es una de las fiscales del caso Gürtel, ha rechazado la petición de nulidad que hicieron el PP y su antiguo tesorero, Luis Bárcenas, dejando muy claro en su dictamen que fue el partido quien “se vio beneficiado por fondos procedentes de cohecho y malversación”; y también porque la prensa sigue echando leña al fuego y esta vez es El Mundo el medio que acaba de hacer pública una circular que los jefes de la calle Génova distribuyeron entre sus alcaldes para enseñarlos a financiar irregularmente sus campañas electorales y a darle esquinazo al Tribunal de Cuentas. Claro que de esta gente nunca te puedes fiar, y más cuando también acabamos de saber que la juez del caso Nóos es novia de un amigo íntimo del socio de Iñaki Urdangarín, Diego Torres, en cuyo piso se alojaba éste cada noche, tras salir de la sala en cuyo banquillo se sentaba junto con el antiguo duque de Palma, como principales sospechosos del desfalco. Presentas ese argumento a tu editorial y te devuelven la novela por increíble.

Eso sí, todavía resulta más difícil de creer que el general de ese ejército fantasmal, más parecido a la tripulación de un barco pirata que a una formación política, vaya a ser otra vez presidente del Gobierno y, además, con la ayuda de sus rivales históricos y supuestamente ideológicos del PSOE. No ha tenido más que quedarse quieto para ganar la carrera. No ha tenido más que cerrar la boca para que le crean. “¿Para qué hablar?”, dice uno de los protagonistas del drama de Jardiel Poncela, “si el silencio es lo más elocuente que existe. Sólo cuando callamos lo decimos todo...” Su interlocutora le pregunta: “Entonces, ¿por qué no se calla usted?” Y él le responde: “Porque yo no tengo nada que decir.” Así que vuelvo a poner la misma cuestión sobre la mesa: ese hombre, ¿no les recuerda a alguien? En esta historia, van a volver a ganar los malos, pero el público va a aplaudir igual. Se apaga la luz. Se cierra el telón.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

99 Comentarios
  • mituca mituca 13/10/16 11:45

    ¡Qué grande eres Benjamín! No se puede decir tanto y tan claro en éste como en el resto de tus artículos, pero qué hacemos? si "En esta historia, van a volver a ganar los malos, pero el público va a aplaudir igual". ¿Qué podemos hacer para concienciarnos que que la responsabilidad final es nuestra? En nuetras manos, votos, está la posibilidad de cambiar esta historia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • manugarrote manugarrote 12/10/16 12:40

    Se ilumina mi cerebro cuando leo tus articulos, porque en alguna parte quedan huecos sin rellenar del conocimiento dentro de este mundo inmundo de cloaca en el que nos ha tocado vivir, donde los gusanos campan a sus anchas rodeados de una atmósfera fétida a la a que se han acostumbrado y de la que no quieren salir al aire libre de la libertad por no soportarlo. La convivencia resulta insoportable al lado de estas toleradas alimañas, nos defenderemos de ellas, poniendo, como tu haces, colocando enfrente la verdad a modo de escudo defensor de las libertades y de la transparencia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Jose Luis77 Jose Luis77 12/10/16 11:17

    Magnifico, como siempre Benjamin. "Salu" y un abrazo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Mayor Al Mayor Al 12/10/16 11:13

    Tu artículo es inmejorable. Enhorabuena y gracias por refrescarnos la memoria y quitarnos algunas telarañas de los ojos. ¡Gracias, de verdad!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • orenes orenes 12/10/16 10:04

    LO QUE es increíble es que, esta banda de mafiosos vaya a seguir gobernando con la aquiescencia de un partido que se fundó para la defensa de los trabajadores, la lucha por la democracia, y por la honradez de la sociedad. ¿ qué queda de aquello ?.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • El Quijote El Quijote 12/10/16 09:44

    Brillante articulo Benjamín. La banda en que se ha convertido el PP ha encontrado sus aliados en Ciudadanos y el P$oE, no se si estarán pensando en hoy por ti, mañana por mi. Estan secuestrando a nuestras instituciones y a esta especie de democracia en la que estamos. Urge darle la vuelta a este esperpento, pero hay 8 PP+5 PsoE+3 Ciudadanos millones de españoles que o bien no se enteran, o abiertamente apoyan la corrupción, por activa o por pasiva.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Musidora Musidora 12/10/16 01:44

    Lo de los 8 millones de votos es realmente un misterio. Está claro que hay un miedo endémico aún en este país al cambio. El franquismo aún pesa mucho y hasta la fecha sólo han gobernado los partidos que yo llamo del régimen. Por supuesto, con la ayuda de los nacionalistas, aquellos mismos a los que ahora escrupulosamente rechazan. También está el peso del IBEX, que, aunque no son tantos, consiguen hábilmente (y repulsivamente) que estemos lo suficientemente desinformados y manipulados. Sobre todo, una gran parte de la tercera edad que por los siglos de los siglos, amén, verán la televisión del régimen y se tragarán todas sus media verdades y falsedades. Por poner un ejemplo. Y una mediana edad que se traga todo lo que ponen los periódicos (si es que lo leen!) que estan manejados también por ese llamado cada vez mas régimen. Pero dónde dejamos esa generación de ni nis. Esos jovenes que ni estudian ni trabajan, el mayor número (supongo que en terminos relativos) de Europa. La educación está claro que hace aguas, ya antes de los draconianos recortes presupuestarios que ha vivido. Y es nuestra esperanza para que todo cambie. La educación podrá devolvernos a la realidad como país algún dia. Y mientras tanto centrémonos en los restantes millones de votantes, mas del doble que los del PP, para cambiarlo todo de verdad, sin miedo. Muchas gracias Benjamin por todos tus artículos. Siempre me siento identificada, siempre aprendo algo nuevo, siempre desempolvas recuerdos. Gracias siempre.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    0

    0

    • paco arbillaga paco arbillaga 12/10/16 07:13

      Para quizás entender el misterio «de los 8 millones de votos» solo falta mirar lo que se vota en la mayoría de los países de Europa, lo que votamos los europeos para nuestro parlamento de Bruselas y lo que se vota en Estados Unidos donde los republicanos tienen mayoría en el Senado y en la Cámara de Representantes. Y en Sudamérica parece que la derecha vuelve a mandar en la mayoría de los países. Y una última reflexión: ¿cómo un personaje como Trumph puede ser elegido como candidato a presidir el país más poderoso de la Tierra cuando en nuestra asociación de vecinos no lo elegiríamos ni para barrer los portales? ¿Se podría concluir que los españoles votamos como «casi todo» el mundo? ¿No será que el personal tiende a aburguesarse en el peor sentido de la palabra? Osasuna y República.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      0

      0

      • gualdo gualdo 12/10/16 13:39

        Paco y musidora: el misterio de los 8 millones de votos está resuelto: el PP sigue sacando tajada (como ya hizo en época de Zapatero) del "miedo nacional " por lo que vaya a pasar en Cataluña. Han sabido vender a los millones de personas que no pueden ver ni por asomo una Cataluña independiente (y por tanto una España "rota") que es necesario un gobierno "fuerte" (hábilmente indentificafo como "de derechas") para hacer frente a tal pulso centrífugo. Este es claramente el hecho diferencial español, sin el cual ahora tendríamos un gobierno de izquierdas; recuérdese sin ir más lejos el discurso de la representante del psoe en la sexta noche del pasado sábado. Yo conozco a varias personas que votaron al pp el pasado junio, y al preguntarles por su elección siempre aparece la voz "Cataluña" en su a menudo confusa argumentación. A mi modo de ver, ese es el quid de la cuestión: el pp generó la mayor crisis territorial de los últimos tiempos, y aunque repugnante e inmoral, no fue aquello tan torpe como pudiera parecer a primera vista: nos siguen y van a seguir gobernando a pesar de estar tantos de ellos en el banquillo.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • Musidora Musidora 12/10/16 11:47

        Pues sí Paco, tienes razón. De hecho he dicho mas de una vez que muchos de los problemas que tenemos aquí se están produciéndose en Europa. Y en USA ni te cuento. La mal llamada democracia, que no es más que una autocracia económica. Nuestro problema particular es que esa extrema derecha que se está destapando fuera de nuestras fronteras aquí esta enmascarada en el seno del PP, en donde son unos hipócritas que no dicen todo lo que piensan, y por supuesto engañan descaradamente. Hablan de respeto a los derechos humanos, pero se ponen hechos unos fieras cuando les tocas sus figuras franquistas. Ahí se les va la lengua un poco. Pero desinformación y manipulación existe cada vez mas en todos sitios. Nada mas hay que ver la pantomima global que se está produciendo con la guerra en Siria, la situación en toda la región, el ISIS,el problema palestino...nos cuentan burdas mentiras que millones de personas se tragan sin rechistar. Tienes razón Paco que tenemos un problema global, solo que aquí está aderezado por una banda de cuatreros que ha asaltado vilmente nuestros bolsillos.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • paco arbillaga paco arbillaga 12/10/16 07:44

        Lo de barrer los portales no es porque sea una labor fácil. Cuando me toca hacerla a mí lo mío me cuesta.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • Bic Bic 11/10/16 23:04

    Ojalá la jugada no les salga bien esta vez, como dices. Yo tengo mis dudas. Ordenadores machacados, jueces y justicia machacados, demasiado poderío para hacer lo que quieren, nada bueno.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • TOTOFREDO TOTOFREDO 11/10/16 21:30

    Benjamín, realmente todavía crees que en España hay democracia ?????????.....................

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 7 Respuestas

    0

    0

    • Benjamín Prado Benjamín Prado 11/10/16 22:05

      Si hay urnas, hay democracia. Otra cosa es lo que los ciudadanos echen dentro... Y otra aún peor, que los representantes de los ciudadanos sólo representen a sus propios intereses y al imperio del dinero. Pero, desde luego, para mí lo inexplicable es que el partido más corrupto de Europa saque ocho millones de votos, eso es indescifrable para mí, y lo poco que descifro me gusta muy, muy, muy poco.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 6 Respuestas

      0

      0

      • TOTOFREDO TOTOFREDO 12/10/16 09:36

        Benjamín, yo creo que para que haya democracia no solo tiene que haber urnas, debemos tener como pueblo sentido de la responsabilidad y vergüenza, algo que cuesta encontrar en muchos políticos, y que por lo visto tampoco sobra entre la ciudadanía. Lo mismo que una familia, por el hecho de que haya un padre una madre y unos hijos, no necesariamente hay una familia, la familia es algo más. Si queremos tener DEMOCRACIA con mayúsculas no deberíamos tolerar que se rían en nuestra cara, y lo siguen haciendo sin ningún rubor. Solo hay que oír atentamente las explicaciones que hacen nuestros políticos del signo que sean, y la falta de réplica contundente por parte de los periodistas....., a lo que unimos el voto de los lerdos "que siguen comprando en la tienda de siempre, a pesar de que saben que les roba en el peso".

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • TOTOFREDO TOTOFREDO 12/10/16 11:37

          Donde digo "periodistas", quizás debiera decir "ciudadanía", creo que es más justo.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

      • Bacante Bacante 11/10/16 22:44

        Benjamín,  ¿en serio que porque haya urnas hay Democracia? ¿Aunque sea poco de fiar el recuento e incluso cómo se han conseguido los votos?  Pero,  más que nada, ¿es democracia que los políticos hagan lo que les dé la gana con los votos recibidos a cambio del programa que defendieron, prometieron e incumplen?  ¿De verdad que aün así podemos considerar,  tan ricamente,  que vivimos en Democracia? 

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 3 Respuestas

        0

        0

        • Benjamín Prado Benjamín Prado 12/10/16 00:21

           Bueno, lo que quiero decir es que votar, al final, es una acto solitario, cada uno mete en la urna lo que quiere meter. Y aquí, que yo sepa, nadie te apunta con una pistola  para que votes obligatoriamente a ningún partido. Lo demás, la guerra sucia entre los candidatos y los intentos de manipulación del ciudadano, existen en todas partes: no hay más que mirar ahora mismo a los Estados Unidos.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

        • gualdo gualdo 11/10/16 23:32

          La democracia que la defina cada uno como quiera, pero hay un consenso de mínimos y es que los ciudadanos elijan a sus representantes, y eso se cumple aquí, aunque con déficit en igualdad en voto. La separación de poderes también es importante, aunque quizá esté en segundo lugar. Los servicios sociales, aunque no son estrictamente democracia, se suelen instalar como una consecuencia más o menos natural de la democracia. En cuanto a la separación de poderes, yo creo que siempre habrá un problema relacionado con lo del robot reparador de robots. ¿Quién reparará al reparador? Y si éste existiera, quien lo reparará a su vez? Vamos a ver, ¿cómo se podría juzgar a los jueces más poderosos el Tribunal Supremo, es decir, aquellas personas que juzgaron y sentenciaron al juez Garzón? ¿Quien tiene la capacidad jurídica de juzgar por prevaricación a esas personas tan poderosas? Están totalmente blindadas o se ha previsto de algún reparador? Si no hay reparador, lo que hay que pedir es una ley que instituya la figura del "Gran Reparador del Tribunal Supremo", aunque claro... Debería algún experto escribir un artículo al respecto, porque el ciudadano de a pie (jurídico) como yo no se entera. Ya he avisado aquí que estoy dispuesto a hacer una petición en change.org pero necesito infooo

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          0

          • gualdo gualdo 12/10/16 00:05

            Lo extraño del caso es que estos señores del Tribunal Supremo son tan dioses, están en un Olimpo tan elevado que ni suiqera la crítica de la prensa les llega personalizada. Yo no conozco el nombre y apellidos de estos señores. Bien han sabido mantener su casi total anonimato público, sin apenas referencia personal por los medía. Todo el mundo sabe quién es Garzón, Rajoy, o Messi, pero nadie sabe nada de esos dioses del Olimpo que destruyen, porque les da la puta gana o bien porque están pagados (o porque les vino la demencia sobrevenida, que está de moda), la carrera de un juez por investigar.

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

  • Haiku Haiku 11/10/16 21:23

    Chin Chin por los 8 millones que parecen tener una flor en aquel sitio. Y a esperar lo que harán en las próximas los 16 millones restantes que no les votaron. Lo que hay que escuchar.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.