x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Buzón de Voz

Una patada hacia delante

Publicada el 04/11/2016 a las 06:00
Lo había anunciado con absoluta contundencia el pasado sábado en su última intervención, justo antes de que las 68 abstenciones del PSOE le permitieran repetir como presidente del Gobierno. “No estoy dispuesto a derribar lo construido ni a liquidar reformas”, proclamó un Mariano Rajoy venido arriba después de casi un año en funciones, sentado a la espera, viendo pasar cadáveres por la puerta de la Moncloa. El presidente decidió humillar a su principal adversario incluso en el mismo momento en que éste se hacía el harakiri (“para evitar terceras elecciones”). Se tomó cinco días más antes de anunciar, este jueves, la composición de un Gobierno que efectivamente confirma la amenaza: Rajoy no pretende cambiar un ápice de sus políticas económicas ni sociales.

Ahí van unos apuntes de urgencia sobre un nuevo Gobierno que en realidad no lo es tanto:

    – Mantener a Luis de Guindos al frente de Economía y a Cristóbal Montoro en Hacienda significa un espaldarazo a los ejecutores de las políticas de recortes, amnistías fiscales, castigo a la cultura vía IVA y protección de las grandes empresas gracias a la ingeniería permitida con el impuesto de sociedades. Mantener a Fátima Báñez en Empleo y Seguridad Social es reconfirmar que no hay marcha atrás en la reforma laboral que ha multiplicado la precariedad, ha facilitado la devaluación salarial y ha contribuido al vaciamiento de la hucha de las pensiones.

   – Lo más sincero de Rajoy es su autorretrato como “previsible”, muy especialmente si se trata de dilatar problemas en lugar de solucionarlos. ¿Queda resuelta la batalla interna entre Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal? No. Sale reforzada Santamaría puesto que mantiene la única vicepresidencia, sigue coordinando a los ministros y asume Administraciones Territoriales, nada menos que el asunto de las relaciones con las comunidades autónomas; con quienes quieren independizarse y con quienes desean un nuevo modelo de financiación. De paso (dicen quienes mejor conocen el rajoyismo) Santamaría se pondrá a viajar por España, lo cual le permitirá mucho más contacto con los cuadros del partido, que hasta ahora le eran prácticamente ignotos. Es una clave con lectura sucesoria (si alguien se atreve a pensar que Rajoy piensa en eso). A Cospedal le da el ministerio de Defensa, pero el CNI seguirá dependiendo de Santamaría y de su lugarteniente, María Pico. Pierde Soraya la portavocía del Ejecutivo, que en los tiempos que corren puede restar más que suma, y de ella se encargará un cordial Íñigo Méndez de Vigo que, a falta de algo tan trascendente como un gran pacto por la Educación, tiene tiempo libre entre la Cultura (despreciada) y el Deporte (dependiente sobre todo del patrocinio privado).

   – Al hombre más cercano a Rajoy para asuntos económicos, Álvaro Nadal, lo sitúa al frente de un monstruo de tres cabezas: Energía, Turismo y Agenda Digital. Cabe preguntarse qué tendrán que ver unas cosas y otras, pero no debemos olvidar que esos tres conceptos engloban algunas de las actividades oligopolísticas que sostienen el Ibex-35: las eléctricas y petroleras, los grandes operadores del sector servicios y las telecomunicaciones. Se diría que, en lo que respecta al poder financiero y empresarial, Guindos se encarga de la banca y Nadal de todo lo demás.

   – Sobran los motivos por los que caen del Gobierno tres nombres de peso: Jorge Fernández Díaz (reprobado desde el Congreso y desde la decencia política), José Manuel-García Margallo (quizás por jugar a 'César o nada') y Pedro Morenés (que cualquier día puede romperse la testa en la puerta giratoria, de tanto usarla). Sus sustitutos (Cospedal, Alfonso Dastis y Juan Ignacio Zoido) tienen en común ser de absoluta confianza de Rajoy, enunciado que encierra una solemne obviedad, puesto que no se conoce un solo presidente de Gobierno que nombre a individuos de los que no se fía. Rajoy sí es insistente en el maquiavélico arte de mantener en un mismo equipo a gente que no se soporta entre sí: Santamaría-Cospedal, Guindos-Montoro.

   – A menudo en política (como en la vida) es tan importante o más lo que se hace como lo que no se hace. Contra lo que algunos rajoyólogos pronosticaban, Rajoy no ha apostado por incluir perfiles de “independientes”, sino que sigue tirando de los cuadros del partido (a excepción de Dastis en Exteriores). Y mucho menos ha lanzado Rajoy el menor guiño para abordar una legislatura de diálogo permanente en el Congreso. Es lo que habría supuesto crear un ministerio de Relaciones con las Cortes, para el que sonaba el nombre de José Luis Ayllón, secretario de Estado a la sombra de Santamaría y del propio Rajoy. El presidente del Gobierno es más de mayorías absolutas y rodillos, y tiene la afición de rodearse de abogados del Estado y técnicos muy expertos en derecho administrativo. Para hacer política se basta él solo, especialmente si su principal estrategia consiste en cumplir las indicaciones de Bruselas o Francfort y en bloquear o dilatar las iniciativas parlamentarias de los demás grupos. ¿Hasta cuándo? Hasta que él mismo decida disolver las Cortes y volver a culpar al resto del mundo del “bloqueo político”.

   – Se lee por ahí que este Gobierno compuesto por ocho hombres y cinco mujeres rejuvenece al anterior (cosa bastante fácil con la salida de los tres nombres antes citados, que suman 206 años de edad). Lo que no rejuvenece es la mentalidad de concebir un equipo de gobierno más hilvanado por condicionantes de partido que de país. Así se explican o se adjudican cuotas andaluzas, catalanas, municipales, etc.

En realidad lo que ha pasado este jueves no tiene mayor trascendencia. Se trata sólo de nombres, cuya prioridad consiste en pensar en las siguientes elecciones y no en las siguientes generaciones. ¿Cuál es el plan de este nuevo Gobierno para combatir la brecha de desigualdad que el informe de Oxfam publicado este mismo jueves sitúa en niveles vergonzantes? ¿Cuáles son los pasos de regeneración democrática que puede dar un Gobierno en el que están el propio Rajoy (autor de los SMS a Bárcenas) y Cospedal (ejecutora de la “indemnización en diferido”? ¿Cuál es la opción vertebradora de España que plantea este Gobierno, más allá de los juzgados y el “no es no” al creciente independentismo? Se desconoce respuesta a esas tres cuestiones básicas. 

Lo importante ocurrió mucho antes de este jueves: el fin del bipartidismo, la fragmentación parlamentaria derivada de la eclosión del 15-M, los nervios de los poderes económicos y mediáticos ante la posibilidad de un gobierno de progreso… Lo cierto es que la fortaleza de este nuevo Gobierno consiste en la debilidad ajena. Lo que ha hecho Rajoy es dar una patada hacia delante, con el fin de aprovechar una coyuntura paradójica. Sabe que el PSOE necesita tiempo para superar su profunda crisis: cuanto más se distancie del PP y endurezca sus posiciones, más pronto puede emplear Rajoy a su favor la herramienta de adelantar elecciones, mientras que un apoyo del PSOE al Gobierno en decisiones clave como Presupuestos, ajuste del déficit o reforma de las pensiones puede dejar aún más espacio libre a Podemos y condenar al PSOE a la irrelevancia del PASOK. Ante la evidencia de unas brechas de carácter generacional y territorial que han roto el sistema político de la Transición, la prioridad de Mariano Rajoy es ganar tiempo. Y en esto es un artista.
Más contenidos sobre este tema




72 Comentarios
  • JLMDLT JLMDLT 10/11/16 13:03

    perfecto análisis, como suele ser habitual de Maraña. Gracias

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Wantoo Wantoo 06/11/16 16:04

    Ya se que no viene a cuento en este artículo, pero es que no quiero engordar la lista de comentarios en el del "a sueldo del Pxxe Luis Arroyo" pues podría ser que midiese su profesionalidad por el número de estos. Sin embargo me dejo llevar por la libertad de expresión (también para los lectores, claro) para dejar mi mayor protesta por la sarta de mentiras y por el desprecio que nos hace a los votantes de Podemos (no somos poderosos), día si y día también este mal llamado periodista. De momento, no puedo hacerme socio de un diario "libre e independiente" que no evita que las mentiras que se digan en él se permitan como si de opiniones libres se tratasen. Lo siento mucho porque las ganas de pagar por leer, por ejemplo a Luis García Montero, Ramón Lobo, Mariola Moreno, Wyoming, Benjamín Prado, Manuel Rico y el propio Jesús Maraña, son elevadas, pero el contrasentido de que el periódico que tu ayudes a desarrollarse tenga un espécimen de esa calaña dentro, es determinante e insalvable. Un saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Bacante Bacante 05/11/16 21:04

    OPINIÓN El caso Espinar como ejemplo de fariseísmo ¿Es lo mismo el caso Espinar que la venta de viviendas a Goldman Sachs? ¿Es lo mismo robar un boli o un paquete de folios que organizar la trama Gürtel?     ----Jorge Armesto, 04/11/16 · 10:58----

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Damas Damas 05/11/16 21:23

      Bacante, gracias por el artículo de Jorge Armesto. Osasuna!

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Bacante Bacante 05/11/16 21:02

    D I A G O N A L:     "Lo primero que llama la atención sobre el “Caso Espinar” es esa exigencia ética desmesurada y sin límite en el tiempo que sólo se aplica a ciertas personas. Resulta inaudito que en un país que tolera la corrupción de un modo casi obsceno, se exija a los representantes políticos de izquierda un comportamiento tan exento de todo reproche que sólo dos tipos de seres puedan tener: los ángeles y los recién nacidos. Ni siquiera los santos padres de la iglesia necesitan de tal virtud: San Agustín era un mujeriego y vividor. El pensamiento reaccionario cree en la redención. Pero, ¡ay! si eres rojillo la cosa cambia.      ¶.        ¿Cuando tenías 20 años fuiste a una despedida de soltero en la que había un striptease? Ya estás invalidado para la lucha feminista. ¿Te fumaste un día un viernes del curro porque te habías acostado a las tantas con unas cuantas copas? Invalidado para la administración pública. ¿Fuiste con tu padre de niño a coger nidos? Invalidado para la lucha ecologista. Esto ha llegado a extremos absurdos y, además, no tiene fin en el tiempo. No se exige ya una imposible santidad en el ejercicio de lo público sino en cualquier momento de la historia personal. "

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Bacante Bacante 05/11/16 21:00

    DIAGONAL:       "...En segundo lugar, colaborar en esta caza de brujas es hacerle el juego al poder corrupto. La única manera de que históricamente pueda subsistir este estado de latrocinio continuado es que se extienda una conciencia de que todo es lo mismo. El sentido común existente está pleno de tales justificaciones. En las oficinas se dice: "¿acaso nosotros no robamos folios?" Y luego se sentencia: "pues es lo mismo”, para terminar con el inevitable: "este es un país de pícaros". O se habla del nepotismo y se justifica con: "veríamos si estuvieses tú y te pidiera trabajo un familiar". Todo este sentido común hace que sea igual robar un folio que 4.000 millones. Que sea lo mismo escaquearse más tiempo en el café que promover estafas bancarias millonarias. En ese estado de cosas, la sobreatención mediática a miserias como que un chaval gane 19.000 euros en cuatro años por la venta legal de inmueble nos hablan de que existe, como mínimo, un problema de escala. De desmesura. Se engrandece lo pequeño para empequeñecer lo grande. Colaborar en esto es reírle la gracia a los saqueadores que están bien satisfechos de que nosotros manguemos lápices mientras no les afeemos que roben países enteros.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • calabera calabera 05/11/16 20:39

    En efecto este mal gobierno es que se merece la gestora de los 17, que traguen ahora..pero no dijo mentiras frescas que haría un gobierno de buena comunicación y para el diálogo? Días de fiesta nos esperan y de penurias

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Bonanzero Bonanzero 05/11/16 20:29

    ¿Cómo hemos llegado a esta situación?¿cuántas mentiras nos cuentan?¿Como el cuarto poder, trata de manipular (y lo está consiguiendo) para quitar y poner, denostar o alargar, a este o aquel, con tanta premeditación alevosía y nocturnidad?¿dónde queda esa rendija de ilusión qué atisbamos hace años, de libertad, información honesta, denuncia de abusos de poder, de una misma vara de medir igual para todos?¿porqué no se le presta atención, a la precariedad de trabajo, los salarios, el empobrecimiento que ahoga a miles de familias, la (decadencia alarmante) en prestaciones de salud o de dependencia? ¿Esa información no tiene relevancia? la información deportiva, lo solapa todo. Total, es la que más se lee y por la que más se afanan un sector muy importante de "lectores". De otra parte, nos dan a diario (igual que el parte meteorológico) cómo va el mercado (no el laboral) las cotizaciones en la bolsa del IBEX, el precio del barril de crudo (petróleo) ese que se mantiene sobre los cuarentena y pico, pero en las gasolineras no lo notamos ¿no hay forma de controlar esos abusos?¿solo controlan las recetas en los ambulatorios, a la vez que se reduce la lista de prescripción en los usuarios?¿Quiénes y cuantos somos los que colaboramos, (consiente o inconscientemente) en este "atolladero" de recortes, que nos imponen desde Europa?¿cómo se entiende, eso de que hemos vivido por "encima" de nuestras posibilidades?¿cuántos están cobrando una ayuda, una pensión no contributiva o nada? ¿Todos esos han vivido también, por encima de sus posibilidades? Unos por leer poco, otros por no leer, los que se "tragan" los anuncios, los que "manipulan" la información, aquellos que mantienen la desinformación y cada día más, los que dicen: mientras no me toque a mí, deja marchar la burra. ¿Qué porvenir se nos avecina?¿qué futuro les espera a esta juventud, sin preparación alguna?¿qué se hace para incentivar a los del fracaso escolar?¿y lo/as investigadores que se ven obligados a ausentarse? Esos que dicen  (los políticos) estar orgulloso de su preparación, ¿porque se van? Por el futuro de las cotizaciones y el bienestar social, hay que darles oportunidades aquí. ¿Cómo se solucionará todo esto?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Carmen61 Carmen61 05/11/16 19:35

    Espero que este este periódico este a la altura, pues creo que la mayoría de los  que estamos aquí, queremos poner nuestro granito de arena para que algo cambie. Visto cómo están los medios de comunicación es casi imposible de luchar contra los elementos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • cepeda cepeda 05/11/16 13:44

    1.El tema es bastante más amplio, e importante, que podemos si o podemos no, o podemos me cae más o menos bien. Podemos tiene 5 millones de votos y en consecuencia es un partido importante que está en la oposición... y nada más. 2.Los "fanáticos" e incondicionales de podemos deberían centrarse no solo en poner a parir al PSOE y al PP sino en ver que son capaces de hacer allí donde gobiernan... y en preparar un PROGRAMA ALTERNATIVO digno de ese nombre y... para mejorar las cosas no para empeorarlas. Repito que dentro de dos años habrá elecciones locales y autonómicas... y ahí veremos quien va vestido... y quien va desnudo. 3.De momento podemos se ha declarado contrario a la constitución de 1978 y a los resultados de la transición y... se ha preferido juntar con los separatistas... (algunos no olvidaremos los aplausos al Rufián del otro día... ni lo que hay detrás) y le sigue el juego a los que quieren cargarse la soberanía nacional del pueblo español y su derecho a decidir.... Es su derecho... veremos los resultados a medio plazo... 4.A la mayoría de la gente le incomoda podemos... y es normal porque no hay ningún partido que tenga mayoría absoluta.... 5.Otra cosa es que los de podemos se pongan la venda en los ojos... y no se den por enterados de los dos mensajes que le han enviado los ciudadanos en las elecciones de junio y de septiembre... Se que tienen una "fe" inmensa en podemos y a lo mejor se creen que la fe mueve montañas.... pero va a ser que no...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • TOTOFREDO TOTOFREDO 05/11/16 18:36

      Que "batiburrillo".......

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • MGM1 MGM1 08/11/16 12:20

        Bien descrito.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • Mariposa Mariposa 05/11/16 12:49

    https://t.co/P4Cb3cKaLg Lo recomiendo...Nos enfrenta con una manipulación muy peligrosa, más allá de los casos concretos...un fin, una estrategia! https://t.co/P4Cb3cKaLg

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



 
Opinión