X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Verso Libre

El sentido religioso de la política

Publicada 11/12/2016 a las 06:00 Actualizada 10/12/2016 a las 15:18    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 144

Hace unas semanas tuve el gusto de oír al teólogo Benjamín Forcano. Coincidí con él en un acto político en el que se intentaba debatir sobre las alternativas ideológicas de la izquierda. Forcano nos regañó a todos los que habíamos intervenido antes por no haber aludido a la energía revolucionaria de la fe religiosa. Confieso que me irritó su intervención y que me pregunté a mí mismo durante unos días el motivo de esa irritación. Respeto a Benjamín Forcano, coincido con él en muchas de sus batallas; así que merecía la pena preguntarme el motivo de mi incomodidad cuando situó la religión en medio del debate político.

Admiro a muchos cristianos y coincido con ellos cuando protagonizan movimientos de solidaridad con los inmigrantes, los refugiados, los niños sin escolarización y sin juguetes… Pero sé que lo que me une a ellos no es Dios, sino la suerte de los inmigrantes, los refugiados y los niños sin escolarización y sin juguetes. Coincido con ellos por su amor, no por su Dios, que me irrita sin que yo pueda remediarlo.

¿Por qué no puedo remediarlo? Pues supongo que algo importa el hecho de haber crecido y de vivir en España. La religión católica y sus comportamientos clericales han sido la ideología más dañina contra todo esfuerzo de igualdad, progreso, cultura y libertad en la España moderna y contemporánea. Desde el siglo XVII hasta el XXI no ha habido propaganda machista, golpista, terrorista, integrista y reaccionaria que no tuviera por detrás a un cura y a la Santa Madre Iglesia. La quema de libros, la inquisición, Franco bajo palio y los sermones de los arzobispos pidiendo la humillación de la mujer y el desprecio a los homosexuales, siguen estando a la orden del día. Como me dice un sacerdote amigo, si Dios existe, no tiene nada que ver con la Conferencia Episcopal. Ni siquiera con la Iglesia.

Y otra cosa. Asumir que he crecido en España significa algo más que un rencor atávico contra la Iglesia que metió en la cárcel a los ilustrados y bendijo el fusilamiento de los republicanos. Significa también asumir que vivo en un país europeo, perteneciente de lleno al capitalismo avanzado y con pocas cosas en común, para bien y para mal, con el mundo subdesarrollado. España no es Centroamérica, para mal y para bien, y aquí la teología de la liberación puede ser un camino personal hacia la solidaridad, pero no tiene sentido en la centralidad del discurso político. La religión es un arma de control de las clases dominantes, igual que la monarquía. La clase media progresista y la clase trabajadora viven en su mayoría al margen de la voluntad religiosa. Querer unir la recuperación de los valores públicos con la fe divina es hacerle poco daño a la desacralizada mentalidad de nuestra sociedad de consumo y prestarle, además, una ayuda indirecta a las sotanas de siempre, que no terminan de aceptar el ámbito de la conciencia privada como su espacio más indicado.

Confieso también que estas preocupaciones van más allá de la religión católica. A lo largo de mi vida he visto a muchos ateos declarados practicar un sentido muy religioso de la política. Acaban convirtiéndose en el mejor aliado del poder. El diablo es un personaje tan religioso como Dios. La Iglesia sabe utilizarlo para dar miedo y mantener a sus fieles bajo control. Quien de verdad vive al margen de la religión se siente tan lejos de Dios como del Diablo.

En nuestra historia, los rojos españoles sólo hemos podido conseguir algo cuando la clase media progresista se ha encontrado con la clase obrera a la hora de organizar el Estado. La conciencia democrática, el deseo de regeneración y transparencia de las instituciones, se une de ese modo al deseo de igualdad y justicia social. A los poderes dominantes les interesa romper ese pacto para evitar una situación real de cambio. Prefieren otras alternativas: o que la clase media confunda su idea de democracia con el capitalismo, o que la clase obrera conduzca su indignación hacia formas totalitarias como las que ahora representan Donald Trump o Marine Le Pen.

España necesita un gobierno alternativo al PP. Hay que configurar un espacio social que acabe con la herencia franquista y con el capitalismo desalmado de unas élites sin pudor. En el deseo de esa configuración sería conveniente evitar un sentido clerical de la política, aunque haya muchos cristianos a nuestro lado. Y comprender que, para bien y para mal, estamos en Europa, no en Latinoamérica.


Hazte socio de infolibre



16 Comentarios
  • klisox klisox 22/01/17 11:50

    Estimado Luís García Montero, reconocer la empatía sentida con sus líneas. Me gustaría hacerle una sola puntuación. Cuando se refiere a países subdesarrollados, creo que debería revisar ese adjetivo y cambiarlo por países empobrecidos ¿Qué es el desarrollo? ¿Es el IDH (Índice de desarrollo humano)? ¿Es la capacidad de consumo de cada quién? ¿En el momento que la riqueza per capita pasa de los 1'5 $ diarios ya no son subdesarrollados, y por ende están en vías de desarrollo? Debemos decolonizar el lenguaje para saber dónde nos encontramos, de lo contrario los universos culturales se encargan de programarnos, mal.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • loliboyero loliboyero 09/01/17 12:37

    vivimos en ciudades con calles, plazas, colegios, hospitales etc., con nombres de santo/as, obispos, curas, vírgenes y desde la guerra militares y falangistas....... cada ley que se aprueba en el congreso tiene que ser primero consensuada por la conferencia episcopal. cada vez se dedica menos a la investigación. a pesar de la crisis la institución dominante, o sea la iglesia, no paga impuestos por no hablar de las inmatriculaciones, vergüenza nacional. lo que es de dios es de dios, y lo demás también....la política .......donde esta el debate político, el huevo o la gallina.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • svara svara 17/12/16 18:50

    Me quedo con una reflexión pragmática: En política la religión debe de desaparecer, en todas las manifestaciones con referencias religiosas, a pesar del arraigo popular que expresiones religiosas o bíblicas determinadas tienen . En este país en nombre de la religión se han cometido las mayores tropelías, solo por eso debieran evitarse referencias religiosas. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • viceval viceval 15/12/16 09:06

    Religión y política, política y religión, en el fondo, con argumentos aparentemente diferentes, lo que ambas instituciones han pretendido, y pretenden, justamente porque son instituciones, ha sido, y es la conquista, administración y gestión del Poder. Y además, siempre se caracterizan por una exigencia del poder absoluto, tanto en lo terrenal como en lo espiritual. Por eso, "casi" siempre van juntos, van enlazados. Es difícil desligarlos. Se ayudan y retroalimentan. Y además los dos prometen el “paraíso”. Pero en la persona, la dicotomía está en uno mismo. Hay un plano político y un plano religioso. Hay un ángel y la bestia, que dice Pascal. Tal vez y solo tal vez, por eso sucede lo que sucede…..

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Satva Satva 13/12/16 17:13

    Muy de acuerdo con este articulo. Realmente las religiones dan miedo y mezclarlas con política es altamente peligroso. Sin embargo, creo que el ser humano posee una parte espiritual, que no es nada mas y nada menos que amor puro, el misterio del amor. Precisamente las malas prácticas que las religiones han desarrollado en torno a la espiritualidad así como las torcideras interpretaciones del misterio del amor, consiguen  que muchos destierren lo espiritual de sus vidas.Y es una pena, porque su pureza y su fuerza son extraordinarios. Toda manifestación artística autentica brota del espíritu, del misterio del amor, el arte nos da paz porque nos acerca a ese misterio. La pregunta es ¿como se introduce esto en politica?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Copito Copito 13/12/16 15:17

    Muy de acuerdo con este artículo!. Muy lúcido.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Andrew Andrew 13/12/16 12:16

    Un articulo muy oportuno, este pais requiere de buenos pensadores que den luz a tanto destrozo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Mavic Mavic 13/12/16 12:14

    Las religiones fueron inventadas para estructurar el sistema social y, con ello, hacer más fácil el control de los individuos. Se han venido utilizando, antes y ahora, como armas de destrucción masiva, justificando todo tipo de tropelías en nombre del dios de turno. Evidentemente, estoy hablando de las religiones como instituciones y su utilización por el poder o, para alcanzarle.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • cepeda cepeda 12/12/16 13:22

    A ver si el próximo domingo se refiere al sistema educativo español, a lo que está pasando en las comunidades autónomas gobernadas por la izquierda... al informe PISA.. Yo creo que sería interesante poder debatir sobre el asunto... en un medio que es de izquierdas... Es más... no acabo de entender por qué se pasa olímpicamente de un tema tan importante.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 6 Respuestas

    0

    0

    • valpaco valpaco 12/12/16 19:16

      Me da risa Sr Cepeda cuando habla de comunidades gobernadas por las izquierdas. ¿En su sano juicio Vd considera a la señora Susana de izquierdas? JaJaJa

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • Barruelo Barruelo 12/12/16 18:44

      te veo muy catolico , pero con muy mala fe

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • R12 R12 12/12/16 14:25

      Porque sólo tienes un par de temas de conversación y cuando no se tratan estás perdido. Cíñete al tema!!!

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      0

      0

      • AML AML 12/12/16 15:16

        Él lo que quiere es hablar de su libro, como Paco Umbral.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        0

        0

        • R12 R12 12/12/16 17:14

          Je! Cuando de verdad salga el tema que Dios nos coja confesados (hilando con el tema que nos ocupa). Ya van dos artículos en los que quiere sacar el tema sin venir a cuento... Menos mal que de momento el personal no le hace mucho caso!

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          0

          • AML AML 12/12/16 17:27

            Se le hace un espacio de 100.000 palabras para que se entretenga y luego no se las lee nadie.

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

  • AML AML 12/12/16 12:14

    Para quien quiera que se le pongan los dientes largos de envidia, recomiendo este vídeo francés sobre la aplicación de la laicidad. No hace falta saber francés porque se entiende, pero si se sabe francés es mejor. http://www.dailymotion.com/video/x3hc7i2_la-laicite-a-l-ecole-le-clip_school

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre