X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




El vídeo de la semana

Es cuestión de atención

Publicada 10/12/2016 a las 06:00 Actualizada 13/12/2016 a las 12:39    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 19

Hay un interesante seísmo en Podemos, no de alta intensidad, pero suficiente como para reclamar titulares, como los exige también el caso de los futbolistas fiscalmente creativos, o hasta les pediría la pitada militante al presidente de la gestora socialista, la amputación de la arteria central de Madrid o la presentación que hace de Rajoy The Wall Street Journal como si fuera el último superviviente de los grandes líderes europeos.

De todos estos hechos cabría trazar recuadro y extraer particular mirada, pero reclama con más insistencia la categoría de imagen de la semana la de esa familia cuya mentirosa petición de solidaridad ha dejado estupefacta y cabreada a una sociedad que a veces se toma demasiado al pie de la letra aquello de hacer el bien sin mirar a quien.

Creo que en general nuestra condición es la de la bonhomía. Que, como dice Rojas Marcos, somos de natural actitud positiva y tendemos a procurar ayudar a los demás más que hacer daño. Con todas las excepciones que usted quiera poner, lo cierto es que la mayoría de las personas actúa movida por buenas intenciones y cree que casi todos los demás hacemos lo mismo. Luego ya tenemos nuestros enemigos íntimos y fastidiamos o deseamos fastidio a los que se nos atraviesan, pero por lo general rechazamos la maldad, el abuso o la mentira.

Esa buena fe es la que ha traicionado el tal Fernando Blanco, el padre de Nadia, que a cuenta de la enfermedad de su hija ha conseguido en poco más de un lustro engordar su patrimonio en unos 300.000 euros si hay que creer las cifras que se están manejando. Dicen él y su mujer en defensa propia que no han mentido, sino exagerado la enfermedad, y que no hay estafa ni mala fe, sino acaso algo parecido a “publicidad engañosa” (el entrecomillado es de un servidor) sobre una realidad demostrable, que es que la niña está enferma.

El tipo tiene ya un pie en la cárcel, estaba a punto de fugarse y se le ha encontrado material para concluir que lo suyo era premeditado y consciente. Serán, con todo, los jueces los que hablen y los afectados los que exijan; y su hija, en el futuro, quien, si la suerte no le niega una oportunidad, le pida cuentas por la miserable utilización de su enfermedad.

Pero viene al caso anotar aquí el inmenso daño que esta acción (presuntamente) delincuente ha hecho ya a las organizaciones que llevan años supliendo la acción del Estado frente a enfermedades o desgracias que afectan a todos.

Mientras la mayoría nos conmovemos por historias que nos asaltan de repente e imágenes que nos ponen inesperadamente ante horrores cotidianos, hay cientos de miles de personas que trabajan todos los días generosamente por mejorar las condiciones de enfermos y olvidados. Son los voluntarios que hacen de su bonhomía una forma de vida y se entregan a mejorar la de los demás. Personas y organizaciones que trabajan a destajo y sin recursos, que con una mano reclaman fondos o imaginan la forma de obtenerlos y con la otra brindan su esfuerzo a quienes lo necesitan. Su única recompensa es conseguir su objetivo de ayudar. No todos son voluntarios, claro; la gestión de las estructuras que sustentan las ONGs necesita profesionalidad y un porcentaje de los fondos que obtienen ha de ir necesariamente a mantener esas estructuras sin las cuales no podrían funcionar. Por eso a veces hay confusiones y recelos, pero éstos se aclaran y silencian con la transparencia que exige la ley a este tipo de organizaciones –sobre todo cuando se trata de fundaciones- y el propio carácter altruista, por definición y ejercicio, de casi todas ellas.

Desde el caso Nóos, pendiente de sentencia inminente, no habíamos vivido las ONGs y Fundaciones –yo pertenezco a dos de ellas, la Fundación Sandra Ibarra de Solidaridad Frente al Cáncer y SEOBirdlife- tanto desasosiego.

Porque casos como el de Nadia, una vez descontada la irritación con quienes nos han engañado, consiguen que el músculo de la solidaridad sucumba al miedo a otro engaño y se retraiga, porque pensemos que si uno lo ha hecho cualquier otro puede también tomarnos el pelo.

Y nos toca levantar la voz, en nombre propio y en el de quienes estamos en esta pelea, para recordar que la mayoría ni queremos ni podemos engañar, y que eludir la estafa es tan sencillo como informarte de la circunstancias del caso o realidad concreta a la que quieres aportar, de la persona o la organización a la que ayudas, del destino preciso del dinero que aportas.

Nadie se preguntó, y debió hacerlo, qué médicos trataban a Nadia, en qué centro o qué terapias se le aplicaban. Nadie investigó si su enfermedad era tan mortal como decían los padres o si la cura habría de buscarse necesariamente fuera.

La respuesta, por tanto, ante la petición de ayuda o el reclamo de generosidad, no deberá ser cerrar los ojos y apretar el puño, sino tomarse la molestia de saber qué hacemos y para quién.

Que el caso de estos padres quede en eso y se dirima en los tribunales, pero nuestras ganas de ayudar, bien sea por propia convicción o por reclamo de nuestra conciencia, no se vean afectadas por malas famas de las que quienes siguen ocupando espacios vacíos de solidaridad no son en absoluto merecedores.

Es cuestión de atender. De que como ciudadanos prestemos atención al destino de nuestro esfuerzo de ayuda a quienes hacen de la atención a sus semejantes una forma de vida.


Hazte socio de infolibre



19 Comentarios
  • novelero novelero 12/12/16 23:40

    En un pais como el nuestro, donde la gran mayoria de periodistas estan pendientes de los titulares de las agencias para escribir sus articulos de opinion, buenos, regulares o malos, aqui se denuncia que alguien debio investigar al padre de Nadia, ¿Quien?, los tertulianos de TV, ni las propias TV, que deberian tener esos protocolos, por seguridad, y los periodistas donde estan, por honradez profesional,"Hay un interesante seísmo en Podemos, no de alta intensidad, pero suficiente como para reclamar titulares", el niño que mordio al perro, en España tenemos deterioro entre los politicos, solucionable, una iglesia y un ejercito con excesivos privilegios, solucionable, una mal sistema educativo, solucionble........, cinco o seis lineas mas, y como consecuencia, una horrible democracia cuyo epicentro es: la mas horrible calidad del periodismo que se practica aqui!!!!!, la democracia deja de ser un buen sistema politico desde el mismo momento que falla el periodista, son los cuidadores de la justicia, los fiscales que de oficio, velan por el ciudadano, desde el momento que se abandona la investigacion y se dedica a opinar de las opiniones de otros se acabo la democracia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • gorkinha gorkinha 12/12/16 19:31

    A mi un caso concreto de estafa dentro del buenismo no me parece grave como los medios pretenden que lo veamos. Me parece ruin por su parte y lo han pillado y tendrán que ir a la carcel. Hasta ahí nada más que añadir. Pero echo en falta, de verdad que lo echo una autocrítica por parte de la prensa. Y una autocritica de verdad. Si el padre de Nadia ha ganado tanto dinero es porque los medios en los que salió, que no fueron pocos, no hicieron el trabajo que se espera de ellos. Y era poca cosa, contrastar las barbaridades que fue contando un señor que ha dejado con el culo al aire a toda la prensa generalista de este pais que es obvio que no hacen ni el minimo trabajo que tenian que hacer. Enfocar el mensaje hacia la gente indecente cuando gran parte de la culpa la tiene la prensa por no filtrar me parece de risa.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • cepeda cepeda 12/12/16 13:24

    Hablando de atención, JuanRa, la semana salió en informe PISA... no puedo creer que no te interese y que no tengas opinión al respecto... A ver si en el próximo artículo... hay más suerte. Es que el asunto afecta a MILLONES de niños y de jóvenes españoles... y al futuro de nuestro país. Un cordial saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • ArktosUrsus ArktosUrsus 12/12/16 10:05

    No sé si pertenezco al "montruo de las galletas" que cita algún comentarista, pero la fijación del señor Lucas es perniciosa incluso para su discurso. Si el artículo habla de fraude (y uno en concreto), ¿a qué vienen las referencias del primer párrafo? ¿Pone en pie de igualdad los hechos que relata en el mismo con lo que trata en el resto del artículo? Los personas sectarias me producen escalofríos porque sé lo que dirán de mí cuando no aplauda sus ocurrencias. El artículo es, además, flojito. Cuela a las ONG de rondón en un asunto en el que ninguna ONG ha tenido nada que ver. Ojalá la petición se hubiera articulados desde una ONG para tener cierta seguridad de que el caso había sido revisado por un grupo de personas ajenas al problema, con cierta solvencia y bastantes obligaciones acerca de la transparencia necesaria en sus acciones. La "solidaridad directa", tan parecida a la caridad en muchas ocasiones, no suele ser una buena solución a menos que se conozca personalmente el caso. La "pérdida de músculo" que teme el señor Lucas se produce por el mensaje equivocado que se transmite desde algunos medios de comunicación social y que desafortunadamente reproduce el señor Lucas. Mezclar un caso que ha sido tratado desde una posición personal con los que se tratan desde opciones colectivas reguladas como son las ONG, es dar argumentos a quienes no tienen muy clara la necesidad solidaria. Habría que aprovechar este caso para dejar claro que la "solidaridad directa" carece de garantías y que hay muchas asociaciones a través de las cuales se puede ejercer la solidaridad. Y sobre otros comentarios que señalan acertadamente que las ONG no deberían existir y que deberían ser los Estados y (es decir, todos los ciudadanos) quien subviniera determinadas necesidades, una vez comprobada su existencia, pese a estar de acuerdo con el planteamiento, mientras somos capaces de convencer de ello al resto de los conciudadanos, alguien debe ayudar (solidarizarse) con quienes tienen problemas que el estado, la sociedad, no combate. Y las ONG son, posiblemente, la mejor (y actualmente única) alternativa.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • M.T M.T 10/12/16 12:58

    Totamente en contra del desmantelamiento de la Sanidad Pública. La salud, como bien comentáis, no puede ser cuestión de caridad. ¿ No vamos a confiar en ninguna ONG? Yo también tengo que ver con alguna. Flaco favor el de este pícaro padre a su hija y otros tantos que se ayuda.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 8 Respuestas

    0

    0

    • paco arbillaga paco arbillaga 13/12/16 11:19

      «¿No vamos a confiar en ninguna ONG?»: yo sí. La primera ONG que conozco es la «familia» metiendo en ella hasta el último (en la escala de parentesco) de los primos y sobrinos, además de las amistades. Cuando las personas tenemos un problema, generalmente nos apodamos en esa ONG familiar antes de recurrir a una ayuda externa. Algún fraude ha habido en alguna ONG como también los puede haber en algún miembro de la familia. Hacia alguna ONG revertimos lo que «tenemos» ahora en usufructo para vivir. Osasuna y República Libertaria.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 5 Respuestas

      0

      0

      • M.T M.T 13/12/16 14:58

        Buenas tardes, Paco. Siempre dices verdades como puños. Así suele decirse en este mi terruño de Castlla. Qué verdad: la familia, la principal ONG. No siempre la cuidamos tanto o tan bien como deberíamos. En estos tiempos de crisis y en ese amplio concepto de ONG familiar que creo concibes ( parientes y amigos), las relaciones también se resienten. Desde ahí intentamos ser solidarios en la medida que podemos y siempre dispuesta a ayudarnos. Saludos muy cordilales. Osasuna. No soy monárquica ¿ me haré republicana? Saludos.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        0

        0

        • paco arbillaga paco arbillaga 13/12/16 16:48

          «¿Me haré republicana?» ¡Uffff!: mejor que tú puedas elegir, aunque sea idealmente, tu forma de relación social antes de que venga el partido de turno a recomendártela, ¡o peor!, a imponértela por decreto. Me gustaría que la República fuera Libertaria porque así sus puestos altos serían de representación y no de mandarines «lidereros», con lo que seguro habría menos ambición por alcanzar esos puestos y hasta quizá habría que obligar a la población a ser candidata a los puestos de representación, como una obligación, una especie de «mili» civil dedicando un tiempo a hacer el trabajo que le encargase la sociedad. Por ello pudiera haber una relación más civilizada entre los representantes ciudadanos aunque quizá menos apetecible de ejercer. En tu lugar, yo no haría mucho caso a lo que acabas de leer. A esto sí: que la mejor osasuna te acompañe.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          0

          • M.T M.T 13/12/16 17:03

            Sabias y respetuosas reflexiones a tener muy en cuenta. Gracias. En ese caso Osasuna y República Libertaria.

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

      • paco arbillaga paco arbillaga 13/12/16 11:20

        «nos apoyamos» (jjjjjjjjj).

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • M.T M.T 13/12/16 16:42

          Qué 2 palabras utilizas en uno de los comentarios al artículo de B. Prado de hoy: honradez y decencia, hablando de política en estos tiempos. Eso debería ser en quienes manejan dineros de todos. ¿ Y dónde quedaron la honradez y decencia? ¡ Bravo! Osasuna.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

    • Bacante Bacante 10/12/16 13:25

      Pues,  confiar,  confiar... ¡casi que no! Hay que colaborar,  aunque sea desconfiando. A mí me inspira mucho respeto y admiración MSF.    ¶.    Pensé en quItarme de Acnur, y un militar que trabajó en los campos, como voluntario,  me dijo que si podía, aunque fuera con una cantidad pequeña, no lo dejase por nada del mundo. Su manera de decírmelo se me quedó grabada. Osasuna, Maite! 

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • M.T M.T 10/12/16 13:52

        Hola Bacante. Así seguiremos en el sobresalto continuo de lo que vamos conociendo un día sí y otro también y actuando o colaborando, como bien dices, aun desde la desconfianza. Saludos muy cordiales y ¡Osasuna!

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • RFJ RFJ 10/12/16 10:18

    Las ONG NO son ninguna solucion. las ONG no son mas que CARIDAD. en este mundo de miersa hemos sustituido los DERECHOS HUMANOS por CARIDAD de propinilla a la salida de misa.  Los enfermos como esta niña deben ser tratados por la sanidad publica adecuadamente financiada y liberada del lastre de las subvenciones a la sanidad privada en forma de conciertos. Las ONG son caridad y la salud no es cuestion de CARIDAD sino que se trata de un tema de DERECHOS. Si. Esos DERECHOS como los derechos laborales que han sido cercenados por loslacayos del IBEX35  como PSOE y PP LA MISMA MIERDA ES. DERECHOS, señor Lucas, DERECHOS Y NO CARIDAD. La caridad para las monjitas y los curas opusianos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 10/12/16 12:57

      Pues que sajen sin compasión (lo harán) a las pensiones y a los funcionatas y ya veremos en qué clase de mIerda  de país terminamos por convertirnos y quién sostiene las ONG. ¿Espera usted caridades por parte del Opus? Este periodista consigue irritar a la peña, semana tras semana. Vive en otro mundo. 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Lunilla Lunilla 10/12/16 10:17

    "Estimado JRLucas, por muy biene que te hayas trabajado el texto, por su brevedad de exposiciòn y conceptos...-te crearà "Una buena" a cuentaa del pròlogo o princio dele mismo...-¡Ya lo veras!...Aunque ¡ojala! ¡no!...- pero, en cuento despierte el monstruo de las 'galletas'...-te las van a dar todos...-¡como siempre hacen! ....¡Espero  equivocarme! ....Saludos y adelante....Molete.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • TOTOFREDO TOTOFREDO 10/12/16 10:16

    Lo primero que deberíamos reclamar es que "La Sanidad Pública, cubra las enfermedades habituales y LAS RARAS", para que las familias aquejadas por alguna de estas situaciones RARAS no se vea abocada a este tipo de recolectas. Eliminar el "pedigüeñismo" que tanto abunda últimamente, y el falso sentido de la solidaridad que reclaman precisamente los que más tienen, sobre todo ahora en la Pre-Navidad. En este caso los responsables de la Sanidad deberían ser lo suficientemente claros como para que la familia conozca las posibilidades reales de cura y si hay algún tratamiento "realista" que se pudiera aplicar, y donde. Tampoco estaría de más regular la presencia de ONG's, que al paso que vamos va a haber una por familia, con el descontrol que ello supone, y tampoco estaría de más reclamar a "tanto periodista de investigación" que se preocupen de este tipo de situaciones a la que ahora dedican tanto tiempo y análisis.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 10/12/16 12:51

      Aunque estas ONGs al final resultan necesarias, es cierto,  que la Sanidad se convierta en un asunto de caridad y hasta,  muchas veces, de relleno sensiblero para programas basura de televisión,  es el gran fracaso de la Medicina y  de los Derechos  Humanos, más  el triunfo de la Injusticia. Lo que tenemos que defender con uñas y dientes es nuestra Sanidad en proceso de desmantelamiento,  quizás la mejor Sanidad Pública del mundo.     ¶.     Te asaltan, por las calles,  ONGs como la de Carreras,  la Cruz Roja,  la lucha contra el Cáncer,  mientras la riada de millones públicos,  afanados por cuatro sinvergüenzas, nunca se recuperan pese a los juicios y al teatro.  Qué divertida  debe de resultarles nuestra solidaridad.  Confieso que colaboro con no pocas ONGs, ¡y cómo no hacerlo! Aunque me pregunto cada día si es  lo correcto y lo que debo hacer .  Uno de los jóvenes captadores callejeros  de socios de Acnur,  me cogió por banda hace muy poco. Total,  que terminó arremetiendo contra los refugiados y contra el acogimiento de gente que ni nos va ni nos viene.  Defendió los campos, donde viven casi como ganado,   porque "no es nuestro problema" y son sus guerras. 

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • TOTOFREDO TOTOFREDO 10/12/16 15:25

        Desgraciadamente "somos así de ignorantes"....

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

Lo más...
 
Opinión
  • El vídeo de la semana Juan Ramón Lucas Juan Ramón Lucas

    De calle

    Es previsible que sigan las manifestaciones y algaradas, igual que es previsible que la justicia siga actuando, y unos y otros se alimenten en el bucle que con tanto acierto había calculado el independentismo.
  • Muy fan de... Raquel Martos Raquel Martos

    La política de hartura

    Pensando en el 'monotema' del 1-O, me pareció envidiable la imagen de los peces esperando a que amaine el temporal para poder volver a practicar natación y disfrutar de la sal de la vida.
  • La Mirada Internacional Fernando Berlín Fernando Berlín

    Cambiar de interlocutores

    Fernando Berlín explica cómo ve la prensa internacional la escalada de tensión entre la Generalitat y el Gobierno central.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre