X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Qué ven mis ojos

El caso de la muerte de la socialdemocracia

Publicada 13/12/2016 a las 06:00 Actualizada 12/12/2016 a las 23:56    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 135

"No hay peor negocio que comerciar con lo innegociable: quien lo vende, se queda sin nada".

No se sabe si ha sido un crimen, un accidente, una enfermedad incurable o un suicidio, pero la socialdemocracia ha muerto. Su silueta está pintada con tiza sobre las calles de Madrid, de Londres, de Roma, de Berlín o de Atenas, pero ni la policía ni los politólogos han dado con los asesinos… Unos dicen que la culpa es de sus líderes, porque no supieron hacerse entender o porque se han arrodillado ante los todopoderosos que tienen el planeta metido en un puño; hay quien cree que la responsabilidad es de sus votantes por quedarse en casa cuando hay elecciones y quienes afirman que la culpa es de los mensajeros, es decir, de los periodistas; muchos señalan a la banca, al gran capital, a la dictadura sigilosa del neoliberalismo; y también existe la sospecha de que esta historia pueda ser otra versión de Fuenteovejuna Asesinato en el Orient Express, de manera que a la víctima la hayan matado entre todos los personajes del drama. Los inspectores de la brigada de homicidios trabajan en las comisarías, mientras que en los medios de comunicación plantean hipótesis, eslóganes y teorías los cuerpos y fuerzas de seguridad del estrado; pero lo cierto es que por ahora no hay pistas, sólo conjeturas. En estos momentos y hasta nuevo aviso, todo parece indicar que los culpables quedarán impunes. En un continente donde antes se escuchaban campanas de libertad, en estos momentos se oye el sonido de las copas de champán con las que brindan los ladrones. O el de los vasos que se llenaban en Santiago de Compostela con las botellas de Vega Sicilia que le solía mandar al presidente de la Xunta el empresario del transporte cuyos autobuses trabajan para el Gobierno gallego.


Tras llegar a sus oídos esa noticia, la mayor parte de los ciudadanos de Europa se sintió confusa. Hubo quien cerró con llave las puertas de su casa, quien la llenó de alarmas y cerrojos y quien prohibió a sus hijos salir por la ciudad sin compañía. Alguien leyó un artículo en el que se decía que el problema de España es que aquí no hay partidos sino escuadras, que no los apoyan militantes o afines, sino hinchas, y que eso explica que la corrupción sea pasada por alto con tanta ligereza, como si no importara el delito, sino quién lo cometa. Por ejemplo, los que hoy querrían soltarle los perros a la alcaldesa de Madrid por peatonalizar temporalmente la Gran Vía, aunque eso haya reducido el veneno del aire un treinta y dos por ciento, ¿no serán los mismos que mañana llamarán populistas a quienes critiquen a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, por aparcar su coche oficial un buen rato en el carril bus de esa avenida, para ir de compras a unos grandes almacenes? ¿No serán los mismos que aplauden a Esperanza Aguirre cuando afirma que denunciará esos cortes de tráfico ante la Justicia, igual que si no fuera alguien que se dio a la fuga, derribó la moto de los municipales y se escondió en su residencia cuando le pidieron la documentación, por estar allí, estacionada donde no debía? ¿No serán, incluso, los mismos que no dijeron esta boca es mía cuando la Empresa Municipal de Vivienda vendió en 2013 a un fondo buitre mil ochocientos sesenta pisos sociales y le dio de propina sesenta y dos plazas de aparcamiento y veinticinco locales comerciales?


La socialdemocracia es un fantasma que recorre Europa, pero andando hacia atrás, y al retroceder ella lo hacen los derechos de las personas a las que representaba, que han sido avasallados mientras la antigua izquierda miraba hacia arriba, es decir, para otra parte. Sus jefes no se dieron o no quisieron darse cuenta de que el neoliberalismo era justo lo contrario del Estado del bienestar que los sustentaba y que cuando renunciaron a él estaban cavando su tumba a la vez que la nuestra, porque no hay peor negocio que comerciar con lo que debe ser innegociable, por muy alto que sea el precio que te paguen por ello. Cualquiera sabe que venderle tu alma al diablo acaba mal, te deja vacío, es pan para hoy y hambre para mañana.


Las banderas rojas han sido arriadas en la Moncloa, en el Elíseo, en el palacio del Quirinal, en el número 10 de Downing Street, en la Plaza Sintagma… Las pesquisas siguen en marcha, pero la resurrección no existe, así que la pregunta ahora es otra: si la socialdemocracia ha muerto, ¿con qué vamos a sustituirla?


Hazte socio de infolibre



21 Comentarios
  • mamáchida mamáchida 17/12/16 09:57

    Excelente artículo, como siempre, de Benjamín Prado. Personalmente soy pesimista; puede que solo sea la impresión de alguien que tuvo mucha ilusión en su momento y creyó que el mundo puede cambiar a mejor, pero a veces me da la impresión de que nos han dado gato por liebre; nos hicieron creer que éramos libres y lo único que pretendían era que estuviésemos calladitos. Dicen que la edad te vuelve conservador; en mi caso quiero conservar y ampliar mis derechos y libertades, para mí y para mis hijas, así que creo que no entro en la etiqueta. La "izquierda" tradicional deberá desnudarse para que la gente joven llegue a creer en ella; y la nueva...no importa cuánto debatan, pero que conecten, porque muchos de nosotros necesitamos creer que el esfuerzo y sacrificio de nuestros padres no fue en balde y que sabremos dejar un mundo mínimamente decente a nuestros hijos. Eso la derecha, sobre todo la española, no lo hará. Hay que luchar por algo para valorarlo y la derecha española nunca luchó por ningún derecho de los que ahora disfruta. Difícil está la cosa.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • franctoledo franctoledo 16/12/16 18:53

    Se me ocurre un dicho "Entre todos la mataron y ella solo se murió", quizás tal vez de pena y dolor. Son tantos los agravios que se han cometido, como ser belicista el caso de Inglaterra o ampararse a la sombra del poder como España, lo cierto es que le a pasado como al ciudadano, una dejación de sus derechos que le a llevado a un callejón sin salida. Por eso la actitud de P. Iglesias de recobrar esa vieja moribunda me parece de mal gusto. Pienso que en estos tiempos se necesita algo mas potente que simples migajas, el ejemplo lo estamos viendo con el antiguo socio de P. Sanchez en el congreso, que cada rendición lo venden como un triunfo a la espera del advenimiento de Susana Diez, la cual todos la ven como la Inmaculada Concepción que redimirá a todos de sus pecados.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • paser paser 16/12/16 13:18

    Excelente artículo Benjamín Prado. La socialdemocracia si no está muerta, está bastante maltrecha, está en coma profundo. La hemos aniquilado entre todas y todos. Eso sí, unos tienen bastante más culpa que otros, por ejemplo sus dirigentes acomodados y apoltronados en sus despachos de las instituciones han claudicado a las corrientes neoliberals que asolan el mundo, son los máximo responsables de esta situación. Pero en mi opinión también tienen su parte de culpa aquellos que se habían creído que ya estaba todo hecho y se quedan cómodamente en sus casas cuando hay que salir a la calle, cuando hay que movilizarse, aquellos que se quedan en su puesto de trabajo, sin hacer nada por otros que dan la cara por ellos y a veces hasta se la rompen y encima les critican solo por informarles, como digo algo de responsabilidad también tienen.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • CHOMSKY CHOMSKY 15/12/16 21:26

    La encontraremos, Bacante, la encontraremos...Se trata de barrer primero nuestra casa, infinidad de artículos de nuestra Constitución son válidos si se interpretan en un sentido social...la forma del Estado español tiene que sacudirse de encima lo de "monarquía" divina...si Baco y las Bacantes pudieran optar a un sufragio...uno menos ( y muchos más con toda la Casa Real, incluyendo al emérito )...no sigo, son "deberes" pendientes...muchos. No practico artes adivinatorias...estoy convencido de que los humanes tenemos "dones" para hacer otro mundo posible...salir de esta barbarie...más compromiso con las fuerzas sociales que buscan una alternativa al sistema capitalista ( puede iniciarse bajo la forma del "decrecimiento" ). Boikot al TTIP que se negocia clandestinamente entre la Unión Europea y EE.UU...recordar que el CETA, acuerdo UE-Canadá ya tiene firma de compromiso...neoliberalismo a ultranza...Necesitamos oponernos con pensamiento crítico, creativo y alternativo a esta jodida arrogancia que pretende hacer esclavos... Cuándo ?...jajajaja...hipotéticamente cuando montemos la gran "Bacanal"... CHOMSKY

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 18/12/16 20:25

      Optimismo y güasa que se valoran mucho en estos tiempos de tribulación. Muchas gracias por sus interesantes, siempre, comentarios. ¡ Y viva el vino! 

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • Bacante Bacante 18/12/16 20:27

        ¡Y laj  muhere! 

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • CHOMSKY CHOMSKY 14/12/16 16:08

    La pregunta que se hace Benjamín Prado es retótica, elegante y elocuente. La respuesta no es fácil. Si la Revolución francesa abre la puerta los tiempos modernos, gracias al enciclopedismo e ilustración, nos congratulamos con la caída del Antigu Régimen y la aparición de repúblicas ( Libertad, igualdad y frayternidad ). Aparecen conceptos como progreso social o libertad individual, anticlericalismo...Los derechos positivos o los derechos del hombre son recogidos en las constituciones. Las revoluciones liberales se dejan notar en el movimiento independentista de América Latina, en los pronunciamientos nacionalistas...todas ellas con sabor de burguesía. Pero la historia termina ahí...eclosiona la cuestión social y los movimiientos obreros ( socialismos, anarquismos...), abolición de la esclavitud, la emencipación de la mujer, colonialismos, la potencia yanqui, revolución soviética... guerras mundiales, totalitarismos, fascismos , nazismo...las superpotencias con su equilibrio del terror...carreras espaciales y de armamento...hasta llegar al "nuevo orden" en el que nos encontramos, bajo el paraguas de instituciones internacionales. La Revolución Industrial, carbón, hierro, máquinas de vapor...la era del "capital" como capitalismo industrial y capitalismo financiero...dominando ahora el consumo de masas, la globalización de los mercados...las negociaciones clandestinas del TTIP, que pasan por encima de nuestras vidas, de las soberanías del Estado, del medio ambiente....con el fin de incrementar el poder de las grandes corporaciones...eso en el "Gran Paraíso" neoliberal. La socialdemocracia y sus gobiernos apostaron por la economía de mercado y la propiedad privada. Ofrecieron la ilusión de un "estado de bienestar" que ahora se desmantela por completo. No apostó por un reparto de la riqueza más justo. Interpreten ustedes, la historia es pura hermeneútica...los pobres cada vez más pobres, ergo los ricos cada vez más ricos...pensamiento único impuesto por la clase dominante y sus medios de información. Los socialdemócratas miraron para otro lado...BAILARÉ SOBRE SU TUMBA...No se preocupe Benjamín...ya encontraremos la solución. CHOMSKY

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 15/12/16 13:48

      ¿La encontraremos? ¿Cuándo? Buen intento,  que se agradece. 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Ferdinand30 Ferdinand30 14/12/16 11:03

    Muy buen artículo. Pues con la socialdemocracia viene a pasar lo mismo que con la 2ª república, y como Don Benjamín apunta, entre todos la mataron y ella sola se murió. Pero si nos damos media vuelta y miramos hacia atrás levantando un poco la vista, no a nuestro siglo español, sino a la historia de toda la humanidad, todo cobra sentido y todo lo que estamos viviendo es normal. Siempre ha sido así, y siempre será, cambiando solo la tecnología y el conocimiento físico del entorno. Cuando Iñaki Gabilondo en su serie de entrevistas "Cuando yo no esté" intenta indagar sobre el futuro, nunca hace la pregunta crucial: ¿Y de todas estas ventajas, adelantos científicos y longevidad con salud del futuro, quienes van a disfrutar?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Benjamín Prado Benjamín Prado 14/12/16 11:53

      Dos palabras para decoro a tod@s lo orgulloso que me siento del nivel de este debate que ha surgido a partir del artículo. Ideas, argumentos, pasión... Qué lujo de lectores para infoLibre.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • novelero novelero 14/12/16 09:44

    Las politicas de izquierda, en general, fue la consecuencia de oponer al capitalismo una alternativa, ya se definio ampliamente las consecuencia del sistema capitalista y que sus propias contradicciones iban ha provocar, no solo su propia destruccion, sino que arrastraria con él todo el sistema de relaciones y convivencia, cuyas consecuencias son impredecibles, la apisonadora capitalista ha ido destruyendo paulatinamente todos los sistemas opositores, bien a la fuerza o por estrategias, hace 50 años la consigna era la LIBERTAD, después de caida del mura de Berlín, se cambio por DEMOCRACIA, que no viene a ser otra cosa "Que elegir al que me la quiere meter", sin ningún derecho, la gran via de desarrollo del capitalismo, en el Monopoly, gana el que se queda con todo y se puede seguir jugando si se reparte de nuevo, dudo que los grandes Lobbies económicos también lo hagan.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Vplaquita Vplaquita 14/12/16 08:55

    Benjamin, pon orden en este debate no vaya a ser que el muerto bien muerto esté

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • viceval viceval 14/12/16 07:48

    Desde sus orígenes en Alemania y Europa central a finales del XIX, la socialdemocracia se ha caracterizado básicamente por su capacidad para transformarse y su voluntad de adaptarse a las necesidades coyunturales de cada momento, reconfigurando su propia naturaleza. Surge del marxismo pero sin aceptar la revolución, aunque si una sociedad sin clases defendiendo el orden social socialista. En los 80 abdica de su raíz, y se convierte en una fuerza leal del capitalismo, intentado “humanizarlo” y reformar el estado. La crisis del XXI con el resurgir del neoliberalismo y el fracaso del estado de bienestar, provoca su mayor crisis, o tal vez muerte?, y su respuesta con la denominada tercera vía, o como adaptarse a la globalización.... Es el camaleón de las ideologías, se adapta al medio que la rodea. Pero en muchas ocasiones se adapta tanto, que se llega a confundir y desaparece. La absorbe la realidad. Por eso Benjamín, no sé si entre todos la mataron, o ella sola se murió. En nuestro patrio caso concreto, de todo hay. Pero desde luego, muerta esta. Pero como bien preguntas, quien tiene que tomar las banderas rojas para sustituirla? A nivel localista, UP aparece como “la posible alternativa”. Pero únicamente a nivel parlamentario, no. Mirándose el ombligo, tampoco. Tal vez, ejerciendo una labor activa y conjunta, sin ceder presión al estado. Pero desde luego, mucho más “activa y conjunta”, tanto la acción parlamentaria como la reivindicación social a todos los niveles. Pero, donde esta la respuesta..

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • paco arbillaga paco arbillaga 14/12/16 07:46

    «… si la socialdemocracia ha muerto, ¿con qué vamos a sustituirla?»: con personas que busquen el bienestar humano en equilibrio con esta maravillosa Naturaleza que nos acoge; con personas que tengan claro que su bienestar está relacionado con el bienestar del prójimo; con pedirle a cada cual que aporte a la sociedad según sus capacidades y que la sociedad le facilite lo que necesite. Y a esa forma de relación social se le puede llamar como ustedes quieran. Osasuna y República Libertaria.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 7 Respuestas

    0

    0

    • itnas itnas 14/12/16 09:19

      Un gran aplauso para Ud. Paco. ¿Qué importa la etiqueta? Oiga, con educación, sanidad, justicia (la legal y la redistributiva) en orden, repito ¿qué coño nos importa socialdemocracia, comunismo, capitalismo, anarquismo, etc.? Otra cuestión, claro, es quién se acerca más a ese ideal que Ud. cita y yo repito aquí. Desde luego, no parece que gentes del PP o del Psoe estén en ese camino, por citar a dos. ¿Unidos Podemos o movimientos supranacionales como DiEM25? Bueno, habrá que intentarlo, eso sí, nada de 'tifosismo'; ponemos nuestra esperanza en ellos pero que nos se descuiden, lo digo por tercera vez: el objetivo es una sociedad educada, justa y sanitariamente atendida, lo que implica ser respetuosa con al Naturaleza, respetar al prójimo, y procurar su bienestar, equilibrada. Una utopía? Si, si así se entiende por algo que aún no se ha realizado, no por algo imposible. Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 6 Respuestas

      0

      0

      • Bacante Bacante 14/12/16 10:56

        Me parece que funcionó muy bien (el tiempo que duró) en Israel. Saludos! 

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 3 Respuestas

        0

        0

        • jorgeplaza jorgeplaza 14/12/16 12:05

          O sea, que el socialismo real (o la socialdemocracia auténtica, que ya no sé bien) fueron los kibbutz de Israel mientras duraron, que no fue mucho. ¡Qué fuerte! Casi tanto como lo de esos cristianos que contestan que, para comunismo auténtico, los trapenses. De todas formas, se agradece el intento.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 2 Respuestas

          0

          0

          • Bacante Bacante 14/12/16 14:37

            No se entera ni de qué estoy hablando.  Evito leerle y  responderle pero,  ya que se empeña,  le repito que es un grave impedimento no escuchar a los demás antes de hablar. Con dios! 

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 1 Respuestas

            0

            0

            • jorgeplaza jorgeplaza 14/12/16 14:54

              ¿Sigues pensando que "Errejón es un infiltrado del sistema" o de eso tampoco me he enterado?

              Responder

              Denunciar comentario

              0

              0

      • paco arbillaga paco arbillaga 14/12/16 10:09

        De acuerdo: nada de tifosismo ni de fanatismo; eso sí, hasta la raíz de una justicia social para todas las personas. Dices: «el objetivo es una sociedad educada, justa y sanitariamente atendida, lo que implica ser respetuosa con la Naturaleza, respetar al prójimo, y procurar su bienestar, equilibrada», con lo que estoy de acuerdo. ¿Y algo tan elemental como todo eso puede ser una utopía? Si no somos capaces de reivindicar eso, de conseguirlo, quizás es que merezcamos las «cadenas». Osasuna!

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • itnas itnas 14/12/16 12:58

          No, a ver, cuando digo 'tifosismo', o fanatismo que está mejor dicho pues hablamos en castellano, me refiero a los seguidores incondicionales de tal o cual grupo o partido, o tribu para ser más exacto; por supuesto que fanatismo si se trata de alcanzar el objetivo, aunque yo diría que a esto debe llamársle honestidad. Y claro que utopía Paco, desafortunadamente! Hemos llegado a un punto en el que lo elemental, lo básico, lo que no hace falta ni ser razonado resulta que genera sonrisas de conmiseración, del 'pobrecito, que inocente es!' Saludos cordiales.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre