X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Verso Libre

Los sentimientos del rey y los números de Rajoy

Publicada 01/01/2017 a las 06:00 Actualizada 03/01/2017 a las 09:47    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 90

Los discursos del rey y del presidente de Gobierno supusieron una utilización económica de los sentimientos y una mirada sentimental de la economía. Mientras el monarca se llenaba la boca con la palabra todos, Rajoy presentaba el crecimiento económico como un logro de España. Los sentimientos sirven con frecuencia familiar para evitar el conflicto. De política no se habla aquí, dicen las madres cuando los asuntos de la corrupción pública caen sobre las mesas y los mantecados. España sale de la crisis, dice el gobernante para que la ciudadanía sienta como un logro propio los beneficios del BBVA o de Telefónica.

El rey y el presidente han querido de común acuerdo despedir el año como se despide una época de incertidumbre, radicalización y falta de sentido común. Nos invitan con sus palabras a buscar alternativa: una realidad virtual de alegrías, quimeras y triunfos. Para eso han elaborado sus discursos con la intención prioritaria de negar el conflicto. En el mundo sentimental que proponen no existe el conflicto, sino la comunión. El dinero de un salario mínimo pertenece a España tanto como el sueldo millonario de un alto ejecutivo. La persona a la que le cortan la luz siente el Todo español tanto como el banquero o el futbolista que viajan en avión privado en busca de una cena navideña.

Al monarca le correspondió hablar como el padre de la gran familia española. Lo importante en Navidad es lo que nace, el mundo que empieza ahora, la convivencia y amor, es decir, algo parecido a la gran coalición entre PP, Ciudadanos y PSOE que celebró Rajoy. ¡Estamos asegurando la estabilidad! En vez de bloqueo, el orgullo español del Todos nosotros se plasma en el apoyo parlamentario que ha recibido el Gobierno en relación a sus objetivos presupuestarios, deuda pública y techo de gasto.

Las palabras del rey, por ser hijo de su padre, se permitieron elevar el olvido del conflicto hasta los años de la guerra civil. Llegó a pedir que nadie agite viejos rencores o abra heridas cerradas. En esa línea de renuncia a la verdad y la justicia, Rajoy desplazó la armonía sentimental hasta el presente, para que la actitud responsable y el entendimiento acaben por fin con meses de protestas, desacuerdos y rupturas.
La crispación de los necesitados se arregla con la serenidad de los que ocupan el trono, con un consenso sentimental no basado en la igualdad, sino en la servidumbre voluntaria
Se trataba de anunciar el nacimiento de una nueva época en la que van a seguir gobernando los mismos. Salimos de la crisis provocada por las élites económicas y políticas gracias al sentido común de esas mismas élites. La crispación de los necesitados se arregla con la serenidad de los que ocupan el trono, con un consenso sentimental no basado en la igualdad, sino en la servidumbre voluntaria. Rajoy lo dijo: ha sido admirable el esfuerzo que ha hecho la sociedad española en su conjunto. La reina y yo, el presidente, los banqueros, los ejecutivos de ÍBEX-35, los jueces, los fiscales, los políticos, los albañiles, los funcionarios, los autónomos, los parados, los poetas, las putas y los putos, todos hemos hecho un gran esfuerzo de familia española. No escribo eso de todos y todas porque la igualdad de género, la violencia machista y la feminización de la pobreza han recibido poca atención en los discursos navideños. Para romanticismos ya están el rey y el presidente.

A la hora de crear una realidad virtual de amor y éxitos resulta imprescindible silenciar asuntos como la violencia de género, la corrupción, la pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas, el futuro de las pensiones, la judicialización de la política en Cataluña, el carácter precario de los puestos de trabajo que se crean, el deterioro galopante de la sanidad y la educación públicas, la violación de los derechos humanos, la telebasura, la manipulación informativa de los grandes medios y el espectáculo de traiciones, mentiras y asesinatos políticos al que hemos asistido. En fin, todo lo que ha caracterizado nuestra realidad en 2016. Primero se ocultan los conflictos; luego se nos niega el derecho a ser conflictivos ante la injusticia. Vamos hacia una Navidad perpetua.

El rey aludió con voz firme a la tecnología. Los discursos navideños han aprendido de ella a crear realidades virtuales capaces de negar la realidad histórica, el mundo de carne y hueso.

¿Y qué puede hacer un poeta? Cuando los reyes se ponen líricos, me parece oportuno que los poetas se nieguen a compartir sus coronas. Nada hay más poético que la realidad de la gente que sufre bajo el manto navideño de los poderosos. Os deseo un 2017 lleno de conflictos, sin serenidad, sin consensos amañados, sin mentiras, sin patrias, sin dioses, sin reyes, sin tribunos.


Hazte socio de infolibre



12 Comentarios
  • yoka yoka 09/01/17 17:30

    Gracias Luis, ¡0jalá¡ millones y millones de ciudadanos leyeran tu articulo,pues sabrían que hacer y que decidir.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • para3 para3 08/01/17 20:39

    Ni Rajoy, ni el rey, viven en el mundo real. Ellos no ven España, ni viven en España. Ellos solo ven su ESPAÑA y viven en su particular ESPAÑA- Y no es difícil entenderles, ellos no tienen apuros económicos, ellos llegan a fin de mes sobrados y jamás les van a deshauciar o cortar la luz porque son gente seria y todo lo hacen bien, no como nosotros. Ellos tienen el futuro garantizado (! y que futuro ¡) y el de sus descendientes y familiares. ¿Que España van a ver ellos?. ¿De que España van a hablar cuando se reunen a comer con amigos y familiares de su misma condición social? .....De SU ESPAÑA, no de la nuestra. ¿De que España van a hablarnos entonces en sus elaborados discursos?..... DE SU ESPAÑA. Lo duro es que sus discursos los ha escrito un "negro literario" que, seguramente, conoce esa otra España y no es capaz de escribir sobre ella para que Rajoy y el rey se luzcan y sean creibles.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • borondo borondo 07/01/17 12:55

    Gracias, Luis, por tu artículo... Aún recuerdo aquel otro que escribiste hace quince años, en el que denunciabas al gobierno Aznar y su manipulación de las palabras. Como entonces, ahora de nuevo, sus mentiras y manipulaciones están penetrando en nuestras almas como el moho en la pared encalada. Comparto tus deseos para nuestra colectividad: hay que combatir esta miseria y achabacanamiento de la moral y la ética, esta continua y consentida violación de la lógica humana...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • el belgicano. el belgicano. 05/01/17 07:32

    que puedo decir,despues de leer los dos últimos escritos.lo que si me invade es la impotencia de solo poder ,oir, ver y votar (eso si),aparte de eso.la maquinaria(que ya no se ni que nombre ponerle ),sigue acallando los brotes de sabias palabras,¿esto es europa ?.esto es España ?lo único que se es que los españolitos de a pie ( el 85%)se comen los agujeros de los roscones que se nos zampan el (15%)todos rellenos y a dedo.¿esto no es España ?es sinvergüenza parlamentaria.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Isabella Gómez Isabella Gómez 04/01/17 23:53

    CHAPÓ! Alicia en el país de las maravillas o Caperucita y el Lobo. Cuanta infamia, y las familias.........algunas....:.asintiendo bajo el Portal de Belén y que sea "lo que Dios quiera"

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Makarenko Makarenko 04/01/17 12:58

    Lo peor es que la servidumbre voluntaria sigue imperando aún en este país. Ello lo desmuestran aquellos que siguen votando a los que consideran España un cortijo privado donde pueden campar a sus anchas, llenos de codicia, estupidez e indiferentes al dolor ajeno, como suela afirmar el gran wyoming.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 04/01/17 14:38

      Tu nick me recuerda a un compañero 'del colegio de chicos, al lado del nuestro' en Martinez Campos, casi esquina a Rafael Calvo. Creo recordar que tenía muchos nombres y le motábamos 'macarenjo' cuando pelleábamos por Quevedo. La servidumbre voluntaria, debió referirla Étienne de la Boétie 'honrando la sociedad española' La Fundación Andreu Nin, ha desarrollado en profundidad esta característica de nuestro paisanaje. Toda la vida creyéndonos consecuencia de un sometimiento 'obligado' y, la realidad ha sido, es y al parecer será...que disfrutamos con nuestra 'servidumbre voluntaria' No queda en 'que inventen ellos' del inefable Unamuno; no, también demandamos que: 'otros administren nuestra libertad' (entregada a la iglesia católica) Afuera hace frio, y hay que levantar el culo del asiento...Como diría el 'insigne dirigente actual' "Si hay que ir, se va; pero...¿para qué?

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • irreligionproletaria irreligionproletaria 04/01/17 14:42

        Comentario #84. 1."...motábamos o apodábamos..." 2. "Pelleábamos o deambulábamos por ..." Gracias.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • Ninsesabe Ninsesabe 04/01/17 08:47

    Me gusta leer tus artículos y siento por tí un gran respeto, pero ¿cómo sigues todavía escuchando y viendo esas cosas? Hace tiempo que, en beneficio de mi salud, dejé de hacerlo. Tengo por seguro, de antemano, que no me aportarán nada positivo. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • El Quijote El Quijote 03/01/17 22:17

    Otro excelente artículo de Luis Montero. Como siempre pensando en los de abajo y del esfuerzo que realizan del que se aprovechan los de arriba para vivir como zanganos a costa del trabajo de los demas, y además como reyes. Esperemos la llegada de una república que po ga a trabajar a estos zánganos que ademas piden que no se remuevan a los mas de 120.000 muertos asesinados por el regimen franquista despues de la guerra civil.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Valle Valle 02/01/17 23:18

    Luis, siempre verbalizas mi sentimiento. Muchas gracias. Salud

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • pescador pescador 02/01/17 16:55

    Atinad artículo como nos tiene acostumbrado pero no perdamos de vista la consideración que estos dos personajes tienen del pueblo español y muy español, saben que la parroquia no necesita esmerarse mucho más se conforma con el género ligero así que el drama o la tragedia tendrá que esperar y eso sólo está en nuestras manos o mejor dicho en nuestras papeletas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión
  • El vídeo de la semana Juan Ramón Lucas Juan Ramón Lucas

    Será demasiado tarde

    Ahora, ante los fuegos del norte, nos echamos las manos a la cabeza, pero llevamos décadas de maltrato ciudadano, de egoísmo de especie y de pésima gestión política.
  • Muy fan de... Raquel Martos Raquel Martos

    Los pirómanos sin cerillas

    Existe otro tipo de pirómanos. Estos no queman bosques, pero abrasan el día a día del personal.
  • La Mirada Internacional

    Impaciencia Electoral

    El periodista Fernando Berlín analiza qué opina la prensa internacional sobre la gestión que el Gobierno de España está haciendo del conflicto en Cataluña.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre