X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Buzón de Voz

Rajoy y la 'posverdad'

Publicada 31/12/2016 a las 06:00 Actualizada 30/12/2016 a las 22:45    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 126

Si nos ocupáramos más de las siguientes generaciones y menos de las siguientes elecciones, la noticia de 2016 quizás habría sido que se trata del año más cálido jamás registrado, o que las temperaturas en el Polo Norte son cinco grados superiores a la media histórica, o que este mismo jueves el Instituto Meteorológico noruego comunicaba que el aire en el Ártico alcanzaba valores 25 grados más altos de lo normal hasta situarse muy cerca del punto de deshielo del cascote polar. Las consecuencias del galopante proceso de calentamiento global para nuestras vidas y las de nuestros hijos son de tal magnitud que su evidencia científica debería provocar la prohibición de presentarse a las elecciones a ningún partido o dirigente que no esté dispuesto a tomarse en serio la amenaza y a combatirla.

Pero no. En esta era de la posverdad nos escandalizamos por la victoria de un aparente tarado en las elecciones norteamericanas mientras aquí seguimos escuchando constantemente discursos negacionistas. Decretar medidas contra la contaminación que ennegrece el cielo de Madrid es cosa de happyflowers y pijoprogres, en palabras de influyentes analistas de medios conservadores que hacen la ola a portavoces políticos que insisten en calificar de “ideológicas” esas medidas. (Como si alguna decisión política no fuera ideológica o como si las convicciones fueran incompatibles con el respeto a la realidad). Tal argumentación denota una concepción religiosa de la política, es decir incapaz de plantearse ni por un momento la posibilidad de no tener razón. O bien un desprecio olímpico hacia la inteligencia del prójimo. O ambas cosas.

Para Mariano Rajoy, que acaba de hacer balance de 2016, este ha sido “el año de la incertidumbre, de los hechos sin precedentes, de las decisiones inesperadas y de los sobresaltos políticos”. Partiendo de esa descripción (bastante ajustada para España y buena parte del extranjero) se comprende que para él la noticia del año sea precisamente que sigue en la Moncloa, devolviendo a España la certidumbre, la estabilidad, lo previsible… “Hemos confirmado que la sociedad española huye de fanatismos y radicalidad”, proclama Rajoy, encantado de la cosecha recogida sin haber movido un músculo. Si acaso la única anomalía para el presidente consiste en que se haya tardado diez meses en recuperar “el sentido común” que le permite seguir gobernando (aunque ahora sea en minoría asistida).

No ha encontrado Rajoy motivo alguno para la autocrítica. Sigue instalado en su posverdad: España crece más que ninguna otra economía europea y lo peor de la crisis está superado. Lo dice el mismo día que conocemos que las pensiones pierden capacidad adquisitiva por primera vez desde 2012, y que la subida del 0,25% para 2017 (cuando se agotará el fondo de reserva de la Seguridad Social) con una inflación prevista del 2% según el Banco de España supondrá una nueva ‘devaluación’ de las pensiones. Mientras no se acepte la realidad de que el empleo precario no genera ingresos suficientes para la caja común no habrá forma de salir del agujero del que sólo se libran las rentas más altas.

Amigo íntimo del refranero, para Rajoy lo importante de las cosas no es cómo empiezan sino cómo terminan, y lo cierto es que arrancó el año con sólidos indicios de un cambio político (lo que él llama un “bloqueo histórico”) para acabar en una abstención del PSOE que evitó unas terceras elecciones (lo que él denomina una “colaboración histórica”). Se declara “moderadamente optimista” y convencido de que podrá gobernar cuatro años gracias a los acuerdos que va hilvanando con los socialistas, aunque matice que su “socio preferente” (pero no suficiente) sigue siendo Ciudadanos.

Negarle a Rajoy el éxito (para sí mismo y para su partido) de su estrategia inmovilista (“lo mínimo que se le puede pedir a una estatua es que se esté quieta”, decía Dalí) sería tan absurdo como negar el cambio climático (lo que hacía su primo ‘el científico’). Pero se puede ver también de otra manera. Del mismo modo que el calentamiento global avanza por la ausencia de medidas eficaces que lo frenen, las fracasadas políticas neoliberales continúan al timón por la incapacidad de construir una alternativa sólida que seduzca a una mayoría suficiente desde el ámbito progresista.

A lo largo de este 2017 iremos comprobando a quién asisten más razones para estrategias que hasta ahora han provocado divisiones internas en PSOE y Podemos y frustraciones colectivas, e iremos conociendo hasta qué punto las luchas de poder se disfrazan de debates ideológicos o en qué grado los sectarismos y clientelismos tan instalados en nuestra arquitectura política contaminan a los ‘nuevos’ partidos con tanta saña como a los ‘viejos’.

Ha sido el año de la incertidumbre, de los hechos sin  precedentes y de las decisiones inesperadas. Sí. Pero todo puede empeorar. Si quienes abrieron las expectativas de cambio profundo piensan más en las siguientes elecciones que en las siguientes generaciones, facilitarán, cada cual a su manera, la continuidad en el poder de quienes realizan balances del año sin apenas mencionar la gigantesca corrupción o sin aportar una sola idea para renovar un modelo constitucional con síntomas de agotamiento.


P.D. Ha elegido Fundeu ‘populismo’ como palabra del año. Entre las finalistas estaban también ‘posverdad’ y ‘cuñadismo’, términos emparentados por la demagogia y el engaño masivo, rasgos que también han definido el año que termina. El mejor antídoto es una información independiente y fiable. Lo intentamos modestamente en infoLibre gracias a socios y lectores, a quienes deseamos que 2017 sea para tod@s el mejor año (hasta ahora) de nuestras vidas.
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



11 Comentarios
  • Nelo Nelo 07/01/17 16:53

    Sr.atsña, excelente articulo, es usted uno de mis periodistas preferidos y un gran tertuliano. Enhorabuena.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Monterilla Monterilla 06/01/17 19:27

    Gracias a todos me hacéis pasar unos ratos muy buenos espero que sigamos el año 2017 ayudando a Infolibre así como a Podemos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • massaluca massaluca 04/01/17 13:07

    Si,totalmente de acuerdo:Per que se puede hacer para cambiar estas policías tan malas cómo estás?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Salsera Salsera 04/01/17 01:44

    Al señor Jesus Maraña así  como a todos los lectores , socios y accionistas les deseo un feliz 2017 . Para mi deseo seguir disfrutando de los artículos tan interesantes del Señor Maraña y de algunos foreros y algo menos de pedantería que se atengan al tema a tratar y menos discusiónes que no aportan nada a nadie.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Esdaquit Esdaquit 03/01/17 23:39

    Empiezo por el final, y en relación con la palabra del año, creo que no debería ser otra que ABSTENCIÓN, gracias a la cual, tendremos otros cuatro años de este gobierno corruPPto y mentiroso que nos dice que llueve cuando nos mean encima. Es factor común entre la gente de la derecha, pensar que eso del cambio climático es una monserga de ecologistas o gente apartada del "sentido común", que tanto esgrime Rajoy. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Nazario Nazario 03/01/17 19:08

    Excelente artículo. Teniendo en cuenta lo de moda que se están poniendo esos términos de "posverdad", "populismo", "cuñadismo" ¿no sería conveniente revitalizar el uso de sus parientes "demagogia" y "engaño masivo" para evitar confusiones y dejar las cosas claras? Hay cosas, entre ellas las expresiones eufemísticas, que pasado un tiempo empeoran y tienen mal remedio.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Matias Matias 03/01/17 15:34

    Hola Lunilla. Después de leer estos últimos comentarios tuyos, 114, 116, 117, de saber que adoras a un dios (?) y escribes sobre el culto a la humanidad, sólo quiero decir algo. Ya me gustaría a mí ese culto a la humanidad (aunque habría que hablar de tal concepto, cosa que no aclaras). Te veo como siempre, enredando. Molete.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Lunilla Lunilla 03/01/17 20:14

      #comentario nº 118 Matias:  ¡Pues de verdad Maatias...!....-"Para que lo vea mas claro, ¡creame! que leyendo el texto de su comentario, este es mas bien propio del hombre de mente mediana, 'embestir' contra todo aquello que no le cabe en la cabeza....-¡persevere usted!  ....Saludos....Molete

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Lunilla Lunilla 02/01/17 19:34

    ...."Muchas veces buscamos la concreciòn a nuestras ideas, la soluciòn a uestros problemas o, simplemente la audiencia a nustras poposiciones en el sitio menos indicado; Si estamos hablando de pensamientos, es allì en nuestro cerebro y en  nuestra mente donde debemos dar todo el procesamiento, para que el producto de los mismos lleve la etiqueta de  nuestro intelecto".... Molete.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Lunilla Lunilla 02/01/17 18:59

    ...He nacido en un tiempo en que la mayoria de los jòvenes habian perdido la creencia en Dios por la misma razon que sus mayores la habian tenido: Sin saber porque el espìritu humano naturalmente tiene de criticar porque siente y, no porque piensa, la mayoria de los jòvenes ha escogido a la humanidad como sucedànèo de Dios. Pertenezco sin embargo a esa especie de hombres que estàn siempre al margen de aquello a lo que pertenecen, no ven solo la multitud de lo que son, sino tambien los grandes espacios que hay al lado. Por eso no he abandonado a Dios tan ampliamente como ellos ni he aceptado nunca a ala humanidad. He considerado que Dios, siendo improbable, podria ser, pudiendo , pues,ser, adorado, pero que la humanidad ssiendo unaa mera idea biololgica, y no significando mas que la especie animal humana, no es mas digna de adoraciòn  que cualquier ora especie animal. Este culto de la humanidad, con sus ritos de libertad e igualdad, me ha parecido siempre una resurreciòn de los cultos antiguos, en los que los animales eran  como Dioses o los Dioses tenian cabezas de aimales. ; Fernando Pessoa - El Libro del Desasosiego .../ Molete.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • calabera calabera 02/01/17 14:47

    Fracasadas políticas neoliberales en la cúspide y siguen ahí, la mala semilla ha tenido éxito y sigue con sus clones genéticos dando brotes más potentes, producciones transgénicas más abundantes y los consumidores de soma (un mundo feliz), sin tino y sin gusto ( y sin moral?) dando consistencia al sistema y a sus máximos hacedores,, el gasto en las mejores vitolas de puros y el don Tancredo lo tenemos asegurado, como decía un viejo de mi pueblo ¡mal rayo les parta!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión
  • Desde la tramoya Luis Arroyo Luis Arroyo

    Por qué nadie se atreve con el concierto vasco

    Por injusto que sea que dos comunidades autónomas tengan un sistema de financiación completamente distinto de las demás y hoy nítidamente insolidario, no es posible cambiarlo en este momento.
  • Buzón de Voz Jesús Maraña Jesús Maraña

    Una vía reconstituyente

    Cualquiera diría que el orden del día parlamentario para este jueves ha sido ideado por el mayor enemigo de Pedro Sánchez o por el mejor amigo de Mariano Rajoy. El PSOE vota la actualización del Cupo vasco y después se reúne una comisión territorial que nace moribunda. 
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    Se fue el caimán

    Ha dimitido Mugabe. Está más cerca de la infamia de los Mobutu que de la gloria de los Mandela. Deja un país exhausto, sin estructura política, con una casta de mangantes.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre