X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Qué ven mis ojos

Que te alabe el enemigo sólo habla mal de ti

Publicada 03/01/2017 a las 06:00 Actualizada 02/01/2017 a las 18:12    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 159

“Las banderas blancas son del color que tengan las de aquellos a quienes te has rendido”.
 
El cinismo consiste en poner otras cosas por delante de los principios, y es lo que los neoliberales llaman ser prácticos, defender el sistema, respetar las reglas del juego o tener un sentido de Estado, por citar algunas de las frases hechas más comunes del manual de la demagogia, ese arte que demuestra que, al contrario de lo que siempre nos dijeron, una imagen no vale más que mil palabras, pero mil palabras pueden hacerla desaparecer. En un mundo que no fuera éste, recordaríamos que la diferencia entre la moral y las matemáticas es que, en la primera, el orden de los factores sí que altera el producto; pero aquí y ahora hemos dado por bueno que nuestra realidad se divide en dos: a un lado los que suman ceros a la derecha y al otro los que son ceros a la izquierda. Unos son muy pocos y el resto casi todos, pero aun así lo seguimos llamando democracia, algo no tan raro en una época gobernada desde las alturas y con un sentido feudal del poder, que está en manos de una oligarquía cuyo fin es que sus despensas estén llenas a cambio de que, para millones de personas, el hambre sea el pan nuestro de cada día y que muchos vivan a oscuras o pasen frío para que el jefe de la compañía hidroeléctrica pueda cobrar cuarenta y cinco mil euros diarios. La socialdemocracia ha aceptado eso a cambio de las sobras del banquete, y sus antiguos rivales la tratan con condescendencia, una vez que se ha librado de banderas rojas y sindicalistas rebeldes. Puede que ni en esta España de gestoras y barones ni en el resto de Europa se hayan dado cuenta, o que les dé igual, pero deberían saber que lo que les están dando a beber no es una medicina, sino un veneno: que te alabe el enemigo habla mal de ti.


“Mantener la distancia es un aprendizaje / que cuesta muchos años y algunas decepciones. / (…) En la vida y en la literatura / hay que guardar distancias, / no creerse los fuegos de artificio”, dice el escritor Antonio Jiménez Millán en uno de los poemas inéditos que ha incluido en su libro Ciudades. (Antología 1980-2015), recién publicado por la editorial Renacimiento. Tiene razón, y esa idea también puede aplicarse a la política, un terreno en el que se ve muy claramente el modo en que la vanidad o la ambición mal entendida son formas de la ceguera, drogas que no permiten distinguir las palmadas en la espalda de los empujones, ni entre los abrazos del oso y los humanos, esos que en lugar de para asfixiarte sirven para encontrar refugio, apoyo y consuelo.


Los adversarios pueden ir de uniforme si hay pelea o de calle en tiempos de pacto y minorías, pero por dentro son los mismos, algo que sólo puede olvidar quien se mueva entre los suyos, igual que el protagonista de otros versos de Jiménez Millán, “como aquel que olvidó su propia imagen, / la que hicieron los años, / y ya no reconoce ni su voz. / (…) Como aquel que vendió su sombra al diablo.” Los que hoy jalean a Íñigo Errejón y lo empujan al ruedo, antes lo crucificaban a martillazos por haberse saltado unas clases en la Universidad. Los que hablan de Susana Díaz como la salvadora del socialismo, hace diez minutos la consideraban un artefacto burocrático. Algunos de los que molían a palos a Mariano Rajoy, ahora lo llevan en procesión. El único que sigue en el sitio donde lo habían sentado es Albert Rivera, tan útil, obediente y prescindible. No hay duda, existe un poder en la sombra que echa a la hoguera a cualquiera que represente un peligro para sus intereses o pueda tener madera de líder, capacidad para poner en pie a los humillados y ofendidos; y que para curarse en salud y no correr riesgos, pone de encargados o capataces a los más grises, los que no tengan carisma y acepten mandar sin pasarse de la raya: no se busca alguien que nos dirija, sino alguien que sea manejable.


Según las últimas encuestas, el Partido Popular ha aumentado en estimación de voto desde que regresó al palacio de La Moncloa. Unidos Podemos ya es la segunda fuerza para los ciudadanos y la primera de la zona roja, y lo es con más distancia sobre el tercer clasificado, el PSOE, al que le está saliendo muy caro haberse abaratado, aceptar la derrota más ignominiosa, la del que no ha caído sino que se ha tirado, y dejarse arrastrar por el pánico, tal vez porque han descubierto que su larga marcha hacia el centro los ha dejado al borde de un abismo, ese lugar donde ya sólo queda un paso para precipitarse al vacío y en el que  “el miedo se impone / (…) y sientes que la vida se repliega / y tiene más pasado que futuro”, como dice Antonio Jiménez Millán. Quizás en la calle Ferraz ya lo han descubierto: tu enemigo sólo te ensalzará / después de que te hayas traicionado. Esos también podrían ser dos endecasílabos de un poema que en el PSOE debieran leer. Quizás algún día los escriba.


Hazte socio de infolibre



14 Comentarios
  • Andrew Andrew 09/01/17 14:10

    "No se busca alguien que nos dirija, sino alguien que sea manejable." Me parece el resumen de cómo manejan los poderes nuestra "Democracia". Si estas reflexiones calara en la sociedad española quizás tuviéramos remedio. Hoy se ve lejo. Se agradece insistir.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Nelo Nelo 07/01/17 16:41

    Gran artículo el suyo Sr. Prado. Coincido completamente con usted. En cuanto al bueno de Errejon, parece mentira, con lo inteligente que es, que no se de cuenta, que lo están utilizando, para debilitar a U.P.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Monterilla Monterilla 07/01/17 01:48

    Con gente como vosotros da gusto leer artículos muchas gracias

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • J.A.Palacios J.A.Palacios 07/01/17 01:13

    ¡Jo, qué bien escrito está! Te leo cada artículo que escribes. Me encantan tu poesía, tus haikus...y tu prosa. Aunque llevo un tiempo siendo socio, no había enviado nunca un comentario, hoy ya no me puedo aguantar. !Enhorabuena!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • mituca mituca 06/01/17 12:01

    "No hay duda, existe un poder en la sombra que echa a la hoguera a cualquiera que represente un peligro para sus intereses o pueda tener madera de líder, capacidad para poner en pie a los humillados y ofendidos; y que para curarse en salud y no correr riesgos, pone de encargados o capataces a los más grises, los que no tengan carisma y acepten mandar sin pasarse de la raya: no se busca alguien que nos dirija, sino alguien que sea manejable". Muy bien explicado, eso es totalmente verdad, Benjamín, pero es posible que tengamos que "insinuar" a ese líder que, por supuesto sin darse cuenta, no se lo ponga más fácil a ese poder dándole la oportunidad de decir que todos son iguales. No den la impresión de que lo que más les importa es "el poder" y los cargos. Ya saben los argumentos de ese poder en la sombra (todos son iguales , van a lo mismo, llevan dos años y ya son casta, solo les interesa figurar - no les den esa oportunidad, porque con casi todos los medios a su alcance, pueden llegar a "convencer" a una parte del electorado y dar al traste con nuestro sueño. Gracias Benjamín, lo clavas. Saludos a todos los foreros.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    0

    0

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 06/01/17 22:29

      Un saludo de una forera. Me gustaría que amb@s reflexionásemos: si, verdaderamente, los gobernantes elegidos no representan peligro alguno, no tienen madera de líderes, son grises, no tienen carisma y mandan sin pasarse de la raya...dígame, amig@, ¿que nivel tenemos los gobernados 'democraticamente' por estas alhajas, que a mas a mas, no los queremos, ni a los PPeros que dirigen el pais, ni monarquia en la Jefatura del Estado? ¿somos zombis? ¿nos comunicamos a través del sexto sentido y creemos estar en esencia, presencia y potencia?

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      0

      0

      • paco arbillaga paco arbillaga 07/01/17 13:47

        ¿Que qué nivel tenemos los gobernados? El que reflejan los gobernantes que hemos elegido (¡o no!). No me parece que nuestro nivel sea muy diferente al que demuestran los electores franceses, alemanes, británicos o los USA. No sé si estamos en la posverdad o en la anteverdad, ¿o son lo mismo? Ya tengo ganas de que reverdezca otra vez este prado. Salu2.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • irreligionproletaria irreligionproletaria 07/01/17 16:32

          Hola, Patxi! Cierto, el mismo que los ciudadanos de cualquier otra parte del mundo...Refería en la situacion, por coherencia, en la que quedábamos los ciudadanos, toda vez que admitimos/permanecemos, sin 'asumirlo' que nos 'representen/administren' estos 'descalificados' con los apelativos referenciados, tanto en el Gobierno como en la Jefatura del Estado. Si entendemos -yo lo asumo, sin reservas- que los valores de mi enemigo son los que evalúan mi triunfo....aquí, se da la circunstancia contraria; ¿no? A eso me refería. Osasuna y República Libertaria.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

      • mituca mituca 07/01/17 11:12

        Querida forera, gracias por tu reflexión. Nuestro nivel deberíamos aumentarlo; por supuesto, no somos zombis y la única forma. por desgracia con esta democracia tan débil y pacata, que tenemos para comunicarnos son las urnas y, afortunadamente, eso sí está en nuestras manos. Echemos a estos cavernícolas indecentes y probemos a hacer una revolución, nos lo merecemos. Un saludo cordial

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • kunst kunst 06/01/17 11:01

    Me extenderé un poco más agradeciendo a Infolibre su amabilidad. El hecho de la “incorruptibilidad ideológica” llamémosla así, tiene unas cuantas contraindicaciones. Presupone un nivel de “pureza” que la hace incompatible con otras opciones digamos más laxas en su adaptabilidad al stablishment. Lo cual de cara a los fieles propios está muy bien, pero respecto a la incidencia práctica en los asuntos de un país, la condena a la inoperancia. Le pondré sr. Prado, un ejemplo. Podemos no quiso hacer “la vista gorda” con el pacto Psoe-Ciudadanos, porque este último era –y es-, un partido de derechas. En principio la cosa tenía gracia en una formación que había dicho que las etiquetas izquierda/derecha estaban superadas y que ellos estaban con los de “abajo”. Pero vale, dejemos eso de lado. Yo creo que estaban pensando en el “sorpasso”, y/o en un bien mayor. Nos hemos quedado sin bien mayor y sin nada de nada.La resultante ha sido más PP. La tele pública nos obsequia con más maltrato animal -Tendido Cero, Jara y Sedal-, y los insufribles y eternos tertulianos de toda la vida que la hacen insoportable. Seguimos con las franquista ley mordaza, reforma laboral, Lomce travestida de no sé qué, y un panorama mediático terrible, cómo de forma bastante elegante, señaló el sr. Rico en un artículo reciente. Podemos sigue siendo la tira de puro e insobornable. Sigue administrando el futuro y lo que queda de la palabra utopía, pero la derecha sigue gestionando el presente. Y es que la estructura sociológica del país da para lo que da. Se lo dice alguien que sabe algo de lo que supone el mantenimiento de ciertas situaciones educativas –concertación, colegios religiosos, etc-, y que mientras no se cambie gobernando , -y sólo gobernando-, no habrá nada que hacer. Podemos ha tocado techo. O se aviene a pactar con lo que quizás usted considera gente que ha arriado sus banderas, o tenemos Rajoy para rato.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • isa54 isa54 05/01/17 20:55

    Cada día estoy más satisfecha de ser socia de Infolibre, periodistas como el equipo vuestro, tan honesto, tan claro y tan educado en los medios de tv. aguantando con firmeza las argumentaciones - cosa que otros periodistas, ni de cerca lo hacen hacen que me sienta muy afortunada de poder disfrutar un periódico como el nuestro. Un abrazo, Benjamín, que además entre Maraña, Rico y tú, eres el más irónico y mira que tus compañeros y tú soís educados con algunos contertulianos que dan vergüenza ajena. Un abrazo y un nuevo año que volverá a acreditar lo fundamental de Infolibre: la información.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • kunst kunst 05/01/17 14:08

    El hecho de que utilice usted el término enemigo en lugar del de adversario sitúa su argumentación en un terreno cuasi religioso. Según su planteamiento nunca puede existir -noblesse oblige-, eso de que el adversario te reconozca, pues en ello se contiene tu refutación. La historia de España se explica muy bien desde esta óptica. Conmigo o contra mí. Así nos luce el pelo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • AngelesC AngelesC 04/01/17 19:51

    Es una estrategia muy habitual entre enemigos , hablar bien del que te quieres cargar. Eso no es nuevo y digamos que es tremendamente maquiavelico...pero funciona.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • franctoledo franctoledo 04/01/17 19:18

    En todas las conjuras siempre habido traidores, ya sean de un signo o de otro, el problema no es este si no otro, depositar en ellos nuestras esperanzas, como si de ellos dependiera nuestra suerte. Quizás por que el miedo nos atenaza, este factor es el que hace a la gente rehén de políticas nefastas y autodestructivas. El mismo miedo que a llevado al Psoe a firmar un cheque en blanco sin fondos a muy alto interés, la vergüenza y la desfachatez, la cual para mas inri venden como un triunfo. Esperemos que ellos mismos se traicionen como están haciendo y alguien ponga fin a este desaguisado, y ese alguien sera Podemos una vez conciliadas sus disputas internas, que necesarias para la evolución de un partido, son incomprensibles para quien piensa que un partido es algo estático, para eso ya están el PP y el Psoe,

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    La Internacional del Odio

    La mayoría de los atentados yihadistas en Europa los han cometido ciudadanos europeos. Las propuestas de cerrar las fronteras son inútiles. Es un hagamos algo porque no sabemos qué hacer. Son inútiles porque los terroristas no vienen de fuera, están dentro, han nacido aquí.
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    Sin garantías no hay democracia

    La democracia, compleja y resbaladiza como ella sola, puede nombrarse y apellidarse de muchas maneras, pero todas tienen un elemento común: la articulación de un sistema de poderes y contrapoderes que actúan como garantía.
  • Cobarde con causa Juan Herrera Juan Herrera

    El wéstern, género de Trump

    El día que Trump, Kim-Jong-un o Maduro no hacen un duelo de pistoleros tuiteros, en el telediario hay un sheriff corrupto o un juez prevaricador.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre