X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




A la carga

La política y la ciencia política

Publicada 18/01/2017 a las 06:00 Actualizada 17/01/2017 a las 17:03    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 44

España ha experimentado durante los últimos años una fuerte crisis que ha generado un renacido interés por la política. La política ha salido de sus cauces ordinarios y ha conquistado espacio en las televisiones, en el mercado editorial, en las redes sociales, en la calle y en las conversaciones cotidianas de los ciudadanos. Era inevitable que, en estas circunstancias, se haya prestado una mayor atención a quienes pudieran aportar algo de conocimiento sobre cuestiones políticas, es decir, a los científicos sociales y, en especial, a los politólogos (o científicos políticos o como quiera llamárseles). Algo similar ocurrió con los economistas durante los primeros años de la crisis económica.

La participación de los politólogos en nuestro debate público ha estado muy centrada en la interpretación y análisis de encuestas. Ante la incertidumbre sobre los cambios en el sistema político, se ha recurrido a los expertos en opinión pública para que arrojaran algo de luz sobre el alcance de los nuevos partidos y sus posibles resultados en las urnas. La concentración de elecciones entre 2014 y 2016 ha hecho que las encuestas (y con ellas politólogos y sociólogos) tuvieran un gran protagonismo.

En la medida en que las encuestas no son instrumentos infalibles de medición, sobre todo cuando el sistema político entra en fase de inestabilidad y resulta por tanto muy difícil anticipar el comportamiento de la gente en condiciones inéditas, muchos han concluido que las ciencias sociales, o al menos la ciencia política, son saberes espurios, sin base alguna, y sus practicantes, los politólogos, unos impostores.

En un país como el nuestro, en el que se valora tanto la afirmación tajante y categórica, han ido surgiendo aquí y allá juicios sumarios de autores que, con un conocimiento muy superficial de la materia, pontifican sobre la cuestión, aprovechando los fallos de las encuestas para llegar a conclusiones grandiosas sobre lo que sabemos y lo que no sabemos acerca del funcionamiento de la política.

Me gustaría contribuir a corregir ese tipo de juicios. Ante todo, como ha señalado Jordi Muñoz en un artículo con el que no puedo estar más de acuerdo, debería quedar claro que la ciencia política es mucho más que el análisis de datos de encuesta y el comentario sobre la actualidad (estrategias de los partidos, calidad de los liderazgos, opiniones de los ciudadanos sobre los temas del momento, etc.). Los temas de los que se ocupa la ciencia política son bastante más amplios que estos. Sin ánimo de ser exhaustivo en absoluto, creo que puede ser útil enumerar algunos hallazgos sólidos, para que el lector se haga una idea de lo que da de sí el análisis sistemático de los fenómenos políticos. Con un conocimiento, aunque fuera solo superficial, de este tipo de regularidades, se evitarían muchos de los dislates de nuestro debate público.
 
  1. Las democracias no entran en guerra entre sí (tesis de la paz democrática): las guerras entre Estados siempre se producen entre dictaduras o entre dictaduras y democracias, pero nunca entre democracias.
  2. La democracia es indestructible en países que consiguen una renta per cápita superior a la de Argentina en 1976 o, de otra manera, Argentina en 1976 ha sido la democracia más rica en la que hubo una involución autoritaria.
  3. Las hambrunas solo se producen en países autoritarios, las democracias, incluso las muy pobres, evitan las hambrunas.
  4. Las guerras civiles no se producen en países desarrollados, en los que el Estado es poderoso y el coste de oportunidad de iniciar una vía insurreccional es elevado desde el punto de vista económico.
  5. Las democracias presidencialistas son más inestables que las parlamentarias. Aunque hay mucho debate sobre las razones de este hallazgo, no hay duda de que las democracias de los países presidencialistas duran menos por término medio que las de los países parlamentarios.
  6. El sistema electoral mayoritario tiende a generar bipartidismo. Este hallazgo, conocido como Ley de Duverger, establece una relación muy estrecha entre el sistema electoral y el sistema de partidos políticos.
  7. Las sociedades con mayores fracturas y divisiones internas tienen un mayor número de partidos políticos.
  8. Los países más desiguales y más heterogéneos redistribuyen menos. Si hay grandes diferencias de recursos o divisiones culturales dentro de un país, hay menos intereses comunes en la población y eso dificulta el reparto de la riqueza.
  9. Las democracias no producen ni mayor igualdad ni mayor crecimiento económico que las dictaduras. 
  10. Los países menos corruptos son países más desarrollados, más igualitarios y con ciudadanías bien informadas.

Todos estos hallazgos (y otros muchos que se podrían citar) son fruto de múltiples investigaciones que han requerido reunir datos comparados y analizarlos sistemáticamente mediante técnicas estadísticas. Por supuesto, no se trata de verdades tan sólidas como las que se establecen en algunas ciencias naturales. En las ciencias sociales siempre hay excepciones, los datos no tienen la precisión requerida y las regularidades observadas podrían cambiar. Pero aun reconociendo todo esto, se trata de un conocimiento más valioso que la mera opinión o la intuición basada en unas pocas anécdotas.


Hazte socio de infolibre



19 Comentarios
  • vibebilbao vibebilbao 31/01/17 19:42

    De hecho el concepto "democracia" es tan liquido como la realidad de la que habla el gran filosofo polaco que nos acaba de abandonar. Si vamos al origen de ello en Gecia y hacemos un recorrido comparativo, vemos como fluye y se adapta a lo largo de las circunstancias sociales. Oigo gritar a tertulianos defendiendo la ley , la democracia, como si fuera, en efecto una verdad absoluta. ¿Què es la ley? Un mecanismo que también fluye y cambia, por las buenas o por las malas. parece que ya va siendo hora de que fluyan algunas leyes y maneras de este sistema democrático, tanto en España como en el mundo o el conflicto puede ser tremendo.  ¿Tendrá mucho que ver la educación y la redistribución como suele?Saludos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Moneda Local Moneda Local 21/01/17 00:21

    Sr Cuenca como siempre me interesan mucho sus comentarios. en primer lugar decir que las ciencias sociales en realidad deberia decir el estudio de lo social ayudado por la ciencia, en concreto por las matematicas o por la estadistica.Yo siempre he dicho que para que se de una buena discusion de politica hay que partir de los mismos presupuestos y esto no suele ser así porque la mayoria de la gente desconoce lo mas basico entr locual esta en primer lugar la afirmacion siguientedemocracia = progresosi no se parte de este hecho no se enitende que los paises mas desarrollados o que han progresado mas son los democraticos. nos lo dice laestadistica. Hecho en falta un estudio historico sobre la democracia y elprogreso por ejemploInglaterra es el primer pais que desarrollo una protodemocracia, seguidos de cerca por los paises del norte de europa ¿ porque motivos?.Porque estos paises muy tempranamente alejaron de la politica real a la iglesia y consrvaron valores de derechos civiles.Esto me lleva a los ostros presupuestos necesarios para una discusion politicala democracia tiene que cumplir cinco condiciones para que sea autentica democracia y lo demas son detallestiene que ser democracia directa, o sea que los ciudadanos deben votar a sus representantestiene que haber una ley superior en la que se preserven los valores civilestiene que haber unos contra poderes de modo que haya un equilibrio o sea separación de poderestiene que ser un estado donde los valores religiosos estén supeditados a los valores civilestienen que tener un ejercito que supedite sus valores a los valores civiles y este controlado por este

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • jorgeplaza jorgeplaza 19/01/17 18:26

    Ciencia, lo que se dice ciencia, es la física: lo demás, es coleccionar sellos. La frase no es mía sino de Ernest Rutherford. No siendo tan sinceros como Rutherford, podríamos admitir que la química (en lo que no es simplemente una parte de la física) y las antiguamente llamadas ciencias naturales (biología y geología) son también parte de la ciencia digna de ese nombre. Las ingenierías y la medicina son actividades prácticas que se basan en parte (pero sólo en parte) en conocimientos científicos. La economía empieza a estar peligrosamente lejos de la ciencia digna de ese nombre. Y luego vienen la sociología y la política. (Si alguien echa de menos las matemáticas, es porque soy de los que piensan que la ciencia, para serlo, tiene que explicar hechos empíricos).

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • itnas itnas 19/01/17 19:42

      En absoluto echo de menos que la matemática no esté entre las ciencias. En mi opinión es un arte, pero esto es muy personal y largo de hablar. Sí creo, no obstante, que se precisa aclarar que Ruthenford nace en 1871 y muere en 1937, es decir, que ha llovido un poco desde la famosa frase. Sin duda, el nivel de formalización de la física está muy por encima del resto de las ciencias, aunque sería bueno no establecer agravios comparativos.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Birth 1 Birth 1 18/01/17 22:03

    El arlo toca tema interesante. Da para un buen debate.. Estoy de acuerdo con el sr. Sanchez Cuenca cuando dice que en el país “ se valora tanto la afirmación tajante y categórica,...”. Y por ello mismo cuestiono el establecer un tipo de listado de diez “mandamientos” (lo que origina posiciones monolíticas) de conocimientos básicos de ciencia política como modo de “corregir “ los juicios que el autor deplora. Los temas son de muy diferente naturaleza y al final acaba exigiendo un contexto. Como se ha apuntado, conceptos como democracia pueden variar. La democracia, como la libertad son procesos en evolución que, en mi opinión no pueden ser considerados como algo logrado. ¿Cómo definir a una sociedad que decide elegir a Hitler de forma democrática? ...y tantísimos otros aspectos. Por otra parte, el haber comenzado identificando la ciencia política con la interpretación de estadísticas me ha indispuesto. En sus comentarios, Inas ha clarificado el entuerto.Lo aprecio mucho. La ciencia política estudia el poder en la sociedad, sus manifestaciones, cómo evoluciona, se estabiliza, etc. Tengo mis dudas, pero para mí, el sr. Sanchez Cuenca no ha conseguido una especie de catecismo rudimentario para uso de tertulias, Quizá tampoco era ese su objetivo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 6 Respuestas

    0

    0

    • itnas itnas 19/01/17 14:04

      Como siempre, dices algo muy interesante: siendo España un país (según S-Cuenca) de afirmaciones tajantes y categóricas ¿tiene algún sentido ofrecer los diez mandamientos de la política cuando se trata de criticar la posición de las personas categóricas? Bueno, lo he relacionado inmediatamente con lo personal, pues si me creo los axiomas (mandamientos) de Peano, ¿esto me convierte en persona tajante y categórica? Quiero decir que me parece bueno tener 'una base' sobre la que construir la discusión, tener unos principios firmes que todo el mundo crea razonables, sobre los que partir para discutir. Espero haberme explicado. Saludos cordiales. 

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 5 Respuestas

      0

      0

      • Birth 1 Birth 1 20/01/17 00:52

        Itnas, estimulante comentario. Eres un artista. No tendría la mínima objeción a decirte que estoy de acuerdo con lo que dices, si lo estuviera. Precisamente, a una población criada en la mentalidad dogmática, (porque se supone que hablamos de adult@s), empezar por un decálogo de este“abc” político en el que se usan términos como estabilidad, democracia, Estado fuerte, sociedad desarrollada, etc.que se dan como “dadas” explicando otros conceptos, implica renforzar el anquilosamiento. Lo que se precisa, desde mi punto de vista es procurar clarificar conceptos que se manipulan y son de extraordinaria importancia. Un ejemplo trivial: l@s que hayan vivido en Italia sabrán bien que para esa sociedad el cambiar de gobierno tan a menudo responde a su ideosincracia. Es su manera. La estabilidad en España se ha identificado con la estabilidad en el control del poder por parte de las elites establecidas... No tengo el tiempo ni la energía en desarrollar en estos momentos y marco (sería muy entretenido en tertulia) cada punto de los señalados por el articulista. Por lo tanto, Itnas, a pesar de que me ha gustado tu lógica verbal, mi planteamiento no coincide.Eso sí, creo que en España se necesita una educación política mínima no de catecismos y sobre todo una formación que nos acostumbre a ver el error como el medio de mejorar en lo colectivo. ¿Por qué encontramos la certitud intelectual tan atractiva? Si la hubiéramos mantenido, ¿ hubiéramos salido del neolítico? Un saludo cordial.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 4 Respuestas

        0

        0

        • itnas itnas 20/01/17 15:10

          Gracias por tu comentario. Entiendo, espero que adecuadamente, que no estamos en desacuerdo. Creo que criticas el decálogo de S-Cuenca por contener conceptos no claros, o no compartidos por la mayoría, y yo me refiero a axiomas que sean aceptados por todos, naturalmente previo consenso. Por ejemplo, si nos ponemos de acuerdo en qué es democracia y disponemos de método para reconocerla, entonces sabremos si en determinado lugar existe democracia. Por tanto, no se trata de enseñar catecismos, se trata de sentar las bases sobre las que podemos discutir. ¿Convivir con el error? Has dado en el clavo de nuevo! Cuánto se ganaría si se supiese que, en general, no existen determinismos, que (casi) todo está sujeto a error (y como decía, a lo más que se puede aspirar es a cuantificarlo, no a evitarlo)! Pero esto es más largo de debatir. En todo caso, más importante es leer que no tienes energía para debatir, espero que no sea más que efímera esa carencia y que mejores pronto!

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 3 Respuestas

          0

          0

          • Birth 1 Birth 1 20/01/17 19:56

            Buenas tardes, Itnas. Creo que hemos encontrado un terreno común. Me encanta tu devoción a la medida de los fenómenos y de las cosas. Es base esencial del conocimiento. Escribí mi comentario por la noche y tengo mucho trabajo, pero gracias por interesarte por mi salud. Por ahora bien pero no soy un Cepeda. Seguimos en contacto. !Saludos!

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 2 Respuestas

            0

            0

            • Damas Damas 21/01/17 16:42

              Birth 1, un momento, ¿sí?. Espero que esa insuficiente energía, se recupere con descanso. Y un apunte, para Birth e itnas, aunque yo no pueda seguir en cada detalle vuestro intercambio de ideas, me parece interesante o atractivo, por lo que me gustaría poder seguir asistiendo por aquí al mismo. Saludos cordiales.

              Responder

              Denunciar comentario

              0

              0

            • itnas itnas 21/01/17 11:04

              Me alegran mucho dos cosas. La primera tu salud que deduzco va por el buen camino. La segunda que no seas Cepeda. Saludos cordiales.

              Responder

              Denunciar comentario

              0

              0

  • Sancho Sancho 18/01/17 20:38

    (2) Porque ¿Se puede considerar España un país homogéneo? Si la respuesta es sí, ya vemos cómo el reparto de la riqueza brilla por su ausencia. Cada vez más las diferencias entre comunidades es mayor. Por ejemplo, en sanidad, en empleo, en servicios sociales...El punto 9 es como aquello de los hermanos Marx en "Una noche en la ópera", "la parte contratante de la primera parte será considerada la parte contratante de la primera parte...". O sea, que da igual vivir en una dictadura o en una democracia...Y el punto 10 es para mear y no echar gota. Los países más desarrollados y cultos son...más sofisticados a la hora de choricear...y la sociedad que soporta ésta corrupción, aunque más culta y más informada, es sin duda igualmente analfabeta desde el punto de vista político y democrático.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Sancho Sancho 18/01/17 20:27

    (1) No estoy de acuerdo en algunos puntos de los expuestos por Ignacio Sánchez-Cuenca. Muchos de esos "hallazgos sólidos" no me lo parecen tanto. Por ejemplo, en el punto 1 se dice que las democracias no entran en guerra entre sí, pero claro, habrá que entender que se habla del concepto clásico de guerra. Porque, ¿Cómo interpretar un golpe de estado patrocinado por un estado teóricamente democrático contra otro estado democráticamente elegido? Se pueden poner miles de ejemplos de lo que digo. ¿Es o no es hacer la guerra por otros medios?. Sobre el punto 2 volvemos a poner algunos ejemplos sobre estados cuya renta per cápita es de las más altas del mundo y que, sin embargo, sufren graves involuciones democráticas sin el ejército de por medio. No veo por qué a cualquier mierda se le pueda llamar democracia, porque de una manera formal se mantengan en pie unas instituciones que están a las órdenes del arbitrio de poderes no democráticos. Como ejemplos podremos poner a algunos países de nuestra querida Europa, y por qué no, el cada vez más oscuro camino que está tomando el gobierno británico, y fuera de las fronteras europeas tenemos al demócrata Trump. Sobre el punto 4 decir que tampoco estoy de acuerdo porque ya hemos visto ejemplos de hasta dónde puede llegar la cerrazón de algunos mandatarios con tal de imponer su voluntad, sin importarles ese riesgo de enfrentamiento civil, y no precisamente en países subdesarrollados; ¿Siria era un país no desarrollado, Yugoslavia...?. Los puntos 6 y 7 se pueden unir para decir que desde hace un tiempo se viene planteando la perversión de la endogamia bipartidista, la enorme ponzoña a la que se llega con este sistema hecho por "ellos, para ellos", podría decirse. Y claro, tiene el punto 7 esa trampilla...Porque esas fracturas y divisiones allí donde hay un mayor número de partidos se debe en gran parte por la falta de práctica en la negociación, en los pactos, en las cesiones entre unos y otros, porque la mentalidad tiende al superliderazgo, en vez de al compromiso entre muchos, al cumplimiento de las reglas...Punto 8. ¿Qué significa ser desigual?.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • itnas itnas 18/01/17 18:00

    Enhorabuena por el artículo, con cuya línea maestra estoy absolutamente de acuerdo. No obstante, me gustaría hacer alguna observación sobre el decálogo de hallazgos extraídos del análisis comparativo. Me parece que 7. y 8. pueden unirse diciendo que los países con mayores fracturas, heterogéneos, tienen mayor número de partidos y esto genera menor redistribución (cuanto mayor número de partidos menor redistribución). Lo que se puede ligar a 6. y, por tanto, el bipartidismo, generado tendencialmente por el sistema electoral mayoritario, redistribuye más. Aquí es donde encuentro un problema pues resultaría que, en esa cadena lógica, ¡una dictadura (partido único) es la que más redistribuye! No basta con esto, al leer 9. 'la democracia (al menos dos partidos) no produce mayor igualdad (o mayor redistribución) que la dictadura (un único partido)' se ve, en mi opinión, que algo falla en este decálogo de afirmaciones. ¿Dónde? ¿Quizás en la utilización de técnicas estadísticas por manos inexpertas? Seguramente es bueno resaltar que las ciencias basadas en la observación y recolección de datos empíricos se basan en la construcción de hipótesis sujetas a error el cual, en el mejor de los casos, se trata de saber su magnitud, nunca sortearlo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • viceval viceval 19/01/17 11:24

      Pese a que la Ciencia Política es "ciencia" con herramientas muy potentes, explicar sucesos, como el fenómeno trump es complicado y difícil. A priori, salvo los visionarios, nadie lo vio. Cientos, miles de artículos a posteriori lo tratan de "justificar". Si hoy preguntas o tratas de analizar el futuro del fenómeno trump, la respuesta mayoritaria incluidos los politólogos es, Incertidumbre. Como dicen los internistas "estaba de dios", para explicar una evolución desfavorable y absolutamente imprevista. Un saludo.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • itnas itnas 19/01/17 13:52

        Sí, herramientas potentes puede haber, el problema es cómo se usan e interpretan como le decía a 'jorgeplaza'. Mi experiencia con biólogos y médicos ha sido la de hacerme creer que en sus respectivas licenciaturas falta más formación matemática. Imagino que en Sociología o Políticas con más razón. Sí creo que haya modelos de naturaleza matemática aplicables a otras disciplinas, eso sí considerando las restricciones del modelo; lo que no puede ser, y desafortunadamente es, es que el modelo se aplique 'a martillazos' a la situación experimental. En todo caso, tu comentario me ha parecido de lo más oportuno. Saludos.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • Larrutan Larrutan 18/01/17 16:40

    ¡¡¡ATENCIÓN!!! Hoy a las 19 h. pagaremos por encender la luz un 33% más. Esto es lo que permiten con total impunidad ¡en plena ola de frio polar!.Apaguemos las luces durante 20 minutos, para que sus pérdidas sean notables y vean que ¡¡¡SI TENEMOS VOZ!!! ¡¡¡SI NOS ORGANIZAMOS SI TENEMOS MUCHA FUERZA!!! Anima a tus amigos y amigas, vecindad, conocidos, entorno, familiares, .... a que hagan un esfuerzo!!!. Si pasamos por todos los medios rápido a las 19 h ya estará por toda España. Poner la alarma del telf. a las 19 h!!! Apaga y desconecta la corriente a esa hora durante 20 minutos, apaga todas las luces, electrodomésticos, tv, estufas, ...... !!!! ¡¡¡PÁSALO!!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • MASEGOSO MASEGOSO 18/01/17 14:17

    Comentario 19 quise dexcir HABRÍA. Disculpas por el faltón.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • viceval viceval 18/01/17 11:28

    Creo a los politólogos les pasa como a los médicos, el 90% es mentira y el 10% fantasía (exagerando). No son ciencias exactas. Más bien, son bastante inexactas. Y pasa lo que pasa. Se falla. Y luego hay que justificar los resultados con el retroscopio, que yo llamo (que no rectoscopio). Un placer leerle.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    España, fin de ciclo. ¿Reiniciamos?

    Si el marco político y jurídico del que nos hemos dotado no es capaz de garantizar la convivencia, tenemos la obligación imperiosa de modificarlo por procedimientos democráticos.
  • Verso Libre Luis García Montero Luis García Montero

    Bajo los escombros de la política

    Debajo de la ingenuidad y el descrédito, de la demagogia y la verdad, acompañada sólo por un fatigado instinto de supervivencia, espera la política.
  • El vídeo de la semana Juan Ramón Lucas Juan Ramón Lucas

    De calle

    Es previsible que sigan las manifestaciones y algaradas, igual que es previsible que la justicia siga actuando, y unos y otros se alimenten en el bucle que con tanto acierto había calculado el independentismo.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre