X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Tiempos Modernos

T de testosterona

Publicada 11/01/2017 a las 06:00 Actualizada 11/01/2017 a las 21:37    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 93

Si han visto Sueños de un seductor, recordarán cómo al personaje que interpreta Woody Allen se le aparece Humphrey Bogart para darle consejos sobre la manera de conducir su vida. A mí, desde que hace unos días anunciara en una entrevista la próxima victoria del yihadismo “porque ellos tienen cojones”, me pasa lo mismo con Pérez Reverte. Por la mañana, bajo al bar a desayunar, me siento en la barra y, de repente, miro al lado y allí está él, en vaqueros, camisa caqui y un chaleco de reportero, el complemento perfecto de su apabullante masculinidad. Lo descubro mirando despectivamente la taza que acaban de servirme.

–¿Descafeinado? ¿Así estamos?
–¿No te parece bien?– le pregunto.

–Siempre que sea para que no te apague el sabor del coñac… Porque vas a echarle coñac, ¿no?

Cohibido por su presencia, asiento instantáneamente como si llevara pensando en eso desde que me desperté. Hago una señal al camarero y estoy a punto de pedir un Courvoisier pero noto la mirada de Pérez Reverte clavada en mí y corrijo hablando desde el diafragma para que mi voz parezca más viril:

–¡Soberano!

El camarero acude botella en ristre y noto cómo Arturo mira satisfecho en derredor para, cómplice de mi arrojo, cerciorarse de que los asistentes se han percatado de mi decisión. Vierto la copa en la taza y me dispongo a desayunar pero aún noto el pinchazo de su mirada. Giro la cabeza para descubrir a qué se debe.

–¿No le pones Tabasco a las tostadas?
–¿Perdón?
–Tabasco –me dice señalándome el frasco sobre la mostrador–. ¿Eres de esos delicaditos a los que no les va el picante?

Tomo el bote de Tabasco con decisión suicida.

–Sí, sí, claro, en qué estaría pensando –y extiendo una generosa ración sobre las rebanadas.

En ese momento desaparece. Me tomo las tostadas y apuro el café de un trago por temor a que, como hizo el lunes, vuelva y quiera olerme el aliento. Salgo a la calle con un insoportable ardor de estómago y me dirijo a casa.

Apenas doblo la esquina me lo encuentro apoyado en un semáforo. Espero a que la luz de peatones se ponga en verde y cuando lo hace echo a andar con él acompañándome.

–Mira qué torda viene por barlovento.

Dirijo la mirada al frente y veo por la izquierda a una chica rubia que cruza la calle en dirección contraria a la nuestra.

–Está que te rilas la pava. Dile algo.
–¿Cómo? –le pregunto temiéndome lo peor.
–Un piropo.
–Lo siento, Arturo, no puedo. Considero que el piropo es una expresión irrespetuosa, anacrónica y…
–¡Tu puta madre es anacrónica! –me suelta con los ojos fijos en la chica–. Aprende.

Cuando llega a nuestra altura, Pérez Reverte se para, echa las manos atrás, inclina el torso hacia delante, saca el cuello como una tortuga y, girando la cintura al compás del paso de la muchacha, le suelta:

–Eso es andar y lo demás joder el suelo.

Avergonzado por el arrebato machista de mi acompañante, me veo obligado a intentar compensarlo de algún modo y apostillo:

El suelo… de todos y todas.

No surte efecto. La joven nos observa un momento con indisimulada repulsión y nos hace una peineta.  La escena concluye con una reflexión de Arturo.

- Qué raro, no parecía lesbiana.

Luego vuelve a esfumarse y yo sigo adelante pensando que esto no puede seguir así. Tengo que reunir el valor suficiente para decirle que me deje en paz. No me interesan sus manidas anécdotas de corresponsal de guerra, ni su intento de contagiarme su recia visión de la vida, ni ir todas las noches al Deborah Club a charlar con mulatas y narcos.

Cuando llego al portal, Paco, el portero, me sale al paso.

–Arriba le espera un señor muy raro. Me ha dicho no sé qué de que me parezco a un chisni o un chetnik que conoció en Croacia. Y cuando le he preguntado si le pedía el ascensor, me ha mirado ofendido, me ha escupido a los pies y ha subido andando.

Vivo en un décimo. Cuando salgo del ascensor Reverte está en el rellano, destrozado por el esfuerzo, vomitando inclinado sobre un paragüero. Al verme se recompone e intenta disimular inventando un excusa.

–Anorexia nerviosa. Secuelas del Líbano.

Giro la llave y le cedo el paso. Se adentra en el pasillo que conduce al salón, llega hasta la ventana y corre las cortinas.

–Francotiradores, nunca se sabe –me explica. Luego mira alrededor asintiendo.
–Está bien tu chabolo. Demasiadas plantas. No serás uno de esos vegetarianos que...

No acaba la frase porque entre las macetas, inmóvil, divisa a Nora.

–¿Y eso?
Una iguana.
–¿Las guisas en adobo como en Veracruz o con tamales como en Chiapas?

Ante mi cara de extrañeza su extrañeza es aún mayor.

–¿No te las comes?

No contesto. Me siento al escritorio, saco el portátil de una mochila y lo pongo sobre la mesa. Cuando lo ve entorna los ojos en un gesto de sospecha.

–Así que un Mac.

Me mira de arriba abajo y me pregunta muy serio.

–¿Eres… de la piompa?
–¿De la qué? –pregunto extrañado.
–Canco, vagoneta, bujarrón, ya sabes: un poquito… melancólico. Les pasa a la mayoría de los tíos que usan Apple.  Diseño gráfico, rollo elegante, la rueda de pantones… Cuando te quieres dar cuenta tienes detrás a un maromo clavándote el USB. Yo uso Android, de “andros”, hombre en griego.
Soy heterosexual –le tranquilizo–, aunque respeto todas las tendencias.
–Yo también, me sorprende–. Me da igual si un tío quiere ser macho o muy macho. Lo que no soporto es el mariconeo. Bueno, ¿de qué vamos a escribir hoy? –me dice frotándose las manos mientras se sienta a mi lado–. ¿Qué te parece el sitio de Fuenterrabía? Ahí hay tema.

No me atrevo a decirle lo que de verdad me parece y, tímidamente, le replico.

–No sé, había pensado en algo más actual.
–Ya, tienes razón. ¿Fernando VII?

Y así toda la semana. No hay forma de llevarlo a algo que no sea anterior al siglo XIX. Tengo que ser muy sutil en mis reticencias para evitar que monte en cólera. Como cuando le dije que Gitano, la película que guionizó y que protagonizaban Joaquín Cortés y Laetitia Casta, me parecía un videoclip. Para convencerme de que es una obra maestra que no funcionó por culpa de la mala distribución me ha hecho verla tres veces. Los dos sentados, ante el televisor, con él murmurando todos los diálogos a la par que los actores y dándole un rato al pause cada vez que sale su nombre en los títulos de crédito.

En 2011 Pérez Reverte fue condenado por plagio –sentencia ante la que mostró su absoluto desacuerdo– y obligado a pagar, junto al director de la película, 200.000 euros. Viendo el engendro pienso que, aunque él no lo sepa, reclamar la autoría del guión de Gitano es la mayor prueba de hombría que el académico que ocupa la silla T haya podido dar: hay que tener más cojones que Boko Haram para reivindicar que uno ha escrito eso.

–Arturo, no acabo de ver lo de Fernando VII. Estaba pensando en escribir sobre un asunto con el que el lector pudiera sentirse identificado, que tenga que ver con su día a día, si es posible con un toque de denuncia.
–Entiendo.

Se pone de pie. Da un par de pasos  en silencio por la habitación. De repente se vuelve hacia mí y chasquea los dedos.

–Lo tengo: el M-16 frente al Kalashnikov. ¿Puedes creer que, en terrenos húmedos, el M-16 sigue encasquillándose?

Quedan unas tres horas para entregar la columna y, o acabo con esto de una vez por todas, o no voy a poder terminarla. Y, aunque estoy seguro de que Reverte catalogaría al director de infoLibre entre los humanos que no tienen media hostia, me gusta cumplir con mis compromisos.  Me armo de valor.

–Arturo, verás, esto no funciona. No puedes entrar así en mi vida. Necesito trabajar. No me interesan tus historias de reportero de guerra sonado. Además, si sigo desayunando coñac y tabasco, se me va a volver a abrir la úlcera. Te ruego que te marches.

Me mira rojo de ira y estalla.

–¡Me cago en Dios y en Emidio Tucci! ¡¿Así me pagas lo que hago por ti?! Quieres volar solo, ¿eh? Muy bien, sé reconocer cuándo no se me quiere en un sitio como sabría reconocer un napalm hecho en Kentucky de uno hecho en el sur de Kentucky.

Y, sorprendentemente, se marchó. Tuve dos horas para escribir, sin interrupciones, un texto interesantísimo y muy gracioso –tal vez lo más gracioso que haya escrito nunca– sobre nanotecnología y la construcción de Europa. Estaba a punto de enviarlo al periódico cuando se abre la puerta de la cocina que da al salón y aparece Pérez Reverte ataviado con mandil golpeando con un cucharón una cacerola vacía.

–¡Hora del rancho! ¡A comer, soldado!

Me levanto espantado y voy a su encuentro. Cuando llego hasta él está de nuevo en la cocina apagando la vitro en la que reposa una humeante olla.

–Esta receta me la enseñó en Matagalpa un comandante sandinista. El secreto está en ponerle una pizquita de pólvora, pero he mirado y no tienes.

Me asomo al guiso y veo a Nora, descuartizada, apenas reconocible, como un puzle carnoso flotando en salsa amarilla. Pérez Reverte me mira satisfecho.

–¿Te lloran los ojos? Es por la cayena. A mí es que la iguana me gusta fuertecita.
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



37 Comentarios
  • dikarpa dikarpa 13/01/17 10:11

    SeñorSánchez, enhorabuena. Me he levantado hoy un poco desnortado pero su artículo me ha puesto las pilas para un mes por lo menos. Hacía tiempo que no me reía tanto. Gracias de nuevo por ayudarme a sobrellevar esta nueva amarga travesía peperosoista que hemos comenzado. Sinceramente, genial.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Tubal Tubal 12/01/17 18:03

    ¿Que si quiero opinar? (me preguntan desde infoLibre). Pues sí: me he reído de lo lindo con el artículo de Sánchez Romero. Me parece ingenioso y divertido, francamente. Ahora esperaré a que aparezca un artículo de Pérez Reverte para opinar sobre lo que diga (y sobre todo, cómo lo diga) Pérez Reverte. Algunos "comentaristas" producen la sensación de ser escritores fallidos y bastante desocupados...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Andarax Andarax 11/01/17 23:33

    No me gustan las bromas sobre animales. ELLOS no se lo merecen.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • antoniof antoniof 11/01/17 22:38

    Muy divertido y con un estilo claro. Me recuerda -y lo digo como alago- al "sin noticias de gurb" De acuerdo en que P. R. quiere pasar al la historia como el chico malo de su generación, aunque tenga que comerse iguanas o sapos para conseguirlo

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • VTVpower VTVpower 11/01/17 21:11

    Muy buen relato, entretenido. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Queso Tierno Queso Tierno 11/01/17 20:24

    No se si ésta es la imagen de Perez Reverte que tiene los próximos a el. A mi, desde luego me suena a chino. ¿Hace falta ser tan extenso, varipinto y anecdótico para definir a este novelista-periodista como un macho ibérico sonado por el ejercicio de su profesión? ¿Es así Perez Reverte?. A mi su visión socio-política de este pais me parece muy acertada e impropia de ese talante, pero igual me tiene engañado...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • frida56 frida56 11/01/17 19:26

    Como ya se ha dicho aquí,confundir la calidad artística de una persona con su talante es una insensatez.Pérez-Reverte es un novelista magnífico y un profundo conocedor de lo español.Sus opiniones político-sociales suelen ser certeras,de agudo observador. Todo lo demás de su persona me parece irrelevante para lo que yo lo quiero,que es leerlo. Si mezclamos los conceptos,pasan cosas como no darle el Premio Nobel a un Borges,por poner un ejemplo. Lo que molesta,a veces,de personas como él,es que se desmarca de lo políticamente correcto,y es que lo políticamente correcto está cogiendo,a menudo,tintes dictatoriales. Que resulta chulesco al hablar.?Sin duda. Que eso cae mal? Comprensible.Pero lo cortés,no quita lo valiente. Pérez-Reverte suele dar mucha caña a otros,es normal que reciba. A mí me parece que él estará encantado de suscitar polémica.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • AML AML 11/01/17 18:52

    Yo coincido con lo que decía Ignacio Sánchez Cuenca en "La desfachatez Intelectual". Como novelista casi siempre me ha gustado, salvo en los libros en los que dedicaba un 75% a explicarnos porqué levaba la jarcia de estribor sobre la escandalosa y arriaba el foque, aunque supongo que a los que naveguen les parecería muy bien. Como comentarista político y costumbrista me repele, y como macho ibérico me parece patético. Sin embargo, seguiré leyendo sus novelas. Por cierto, a mí la saga Alatriste me gustó mucho, y no estoy de acuerdo con que sea copia de los 3 Mosqueteros. ¡Ya quisiera Alejandro Dumas!.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 25 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 11/01/17 22:01

      Aquí,  el afrancesado presenta su airada protesta -:))).   Depende de lo que uno busque en la lectura te puede resultar indiferente cómo es su autor.  Y depende de la clase de lectura.  Yo nunca he llevado bien la dicotomía o la contradicción entre autor y obra, o al menos a partir de un momento de mi vida.  Debo tener madera de predicador.  Y tampoco me hacen maldita gracia los machos ibéricos. He dicho. 

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 22 Respuestas

      0

      0

      • AML AML 12/01/17 09:22

        Tienes razón. Antes esperaba que el gran hombre publicara libros para comprarlos rápidamente. Ahora ya no sé ni lo que publica. El último que leí fue "hombres buenos" y desde entonces no me ha interesado saber si ha publicado algo. ¿Será que la tirria que le he cogido me impide leerle? Lo consultará con mi psiquiatra de cabecera. 

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 16 Respuestas

        0

        0

        • Damas Damas 12/01/17 10:45

          AML, estaba escribiendo este comentario, y ya veo que Bacante en alguna manera, corrobora parte de lo que pienso. no obstante, copio, lo que ya tenía escrito word. /// AML, por favor, recuerda los buenos propósitos de año nuevo y uno de los cursos propuesto por ti. Bacante, sin que haya contado que está asistiendo a alguno de ellos, parece alumno aventajado, será porque parece que no lo necesita. AML, es posible que tu salud te lo agradezca, aunque al mismo tiempo contribuyas, involuntariamente, a empeorar alguna salud ajena, por no favorecer la emisión de elementos mentales tóxicos. Saludos.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 15 Respuestas

          0

          0

          • Bacante Bacante 12/01/17 13:29

            Jajaja. Mírala ella cómo las gasta. 

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 2 Respuestas

            0

            0

            • Damas Damas 12/01/17 13:48

              Sí, es que desde anoche, se viene gestando el come, come. Osasuna!

              Responder

              Denunciar comentario

              0

              0

            • Damas Damas 12/01/17 13:48

              Sí, es que desde anoche, se viene gestando el come, come. Osasuna!

              Responder

              Denunciar comentario

              0

              0

          • AML AML 12/01/17 12:39

            Reconozco que yo también soy víctima de la testosterona a veces. Tal vez por ello arrastro problemas cardíacos, pero poco a poco voy mejorando. Cuando ganemos las elecciones lo superaré. Saludos.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 11 Respuestas

            0

            0

            • Damas Damas 12/01/17 13:46

              AML, con la simpatía que demuestro que te tengo y en el mejor sentido de la palabra: iluso y facilón (amante de los platos gustosos, rabo de toro, hum, hum) eso sí, después viene la digestión, que no es cosa sencilla con ese guiso lento y salsita ..... y los dados dorados, bueno, no me importaría dejarme alguno. Saludos, alado. ;-)

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 10 Respuestas

              0

              0

              • AML AML 12/01/17 18:09

                Afortunadamente el estómago resiste y, como decía Woody Allen de su cerebro: "Es mi segundo órgano preferido". Tienes razón en que no soy complejo pero, a estas alturas del partido, considero que la complejidad es una pérdida de tiempo, que es algo que no me sobra. (los dados dorados y la salsita hummmmm). Saludos.

                Responder

                Denunciar comentario

                Ocultar 9 Respuestas

                0

                0

                • Damas Damas 12/01/17 18:48

                  Lo de iluso, dicho de aquella manera, era por lo de ganar las elecciones y lo de facilón por el estómago. No he sido consciente de querer decir nada parecido a "no ser complejo". Saludos, (repito) alado, que me lo aprendí como si fuera en jueves, (tomarme confianzas en exceso) pero vale, que ya no lo utilizaré.

                  Responder

                  Denunciar comentario

                  Ocultar 8 Respuestas

                  0

                  0

                  • AML AML 13/01/17 10:32

                    Somos amigos digitales, o sea, que me puedes llamar como te apetezca. No creo quesea iluso. Estoy seguro de que ganaremos las elecciones, lo que no sé es qué elecciones, de dónde y cuándo, pero algunas ganaremos, aunque sean a la comunidad de propietarios. Sigo pensando en el rabo (con perdón) con dados dorados de korrosivo. Por cierto: muy recomendable "La Isla del Viento", preciosa película sobre el destierro de Unamuno en Fuerteventura. La ponen en el Pequeño Cine Estudio de Magallanes. Saludos amistosos.

                    Responder

                    Denunciar comentario

                    Ocultar 7 Respuestas

                    0

                    0

                    • Damas Damas 13/01/17 16:36

                      Gracias por la denominación "amigos digitales" ;-) te gusta la precisión en el lenguaje ¿verdad? repito ;-) sigue siendo una gracieta, un mini relax en los comentarios. Por cierto, no dudo de tu capacidad, pero por si acaso, por "alado" me refiero a uno de esos seres ...... que habitualmente se representan con alas, ¿sí ..., entendemos lo mismo?. Saludos sonrientes.

                      Responder

                      Denunciar comentario

                      Ocultar 6 Respuestas

                      0

                      0

                      • AML AML 13/01/17 18:04

                        Obviamente, esos que no tienen sexo pero acompañaban al espíritu santo en sus correrías, supongo que como voyeurs, aunque no es mi estilo y se lo dejo a los arcángeles.. Saludos celestiales.

                        Responder

                        Denunciar comentario

                        Ocultar 5 Respuestas

                        0

                        0

                        • Damas Damas 13/01/17 18:46

                          Bacante decía en 83 a AML: "Jaja. Qué gracioso eres. Yo pienso en "íngenio" y según drae (acepción 5): “Chispa, talento para ver y mostrar rápidamente el aspecto gracioso de las cosas” Así pues: ¡bien, bien, bien, por el ingenio de los amigos digitales como AML! y saludos terrícolas. NOTA: se agradece la recomendación cinematográfica.

                          Responder

                          Denunciar comentario

                          Ocultar 4 Respuestas

                          0

                          0

                          • AML AML 14/01/17 10:37

                            Se agradece el comentario. Si no vemos el lado ridículo de la vida y no aprendemos a reírnos de nosotros mismos, envejecemos más rápido. ¿Has visto cómo envejece Aznar? Saludos.

                            Responder

                            Denunciar comentario

                            Ocultar 3 Respuestas

                            0

                            0

                            • Damas Damas 14/01/17 13:11

                              AML, estimo tu capacidad humorística, esa que incluye la dirigida hacia ti, pero aunque pueda favorecer un cierto mantenimiento de la juventud y de la salud mental, cada cual tiene unas habilidades y capacidades, además desarrolladas en mayor o menor medida. ¿Ves qué diferencia entre tú y yo en este aspecto? La mayor parte de las veces, hasta en lo más pequeño, seria como un ajo, aunque me encante la sonrisa, la risa y la explosiva carcajada (alguna vez hasta sobre mí misma). Sobre Aznar, sí te refieres al envejecimiento exterior, partiendo de lo poco que le miro, y menos que le observo, yo diría que tiene un muy buen pasar de los años, independientemente de que nunca ha sido, ni es, precisamente la representación de una imagen atractiva para mí; volviendo al buen envejecer físico exterior de Aznar, ten en cuenta esos abdominales que dicen (en fotografía) que tiene, ¿lo que se los debe trabajar!, la cantidad de pelo (cuestión fundamentalmente genética, supongo) incluso parece que conserva el color (también cuestión genética, sí es natural) y el peso; en resumen no me parece un ejemplo de envejecimiento rápido, ni con esa expresión pública, de siempre, de seriedad cercana al enfado perpetuo. Saludos, que tengas y disfrutes de un día (un fin de semana) de máximo ingenio, y que no venga ningún bobo (boba) a estropeártelo.

                              Responder

                              Denunciar comentario

                              Ocultar 2 Respuestas

                              0

                              0

                              • AML AML 15/01/17 10:28

                                Yo a Aznar cada vez le veo más pequeño, renegrido, acartonado y con ese gesto de enfermo hepático. Me recuerda a esas cabezas reducidas por los jíbaros. Parece una tableta de chocolate negro. Lo malo es que, cuando sonríe, da más miedo. A lo mejor se nota que no me es simpático. Saludos.

                                Responder

                                Denunciar comentario

                                Ocultar 1 Respuestas

                                0

                                0

                                • Damas Damas 15/01/17 21:47

                                  Nada, nada, en el com. 91 no se te ha notado NAAAADA, ;-) Comparto tu ausencia de simpatía, por decirlo prudentemente. Saludos cordiales.

                                  Responder

                                  Denunciar comentario

                                  0

                                  0

      • jorgeplaza jorgeplaza 12/01/17 00:06

        En lo de que tienes madera de predicador aciertas. Estás en abundante compañía en estas páginas: yo os imagino a todos llevando una de aquellas huchas de barro que eran la cabeza de un negrito con una ranura en todo lo alto. Y seguro que la mayoría habéis ido a colegio religioso. Pero también muchos de los grandes escritores han sido malos bichos, así que te (os) queda poco donde elegir. Fíjate que --a mí no me lo parece, pero es porque yo soy un liberal perverso-- hasta don Antonio Machado, aquel santo laico, hoy sería tenido por un peligroso menorero: ¿o no?

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 4 Respuestas

        0

        0

        • AML AML 12/01/17 09:17

          Qué, buscando amigos, ¿No? Debe ser duro sentirse solo entre tanta estulticia y siendo un genio.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 3 Respuestas

          0

          0

          • Bacante Bacante 12/01/17 10:14

            AML,  tú puedes con todo, pero no sé si mereces ensuciar tus neuronas con ciertas lecturas. Yo no tengo tanto agüante y he decidido "sobrevolar". Además,  no me sobra el tiempo y he de seleccionar bien en qué lo utilizo. Osasuna y República Libertaria! 

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

          • jorgeplaza jorgeplaza 12/01/17 09:56

            No sé si es duro o no: digámelo usted, que parece que tiene experiencia en el asunto.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 1 Respuestas

            0

            0

            • AML AML 12/01/17 11:33

              Y tú más.

              Responder

              Denunciar comentario

              0

              0

    • jorgeplaza jorgeplaza 11/01/17 20:19

      Yo no he dicho (aunque no me cita, contesto por alusiones) que Alastriste (y Tenorio) sea una copia de Los tres mosqueteros, sino que está inspirada en ella. Es discutible lo que digo, pero no es lo mismo inspirarse en algo que copiarlo, me parece.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • AML AML 11/01/17 20:38

        Lo siento, no me expresé bien. En cualquier caso no veo la inspiración, salvo que se trate de novelas de capa y espada. Los 3 mosqueteros fue publicada como folletín por entregas en periódicos y tiene un componente de pura novela de aventuras, mientras que la saga de Alatriste es un , para mí, magnífico retrato de la decadencia de la España de los Austrias. Creo que Pérez Reverte conoce ese periodo especialmente bien.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • El analista de Marilyn El analista de Marilyn 11/01/17 18:28

    Algo muy de él debe haberse dejado Reverte en el frente. Los billetes de Prisa abultan en los pantalones, pero no es lo mismo. ...El día menos pensado querrá ser como Trillo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 11/01/17 22:02

      Algün tornillo,  Analista.  Salud para usted! 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • mafalda mafalda 11/01/17 18:22

    graciosísimo artículo, me he reído mucho.no queda más remedio que reírse de estos machotes de pelo en pecho y de mear en pared.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Damas Damas 11/01/17 19:07

      Me gusta su comentario, claro que con ese nick.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre