X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

El honor perdido

Fernando Ripollés Barros Publicada 26/01/2017 a las 06:00 Actualizada 25/01/2017 a las 22:09    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 14

El ínclito Federico Trillo solicita su reingreso en el Consejo de Estado. De ser otro funcionario público, en otras circunstancias, nada tendría de especial, pero quien pide seguir cobrando de las arcas del Estado, bajo la apariencia de servidor público, es nada más –y nada menos– que el personaje más indigno y oscuro –por lo que calla y sabe– de la democracia española.

Su necedad, propia de quien se cree con la fuerza o el poder suficiente para amedrentar a propios y extraños –hasta que llegó la nueva ministra de Defensa, nadie osó toserle–, llega al extremo inverosímil de solicitar el reingreso en el mismo Consejo de Estado que ha reconocido, por un unanimidad, la responsabilidad del Ministerio de Defensa, dirigido a la sazón por el nefasto Federico Trillo, en el siniestro que costó la vida a 62 militares que regresaban de Afganistán el 26 de mayo de 2003.

Que el ínclito Trillo quiera volver al Consejo es un chiste de mal gusto, una afrenta para quienes lo sufrimos y una aberración que alguien, con sano juicio o competencia, debería evitar.

Trillo mintió –el avión y la tripulación eran de todo a 100, no cumplían los requisitos mínimos para volar–.

Trillo desatendió las quejas de sus subordinados.

Trillo no veló por la seguridad de sus soldados –pudiendo y debiendo hacerlo, las Reales Ordenanzas, la Ley y el sentido común del que carece, le obligaban a ello–.

Trillo prefirió tratar como a perros a sus soldados muertos (ni una sola identificación de las que se hicieron cargo fue correcta, hasta la probabilidad matemática le dio la espalda, engañando a todas las familias de los muertos).

Trillo no aseguró a sus soldados, pudiendo y debiendo hacerlo –a quienes nos defienden y nos dan seguridad, les dejó indefensos y sin asegurar–.

Trillo no veló por que el dinero público invertido en los 43 vuelos se empleara diligentemente, permitiendo hasta más de 5 subcontratas –que tuvimos que descubrir las familias–.

Trillo, con su dejación de funciones, permitió que aún hoy, 13 años después, todavía estén “desaparecidos” todos los contratos y subcontratos de aquella aberrante especulación que hizo ricos a muchos indecentes.

Todas estas negligencias llevaron, lo dice el Consejo de Estado con una frase demoledora, a que el accidente pudo haberse evitado si estos (los responsables del Ministerio de Defensa) hubieran cumplido con su deber de velar por las condiciones en que viajaban los soldados”, y a que, posteriormente, fueran tratados con tanto desprecio y humillación.

Con este currículum, que sería causa de despido o inadmisión en cualquier empresa seria, el Sr. Trillo pretende incorporarse al Consejo de Estado. No podemos olvidar que el Consejo de Estado, según la Ley Orgánica que lo regula, es Artículo 1. 1. El Consejo de Estado es el supremo órgano consultivo del Gobierno. 2. Ejerce la función consultiva con autonomía orgánica y funcional para garantizar su objetividad e independencia de acuerdo con la Constitución y las leyes. Artículo 2. 1. En el ejercicio de sus funciones, el Consejo de Estado velará por la observancia de la Constitución y del resto del ordenamiento jurídico.”.

Probablemente sea legítimo querer reingresar en su plaza de funcionario, pero pretender ejercer de asesor jurídico en el Consejo de Estado, cuando se ha demostrado que mintió, que ocultó y que denigró a los ciudadanos que de él dependían y, por ende, a toda España, (quien fue capaz de hacerlo de manera tan aberrante, ¿por qué no va a seguir haciéndolo?) le inhabilita para ejercer cualquier función pública, precisamente porque ello exige vocación de servicio público y ejercicio de éste sin tacha y su trayectoria está empañada, precisamente, justo por lo contrario.

No hay persona más despreciable, sobre todo si es un servidor público, que el que es soberbio con el débil y débil con el soberbio. La falta de empatía que ha demostrado Federico Trillo con el que sufre, la incapacidad para reconocer los errores, la ausencia de humildad para pedir ese perdón que tanto reclama para los demás en sus misas diarias, todo ello sería suficiente para que desistiese de seguir en la Administración, donde tanta incompetencia y nefasta gestión tiene acreditada.

El Consejo de Estado, que debe emitir informes solventes e impecables, no puede olvidar que toda cadena, por sólida que parezca, es tan débil como su eslabón más débil, y este eslabón, encarnado por el Sr. Tillo, si algo de dignidad y vergüenza –palabras cuyo sentido le hago el honor de imaginar que conoce– le queda, debería retirarse ya, y dejar que los buenos –los que de verdad velan por quienes de ellos dependen– hagan su trabajo como los españoles nos merecemos… en órgano tan honorable no puede tener cabida quien perdió el honor y no hace falta que le recuerde al ínclito Trillo que el honor, una vez perdido, no se recobra jamás.

_______________

Fernando Ripollés Barros es abogado, periodista y hermano del comandante José Manuel Ripollés Barros, fallecido en la tragedia del Yak-42

 


Hazte socio de infolibre



10 Comentarios
  • pepelu pepelu 28/01/17 07:40

    Este despreciable personaje, arrastrará su deshonor durante toda su vida para vergüenza de su inexistente dignidad. A mi juicio, tanta culpa tiene el que mata que el que le sujeta de la pata y la responsabilidad es tanto de Trillo como del juez que se niega a reabrir el caso (el sabrá por qué o por cuanto) y de quien le tapó para premiarlo después. En este caso, no fue necesario mandarle un WhatsApp para que sea fuerte.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • MGM1 MGM1 26/01/17 19:23

    Lo más triste es que al final todo se queda en nada. Que impotencia causa esta barbarie consentida por los que supuestamente tendrían que estar del lado de los afectados.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Jaca1930 Jaca1930 26/01/17 13:00

    Reiterando una vez más mi solidaridad con las familias de las víctimas, quisiera hacer una breve reflexión sobre el concepto "honor". Para muchas personas, militares o civiles, el honor y la dignidad personal no tienen precio, y está por encima del resto de los valores. Tampoco esas personas alardean de ese sentimiento íntimo, al contrario de lo que suelen hacer los que no teniendo ni honor ni dignidad, presumen a menudo de lo que carecen asociándolo de manera habitual a frases grandilocuentes de carácter "patriotero" (demagógico, falso y utilitarista), que no patriótico.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • mozote mozote 26/01/17 12:05

    ¡Cobarde. Indecente. Indeseable,Traidor. Inmoral. Abyecto. Trincón!------------Trillo es todo esto y mucho más. ------¡Pon un yak en tu vida, canalla!.------------Si en este país, sus gobernantes y partido que lo sustenta, tuviesen un mínimo de decencia, a este personaje lo habrían enviado a una de la bartolinas que existen en Centro América. A cualquiera de las que hay en ¡Viva Honduras!, que gritó este mercenario desnaturalizado.---------------Responsable del homicidio involuntario de 62 militares españoles a bordo del avión-ataúd que el fletó.---------------------------------------------------------------------------------------¡Trillo tiene que ser juzgado por Tribunales penales. 62 muertos no pueden quedar impunes de las manos que cometieron el homicidio involuntario.--------------Las familias no pueden dejarse comprar con las palmadas de los que han estado durante catorce años escupiéndoles a la cara: a la de los muertos y a la de sus familias.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • RaulGomez RaulGomez 26/01/17 11:01

    Si leyera este artículo alguien que desconociera el caso que lo provoca, pensaría que su autor está descontrolado y que la vehemencia ciega su ecuanimidad. Pero los que sabemos de la catadura del Sr. Trillo, de su bajeza y el modo de actuar, tanto en lo aprofesional como en lo inhumano, así como de la de quienes le recompensaron por ello, indultaron a los condenados e ignoraron a las víctimas, no podemos menos que felicitar al Sr. Ripollés por la mesura y contención en la descripción de los hechos y la moderadísima expresión de la consideración que le merecen. Enhorabuena y reciba todo mi apoyo y solidaridad, D. fernando

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Mascarat Mascarat 26/01/17 10:52

    En primer lugar mi apoyo y cariño a familiares y amigos de los soldados asesinados por negligencia. Este repugnante personaje, el llamado 'ministrillo' representa lo peor del ser humano con responsabilidades publicas. Si esto no fuera una monarquia bananera en la que pagamos hasta las putas del rey este individuo seria inhabilitado de por vida para cualquier servicio público. Es imprescindible conocer los contratos de los aviones para averiguar qué ladrones se embolsaron los 110000.-€ por vuelo. Por otro lado, Trillo estaba a las órdenes de Aznar, uno de los carniceros de Irak, que fue el que presuntamente instó la rápida repatriación de los cuerpos. Una auténtica chapuza que es un insulto a tod@s, no sólo a los familiares y amigos de las victimas. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • AZCORBE AZCORBE 26/01/17 10:29

    PARA QUÉ, ESTÁ TODO DICHO

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • CapitanRed CapitanRed 26/01/17 09:35

    y un consejo: desengáñense de la Mariloli, especialista en simulaciones en diferido.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • CapitanRed CapitanRed 26/01/17 09:32

    Sí, Federico es el personaje más siniestro del panorama político español, pero no está solo; cerca están, posándole los talones en esa carrera de indecencia e indignidad los que fueron sus jefes en el momento de la catástrofe, a saber, Jose Mari y Mariano, pájaros todos ellos de la misma bandada de carroñeros humanos.El bicho entrará en el Consejo de Estado con el placet de Mariano y secuaces.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • unacompatriota unacompatriota 26/01/17 08:02

    Todo mi cariño y solidaridad con ustedes . Trillo (opusdeista) es una vergüenza nacional : será legal que vuelva a su puesto de letrado, pero es insoportable que a este hombre sin honor no se le busque alguna fórmula o resquicio también legal para que no se salga, una vez más, con la suya.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    La Internacional del Odio

    La mayoría de los atentados yihadistas en Europa los han cometido ciudadanos europeos. Las propuestas de cerrar las fronteras son inútiles. Es un hagamos algo porque no sabemos qué hacer. Son inútiles porque los terroristas no vienen de fuera, están dentro, han nacido aquí.
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    Sin garantías no hay democracia

    La democracia, compleja y resbaladiza como ella sola, puede nombrarse y apellidarse de muchas maneras, pero todas tienen un elemento común: la articulación de un sistema de poderes y contrapoderes que actúan como garantía.
  • Cobarde con causa Juan Herrera Juan Herrera

    El wéstern, género de Trump

    El día que Trump, Kim-Jong-un o Maduro no hacen un duelo de pistoleros tuiteros, en el telediario hay un sheriff corrupto o un juez prevaricador.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre