X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

Con la Iglesia hemos dado, Sancho

Pedro Díaz Cepero Publicada 07/02/2017 a las 06:00 Actualizada 06/02/2017 a las 22:50    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 35

La reciente decisión del Tribunal de Cuentas de oponerse a la fiscalización de la Conferencia Episcopal  en la asignación que recibe del Estado (la casilla del IRPF), deja un año más en penumbra las cuentas de la institución. El voto de siete de sus consejeros, propuestos por el PP, incluido el de su presidente, ha impuesto su mayoría a los cinco del PSOE.

De nuevo un organismo del Estado, en teoría y más que nunca, independiente, pues se trata de auditar y resolver diligencias contables, está claramente politizado en su ADN. Esto no lo entiende la ciudadanía, y nos muestra hasta que punto estamos reducidos por la intransigencia de la derecha en la aplicación de las leyes con las que no comulgan, pero a las que se han apuntado a regañadientes, con la boca pequeña. Ya se ve que las referidas a la Memoria Histórica, a la Transparencia o a la Dependencia no son las únicas.

Es sorprendente que el Tribunal de Cuentas, que pide multas a los receptores de ayudas públicas no justificadas, que amonesta a la propia Administración económica del Estado  por no aplicar el régimen sancionador contemplado en la Ley General de Subvenciones para los beneficiarios que presentan cuentas justificativas inexactas, incompletas o fuera de plazo, sea tan laxo, tan enormemente laxo, en la fiscalización de las cuentas de la Iglesia, las más importantes en aportación de dinero público, y eso que no entramos en las exenciones en el impuesto de sociedades, de sucesiones, de transmisiones patrimoniales, sobre el valor añadido (IVA), sobre bienes inmuebles (IBI), sobre el incremento del valor de terrenos, construcciones y obras, o las aportaciones en los conciertos públicos de centros educativos y centros sanitarios.

Por el monto de las subvenciones públicas, por su continuidad a lo largo de los años y por la amplitud de las exenciones fiscales, la auditoría de las cuentas de la Iglesia en España, señorías del Tribunal de Cuentas, no es una opción, es una obligación. El órgano supremo para el control de las cuentas del sector público, si quiere llevar con honor este título, debe realizar de oficio la fiscalización de dichas cuentas, sin necesidad de que un grupo parlamentario lo reclame.

Lo contrario es quedar en evidencia ante la sociedad, dejar en entredicho su credibilidad.

Son muy evidentes las concesiones desmesuradas que la Iglesia católica viene recibiendo de un Estado proclamado laico en su Constitución, y uno más de los brindis al sol de una derecha que se desgañita contra cualquier cambio, pero que cierra los ojos cuando le interesa. La situación creada es claramente transgresora de la ley, denunciable por la discriminación que supone para el resto de confesiones que existen en nuestro país.

Es hora de que la Conferencia Episcopal sea consciente de que las reglas de juego son muy diferentes en un estado democrático con libertad de cultos, de aquellas que les llevaron a secundar la cruzada y la dictadura del general Franco. Algo de contrición debería asomar en la Curia para que fueran los primeros interesados en reparar pasados errores, solicitando la revocación de un Concordato trabajado a espaldas de la opinión pública y de la oposición democrática, hace ahora casi cuarenta años. Desde Bruselas, una vez incorporada España a la UE, se fijó un plazo de 10 años para la revisión de un contrato que se consideraba vulneraba, entre otros: principios básicos de corresponsabilidad fiscal, igualdad jurídica, transparencia contable, posición dominante en la enseñanza en general y en la docencia del catolicismo, trato discriminatorio sobre otras confesiones, etc. Es muy loable que la Iglesia declarase en ese texto su propósito de lograr por sí misma los recursos suficientes para la atención de sus necesidades, pero hasta ahora no parece haber puesto demasiado celo en conseguirlo  –la firma tuvo lugar en la Ciudad del Vaticano el 03 de Enero de 1979–.

El apoyo de la jerarquía eclesiástica a los sectores más reaccionarios de la sociedad, no hace sino rebajar los ideales y principios cristianos, erosionando así su labor de apostolado. Ser titular de medios de comunicación no implica allanarse con el mensaje de determinados partidos, y los tiempos en los que se fundían connotaciones religioso-católicas con la acción política han pasado, razonablemente, a ser cosa de la historia.

Comprender la necesidad de la justicia y la equidad de tratamiento con otras confesiones, ser corresponsables fiscalmente con el patrimonio común de todos los miembros de la sociedad, profesen éstos la religión católica o no, tributando como cualquiera de ellos (...al César lo que es del César), y mostrar neutralidad con el poder político, poniéndose en todo caso del lado de los más débiles, son mandamientos alineados con la ortodoxia cristiana.

Para no ser su reino de este mundo hay que reconocer que la Iglesia ha sabido ocupar en él posiciones de privilegio. Tras el repaso a la relación de los bienes que posee, los detalles sobre la vida y milagros de su aristocracia, algunos de ellos fieles compañeros de mesa del poder,  nos viene a la cabeza un conocido versículo del Evangelio según San Mateo:  "...no acumuléis tesoros en la tierra, donde la polilla y la herrumbre los destruyen..." (Mateo 6:19).
________________

Pedro Díaz Cepero 
es sociólogo y escritor.


Hazte socio de infolibre



35 Comentarios
  • AML AML 07/02/17 20:25

    ¡¡Que ehtoy mú loco, mú loco, y lo quiero de quemá todo, y la inglesia, y a lo cura i a la monja, i al sacrosanto mihterio i a la virgene, y yastá. Ke me manden  a lo loquero. I a loh crihtoh tanvié.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 8 Respuestas

    0

    0

    • Damas Damas 07/02/17 20:55

      ¿Puedes traducir el último punto y de paso contestar los de los alumnos? por favor.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      0

      • Damas Damas 07/02/17 21:01

        Borro lo de traducir el último punto, ya veo que h = s (a veces).

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • Damas Damas 07/02/17 20:58

        Debe ser contagioso, porque no se trata de "los de los alumnos" sino lo de los discípulos.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

    • Inocencio XIV Inocencio XIV 07/02/17 20:53

      Pensaba invitarle a un Château de Belleville, pero mejor le hago un exorcismo. Gratis, eso sí. 

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      0

      0

      • irreligionproletaria irreligionproletaria 07/02/17 22:02

        Mejor comparta S.I. el Château de Belleville con AML; dicen que los borrachos y los ...¿niños? dicen la verdad. ¡à votre santé!

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • Inocencio XIV Inocencio XIV 07/02/17 22:08

          Este hombre o está poseido (no hay más que leer el 27) o toma vino malo y eso le afecta. Para cualquiera de las dos causas tengo solución. Pero así no se le puede dejar suelto por la calle. Salut! Y risa!

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

      • irreligionproletaria irreligionproletaria 07/02/17 21:53

        Jolin, AML, es su preferido!!! A mí, me manda a la derecha del Padre... ¿Qué ha influido, para invitar a AML, a compartir un Châteu de Belleville? ...aunque lo del exorcismo...no tiene buena pinta, eh? Angel, ha optado por exorcizarte.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • irreligionproletaria irreligionproletaria 07/02/17 21:56

          PD. ¡Ya esta entendido. AML, he leido tu comentario#27!

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

  • jorgeplaza jorgeplaza 07/02/17 20:24

    Sigo pensando que en España, muy en particular los partidos de izquierda, se da mucha importancia a lo que dicen las leyes y muy poca a la cruel realidad de la vida. La Constitución de Cádiz, en un rasgo de humor que ha sobrevivido a los siglos, declaraba que era obligación principal de los españoles ser justos y benéficos (Art. 6. El amor de la Patria es una de las principales obligaciones de todos los españoles y, asimismo, el ser justos y benéficos). Ya se columpió famosamente Azaña con aquello de que España había dejado de ser católica. Si llega un día en que de verdad la gran mayoría de los españoles sean indiferentes al catolicismo (hay indicios de que ese día puede estar bastante cercano: no hay más que ver la edad que en promedio tienen los curas para darse cuenta de que su tasa de renovación es casi nula) no costará ningún trabajo modificar la Constitución o, mejor, dejarla como está pero denunciar el Concordato y acabar con los privilegios de la Iglesia sin mayores problemas. No es la Constitución lo esencial, sino que muchos españoles siguen, por ejemplo, prefiriendo los colegios religiosos para su prole: la cruel realidad de la vida, que decía yo antes.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Victoriacassinello Victoriacassinello 07/02/17 20:22

    Qué podemos esperar de tantos parásitos y meapilas que nos gobiernan y de tanto carente de sentido comúnqué sigue apostando por esta fachosa derechona que nos administra a su libre albedrío, es para llorar.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Rafans Rafans 07/02/17 19:43

    Contrariamente a sus enseñanzas es en la tierra dobde quieren disfrutarlos prelados estos. Que estamos esperando para poner una casilla en la declaración para gastar en I+D contra el cancer y demás bagatelas en vez de servir a amueblarles los pisos de 500 metros a los prelados.Y los catolicos que les quieran dar dinero que lo hagan de su bolsillo, no del fondo del IRPF que es de todos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Damas Damas 07/02/17 12:46

    Ya que Inocencio XIV y AMP, comentan la diferencia entre estado laico y aconfesional, por sí a alguien de quienes aparecen por aquí le puede venir bien, copio lo que he encontrado en la wiki "...El estado aconfesional se distingue del confesional en que no se reconoce una religión oficial.En lo referente al estado laico, es aquel que, siendo aconfesional, es independiente de cualquier organización o confesión religiosa y en el cual las autoridades políticas no se adhieren públicamente a ninguna religión determinada ni las creencias religiosas influyen sobre la política nacional....".

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    0

    0

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 07/02/17 16:36

      Ergo,el Estado español, legisla/distribuye los PGE/conforma el currículo educacional/ obliga a padecer sufrimiento ante el dolor, para ganar el cielo/ excluye del pago de cualquier concepto impositivo a la curia y sus acólitos/ no juzga conforme al CP a religiosos violadores/ abusadores sexuales de menores, etc. simplemente, delega en sus prelados superiores, los traslados a otras diócesis, de los criminales, por delitos 'sexuales' cometidos en los cinco continentes... NO SOMOS, SOLO, UN ESTADO CATOLICO; HEMOS REINSTAURADO 'LA INQUISICION' EXENTA DE IMPUESTOS.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • AML AML 07/02/17 13:17

      Efectivamente, la teoría es ésa, pero en nuestra constitución de la Srta Pepis, los ensotanados obligaron a los padres de la patria a poner que habría una consideración especial con  la católica (que es la única verdadera, como todos sabemos) y de ahí que haya una casilla en la declaración de la renta para ella, que el estado le enchufe todos los años, al menos, 11.000 millones. Puede que sean más, pero es secreto de confesión. También se juran los cargos con un crucifijo y una biblia, hay funerales de Estado y en ninguna celebración falta el correspondiente cuervo, eso sin contar que el 99% de nuestras fiestas son de santos y vírgenes. De aconfesional nada.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      0

      0

      • Damas Damas 07/02/17 13:51

        Como dice Inocencio XIV y no dudo que tu sabes, la teoría expresada literalmente así en la redacción en la CE del 78. Coincido en la observación de las muestras de falta de aconfesionalidad que citas. Es posible que en el curso al que asistes, tengáis algún ejercicio para encontrar u observar más rasgos y detalles de esa falta ¿Nos los irás contando? Por mi parte, si me tropiezo con algún otro te lo iré soplando, para que saques mejor nota. Saludos.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        0

        0

        • Inocencio XIV Inocencio XIV 07/02/17 13:58

          Sí, mujer, dele usted ideas a AML, ahora que se ha puesto en plan Semana Trágica. No de gasolina al incendiario. 

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          0

          • Damas Damas 07/02/17 14:17

            No estoy de acuerdo, Su Santidad, déjele, que disfrute, que disfrute, parece que sólo es de pensamiento.

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

  • AMP AMP 07/02/17 12:12

    Don Pedro, la diferencia entre laico y aconfesioal no es baladí, como muy bien te recuerda Inocencio. Es una diferencia maquiavélica con mucha intención.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • korrosivo korrosivo 07/02/17 12:10

    Luego se extrañan de que, en cada revolución, los curas son los primeros señalados, junto con los nobles y los capitalistas. ¡Con la de bien que nos hacen..!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    0

    • AML AML 07/02/17 12:19

      La iglesia que más ilumina es la que arde, y si hay algo negro colgado en la puerta, miel sobre hojuelas. Hoy le que quitado el puesto de enfant terrible, Don Korrosivo.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      0

      • korrosivo korrosivo 07/02/17 13:01

        ¡Hombre de Dios! ¡Tampoco hay que pasarse! Con una buena denuncia del Concordato ya vale; tampoco hace falta un asado de cura.  

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • AML AML 07/02/17 13:19

          Desde que vi el vídeo de Krahe asando un cristo, que le valió una conversación con el juez, me dio envidia y quise emularle. Me mantengo en mi postura.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

  • jorgeplaza jorgeplaza 07/02/17 11:06

    Puede que ahora la tendencia haya cambiado, pero hasta hace muy poco era muy corriente que papás aparentemente laicos no solo bautizaran a su descendencia sino que, llegada la correspondiente edad --que ahora es de diez años y en mi época, de siete u ocho: los niños de ahora se ve que son más grandes pero más burros-- se empeñaran en que hicieran la primera comunión, los pobrecitos: ¿cómo no darles ese gusto si a sus compañeros se lo daban? Y la tendencia que seguro que no ha cambiado es que muchos papás mandan a sus crianzas a colegios de curas/monjas, subvencionados o no según la capacidad de su bolsillo, con la esperanza de que los curas les hagan trabajar mínimamente, eviten mezclarse con la chusma y, en el caso particular de las niñas, que follen un poco menos promiscuamente que sus coetáneas de la pública (vana esperanza, me temo). Quiero decir que si, no se fuera a misa, ni se celebraran bautizos, ni comuniones, ni bodas eclesiásticos; y si los papás no mandaran a sus nenes a colegios religiosos, la influencia de la Iglesia disminuría inevitablemente en muy pocos años. De algunas cosas sí tiene la culpa la redacción de la Cosntitución; pero de la mayoría (como de votar al PP, a ERC o a Bildu, por poner variados ejemplos detestables) tienen la culpa un conjunto muy numeroso de españoles. A lo mejor es un resabio de mi propia educación religiosa, pero yo creo que los seres humanos somos responsables de nuestros actos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Inocencio XIV Inocencio XIV 07/02/17 12:09

      Perdón, se me ha escapado el dedo (lo tengo demasiado grueso para esta mierdecilla de móvil). Decía que muchos votantes de ERC o Bildu ya tienen bastante desgracia no poder encontrar mejores opciones, no haga sangre. Aunque no sé si será peor votar a quienes han mantenido la relación de la Iglesia con el Estado tal y como la padecemos habiendo tenido la oportunidad de cambiarla. 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • Inocencio XIV Inocencio XIV 07/02/17 12:03

      Suscribo todo, todo, todo su comentario. Ahora bien, le gusta a usted más provocar que a los Borbones las rubias delgaditas. Pero, ya le digo, estoy de acuerdo en cuanto ha escrito. Incluso en eso de los que votan a ERC o Bildu: 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • korrosivo korrosivo 07/02/17 10:41

    Urge la denuncia dd las Acuerdos con la Santa Sede. Por lesivos para lis ciudadanos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Inocencio XIV Inocencio XIV 07/02/17 08:42

     El señor Díaz Cepero tendría toda la razón del mundo si no fuera porque olvida que gracias a sus bienes la Iglesia puede financiar a montón de monjas que rezan por su alma (sí, también por la de él) además de por el Papa. ¿Qué sería de nosotros sin estas plegarias, eh? Luego será el llanto y el crujir de dientes, claro. Y encima, va y cita a Mateo. ¿Cómo vamos a fiarnos de lo que escribiera un recaudador de impuestos? ¿Alguien se cree a Montoro? Pues eso. Subjetividades, dirán. Pues cambio el argumento. El señor Díaz Cepero tiene toda la razón del mundo salvo por un error: la Constitución (aparte de cuatro cosillas discutibles como la ley sálica, el ejército que vela por la unidad de España y así) no dice que el Estado sea laico. Los Padres de la Iglesia, digo de la Constitución, ya pusieron buen cuidado en evitar el adjetivo. España es aconfesional. Y el matiz no es baladí.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 7 Respuestas

    0

    0

    • AML AML 07/02/17 10:31

      Tres olés por su comentario, Santidad. Me hallo inmerso en estos días en un curso de laicismo (yo que, como bien sabe su Santidad, soy más ateo que Robespierre) y queda claro que en esa constitución de la Señorita Pepis que nos enchufaron los padres de la patria, había un laicismo light que no sabía a nada más que a sacristía y que, inaugurando el tiempo del eufemismo, se dio en llamar aconfesionalidad. Si se mira en el diccionario, dice que "Es seguir igual que antes, tontos del culo, pero con la sensación de que sois libres". ¿Qué hizo con eso el P**E  durante ,los miles de años que tuvo mayoría absoluta? The answer, my friend, is blowing in the wind.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 6 Respuestas

      0

      0

      • Inocencio XIV Inocencio XIV 07/02/17 10:37

        Buongirono, caro fratello, aunque hereje. ¿Qué eso de un curso de laicismo? Si se trata de, literalmente, un curso ¿puede que esté usted asistiendo a reuniones de Europa Laica o los Librepensadores madrileños?

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 5 Respuestas

        0

        0

        • AML AML 07/02/17 10:55

          Efectivamente, Santidad. Se veía venir que mi herética deriva me haría recalar en un puerto de Europa Laica, donde también hay librepensadores, concepto que debería ser perseguible de oficio. ¡Hasta ahí podríamos llegar!. Una tarde a la semana abandono a mis discípulos y a la familia y me sumerjo en ese vacuo mundo de irreligiosidad (no confundir con irreligionproletaria). Creo que soy un caso perdido. 

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 4 Respuestas

          0

          0

          • Damas Damas 07/02/17 16:36

            Según tus enseñanzas, perdón por la intromisión, ¿...abandono a mis discípulos....? es que me puede mi vena preguntona. Saludos.

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

          • Inocencio XIV Inocencio XIV 07/02/17 11:11

            Bueno, podría haber sido peor. Podría haber usted caído en manos de Ateus de Catalunya, que se andan con menos hostias aún. Tiene usted la facultad de darme en mis puntos débiles: cita a Robespierre, el héroe maltratado por los que escribieron la Historia. Tengo su retrato sobre la cabecera de mi cama. Entre José Eulogio Gárate y Kim Basinger. 

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 1 Respuestas

            0

            0

            • AML AML 07/02/17 11:25

              ¡Ateus de Catalunya! Solo la sonoridad del título me pone los pelos como escarpias. Si ofrecen un  bocata de llonganisa seré suyo para siempre, y le dejo a vd a José Eulogio, que me dio más de un disgusto. Pax hominibus.

              Responder

              Denunciar comentario

              0

              0

          • Inocencio XIV Inocencio XIV 07/02/17 11:11

            Bueno, podría haber sido peor. Podría haber usted caído en manos de Ateus de Catalunya, que se andan con menos hostias aún. Tiene usted la facultad de darme en mis puntos débiles: cita a Robespierre, el héroe maltratado por los que escribieron la Historia. Tengo su retrato sobre la cabecera de mi cama. Entre José Eulogio Gárate y Kim Basinger. 

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre