X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Verso Libre

El enemigo en casa o el virus en nuestro ordenador

Publicada 12/02/2017 a las 06:00 Actualizada 11/02/2017 a las 20:00    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 100

La confianza en el futuro es una vieja aliada de la conciencia política. Por eso es lógico que en la situación desolada del presente surjan dudas sobre el porvenir de nuestros hijos. El optimismo de una sociedad depende de que los padres y las madres piensen que sus hijos van a vivir mejor que ellos. Esto resulta hoy bastante difícil de argumentar. Vivimos un tiempo de involución. Las agujas del reloj social han cambiado de rumbo. Después de las 11 horas no vienen las 12 sino las 10.

El asunto se complica si valoramos algunos resultados electorales. ¿Pero qué vota la gente? Es una pregunta relacionada con el sentimiento que producían en sus inicios los programas de telebasura. ¿Pero qué ve y qué piensa la gente? Fenómenos como el de Donald Trump o el de Marine Le Pen nos ponen ante el fenómeno de la creación de mayorías políticas como producto de telebasura. Y eso es un problema para la democracia, o por lo menos para los que no creemos en las élites como directoras de una democracia. Sin la participación de la experiencia colectiva y de las mayorías, los gobiernos han degenerado siempre en dictaduras, y las dictaduras nunca han servido para generar igualdad.

Acabo de leer el libro Cómo se hizo Donald Trump (Capitan Swing, 2016) del periodista de información David Cay Johnston. La pregunta ¿qué va a ser de nuestros hijos? se ha visto acompañada por otras más vertiginosas: ¿Qué hijos estamos formando? ¿Pero qué clase de gente somos? Tenemos el enemigo en casa y el virus en nuestro ordenador.

Donald Trump no es una sorpresa apoyada por los desesperados de un sistema injusto. Es un ser bárbaro apoyado y muy conocido por los votantes en una sociedad injusta. Después de cientos de escándalos, estafas, demandas, juicios, amenazas a periodistas, sonoros tratos con la mafia o con el mundo de la droga y comportamientos racistas y sexistas, la gente ha votado por él. Para protestar contra el sistema eligen a un representante del sistema. Eso sí, un representante sin máscara. O mejor: un representante que lleva la máscara del sin máscara.

Trump ha cuidado su imagen de triunfador. Según el libro de Johnston, un triunfador es para Trump un millonario sin escrúpulos, patriota, antisistema, partidario de la venganza y con fama de don Juan. En la construcción de esa máscara ha sido descubierto por la prensa con la mentira en la boca en muchas ocasiones. Cuento aquí algunas cosas sabidas.

1.- Venganza. Aprovechándose de la vejez de su padre, Donald Trump borró de la herencia familiar a un hermano mayor llamado Fred. Un nieto de este Fred había nacido con problemas de salud muy graves que ocasionaron una parálisis cerebral. Los gastos médicos los pagaba un seguro familiar. Cuando los hijos de Fred recurrieron a los tribunales el manipulado testamento que los desheredaba, Donald Trump canceló el seguro del niño. Los tribunales tuvieron que paralizar la decisión del millonario contra el hijo de su sobrino estafado.

2.- ¿Patriota? Donald Trump evitó ir a la guerra de Vietnam con un certificado médico muy dudoso. Declaró que tenía espolones en un pie. Después no supo decir en qué pie le habían salido los espolones.

3.- ¿Multimillonario?  En 1990, Trump declaró que tenía 5.000 millones de dólares. Basándose en investigaciones bancarias, el periodista Tim O’Brien recortó su fortuna hasta los 300 millones. Trump lo demandó por dañar su reputación de millonario.

4.- ¿Antisistema? Jueces del sistema y políticos del sistema lo salvaron con mentiras cuando su cuenta bancaria se quedó en números rojos. El sistema evitó la quiebra y le permitió saltarse las normas en sus casinos de Atlantic City o estafar a la gente en sus inversiones inmobiliarias en la Baja California.

5.- ¿Sin escrúpulos? Para edificar la Trump Tower en la Quinta Avenida, derribó el edificio Bonwit Teller sin molestarse en salvar unos bajorrelieves art déco y unas rejas inmensas de gran valor histórico. Contrató para la demolición a una brigada polaca formada por obreros ilegales que trabajaron sin medidas de seguridad. Los ilegales tuvieron que ir a juicio para cobrar sus salarios. No es raro que el eslogans del programa de telebasura de Trump, The Apprentice, fuese después “Estás despedido”.

6.- ¿Don Juan? Trump ha sido descubierto en varias ocasiones con nombres falsos para alimentar su imagen. Haciéndose pasar por John Miller extendió la noticia de que tenía una historia de amor con la modelo Carla Bruni. Esa mentira se complicó cuando Carla Bruni se casó con el presidente Sarkozy. Preguntado, Trump dijo que no daba detalles para no generar un problema diplomático con Francia. ¿Qué son las mujeres? Pues “no son iguales que los hombres, sino objetos cuyo valor se mide concretamente por el tamaño de sus pechos y la longitud de sus piernas”.

Muchos más detalles se encuentran el recomendable libro de David Cay Johnston. ¿En qué tipo de gente nos hemos convertido para que un cuatrero del mundo de los negocios y la mentira se haya convertido en presidente de los Estados Unidos? La pregunta sobre las relaciones entre la identidad y la máscara ha sido el eje de la meditación sobre las formas artísticas a lo largo del siglo XX. Ahora es una clave decisiva para pensar la democracia.

Los que no somos partidarios ni del elitismo ni de la demagogia mediática tenemos un problema angustioso con la representación. Y el equipaje más útil con el que contamos son las leyes y las instituciones. No nos equivoquemos. Si la ley no se pone de parte de los que intentan defender con valentía los derechos humanos, las agujas del reloj pasarán de las 12 al 0 patatero. Vivimos en un mundo en el que el más fuerte ha aprendido a no sentir escrúpulos ante nada.


Hazte socio de infolibre



32 Comentarios
  • Monterilla Monterilla 16/02/17 18:16

    Sois todos unos cachondos aúpa podemos agur

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 16/02/17 21:44

      Aúpa! 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Sancho Sancho 13/02/17 23:23

    Es del género gilipollas decir que no quieres votar a corruptos, golfos, fascistas y ladrones y luego votar al que tiene todas esas..."virtudes". También hay mucho síndrome de Estocolmo...fascistas a secas, que quieren ser gobernados por otros iguales que ellos pero con pasta...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • TOTOFREDO TOTOFREDO 13/02/17 21:53

    Así somos de gilipollas, aquí y en los EE.UU. y en algunos países más...........

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • taxista y rojo taxista y rojo 13/02/17 09:43

    Me voy a permitir llevarle la contraria, sin que sirva de precedente. Solo por ponerme al otro lado del espejo, le vuelvo la oración por pasiva. Por supuesto que las "virtudes" que enumera hacen a Trump una persona no votable; pero... ¿qué nos ofrece el sistema? FMI, BM, UE, OTAN, Innumerables ONGs convertidas en negocios cualesquiera... ¿son mejores Cristine Lagarde, Durao Barroso, Felipe González, jean Claude Juncker, los Clinton, Obama...? Eso se percibe desde lo que ahora se ha dado en llamar "los de abajo" como EL SISTEMA, el sistema que nos ha traído las liberalizaciones, privatizaciones, deslocalizaciones, entregas de todo todo a las multinacionales por las que se dejan comprar. Eso nos lleva, por poner el ejemplo más teciente , a acabar con las codiciones dignas de trabajo de los estibadores de los puertos españoles para entregárselos a los fondos de inversión una vez jodidos (perdón, doblegados) los trabajadores. ¿como vivían los maqinistas de RENFE y cómo viven ahora en las operadoras privadas? Y solo se nos ofrecen trabajos ficticios, no productivos, como controladores de la ORA. Así podría seguir tres días. Eso es lo que percibimos los trabajadores; y la gente ya se harta de oír las bondades de la democracia ¿dónde estàn? ¿libertad? ¡ja! Alguien dijo (creo) que no hay libertad sin justicia.Y es por lo cual siempre hay un momento en la Historia en que o nos echamos en brazos del diablo o nos da por salir a la calle y empezar a cortar cabezas y hacer la revolución (esto lo digo con miedo a pesar de la democrática libertad). Créame, cualquiera que venga declarándose antisistema, pero dirigiéndose a los curritos, no en las aulas, será bienvenido. Tiempo al tiempo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • ransi ransi 12/02/17 22:09

    Luis, el reloj empezó marcha atrás hace tiempo, Reagan y el asesino Kissinger en los ochenta, poco después aquí en Europa hemos puesto a gobernar a elementos como Putin,Aznar,Blair o Berlusconi. Trump es la continuación de todos estos pero en plan estrafalario y bocazas y más que van a venir que serán peores, y no soy agorero. Ver pelicula CUANDO EL DESTINO NOS ALCANCE.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Inocencio XIV Inocencio XIV 12/02/17 21:47

    Mi Santidad está (estoy? Qué lío, no sé cómo se debe decir) secuestrada en estos momentos. Viva Luis García Montero! Viva la Sanidad pública, gratuita y universal! Viva la República, Catalunya i la mare que em va parir! Socorrrrrggg!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 9 Respuestas

    0

    0

    • AML AML 15/02/17 10:44

      Santidad, no olvidéis el uso del plural mayestático, que solo os pertenece a los que lleváis el anillo de Petrus. Por tanto, la frase adecuada es (como bien sabe Jorgeplaza): "Nos, estamos secuestrados en este momento". A ver si nos leemos el Manual del buen Papa con detenimiento...

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 7 Respuestas

      0

      0

      • Bacante Bacante 16/02/17 11:32

        Qué tiempos los nuestros, tener que enseñar a todo un Pontífice el protocolo básico vaticano. Un par de golfillos rojeras como tú y yo. Y por la "Interné". 

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 6 Respuestas

        0

        0

        • Damas Damas 16/02/17 12:41

          Además de rojeras ¿golfillos? no sé si habrá arreglo, ni aún contando con la benefactora influencia de Su Santidad, caso difícil parece ¿Imposible?

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 5 Respuestas

          0

          0

          • Bacante Bacante 16/02/17 14:20

            Puede que, directamente, golfos,  y sin diminutivos.  ¿Te apuntas a la  panda? 

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 4 Respuestas

            0

            0

            • Damas Damas 16/02/17 15:39

              Por supuesto, un honor, ¡Bien, bien, bien! Pero en este caso renuncio a defender la denominación en femenino singular, una que es muy antigua y no se lo quiere poner fácil a l@s posibles faltones/as, es decir está bien: golfos rojeras, hasta no tengo claro lo de utilizar la @ en golfos. Osasuna!

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 3 Respuestas

              0

              0

              • Bacante Bacante 16/02/17 21:44

                ¡Pues todas golfas¡ (Observa lo mal que suena,  maldito lenguaje machista). AML no va a poner ni un pero. 

                Responder

                Denunciar comentario

                Ocultar 2 Respuestas

                0

                0

                • Damas Damas 16/02/17 22:21

                  Lo que te decía, sí, suena raro. Otra opción, además de la de golf@s rojeras, es alternar el masculino y el femenino, cada cierto tiempo (una semana, un mes, un año). Sobre lo que pueda opinar AML no tengo ni idea, para mí es impredecible, hoy mismo acaba de escribir que consulta no se qué "libros santos" ¡a saber!

                  Responder

                  Denunciar comentario

                  Ocultar 1 Respuestas

                  0

                  0

                  • Bacante Bacante 17/02/17 08:12

                    Es su versatilidad, Damas. 

                    Responder

                    Denunciar comentario

                    0

                    0

    • Bacante Bacante 13/02/17 09:02

      Jajaja. Creo que se dice,  y perdone mi arrogancia,  Santo Padre,: "Nuestra  Santidad".  Beso su anillo. 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Damas Damas 12/02/17 20:55

    De vez en cuando, en lugar de "el virus en nuestro ordenador" se cuelan duendes, un poco enredadores e indisciplinados, pero parece que no son malos duendes. Espero que no incordien mucho.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Wildthing Wildthing 12/02/17 20:09

    En fin, Luis, creo que has visto que hoy mismo los comentarios entre los lectores han tomado su propia vida y ritmo y tema. Algo que estarías de acuerdo es bonito, aunque me imagino que preferirías que los comentarios ajustan a tu artículo. Yo, por mi parte, como estadounidense, tengo que decir que me duele tanto lo que pasa en mi país que me quedo sin palabras. En la etapa -hace muchas años- en que pensaba en escapar de los EE.UU. para ver y vivir el Socialismo en España, llegar aquí fue algo que me llenaba de esperanza. Ya ha pasado años, y me cuesta expresar la inmensa decepción que me produce ver España -y Europa- seguir las mismas prácticas que crean una desigualdad brutal. 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Damas Damas 12/02/17 20:29

      Wildthing, además de lo que mencionas y como también has comentado, es agradable estar en instantes colectivos bonitos. Disfrutemos la sonrisa que esas pequeñas fallas en lo que debe ser permiten.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • paco arbillaga paco arbillaga 12/02/17 20:03

    Pregunta Luis García Montero en su escrito: «¿Pero qué clase de gente somos?» Pues no lo sé muy bien: ¡le deseas salud a la gente y se arma ladediós! Osasuna! (para quien la quiera).

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 12/02/17 21:12

      Jajajaja.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      0

      • Damas Damas 12/02/17 21:20

        Bacante, no sé si tu que llevas un días de relax y vendrás muy equilibrado tendrás alguna influencia sobre AML, pero fíjate cómo está de revolucionado ¿L'enfant terrible? con eso de ser santo.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • Bacante Bacante 13/02/17 09:05

          Damas,  este es un caso para Su Santidad.  Mi ignorancia en cuestiones  teológicas  es absoluta. 

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

    • Damas Damas 12/02/17 20:19

      Paco, matiza, matiza a qué clase de gente le sucede eso (desear salud y armarse la marimorena) porque tu lo sabes bien y lo has dicho bastantes veces: a la b _ _ _ a gente. Salu2 osasuna2 y Osasuna! (antes se me deslizó una s de más)

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • paco arbillaga paco arbillaga 12/02/17 19:21

    CARTA a la CALLE (Daniel Ezpeleta): Cuando quieran saber algo, señores políticos, viejos y jóvenes, pregunten a los carniceros, pescateros, camareros y tenderos, que se baten el cuero cada día con el hambre, la sed y los caprichos de la gente. A los panaderos, que van al trabajo antes del amanecer; a los autónomos, que se juegan cada día su patrimonio, sus ideas y su futuro. Nunca a los grandes empresarios ni a los banqueros, porque los primeros no quieren enterarse de que el mayor bien de una empresa son los obreros, el capital humano, y los segundos que el dinero no es Dios, el becerro de oro. Tampoco a los militares ni a los jueces, porque se les ha concedido demasiado poder, tanto que se permiten el lujo de interpretar el fuero interno de los acusados y decidir sobre él. Ni por supuesto a los catedráticos, que confunden términos que a la gente le cuesta entender, como transversal, enredando geometría con poesía y sociología y a la inversa. En fin, compañeros, si queréis saber algo de verdad, preguntar a las abuelas, que son la sabiduría hecha carne y hueso. “Bururik ez duenak, txapel beharrik ez.” A quien no tiene cabeza, no le hace falta chapela. (.) Osasuna2 salu2.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 7 Respuestas

    0

    0

    • Damas Damas 12/02/17 19:46

      Paco, que sí, que como tantas veces, estoy de acuerdo, y gracias por incluir la traducción, que ya no doy abasto, entre traducir (euskera, inglés, italiano, latín, catalán ...) y buscar palabras (drae) y conceptos, por cierto las traducciones del euskera una birria en el que yo consulto, pues eso que aunque algo quedará, requiere un trabajo adicional. Osasuna! y salu2 osassuna2 (que difundir las despedidas de paco arbillaga puede ser equivalente al enseñar al que no sabe)

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • Wildthing Wildthing 12/02/17 19:43

      Esto sí, paco. Estoy convencida de lo que dices, ya que lo he vivido. Aunque lo he tenido presente desde que me trasladé a este país, algo reciente me hizo reflejar sobre las grandes verdades que cuentas. A los principios del pasado noviembre, tuve un accidente. Era de noche, estaba andando en una calle cercana dónde había un andamio en la acera estrecha. En un intento de evitar pasar por el pasillo dentro del andamio, y me caí en un agujero en la acerca donde el Ayuntamiento había plantado un árbol. Tras 10 días en el hospital y más muchas más días en casa, por fin, podía salir a la calle y irme (aún en silla de ruedas) a las tiendas pequeñas de mis barrios. Todavía me saltan las lágrimas cuando pienso cuánto me emocionaba ver a las personas en las tiendas de mi barrio que son honradas, trabajan duramente, y comparten sus productos y sus alegrías y sus preocupaciones con los vecinos... es algo que espero nunca se pierde. Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      0

      0

      • paco arbillaga paco arbillaga 12/02/17 20:19

        Estos días han estado en casa un albañil y unos fontaneros y hablando de su profesionalidad, de su bien hacer, hemos llegado a la conclusión, sabida por otra parte, que sin personas que barran las calles, enseñen en los colegios, trabajen en las cadenas industriales, atiendan los comercios, cuiden a enfermos y ancianos, y tanta persona que cumple con su función social, no podría funcionar la sociedad que sin embargo sí podría prescindir de esa golfería que además de millonaria aspira también ahora a dirigir gobiernos. Osasuna2 salu2.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • M.T M.T 12/02/17 19:49

        Bravo Wildthing! Nos alegra leerte por los foros. Bienvenida y Osasuna!

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • Wildthing Wildthing 12/02/17 19:57

          ¡Igualmente, M.T.!

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 12/02/17 19:40

      Aplausos, Paco: plas! plas! plas! Eres grande, amigo. Osasuna2 Salud2. ¡Aúpa!

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • M.T M.T 12/02/17 19:24

      Esto sí que es hablar desde la Cátedra de la Sabiduría. Osasuna!

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre