X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

La política salarial alemana: la no Europa

Fernando Luengo Publicada 26/02/2017 a las 06:00 Actualizada 25/02/2017 a las 16:26    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 12

El discurso económico dominante está plagado de lugares comunes, con un marcado perfil ideológico, que se presentan como verdades incontrovertibles, respaldadas por la lógica y la evidencia empírica.

Uno de esos lugares comunes es el que sostiene que el aumento de los costes laborales unitarios nominales (CLUn) registrados en la economía española desde que se creó la zona euro hasta el crack financiero explica la pérdida de competitividad externa, los desequilibrios en la balanza comercial, el continuo crecimiento de la deuda externa y, como colofón de todo ello, la crisis económica. El contrapunto de esos excesos se encuentra en la virtuosa Alemania, austera por tradición y por convicción, donde los CLUn han seguido una senda de moderación.

En las líneas que siguen nos detendremos en una de las variables que integra los CLUn, los salarios, convertidos en la piedra angular del relato dominante, a los que se culpa de haber seguido una tendencia alcista en la economía española. ¿Cuál ha sido su evolución, entre nosotros y en Alemania y qué consecuencias ha tenido?

Según Eurostat, la Oficina Estadística de la Unión Europea, en el caso de nuestra economía la compensación nominal por empleado aumentó entre 1999 y 2007 un 33,2%, lo que supuso un 1,8% en términos reales (utilizando el deflactor del consumo privado). Un comportamiento ciertamente moderado –teniendo en cuenta que en ese mismo periodo el Producto Interior Bruto real creció un 34,5%–, que en modo alguno justifica la pretensión de situar los salarios como factor desencadenante de la crisis. En esos años, el peso de los salarios en la renta nacional se contrajo en 2,9 puntos porcentuales, pasando desde el 58,9% en 1999 hasta el 56% en 2007, y, como contrapartida, lo ganaron los beneficios (gráfico).

La economía española tenía y tiene un problema de competitividad, nuestra posición externa ha sido cada vez más frágil y la deuda externa ha seguido una escalada insostenible… es verdad, pero esa problemática nada tiene que ver con el excesivo aumento de los costes laborales, que, simplemente, no se ha producido. Sólo una precisión al respecto: las retribuciones de las élites empresariales (una parte de las cuales está formada por salarios) sí han aumentado sin control, antes y durante la crisis económica, en España y en Alemania.

¿Qué comportamiento han seguido los salarios en la economía alemana? En ese mismo periodo, 1999-2007, el aumento de la compensación nominal por empleado tan sólo fue del 8,7%, lo que traducido a términos reales significó un retroceso acumulado del 2,5%; es decir, los trabajadores en este país perdieron capacidad adquisitiva. La distribución de la renta nacional entre salarios y beneficios les perjudicó claramente, en mayor medida todavía que en la economía española; la participación de los salarios en el PIB pasó del 58,2% al 53,7%, esto es, se redujo en 4,5 puntos porcentuales.
 

En Alemania, que a menudo se presenta como el modelo a seguir, la política de represión salarial –de la que, por cierto, fue artífice el canciller y dirigente del Partido Socialdemócrata, Gerald Schroeder– fue de la mano de un sustancial aumento de la inequidad y la pobreza. El índice de Gini de la renta disponible –habitualmente utilizado por los economistas para medir la desigualdad– experimentó un sustancial aumento (el mayor de los países comunitarios de los que Eurostat ofrece información estadística); y también lo hizo el porcentaje de los trabajadores pobres y el número de personas en situación de pobreza o exclusión social.

Política injusta, que, además, acentuó la orientación mercantilista de la economía alemana. La inevitable contracción del mercado interno –los salarios son el principal impulso del consumo– y la mejora de la competitividad coste, todo ello, fruto de la deriva salarial, tuvieron el doble efecto de limitar la demanda de importaciones y reforzar el potencial exportador de la economía alemana, que, no lo olvidemos, contaba con una sofisticada estructura industrial y un indudable potencial competitivo. El resultado de este proceso fue una mejora sustancial del superávit de la balanza comercial de bienes en las transacciones intra comunitarias (pilar del obtenido en la balanza por cuenta corriente): si en 1999 representaba el 2% del PIB, en 2007 ya alcanzaba el 5,1%.

Un escenario claramente adverso para España y las otras economías de la periferia europea, que necesitaban del mercado alemán para colocar sus exportaciones y que contaban con un potencial competitivo muy inferior al germano. Adicionalmente, los excedentes comerciales y por cuenta corriente de Alemania, convertidos en préstamos –canalizados en buena medida a las economías meridionales europeas– fueron uno de los principales motores de la economía basada en la deuda, que culminó en el crack financiero y que abrió las puertas a la Gran Recesión.

Tres ideas a modo de resumen.
 
  • La primera, el crecimiento de los salarios no está en el origen de la crisis, sino su tendencia al estancamiento, en el norte y en el sur de Europa; más concretamente, la política laboral seguida en Alemania es un ejemplo de manual de una Europa no cooperativa y se ha convertido en un importante factor de perturbación macroeconómica.
 
  • La segunda, poner el acento en los desequilibrios acumulados por las economías periféricas, ignorando que estas no son sino la otra cara de la moneda de la deriva mercantilista e insolidaria de las del norte, es un grave error de enfoque, que se traduce en una política económica sesgada.
 
  • La tercera, perseverar en las estrategias de represión salarial y centrar el peso de los ajustes en la periferia europea, ignorando la responsabilidad de Alemania, constituye una seria amenaza no sólo para el buen funcionamiento sino también para la supervivencia de la Unión Económica y Monetaria.
-------------------------------------------------------------
Fernando Luengo es profesor de economía de la UCM y ex responsable de Economía del Consejo Ciudadano Autonómico de Podemos Madrid.


Hazte socio de infolibre



12 Comentarios
  • karls sanchz karls sanchz 27/02/17 02:14

    En la misma linea de"" profanidad"" que Peregrino(7) me atrevo a sugerir lo siguiente. Se habla de productividad, salario, excedentes, balanza comercial,... Pero hay un elemento, un factor que distorsiona el analisis, y es que el paradigma del capital ya es otro. Su objetivo del beneficio a toda costa ya no está vertebrado en torno a la produccion de bienes y servicios. Estamos en la era del capitalismo financiero o de casino como ha sido denominado ultimamente. Si los datos son ciertos de que el capital GLOBAL disponible es el equivalente a 11 veces el PIB del PLANETA y ademas está en manos de 1%. Es facil entender que estos “ acaparadores filibusteros “ no se vàn a MOLESTAR en asumir “ riesgos “ en montar una factoria, pongamos, de tractores y llegado el momento recoger sus beneficios o no. Cuando se tiene “ TODO “ la especulación (el juego) les seduce más y es además ADICTIVA. Seguramente he cometido alguna blasfemia, disculpad.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • vibebilbao vibebilbao 27/02/17 01:49

    Esto daría una explicación lógica que se intuye, del porque del int

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • vibebilbao vibebilbao 27/02/17 01:49

    Esto daría una explicación lógica que se intuye, del porque del int

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • vibebilbao vibebilbao 27/02/17 01:53

      Perdón, sigo, explicación del brexit y el interés de Gran Bretaña en no seguir bajo los dictados de su eterno enemigo competidor alemán

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • vibebilbao vibebilbao 27/02/17 01:49

    Esto daría una explicación lógica que se intuye, del porque del int

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • peregrino peregrino 26/02/17 21:13

    No soy economista y se me escapan muchas cosas, pero ello no me impide exponer lo que pienso con los sesgos y lagunas que pudiera haber en mis reflexiones:Dicen los empresarios que gracias a ellos se crea empleo. A esto tengo que decir que es inexacto y me quedo corto. La vocación de un empresario no es crear empleo, sino que es invertir para ganar dinero con el menor coste para él, importanádoles poco, salvo honrosas excepciones el bienestar de sus trabajadores, que correlaciona con un salario digno. De hecho, con el fín de aumentar beneficios utilizan la participación del comprador con el fín de ahorrar costes (nos echamos la GASOLINA, pesamos las cosas, hacemos transacciones bancarias, etc). Por otra parte, aunque ganen ya más que en la crisis, esto no repercute en el aumento del salario. Por tanto, los salarios no tienen la culpa de la crisis sino la ambición desmedida de las empresas.A modo de Consejo, les diría que todo tiene un límite y no deben abusar tanto de los trabajadores; porque toda economía se sostiene por la conjunción equilibrada entre Capital y trabajo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Itsasmir Itsasmir 26/02/17 20:20

    Como humilde economista de a pie que soy he empezado a leer con muchas ganas este artículo: por fin se habla de la crisis con rigor, datos y cerebro más que con las puras vísceras. Pero cuando observo que el artículo se termina concluyendo nada menos que la crisis financiera fue provocada por el excedente de producción alemán, consecuencia del aumento de la productividad producido exclusivamente por el descenso de los costes salariales, que generó un superávit de su balanza corriente intracomunitaria financiada por la deuda de los países del sur, sin incluir el exceso de deuda americano, las exportaciones chinas, el papel de la tecnología, la burbuja de liquidez en USA propiciada por una política de bajos tipos de interés de la FED, etc. O sea, la Globalización.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Itsasmir Itsasmir 26/02/17 20:25

      Sigo.... Entonces me he quedado con una duda: o este prohombre de la economía podemita madrileña ha sido incapaz de ligar unas ideas en un artículo de periódico (por premura de tiempo o espacio) o no tendría que haber publicado nada. Doy por hecho que él no piensa que las cosas han sido así de simples y de "alemanas".

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • cepeda cepeda 26/02/17 14:58

    Empecé a leer con interés este artículo... pensando que un profesor de economía de la Complu y ex responsable de economía de podemos en Madrid... podría darnos pistas sobre las soluciones que propugna podemos a los problemas del modelo y de la realidad económica de nuestro país.Me encontré con que era un "simple" ejercicio para demostrar la tesis de que hay que subir los salarios.... en Alemania y en la UE... para solucionar los problemas.... y que no había ni hay un problema de competitividad....Lo primero que me sorprendió es que, en todo el análisis, no aparece la globalización y sus consecuencias por ningún sitio..No es muy difícil de entender que la política económica austericida propugnada por Alemania es lo que ha llevado al estancamiento, cuando no a la depresión, a las economías de nuestro continente... al tiempo que en el mismo periodo de tiempo otras economías crecían de manera espectacular... y sostenida...Claro que... si no entra la globalización en el análisis...y sus consecuencias para las empresas y economías.... dificlmente se puede explicar lo demás.En definitiva... que me quedo, una vez más, sin saber cual es el modelo económico alternativo al que tenemos en la UE... y en el mundo... el capitalismo más o menos salvaje según regiones... pero me queda claro que según Podemos la solución es... subir salarios... (vale... pero no nos dicen quiénes en esas circunstancias van a crear empresas y empleos... ni donde).También he echado de menos una mínima referencia a las consecuencias que puede tener para España... un país sin materias primas claves, con 4 millones de parados (entre ellos 2 millones de Ninis... según dicen) la llegada de 5-6 millones de inmigrantes... la mayoría de ellos sin cualificación...Es verdad que lo mismo se ve en toda la UE.... pero tampoco se "toca" el asunto en el análisis.... porque está claro cual era el propósito de partido... y estas cosas es como que no ayudan...En fin... una pena... más.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • juan alvarez juan alvarez 26/02/17 12:49

    Que la disminución salarios, en un pueblo de trabajdores es a medio plazo una gilipoyez de la avaricia está claro. Ahora, ya que usted entiende algo de esta finanza con usura y el dinero, explíquenos la deuda pública de los países eruopeos y la forma de saldarla y que los estados, como, este, Grecia, Portugal, Irlanda, Bulgaria, Rumanía, Eslovenia, Hungría, los Paises Bálticos o la propia Italia y Francia, dejen de depender de los capitales excedentarios del robo, del tráfico de armas, del narcotráfico y de la apropiación del capital de los antiguos países marxistas, incluida China. Depender políticamente, porque estos fondos de capital, quieren a sus sumisos lacayos como Durao Barroso o Draghi, o Rivera, o Rajoy en los puestos de poder, con tal desmedida codicia, que son incapaces de pensar en el fin del sistema y la guerra global que se está cocinando.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • jordipg jordipg 25/02/17 22:23

    estando  de acuerdo en las conclusiones al 200%, la demostración falla más que una escopeta de feria. De los CLU a la participación de los salarios en el PIB hay casi la misma distancia que entre la tierra y Marte. Le ha faltado incluir los datos de la AEAT para completar el cóctel. Un poco de rigor haría ganar seriedad, que no apoyo que va por otro lado, a la argumentación. Por cierto,¿ la ausencia de cualquier referencia a la productividad es consecuencia de que no le concede ninguna relevancia?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • PepeE PepeE 26/02/17 01:42

      Pero no hay manera de que el personal, algunos por lo menos, se dejen de circunloquios y expongan de una manera clara su opinión?

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

Lo más...
 
Opinión
  • El vídeo de la semana Juan Ramón Lucas Juan Ramón Lucas

    De calle

    Es previsible que sigan las manifestaciones y algaradas, igual que es previsible que la justicia siga actuando, y unos y otros se alimenten en el bucle que con tanto acierto había calculado el independentismo.
  • Muy fan de... Raquel Martos Raquel Martos

    La política de hartura

    Pensando en el 'monotema' del 1-O, me pareció envidiable la imagen de los peces esperando a que amaine el temporal para poder volver a practicar natación y disfrutar de la sal de la vida.
  • La Mirada Internacional Fernando Berlín Fernando Berlín

    Cambiar de interlocutores

    Fernando Berlín explica cómo ve la prensa internacional la escalada de tensión entre la Generalitat y el Gobierno central.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre