X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Verso Libre

Urgencia democrática

Publicada 21/05/2017 a las 06:00 Actualizada 20/05/2017 a las 18:50    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 44

Cuando la degradación de la vida pública se convierte en una rutina, un acontecer diario de corrupciones y ejercicios fraudulentos de poder, la firmeza democrática es un imperativo del compromiso cívico. La exigencia activa es el modo más directo de oponerse al muro que separa el ámbito social y la vida de la gente. La indiferencia, el silencio, el acomodo y la sumisión pudren la voluntad de convivir, pervierten las actuaciones individuales, abren brechas irreparables y desarticulan las ilusiones colectivas de una sociedad.

El deterioro democrático desemboca siempre en una separación entre la soberanía popular y sus representantes. Quien se apropia de las instituciones y el patrimonio público para usos particulares establece una distancia oscura entre la ciudadanía y la actuación política. Quien procura imponer por sistema y a largo plazo decisiones al margen de la voluntad de los ciudadanos establece una distancia tal vez legal, pero ilegítima, entre el poder y la realidad social.

Hay evidencias muy graves que indican la falta de vigor de la democracia española. Señalo tres fiebres de espacial significación:

1.- La manipulación del concepto de populismo para desacreditar el peso de la soberanía popular en la configuración de la vida pública.

2.- La falta de pudor con la que un partido en el Gobierno intenta silenciar y enmascarar una corrupción generalizada en su gestión del poder.

3.- El modo en el que se enfoca la articulación territorial del Estado.

Siempre me ha resultado penoso ver cómo los partidos mayoritarios han sustituido un proceso serio de articulación territorial por operaciones de compra y venta de los votos de los partidos nacionalistas cada vez que han necesitado su apoyo para aprobar unos presupuestos o asegurar una mayoría de gobierno. Los límites de obscenidad y descaro del que ofrece o de los que piden son capaces de enrojecer las mejillas más curtidas; y, en cualquier caso, se trata siempre de un proceso que sólo sirve para parchear coyunturas, alimentar dinámicas de enfrentamiento y crear agravios comparativos.

En los análisis políticos de los últimos meses, se han unido con frecuencia los escándalos de corrupción con los debates sobre el independentismo. Se ha dicho que unos y otros utilizan el conflicto territorial para ocultar sus escandalosos aprovechamientos del patrimonio público. A mí me gustaría unir corrupción y debate territorial desde otro punto de vista: en ambos casos se trata de expulsar de la vida pública a la ciudadanía. En este sentido, judicializar el debate político legítimo supone un proceso de degradación democrática que va en paralelo al saqueo impudoroso de las arcas públicas. Se opacan las dinámicas de transparencia de la voluntad popular y de sus patrimonios.

La consulta a los ciudadanos es la única forma democrática de solucionar los conflictos serios. Y aceptar la necesidad de un referéndum sobre la definición territorial de Cataluña no es una exigencia sólo de los independentistas catalanes, sino de todos los que consideramos –vamos a repetirlo– que las urnas son el único modo democrático de solucionar los conflictos. Es algo que pide de un modo mayoritario la ciudadanía catalana, sea cual sea después el sentido de su voto. Y aunque a mí me gustaría por motivos sociales y políticos que Cataluña siguiera formando parte del Estado español, no creo compatible la firmeza democrática con la negación del derecho a un referéndum.

Señalé como primer síntoma de debilidad democrática la manipulación del concepto de populismo para desacreditar cualquier protagonismo de la soberanía popular. Y es que no creo en una democracia plebiscitaria que sustituya a la democracia constitucional. No creo que las leyes deban someterse a los vértigos de la indignación, la sociedad del espectáculo y los instintos de la telebasura. Pero eso es una cosa y otra muy distinta convertir las constituciones en unos mausoleos perpetuados al margen de la realidad social. Una Constitución es una carta de convivencia que debe responder a las transformaciones de la sociedad. Quien piense que la Constitución española no permite un referéndum exigido por la mayoría de las organizaciones políticas y sociales de una comunidad, no tendrá más remedio que cambiar la Constitución o que asumir el uso antidemocrático de la ley.

Preparar un ámbito sereno de discusión y participación en condiciones de igualdad en un referéndum es, pues, la tarea de los que consideran que las urnas son la manera democrática de resolver los conflictos serios y de alcanzar un entendimiento.

Contra la rutina de los escándalos, contra la degradación de la convivencia y de la virtud pública, resulta imprescindible la exigencia de una firmeza democrática capaz de romper el muro que se ha levantado entre el poder oficial y la realidad de la gente. Si no reaccionamos pronto, veremos cómo se humillan nuestras vidas a un sistema de impudor bananero en el que los mismo que judicializan la política nacional o autonómica, arremeten luego contra los jueces y las fuerzas de seguridad cuando investigan sus robos y sus escandalosas corrupciones. ¡Vaya tropa!


Hazte socio de infolibre



19 Comentarios
  • La RAF La RAF 30/05/17 23:02

    Gracias por el artículo, Sr. García Montero... Lamentablemente, los genoveses que nos gobiernan son el enemigo de la ciudadanía: son cínicos, hipócritas, mentirosos, presuntamente mafiosos, presuntamente corruptos, vamos lo mejorcito de este país... Y todavía muchos les seguirían votando, por tanto el país necesita una limpieza a fondo: el viento, el agua, etc.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • CITIZEN CITIZEN 27/05/17 12:13

    Querido Luis: Nuevamente, no puedo estar más de acuerdo con tus reflexiones. No obstante, siento cierto temor a los referendos (sin un debate serio y participativo), a la vista de cómo está actuando gran parte de la sociedad, a veces la más desfavorecida: prefieren el "pan y circo" a pensar lo que más le conviene al "interés general". A las pruebas me remito: Brexit, Trump, Maduro, Erdogan, Rajoy, etc.En otro orden: lo más nefasto suele ser el nacionalismo que solo sabe mirarse a su ombligo, mientras a los demás se les niegan los mismo derechos. Eso si, ellos son muy patriotas y católicos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • pepedemiguel pepedemiguel 26/05/17 19:28

    Estupenda reflexión sobre puntos esenciales de la concepción democrática de una sociedad

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Dver Dver 21/05/17 18:53

    Estimado y admirado Luis: Suelo leer con mucho interés sus artículos los cuales me parecen siempre muy certeros, algo lógico viniendo de un poeta.Dicho lo cual, en este que ha publicado, disiento en el concepto de la cuestión territorial. Para empezar diré que dos no se juntan si uno no quiere. Por lo tanto, dada la situación, es posible que la única solución sea el referéndum. Así se aclaran las cosas. En cuanto a la organización territorial de un Estado, hoy no es como hace cien años, en que los representantes no tenían medios de comunicación y era pertinente y eficaz estar en el sitio. Hoy, los medios de comunicación hacen innecesaria una estructura piramidal de un Estado. Se debería tender a la horizontalidad. Los derechos de los ciudadanos de un estado deben ser comunes e iguales en cada rincón. Esto se legisla en el Parlamento. No hacen falta cincuenta circunscripciones que envíen cada una sus representantes, porque conocemos muy bien a los representantes de los partidos de cualquier rincón y los programas que defienden. Una meta olvidada de la izquierda es el internacionalismo. Pienso que los derechos de los trabajadores deben ser los mismos en León que en Cataluña (mientras forme parte del Estado). Otra cosa es la Administración Municipal. No habrá los mismos problemas prácticos en un León montañoso que en un Levante costero. Luego el Municipio deberá afrontar distintos problemas administrativos, Sobran las Comunidades. Son instituciones que desigualan a los ciudadanos en sanidad, educación y fiscalidad. La organización territorial debería de ser muy plana. Un Parlamento con una única circunscripción y cada Municipio con su administración. Las divisiones territoriales siempre las han fomentado las derechas y las han utilizado (y continúan utilizándolas) para su provecho. Ejem: China, Vietnam, Filipinas, etc., países con los que sí se puede comerciar, pero no intervenir políticamente para que sus ciudadanos tengan los mismos derechos y la misma protección social que los europeos. Como persona de izquierdas no se me convencerá que la separación de Estados ya consolidados es bueno para el trabajador, aunque como demócrata tenga que aceptarlo.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    4

  • Bellum Bellum 21/05/17 18:28

    Absolutamente de acuerdo, Sr. García Montero. Y también hay otra llaga dónde meter el dedo, la resignación ciudadana, tan católica ella, que conserva al baño mariano toda esta basura, para que transcurrido un tiempo abramos la conserva y nos la comemamos tan ricamente. Votantes de corruptos, ojalá os de botulismo.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    7

  • Sancho Sancho 21/05/17 16:51

    Por cierto, este nuevo sistema de comentar, del que sólo se ha informado a algunos suscriptores, es una mierda como una castaña pilonga.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 8 Respuestas

    6

    3

    • Dver Dver 21/05/17 18:10

      No, Sancho. Es muy fácil aprender el sistema, y más ventajoso. Yo estoy respondiendo a tu comentario, y como tal respuesta sobre un mismo tema aparecerá debajo del tuyo. Y si tienes más respuestas, aparecrán de seguido. Y si alguién responde a esta respuesta, aparecerá debajo de la mía, cada una un poquito más a la derecha, pero todas respondiendo a un inico concepto, el del primer comentario que abre el hilo. Así es fácil seguir las opiniones sobre un mismo tema.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 7 Respuestas

      0

      3

      • Bacante Bacante 21/05/17 19:04

        Es un sistema "árbol",  anticuado e incómodo.

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        1

      • Bellum Bellum 21/05/17 18:30

        Sí, pero han dejado de numerar, y la numeración de comentarios es importante.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        0

        1

        • Dver Dver 21/05/17 19:00

          La numeración no es importante porque el tema abierto tiene las respuestas seguidas, en bloque. Por otro lado, si quieres buscar a cualquier comentarista, o palabra clave de un tema, solo tienes que pulsar Ctrl+F. Se te abrirá una ventanita mut pequeña abjao a la izquierda. Ahí pones el nombre (o la palabra clave) que buscas y automáticamente el ordenador te lleva al nombre buscado. Dándole a las flecitas de esa ventana (arriba, abajo) el ordenador te va llevando a cada vez que ese nombtre (palabra) esta´en la página que tienes abierta. Por ejemplo, si yo pongo Bellum en esa ventanita, automáticamente me lleva al primer Bellum de la página. Le doy a la flechita hacia abjo y me lleva instantaneamente al segundo Bellum, y así a todos los Bellum que existan en la página.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          1

          • Damas Damas 21/05/17 19:55

            Dver, gracias por la pista de "Ctrl + F", sólo añadir por si hay alguien tan literal como yo, que sepa que la "ventanita" también puede salir como es en el caso de mi PC (y el sistema operativo o lo que sea) en la parte superior izquierda, en mi caso la ventana proporciona la opción "buscar" y para moverse no hay "flechitas" sino las palabras "Anterior" y "Siguiente". Yo es que soy muy de la cuenta la vieja, o como he dicho demasiado literal, así que ... por si a alguien le viene bien./// Repito: gracias Dver.

            Responder

            Denunciar comentario

            1

            1

      • Dver Dver 21/05/17 18:15

        Lo ves, Sancho. Ahora respondo a mi respuesta a tu comentario. Verás, primero tu comentario (que abre un tema: en este caso la bondad o no del sistema), después el comentario que te hice (un poquitín más a la derecha que el tuyo), y después, debajo de mi respuesta, esta (que respondo a mi respuesta; no a tu comentario) y que aparece un pòco más a lla derecha que mi primera respuesta. (Todo esto es un ejemplo, pues yo no debía responderme a mi mismo).

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        0

        0

        • Sancho Sancho 21/05/17 22:04

          Como ya se a comentado, me da que hay un claro intento de disuasión a los comentaristas...¡Una manera sibilina de censura!

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

        • Sancho Sancho 21/05/17 20:32

          Sí, Ver, lo entiendo y entendí el sistema, y agradezco tus explicaciones; pero no me agrada, era más sencillo ver el número y el nombre de la persona a la que contestabas, al menos para mí. Es evidente que nos tiene despistados. Me pregunto si no era más lógico añade las mejoras a lo que ya tenía el sistema...Gracias, Dver.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

  • Sancho Sancho 21/05/17 16:46

    Urgencia Democrática, titulas, Luis. Y mencionando el asunto catalán hablas de referéndum, de acuerdo. Pero la Urgencia democrática abarca a todas las nacionalidades de españa. Y está claro que no habrá ni referéndum ni elecciones...¿Y la Moción de censura no es una manera de expresión de la ciudadanía por medio de nuestros representantes de el hartazgo y el afán de expulsar a los corruptos y a sus cómplices? La otra que nos queda es salir a la calle. Pero yo no veo, excepto a un determinado grupo y a los movimientos sociales que se ven afectados diariamente, que jueces, fiscales, periodistas, escritores, trabajadores, etc., etc., etc., se unan y salgamos a parar esto; porque de presionar a otros partidos del parlamento para ir todos juntos...imposible...¿Quién es el que hace entender al Psoe que su lugar era la izquierda, y no servirle los cafés al PP y a los banqueros/financieros y votar con ellos? Vale, Urgencia democrática, pero en qué se traduce, Luis, además de salir los de UP y llevarnos hostias por todas partes, algo, por lo demás que me enorgullece, porque estar contra la costra de fachas y rebatirlos y combatirlos es el pan de cada día en un país como este. No digo esto por ti, Luis, lo digo por algunas contradicciones, humanas, claro, que leo y que me desconciertan...Gracias por tu artículo.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    6

  • abitalola abitalola 21/05/17 13:55

    Pero no parece que vaya por ahí la clase politica. Creo necesaria una moción de censura para echar a este Gobierno, pero igualmente creo necesario un Gobierno de concentración y con un independiente al frente qu epregenere las instituciones y acuerden un modelo de reforma constitucional donde se someta a debate desde la monarquia, a la laicidad e de facto del Estado, la independencia de poderes, que el Senado sea una cámara para representar a Comunidades y naciones., una reforma del sistema electoral, desaparición de aforamientos, derechos sociales en la Misma etc. O se a un régimen democrático real pactado y refrendado por toda la ciudadanía 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • bidebi bidebi 21/05/17 12:30

    2/2 // A este tinglado montado en el 78, además del bipartidismo subvencionado y corrompido, le sostienen dos fuerzas que resultan imprescindibles : las derechas nacionalistas de CIU y PNV. Sin su apoyo hubiera sido todo mucho más difícil ya que además del apoyo institucional colaboraron en el apoyo a la unidad de la patria española. En contrapartida se les dejó robar y se les premió con subvenciones económicas y ensalzamientos mediáticos. Hay que tener en cuenta que el mantra de la unidad de la patria no obedece en realidad a sentimientos racionales, si no que detrás del mantra se esconde la realidad de una UNIDAD DE MERCADO para las élites de las oligarquías económicas que dominan históricamente España y cuyos privilegios históricos la II República trató de controlar y que fue uno de los motivos del golpe del 36. // Sin la existencia de ese proceso constituyente en el 78 y sin muchas posibilidades de realizarlo todavía hoy, cuarenta años después, en el conjunto del estado, actualmente solo el posible proceso constituyente catalán puede dar dosis de optimismo ante un estado en quiebra política y económica. Desde que empezó el proceso catalán siempre me ha parecido que se podría convertir en la mecha que sirviera para democratizar el estado. No sé si las fuerzas progresistas españolas son del todo conscientes de ello. Este proceso democrático catalán, que surge de abajo arriba, solamente puede tener un motivo de preocupación : que a sus filas se unió la derecha nacionalista-regionalista de la antigua CIU por puro oportunismo político y por pura supervivencia. Si a eso añadimos el “descubrimiento” interesado por parte del estado de su corrupción consentida de tantos años, el optimismo de lo que podía ser se puede ver truncado.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    10

  • bidebi bidebi 21/05/17 12:29

    Lo hemos dicho muchas veces y una vez más lo repito, porque sin tomar conciencia de dónde estamos es casi imposible dilucidar a donde vamos. El actual régimen español es una reforma del franquismo pactada con el fascismo, sin la existencia de un verdadero proceso constituyente democrático que resulta imprescindible cuando se intenta salir de una dictadura. El “nuevo” régimen se construyó sobre tres pilares fundamentales impuestos por el régimen anterior : a) Existencia de una única nación y negación de la realidad plurinacional. b) Continuación del poder de la oligarquía económica desarrollada durante el franquismo. c) Atribuir al ejército franquista y sus fuerzas represoras como garantes de estos principios fundamentales y al rey impuesto como jefe de los mismos y garante supremo. Para el mantenimiento de estos tres principios fundamentales se construyó el bipartidismo subvencionado, se domesticó primero y se destruyó después el PCE y se contó con la valiosa colaboración de la putativa romana que siguió gozando de sus privilegios. Es decir, a los tres elementos principales que constituyeron el golpe fascista del 36, se les da continuidad en el 78, POR EVIDENTES DERECHOS DE GUERRA, con una mano de maquillaje y una máscara adecuada. Cuarenta años después de aquello, cuando el maquillaje se empieza a descomponer y la máscara a caer, nos damos cuenta que no vivimos en una democracia al uso.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    11

    • svara svara 28/05/17 12:17

      Costaría mucha parafernalia y rodeos dar sentido a la realidad por métodos básicos sin tener en cuenta, Bidebi, estas certeras reflexiones que comparto casi en su totalidad y que mencionas a menudo. Salud y república.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre