X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




El Vïdeo de la Semana

¿Y mientras?

Publicada 10/06/2017 a las 06:00 Actualizada 09/06/2017 a las 21:33    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 72

Amancio Ortega dona 320 millones de euros a la Sanidad Pública española

Se trata de la mayor donación de la historia y con el dinero se renovará el equipamiento oncológico.

A menudo la insolidaridad frente a los inmigrantes se explica por quien la practica con el sensato argumento de que lo que hay que hacer no es acogerlos aquí sino contribuir al desarrollo de sus países de origen. De acuerdo, pero, ¿mientras? ¿Les cerramos la puerta?

Todos sabemos que es mandato legal que los poderes públicos potencien la educación y la cultura. Tenemos, por tanto, la obligación de exigirles que lo hagan. De acuerdo, pero, ¿mientras? ¿Dejamos que muera la cultura?

A nadie se le escapa que la investigación en España está bajo mínimos, pese a que es obligación de la iniciativa pública —desatendida e incluso despreciada en los últimos gobiernos— invertir en el desarrollo de proyectos e ideas que nos hagan crecer en todos los ámbitos. De acuerdo, pero, ¿mientras? ¿Permitimos que se nos marchen a investigar fuera?

El camino hacia un objetivo no se transita como si éste fuera una realidad, la confianza en un logro futuro no debería cegarnos el presente, porque entonces perdemos la perspectiva de dónde estamos, e incluso del propio viaje hacia ese logro.

Esto último, tan decididamente cursi, tan de primero de autoayuda cutre, se me antoja una anotación pertinente ante la insolvencia argumental mostrada por los que esta semana han rechazado la donación de 320 millones de Amancio Ortega para dotar de más medios técnicos a los departamentos de oncología de hospitales públicos de toda España. Limosna de millonarios, lo han llamado algunos diputados de Podemos que se han sumado a las críticas de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP).

No dudo del voluntarismo de esta asociación, aunque cabría pensar con la experiencia de los años que alguna vinculación con intereses políticos podría tener, pero a su contrastada poca eficacia en la mejora de lo que dice defender ha añadido esta semana una innecesaria polémica con un planteamiento difícil de entender, por no acudir a un calificativo mucho menos amable.

Oponerse a la donación con el argumento de que lo que hay que hacer es dar brío y eficacia a la sanidad pública es tan poco consistente como sugerir que no se ayude o se participe con las ONG en proyectos de desarrollo en países pobres porque lo que hay que hacer es acabar con la pobreza y la corrupción en esos países.

Rechazar la donación porque “no responde a las necesidades reales”, como sostiene la portavoz de la FADSP Luisa Lores, tampoco tiene consistencia, puesto que, como debería saber, las donaciones se reparten entre las comunidades autónomas previa consulta a sus consejerías de Sanidad sobre las necesidades de tecnología frente al cáncer en cada Hospital y tras una larga negociación entre la Fundación Amancio Ortega y los responsables sanitarios.

Y hablar de “infiltración” de la iniciativa privada en lo público, es tan débil y paranoico como calificar de intromisión dañina en las artes el mecenazgo de cualquier empresa o entidad.

La iniciativa privada está cubriendo necesidades que el Estado no puede o no quiere cubrir. Rechazar la iniciativa ciudadana, en cualquiera de sus manifestaciones, argumentando que es el poder político o la administración pública quien tiene que hacerlo es condenar a los afectados por su inacción.

Todos queremos políticas sociales que equilibren, gestión solidaria de nuestro dinero y nuestros tiempos, una administración que funcione con eficacia y dinamismo. Y que nos toque la primitiva.

Los problemas no se solucionan esperando que lo hagan los demás. Ni los investigadores, ni los pacientes, ni los desahuciados, están para aguardar pacientemente a que quien tenía que hacer las cosas bien en el ámbito público lo haga. Hay que exigírselo, sí, pero mientras tanto no dejar desamparados a quienes están sufriendo.

El argumentario utilizado para ese estúpido y miope rechazo de la donación de Ortega valdría perfectamente para oponerse a colaborar con las ONG o incluso para apoyar la política criminal de Europa con los refugiados.

Pertenezco a una organización, fundaciónsandraibarra.org, que lleva años apoyando la investigación y defendiendo la asistencia a los pacientes y supervivientes de cáncer en el ámbito público. Cada año organizamos una carrera solidaria que dota de medios a un hospital público en Asturias. Según la argumentación de la Federación que dice defender esa Sanidad y su corifeo de analistas despistados, nosotros seríamos una entidad que se estaría infiltrando desde el infierno de lo privado hasta el paraíso de lo público para así cargarnos la asistencia universal. Como cualquier otra organización privada que trabaje en la sanidad, o en la educación, o en cualquier territorio que debiera tener resuelto lo público. Y hasta el momento no conozco ninguna ONG que se financie con dinero privado que esté trabajando para cargarse lo público. Más bien para ayudar a la gente mientras se llega al objetivo que todos queremos. Ojalá no fuéramos necesarios. Ojalá no se necesitaran donaciones.

Que pregunten, que se informen, que abandonen su sectarismo, y quizá dejen de provocar debates de colegio que sólo perjudican a quienes, viviendo la enfermedad y tratando de encontrar caminos para curarla, no entienden que alguien pueda poner barreras a nuevos medios y más posibilidades, sólo porque no lo consideran correcto o no les gusta su origen.

Aunque estuviera de acuerdo, seguiría preguntándome, ¿y mientras?
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



12 Comentarios
  • sapere_aude sapere_aude 16/06/17 20:51

    Enhorabuena por un magnífico artículo, que pone el dedo en la llaga del integrísmo miope de quienes dicen defender lo público .... eso sí, únicamente con recursos públicos, negando toda aportación de la sociedad civil a esta noble tarea.

    Solo señalo dos fenómenos profundamente humanos: el voluntariado y la filantropía. Dos iniciativas desde lo personal, desde el uso de los recursos privados, tu tiempo, tu esfuerzo, tu dinero, tu influencia, en definitiva, la voluntad de las personas de ayudar a la sociedad. Eso no puede negarse ni ningunearse. ¿Porqué es mejor dedicar tu tiempo a trabajar en la FADSP, para defender a la sanidad pública, que en ser voluntario en la Cruz Roja o en Cáritas?.

    Los argumentos que escuché de la Dra Luisa Lores no han estado a la altura, dignos de una actitud ignorante de la organización y gestión de un SNS, eso sí apoyados en su título de medicina y una especialidad de radiología. La verdad es que sus argumentos emanaban pura impotencia por no atinar a señalar que es a los responsables y a los gestores públicos a quienes compete fijar el marco para encauzar la iniciativa privada en el marco de lo público.

    Si, por los motivos que fuese, a cualquiera que quiera hacer una aportación finalista para el cáncer o para el paludismo o para la diabetes, los poderes públicos deben tener la capacidad suficiente y generar un marco legal claro para poderlo canalizar. Pero no puedo aceptar los argumentos negacionistas de estas acciones de quienes profesan un integrísimo militante. Con estos defensores, anda aviada la sanidad pública.

    Menos mal que los buenos profesionales están centrados en practicar una excelente asistencia sanitaria. Sin duda sería deseable que se financiara mejor la sanidad pública y que se gestionaran mejor los recursos públicos. Pero una ayuda siempre viene bien y quien quiera negarlo debería pedir consulta en psiquiatría, o poner la pasta de su bolsillo.

    Le oí pedir incremento de impuestos a las grandes fortunas ..... ¿Y a quienes cobran más de 70.000 € porqué no también? una manera de desviar la atención. ¿A quien representan estos defensores del SNS?¿cuantos afiliados tienen? ¿Que memoria de acciones han realizado? 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Copito Copito 12/06/17 15:20

    Me alegra ver que muchos comentarios disienten del enfoque de este artículo, por cierto escrito de una manera poco respetuosa para los que no piensan como el autor del mismo. No me parece un tono apropiado a la hora de mantener una opinión.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Haiku Haiku 11/06/17 13:27

    Otro importante efecto que puede tener esta donación finalista es la falta de equidad, un principio fundamental de la sanidad pública. Este principio se presupone que se cumple al distribuir la administración y los gestores los medios con criterios de eficiencia y de evidencia científica. Sin embargo el capricho o interés de un magnate puede desequilibrar este principio, y llegar a la competitividad entre pacientes con enfermedades diferentes. La situación de enfermedad, sitúa al paciente en una posición vulnerable, que no debe además complicarse con la sensación de falta de equidad en el reparto de los recursos. Lo mire por donde lo mire, veo muy mala idea la de aceptar este tipo de donaciones. Se ha generado por suerte un debate que espero nos lleve a reconducir lo mejor posible la situación y a blindar la sanidad pública de todos los peligros que la acechan, magnates incluidos.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    0

  • Luciérnaga Luciérnaga 11/06/17 03:56

    Sr.  Lucas, usted sí que ha sido generoso repartiendo insultos, descalificaciones y desprecios en este artículo...
    Así que estúpido y miope. Sí, parece tener, efectivamente, alguna dificultad para entender ciertos argumentos. Es que lo fácil es sumarse a la oleada cínico-emocional de la caridad cristiana, utilizando el sufrimiento de los enfermos de cáncer. Eso sí es miopía. Se requiere un esfuerzo, más amplitud de miras y prescindir de ciertos prejuicios, para ver el tema con otro enfoque y entender esos planteamientos que cuestionan lo que damos por establecido e incuestionable, y que tanto escandalizan a la gente de bien. Y escuchar las voces de los que saben del tema (que ya le digo yo que no son los políticos ni los periodistas). La complejidad del  modelo sanitario que se quiere establecer o preservar a largo plazo no se puede solventar en tertulias-gallinero mediáticas ni en artículos tendenciosos.
    "Mientras", Sr. Lucas, cada día, un ejército de profesionales está bregando para preservar y defender (sí, defender, porque está amenazada) la sanidad pública española.
    Cuídese la vista.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • paparabioso paparabioso 11/06/17 00:29

    El señor Ortega simplemente utiliza una grave enfermedad y el sufrimiento de los que la padecen con fines espurios, que no son otros que el lavado de su imagen, la desgravación de impuestos y hacer negocios con los proveedores del equipamiento que tan "generosamente" dona, demostrando una deshumanización y ausencia total de escrúpulos.

    Que a estas alturas de la película "gore" de corrupción y latrocinio de lo público en la que estamos inmersos, nos vengan con este discurso de aceptación agradecida de la limosna de tipos como Amancio Ortega, que ya sabemos a base de qué se ha enriquecido, no pone de manifiesto más que la catadura de "periodistas" como usted que nadan en las cloacas tan a gustito y sin morirse de asco.

    No me sorprende que apoye la tesis sobre este tema que mantienen los miembros de partidos investigados y de individuos condenados por corrupción, por financiación ilegal, evasión de impuestos o malversación de caudales públicos. Justo los que provocan el problema de la debacle en la Sanidad pública y que entre otras cosas ha acabado con la investigación médica y la capacidad de obtener el equipamiento adecuado para la prevención y tratamiento de muchas enfermedades, cáncer incluido.

    Además, vuelvo a insistir en que la donación de Ortega no se traduce en dinero, sino en equipamientos clínicos de ciertas marcas, fabricados por ciertas empresas, con las cuales este señor tiene un acuerdo por el cual se lleva su pellizco cual vendedor comisionista, con lo cual, entre esto y la segura reducción de impuestos, la "generosidad" ya viste menos...

    Afortunadamente, en España cada vez hay menos pardillos que se crean este tipo de artículos manipuladores aunque bueno, siempre los habrá, como usted, de los que piden un Amancio en cada provincia para que el Gobierno no tenga que trabajar, solo robar.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    11

  • Jaime Richart Jaime Richart 11/06/17 00:11

    En resumen, disculpar, defender o aplaudir la práctica de robar al Estado con triquiñuelas legales e ilegales para aplicar los frutos de su incumplimiento tributario en España (razón por la que tiene tanto dinero) a lo que a él le plazca, es un ejemplo pésimo ee civismo y una inmoralidad.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • José Luis53 José Luis53 10/06/17 23:50

    Alguno de estos puristas defensores de la asistencia pública que se rasgan las vestiduras por aceptar la donación ¿ se le ha ocurrido preguntar a los principales interesados por le donaión, esto es los enfermos de cáncer, qué piensan de la donación? Parece ser que no, que ellos no tienen ni voz ni voto, ya que los enfermos carecen, por su propia condición, de las circunstancias favorables - la salud-para ser tan idelógicamente puros como ellos. Eso sí, como alguno de ellos cayera enfermo de cánce,r muy probablemente comprenderíamos plenamente el sinificado de la palabra fariseos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    5

    1

    • Arkanoid Arkanoid 11/06/17 02:50

      ¿En qué mejorarán estos equipos los tratamientos?, lo desconozco, lo mismo que desconozco si no hubiera sido mejor que ese dinero se destinara a investigación o a reducir las listas de espera.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • neunaiz neunaiz 10/06/17 22:43

    La mayoría de los comentarios, por cierto en contra del artículo, se centran en la inmoralidad de la actuación de Amancio Ortega y suscribo la mayoría pero recomiendo, como lo han hecho un par de comentaristas, leer la opinión de la representante de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Publica. http://www.nuevatribuna.es/opinion/luisa-lores/rechazamos-infiltracion-sanidad-publica-empresas-privadas-grandes-magnates/20170608164009140660.html

    .
    Ahonda en motivaciones sanitarias e intereses privados que en mi opinión son muy acertadas y que generalmente se soslayan en estas discusiones. Es habitual oir cosas como " si sirve para salvar vidas...." y otras frases por el estilo.Pongo un ejemplo: si preguntáramos a la gente de si le parecería bien realizar a toda la población un TAC a los 50 años, seguramente la mayoría respondería que sí. Pues NO, es claro que sería una aberración que conseguiría radiar a la población innecesariamente pero se forrarían las empresas que fabrican los aparatos puesto que se necesitarían en gran cantidad. Pues por ahí van los tiros.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    2

    7

    • Ordnaj Ordnaj 10/06/17 23:44

      Su comentario, 'neunaiz',  es mucho mejor texto, y sin ningún margen de duda mucho más aclarativo e informativo, que todo el artículo de opinión del sr Lucas. Se agradece mucho. Y acierta rebatiendo al articulista y su punto de vista con lo que en última instancia más vale, argumentos técnicos, bien fundados, y claro, mejor enfocados al verdadero problema de las "inocentes y altruistas" donaciones de los multimillonarios.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • Coronel Dax Coronel Dax 10/06/17 19:32

    Su toma de postura, Sr. Lucas, es comprensible y la he explicado con claridad. Sólo le pongo un "pero". La postura contraria en este tema también está cargada de argumentos. No me parece correcto que les insulte. Hay una diferencia muy importante con respecto a el asunto de los emigrantes. Los emigrantes son "otros". Los que sufrirán el cáncer en España seremos "nosotros".

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    5

  • Lorenzo Gaspar Lorenzo Gaspar 10/06/17 18:57

    ¿De verdad, Sr Lucas, aspirar a “…una administración que funcione con eficacia y dinamismo” es comparable al deseo de “que nos toque la primitiva”?
    ¿De verdad que cuando hay “…necesidades que el Estado no puede o no quiere cubrir”, pensar “que es el poder político o la administración pública quien tiene que hacerlo es condenar a los afectados por inacción”?
    Usted se contesta: “Hay que exigír no dejar desamparados a quienes están sufriendo”. “¿Y mientras?” Igual hay hacer todo lo posible por reducir el mientras. ¿Qué le parece presentar una moción de censura?

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    7



Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    La Internacional del Odio

    La mayoría de los atentados yihadistas en Europa los han cometido ciudadanos europeos. Las propuestas de cerrar las fronteras son inútiles. Es un hagamos algo porque no sabemos qué hacer. Son inútiles porque los terroristas no vienen de fuera, están dentro, han nacido aquí.
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    Sin garantías no hay democracia

    La democracia, compleja y resbaladiza como ella sola, puede nombrarse y apellidarse de muchas maneras, pero todas tienen un elemento común: la articulación de un sistema de poderes y contrapoderes que actúan como garantía.
  • Cobarde con causa Juan Herrera Juan Herrera

    El wéstern, género de Trump

    El día que Trump, Kim-Jong-un o Maduro no hacen un duelo de pistoleros tuiteros, en el telediario hay un sheriff corrupto o un juez prevaricador.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre