X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Muros sin Fronteras

La propiedad del derecho a morir dignamente

Publicada 29/06/2017 a las 06:00 Actualizada 29/06/2017 a las 09:48    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 34

Los talibanes prohibieron el vuelo de las cometas, además de la música, el cine y los tacones en las mujeres porque su sonido invitaba al hombre al pecado. Las cometas representaban un desafío intolerable, además de una perdida de tiempo. El cielo es patrimonio exclusivo de Dios y de las criaturas creadas por él para su mayor gloria.

¡Vaya tontería!, exclamamos desde una superioridad primermundista que nos permite ver en las celebraciones religiosas de los demás, sean chiíes, suníes, hindús, sijs, etc, lo que no vemos en las nuestras. Nos escandaliza el fanatismo de la fiesta de la Ashura, pero vemos normal la agitación que preside el salto de la reja con la virgen del Rocío.

Sobre las cometas, les recomiendo este En Portada de TVE: Las cometas vuelan sobre Kabul de José Antonio Guardiola con realización de Susana Jiménez.



Las religiones ocuparon los espacios emocionales y mentales del hombre antes de la existencia de la ciencia. Donde había oscuridad y miedo surgieron los mitos y los dioses, las explicaciones de dónde venimos y a dónde vamos. Los vigilantes de la infalibilidad de los mitos convirtieron las metáforas en hechos incuestionables bajo pena de muerte. La Razón a través de la ciencia ha devuelto la mayoría de las explicaciones mágicas sobre la creación del mundo al terreno de la poesía. El choque es inevitable, está en juego el monopolio de la verdad.

También está en juego el monopolio de lo que es la vida y lo que es la muerte. Convertirla en una puerta a lo desconocido, en la antesala de un premio o un castigo eterno sin derecho de revisión de pena, ha generado en la cultura judeocristiana una negación de la muerte. Somos una sociedad de inmortales que se mueren. En esto, los budistas nos llevan mucha ventaja.



Las fiestas religiosas, su expresión callejera, forman parte de la pertenencia al grupo. Hasta la Revolución francesa no había vida, ni salvación eterna, fuera del grupo y de la obediencia a la jerarquía. Las jerarquías apuntalaban a un poder terrenal absoluto y despótico en cuyos beneficios participaban con exclusivas en educación y el negocio de la fe. Cualquier intento de corregir el viejo orden conducía al patíbulo primero y al infierno después.



El siglo de las Luces, y la Razón como motor del pensamiento, inventaron la individualidad, su valor intrínseco separado de la tribu. Defendían la posibilidad de vivir fuera de la obediencia sumisa. La pérdida del control de verdad se debe al avance de la ciencia y a los científicos, de su capacidad de presentar hechos probados. Hablamos de la redondez de la Tierra, del giro de los planetas alrededor del Sol, la evolución de las especies o el Big Bang. Y aún así hay resistentes que prefieren el relato de la creación en siete días (con uno de descanso).



Se ha avanzado tanto que el poder religioso cristiano siente el vértigo de la inexistencia de Dios y de su futura irrelevancia como fuerza política y moral. Es un error porque la ciencia no podrá jamás reemplazar la conexión de cada individuo con sus creencias. Se pierde poder político, pero se gana influencia ética. El papa Francisco y el Dalai Lama serían ejemplos.

El laicismo nació como propuesta de encuentro, un espacio en el que la sociedad democrática se organiza desde unas normas comunes en las que la clave es la eficacia de las instituciones. Leyes que permitan la convivencia de diversos credos, pero sin que los credos puedan imponer sus normas a la totalidad de la sociedad. Para la Iglesia católica, el laicismo es la bicha.

La iglesia esgrime la libertad religiosa cuando es un oxímoron.

En un Estado laico, el divorcio es una opción legal para el conjunto de la ciudadanía, no una obligación para nadie que no quiera divorciarse. Como lo es el aborto y debería serlo también la eutanasia, convertida en la última frontera de resistencia, al menos en España. La Iglesia también batalló contra el matrimonio civil. En este caso, el asunto era económico.

Versión corta de un debate apasionante: ¿estaríamos mejor sin religión?



Versión completa:



En el fondo, el debate es el mismo que el de las cometas de los talibanes. La jerarquía católica niega al poder civil, democráticamente elegido, la capacidad de competir con su dios y dejar en manos de las personas, con todas las cauciones legales que se quiera para evitar abusos, la decisión de cuándo morir.

La palabra eutanasia procede del griego: eu (bien) y tanathos (muerte), la buena muerte.

El diccionario de la Real Academia recoge dos acepciones: “intervención deliberada para poner fin a la vida de un paciente sin perspectiva de cura”. Dos: “muerte sin sufrimiento físico”.



¿Cuál es el problema? El problema es el poder: quién tiene la capacidad de decidir. La Constitución española establece en su artículo 16.3 la aconfesionalidad del Estado. No hubo en los años setenta capacidad de ir más lejos. Esta aconfesionalidad se incumple de manera sistemática. La Iglesia ha aprovechado los vacíos legales para inmatricular bienes de todos en beneficio propio, como la Mezquita de Córdoba. Es una involución, una relectura de las desamortizaciones. Habrá que volver sobre ellas.

Sorprende en el asunto de la eutanasia que el PSOE sea tan timorato, que apoye la sedación que es una eutanasia con sordina, un sinónimo. Sorprende que no se atreva a entrar a fondo en un asunto que cuenta con el apoyo masivo de la población. Según el CIS, el 77,5% de los españoles está total o bastante de acuerdo en que se regule la ayuda a morir. La última encuesta de Metroscopia eleva ese apoyo al 84%.  

Según una encuesta publicada por The Economist, España es el cuarto país más favorable a la muerte digna después de Bélgica, Francia y Holanda.

La eutanasia es legal en Holanda, primer país en legalizarla, Bélgica, Luxemburgo, Suiza y en cinco Estado de EEUU. El 3,9% de las defunciones en Holanda proceden de eutanasia. Hablamos de 5.516 personas. Sobre este asunto hay mucha literatura y mucho cine, les recomiendo Las invasiones bárbaras de Denys Arcand.

Tráiler:



Completa:



La Conferencia Episcopal Española trata el tema bajo el epígrafe “defensa de la vida”. En el apartado VI 90 dice: “Para los católicos, la eutanasia, como cualquier otra forma de homicidio, no sólo es un ataque injustificable contra la dignidad humana, sino también un gravísimo pecado contra un hijo de Dios”.

El Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México es más preciso: “La Sagrada Escritura es clara al señalar que la vida es un don de Dios y solo Él tiene poder para darla y quitarla. Bajo esta idea, toda persona, institución o gobierno deben hacer todo lo posible para ayudar a conservar la vida propia y la de los demás”.

En el fondo el debate es el mismo desde hace siglos, ¿qué prima, las leyes aprobadas por un gobierno elegido en las urnas o el llamado Derecho Natural. La iglesia condenó el liberalismo, el socialismo, los derechos humanos, el divorcio, el aborto. Defiende la vida, pero no la calidad de la vida ni se enfrenta, como institución, al maltrato de un sistema depredador que desprecia la vida de los más pobres.

Si quieren enfadarse lean Sin Alma (Galaxia Gutenberg) de Andrés Ortega. No trata de la eutanasia, sino de la invasión de la intimidad de un individuo que se enfrenta a la muerte, que es enfrentarse a su vida ya vivida.

Sobre el derecho a decidir qué tipo de vida y qué tipo de muerte les recomiendo Desaparecer de sí (Siruela) de David Le Breton.

Sobre el miedo a la muerte, Mirar al sol (Booket) de Irvin Yalom

¿Y los talibanes? Bien gracias.

Correo Electrónico
Relacionados


Hazte socio de infolibre



23 Comentarios
  • Elodio Elodio 30/06/17 21:44

    Excelente artículo del Sr.Lobo que afronta la eutanasia desde diversos ángulos de opinión y tratamiento. Yo hace algún tiempo, escribí un artículo que subí a mi blog acerca de un caso real que nos sucedió, y que muestra cómo en los Países Bajos está asumida la eutanasia sin oposiciones interesadas, y donde también la "iglesia" o iglesias están colocadas en su sitio, en el de sus creencias y ritos sin que puedan entrometerse en la acción política como "poder". Por si quieren leer el artículo y el ejemplo que describo, dejo la dirección. Un saludo: https://proyectoficos.wordpress.com/2017/03/22/eutanasia/

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 30/06/17 17:55

    Las lecciones para una buena vida -como únicamente, en el estudio, han considerado la existencia del 50% de la población mundial- digamos que respode, a la realidad del otro 50%. Es cierto que las relaciones -con personas 'no tóxicas'- no es excluyente que sean de pareja, hacen que la vida se desarrolle...sanamente. Somos seres sociales; ermitañ@s -algun@ hay- pero no es lo habitual.
    'La propiedad del derecho a morir dignamente' es consecuencia de haber llevado las riendas de nuestra vida. Hemos vivido responsablemente, luchando por superar los obstáculos que nos ha deparado el destino, y, precisamente desde esa responsabilidad vital, NOS SABEMOS DUEÑOS DE NUESTRA VIDA, CONSECUENTEMENTE, CON DERECHO A DECIDIR 'CUANDO' PONERLE FIN DIGNAMENTE.
    No hay Estado, religión, ni personas vinculantes o no, que tengan capacidad de decidir sobre nosotros mismos, si no hemos sido declarados 'bajo tutela'. Bien ¿que problema teneis algunos en que la legislación recoja la voluntad de quienes deseamos partir con alegria, sin traumas para nuestros seres queridos y, PRINCIPALMENTE, cuanto NOSOTR@S MISM@S, nos consideramos plenamente personas libres, por cuanto, se respetan nuestran decisiones?
    Les van a 'eutanasiar'. vg. van a 'garantizarles una muerte sin dolores, molestias ni sufrimientos físicos...' y ¿Eso es malo? NADIE VA A QUITARLES LOS DOLORES SI UDS. QUIEREN SUFRIR ..¿Recuerdan que existe la LEY DE AUTONOMIA DEL PACIENTE, POR LA QUE CUALQUIER EQUIPO MEDICO-SANITARIO, DEBE RESPONDER A SUS DECISIONES EN CUANTO MEDICAMENTOS, PRUEBAS, INTERVENCIONES, TERAPIAS...ETC...si el enfermo dice, no, ES NO. Pero, much@s, pedimos que esa legislación se cumpla hasta el final, no culpabilizando (arlo 143 CP) al facultativo/equipo sanitario, que me ayude a partir dignamente, con los mios y con ALEGRIA...No hay mas...al menos, mi racionalidad así lo asume- por consecuencia LEGISLACION DESPENALIZANDO LA EUTANASIA ACTIVA, YA!
    Nadue les obliga...la leyes son para regular los actos voluntarios.
    Salu2.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Coronel Dax Coronel Dax 30/06/17 09:20

    Sr. Lobo, como siempre sus artículos tocan temas muy interesantes, alejados del foco de la actualidad más rabiosa, pero que realmente son los temas que tienen un largo recorrido. Desde ese punto de vista, le agradezco el esfuerzo dde selección de los temas.

    La eutanasia es un asunto importante, creo que demasiado serio como para tratarlo únicamente en una columna periodística, pues sus derivadas son más extensas de lo que la gente piensa. Pero también entiendo que una columna de opinión tan sólo tiene la misión de poner encima de la mesa el asunto para generar el debate.

    Estoy muy de acuerdo con Plin en que creo que se mezclan diversos asuntos, y que la eutanasia no es igual que la sedación paliativa.

    Y como un comentario da para mucho menos que una columna, me limito a exponer mi gran temor acerca de la eutanasia, que no es otro que acabemos siendo “eutanasiados”. Ayer mismo se hablaba del vaciamiento del fondo de la Seguridad Social. Relacionémoslo con alguna frase que se le ha escapado a algún que otro dirigente, como Christine Lagarde o Shinzo Abe (si no fue él, sería alguien de su Gobierno) y da para ponerse a temblar. Por tanto, se necesitan muchas, pero que muchas garantías para que se llegue a ejecutar un acto tan irreversible. Empezando por una muy clara y continuada voluntad del enfermo expresada hasta el último momento. No posiciono en contra de ella, pero tampoco demos ideas fáciles para acabar con el déficit.

    Un saludo a todos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    0

    3

    • Sancho Sancho 30/06/17 10:14

      Un paseo por los hospitales públicos hace que uno se haga muchas preguntas sobre lo que llamas el temor a ser "eutanasiados". Tengo la sensación de que en algunos hospitales públicos las patologías de los pacientes que superan una edad determinada pasan, digamos, "a otra fase de tratamiento", en la que la vejez es lo único relevante, y que desde esta perspectiva se tiene como prioridad, para decirlo claramente, "GASTAR MENOS EN QUIENES ESTÁN A LAS PUERTAS DE LA OTRA VIDA". Porque todo cambia, el respeto, la consideración hacia ese paciente, la empatía...No pretendo generalizar, ya digo que es na sensación personal...pero en mi fuero interno...siento precisamente que los estuvieran abandonando a su suerte. Ni siquiera están siendo "eutanasiados" porque les oyes quejarse por el dolor, pedir ayuda, lamentarse, llorar...

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      0

      2

      • mrosa mrosa 30/06/17 17:12

        Mi padre murió en un hospital público en Andalucía hace 5 años, tenía 80 años y tengo que decir que el trato del personal del hospital fue el mejor que pudo tener hasta el final.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • Coronel Dax Coronel Dax 30/06/17 16:01

        Pues Sancho y M.T., sé que esto es muchas veces subjetico, pero tengo que discrepar de sus apreciaciones. En cuanto al trato en la sanidad pública yo todavía no he tenido más que buenas experiencias con unos estupendos profesionales. Aunque son humanos y habrá de todo y todo el mundo tiene un mal día. Cierto que algún día toca esperar más de la cuenta, pero eso también hay que comprenderlo. Si estamos nosotros siendo atendidos en la consulta no nos gustaría que el médico mirara su reloj y nos dijera que tiene que atender al siguiente.

        Y si nos referimos al tratamiento de las personas mayores creo que sus impresiones están equivocadas. Yo tengo algunos familiares que trabajan como médicos en laa sandidad pública y alguna vez hemos comentado acerca de los protocolos que existen. Supongo que entre los socios de InfoLibre habrá quien lo puede explicar mejor. Es cierto que a un chico joven con una enfermedad grave le van a operar y a un anciano en la misma situación no lo hacen, pero no es por ahorrar dinero, sino por humanidad. De esa operación el joven saldrá con má posibilidades y tiene muchos años por delante. El anciano es muy probable que se quede en la mesa de operaciones. O que no se recupere y sufra más que si no se opera. También entiendo que tenga preferencia un joven a la hora de recibir un transplante.

        Y, en definitiva, que los recortes han afectado a la sanidad pública, pero no a los casos de gravedad. Para que fuera cierto lo que ustedes piensan que suceden el Gobieerno tendría que contar con la complicidad de los médicos. Y les aseguro que a eso la gran mayoría de los médicos no se iban a prestar.

        Un saludo.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        1

        • M.T M.T 30/06/17 17:31

          Dice usted bien a la hora de hablar de la subjetividad del paciente y familiares por tratarse de cada sujeto y sus familias quienes observan y valoran el trato recibido. Debí ser más precisa en la exposición: nada que objetar respecto a la profesionalidad de los médicos. Quede constancia de mi reconocimiento y agradecimiento. Para todos ellos. Respecto a otros profesionales de enfermería, auxiliares, depende. Tal vez mi queja debería centrarse en cómo se mueve o maneja al enfermo para su aseo, curas, dependiendo del tipo de dolencias. Tal vez si se permitiera la ayuda o colaboración del familiar acompañante en estas situaciones de ayudar a moverlo sería menos doliente. Hablo con y por experiencia en hospitales.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          2

      • M.T M.T 30/06/17 11:25

        Pues mire qué coincidencia Sancho que yo tengo la misma sensación tras lo visto y vivido en hospitales con personas mayores. Con esa visión tan natural del final de una vida, final de un ciclo vital, el paciente anciano también es un n° sujeto a las prisas y rutinas del ritmo de un hospital y como a los familiares nos echan de la habitación para las tareas de limpieza, curas y demás menesteres, agradeciendo de antemano la dedicación y profesionalidad oímos desde el pasillo o a la puerta de la habitación los lamentos, llantos o quejidos a los que usted se refiere. Opino lo mismo en relación con tratamientos para enfermos jóvenes terminales. Claro ¡ los recursos de la Sanidad son limitados¡ ¡ los dineros públicos parecen ser ilimitados para los políticos indecentes que se los llevan! ¡ qué vergüenza!. Saludos, Sancho.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        6

  • Plin Plin 29/06/17 19:14

    Sr. Lobo, creo que es posible que tenga cierta confusión con los términos eutanasia, suicido asistido, sedación ¿?, muerte digna, cuidados paliativos... En todo caso el objetivo de la eutanasia (tanto directa como indirecta) y del suicidio asistido es la muerte; muy distinto es el objetivo de la sedación PALIATIVA, que como su nombre indica, su fin es evitar el sufrimiento, causado por síntomas refractarios a otros tratamientos, de un enfermo terminal y nunca la muerte (la muerte viene por la enfermedad del paciente, no por la sedación. Aunque eso sí la sedación podría acortar la vida). En cuanto a los cuidados paliativos su objeto es preservar la mejor calidad de vida posible y el confort del paciente terminal; ni aceleran ni retrasan la muerte.
    Pero a lo que yo quería ir es ¿a QUIEN le corresponde ejecutar la muerte de una persona? (como comenté más arriba no me estoy refiriendo ni a los cuidados paliativos, ni a la sedación paliativa pues su objetivo es mejorar la VIDA de quien se está muriendo).
    Entiendo que a la mayor parte de la gente se le viene a la cabeza qué es el médico el que tiene que ejecutar la muerte ¡Pues vaya papeleta! pasar de curar y/o aliviar la enfermedad a ser el ejecutor de la muerte de una persona.
    Quiero dejar claro que creo en el derecho de la gente a decir basta, hasta aquí llegué, quiero morir; pero una cosa es el derecho al suicidio -qué da para otro intenso, largo y serio debate ya que es ilegal- y otra es el derecho a que un profesional médico te mate, lo cual deviene en la obligación de matar de éste último.
    Por último, cuando leo algo en los medios sobre la eutanasia siempre se pone la coletilla de "sufrimiento insoportable", pues bien con los cuidados paliativos no habría sufrimiento insoportable FÍSICO; el problema es que éstos aún no están al alcance de toda la población que los precisa así que creo que primero hay que conseguir que los cuidados paliativos estén REALMENTE disponibles y posteriormente empezar a hablar en serio de la eutanasia: OMS: aquella acción del médico que provoca DELIBERADAMENTE la muerte del paciente

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    2

  • Sancho Sancho 29/06/17 15:29

    Exijo a los mío, y así lo tengo dicho y escrito que cuando me llegue la hora quiero morir con dignidad, independientemente de lo que digan las leyes...Como no tengo que pedir permiso a nadie para abortar, o como no tengo que pedir permiso para llegar a un acuerdo con otra persona para la Gestación Subrogada: es mi cuerpo y con mi cuerpo hago lo que se me ponga en los cojones: morir, abortar (siendo mujer) o dar vida a un ser que entregaré a otra persona. La última experiencia que tengo es la muerte, Muerte digna de mi padre. 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 6 Respuestas

    1

    8

    • Orlinda Orlinda 29/06/17 19:56

      Que absurdo eres. Tus cojones para lo único que dan es para tener cada día un lenguaje más soez, machista y agresivo, con tal de seguir en tus raca-raca.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 5 Respuestas

      6

      2

      • Sancho Sancho 29/06/17 21:44

        Sabrás tú para lo que dan mis cojones, como si los conocieras...

        Responder

        Denunciar comentario

        2

        5

      • Sancho Sancho 29/06/17 21:42

        Yo me cago en tu feminismo ridículo, el cual te puedes meter por donde te quepa, borde asquerosa. 

        Responder

        Denunciar comentario

        2

        2

      • Sancho Sancho 29/06/17 21:41

        Y tu qué gilipollas de mierda y qué reaccionaria y feminista de pacotilla, payasa, tía mierda...

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        2

        1

        • Orlinda Orlinda 29/06/17 23:30

          Además de absurdo penoso. 

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          2

          1

          • Sancho Sancho 29/06/17 23:40

            Estás como una chota, facha.

            Responder

            Denunciar comentario

            1

            1

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 29/06/17 13:26

    Gracias Ramón, por tu arlo. Es importante la colaboración de todos, especialmente, de quienes por sus trabajos (en el medio que fuera o fuese) son escuchados/leídos/opinados.
    La editorial del núm. 74, Revista de la Asociación DMD (Derecho a morir dignamente): "No será todavía. El 21 de marzo, el Pleno del Congreso de los Diputados rechazó el proyecto de ley sobre la eutanasia presentado por el Grupo Confederal de UP-En Comú Podem-En Marea. El previsible voto en contra del PP, al que se sumaron las abstenciones de C´s y PSOE, impidió que el proyecto fuera discutido siquiera en la Comisión de Justicia... Del discurso anti eutanásico de C´s, una Ley que se limita a reeditar derechos sanitarios reconocidos desde hace 30 años en la LGS y reconocidos en la Ley de Autonomía del Paciente 2002...Esta nueva ley demuestra la incapacidad de nuestros gobernantes para hacer cumplir las iniciativas de ámbito autonómico, sino que, a la luz de la experiencia acumulada por las autonómicas, está condenada a la inutilidad."
    Abolición/reforma del texto del arlo 143 del CP, garantizando el derecho que asiste a cada persona en plenas facultades, a decidir, cuando 'todavía' puede despedirse sin dolor (ni físico si emocional) de sus seres queridos, asistido por el equipo médico pertinente, desde la legalidad reconocida a los facultativos/equipo sanitario.
    Italia: 'Derecho a una vida digna vs. Derecho a la vida.' El debate sobre la capacidad de decidir al final de la vida está candente en Italia. El Parlamento acaba de aprobar por fin, después de 15 meses de debate y por 326 votos a favor, 37 en contra y 4 abstenciones una Ley de Testamento Vital que tiene que ser votada ahora en el Senado...en un histórico escrito, la fiscalía de Milán pidió el archivo de la causa abierta contra Marco Cappato, activista que acompañó a Dj Fabo, tetrapléjico y ciego después de un accidente, a morir en una clínica de Dignitas en Suiza. La fiscalía alega que "EL SUICIDIO ASISTIDO NO CONSTITUYE UNA VIOLACIÓN DEL DERECHO A LA VIDA EN CASO DE ENFERMEDAD TERMINAL O DE SUFRIMIENTO CONSIDERADO INACEPTABLE E INDIGNOPOR EL PACIENTE" El juez a cargo de la causa, fijó el 6 julio, para decidir sobre el archivo o no.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    6

    • paco arbillaga paco arbillaga 29/06/17 20:58

      Pues vaya m de vida si a un@ no le dejan palmarla cuando le dé la gana, aunque de momento no tengo ninguna prisa. Osasuna2 salu2.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 29/06/17 13:31

      PD. Lo siento enormemente. Pretendía constatar: sin dolor (NI FÍSICO NI EMOCIONAL) Salu2.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

  • LF LF 29/06/17 12:47

    Gracias Ramón, gran articulo y de valor por los documentos y videos adjuntos ya que ilustran tu artículo y lo fundamenta, deberes para el fin de semana nos has puesto.
    Hacer comentarios sobre tu trabajo me resulta dificil por su extensión y material, pero solo una reflexión, nis decimos libres pero coartan la libertad elemental del individuo, uno sabe cuando su recorrido ha llegado a su fin. Geoge Steiner publicó visto el entorno que vivimos, Lo mejor es no nacer, si naces morir joven y si te haces mayor morir rápido. Con tu permiso lo paso a mis amigos, un cordial saludo

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • jorgeplaza jorgeplaza 29/06/17 12:31

    De acuerdo en que no se obliga a nadie a divorciarse o a la eutanasia, pero hay un matiz: uno se divorcia estando en plenas facultades, pero puede que eso no ocurra con la eutanasia. A uno no pueden divorciarlo a la fuerza pero tal vez podrían "eutanasiarlo" contra su voluntad. Aclaro que estoy a favor de la regulación de la eutanasia: lo que quiero dejar claro es que hay que ir con tiento porque no es exactamente asimilable a otros actos de la propia voluntad. Y hablando de la voluntad propia, ojo, porque ciertos "progres" aplican el principio según y cómo: es aplicable, según ellos, al divorcio, al aborto o la eutanasia pero, por lo visto, no a la gestación subrogada. Según estos "progres" (hay aquí mismo varios) una mujer debería poder obtener ayuda para poner fin a su vida si así lo desea y, por supuesto, es dueña de su cuerpo para abortar, pero no lo es de ninguna manera para alquilar su matriz para gestar un feto que no lleva sus genes. ¿Es la religión el único refugio de la irracionalidad? ¿O es que ciertos "progres" son, sin confesarlo ni confesárselo, más religiosos que el Papa?

    Responder

    Denunciar comentario

    7

    1

  • Bacante Bacante 29/06/17 10:55

    Agradezco la recomendaciones literarias. 

    No capto la alusión al Papa y al Dalai Lama,  ¿como  referentes éticos? 

    Cierto es que en el budismo no hay dios ninguno creador,  aparte de la  propia "mente", y que la ética o "disciplina moral" es la quintaesencia de todas las llamadas "realizaciones" espirituales. Recta conducta,  correcta motivación,  las seis perfecciones y,  casi resumiendo, el óctuple sendero (que sus practicantes se toman muy en serio,  y los maestros suelen ejemplificar). 

    El Papa Francisco parece haber renovado ciertas esperanzas católicas  pero,  que su dios me perdone, y puede que la tarea autoimpuesta requiera de mucha paciencia y mano izquierda,  seguimos viendo el escándalo sobre el escándalo de los negocios y de los encubrimientos a violadores y pederastas. 

    Yo no pondría decisiones de trascendencia en las manos de políticos fulleros y ladrones,  que sólo miran por su lucro,  sus deudas y sus hipotecas. 

    La Democracia ha muerto.  Necesitamos consejos de sabios para dirimir asuntos de calado tal.  Sabios que respeten,  de verdad,  la vida,  la muerte,  la libertad y al individuo ciudadano. 

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    7

  • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 29/06/17 09:29

    ...." Solo se es poseedor de aquello de lo cual unao puede desprenderse: Do lo contrario no se es poseedor, sino que se es poseido..."; "No sè lo que puedo recibir, pero se agradecer lo que me han dado; "No sè donde estoy, pero se que este lugar no tiene limites"; "No sè cuanto valgo, pero se no compararme"; "No sè qien soy, pero se que lo que soy , es mas que yo"; "No sè evitar los golpes, pero se
    como soportarlos; "No puedo negar la violencia, pero puedo negar la "crueldad" ; "No puedo cambiar el Mundo, perp puedo cambiarme a mi mismo". ... .... El Diablo Cojuelo

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    1



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre