X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Muros sin Fronteras

El avestruz y la pasta

Publicada 10/08/2017 a las 06:00 Actualizada 09/08/2017 a las 21:31    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 34

Oficinas de Cinfa

El clima está cambiando. Cada año se sitúa como el más caluroso de la historia reciente, pero hay gente que aún no lo ve. Unos porque viven en una burbuja de aire acondicionado; otros porque sus ingresos proceden de no verlo, y luego están los del tercer grupo: los cretinos.

 

Los funcionarios del Departamento de Agricultura de EEUU han recibido la orden de no utilizar la expresión “cambio climático” en sus escritos y declaraciones. Esto entraría, por ejemplo, de lleno en el tercer grupo al que hacía referencia. La  actual Administración prefiere el término “clima extremo”, según reveló el diario británico The Guardian. Bajo la semántica se esconden dos pilares del republicanismo actual: la ideología y el negocio.

La ideología es lo que ha empujado a Donald Trump a abandonar los compromisos adquiridos por EEUU en el Acuerdo de París, un pacto de unos 200 países para recortar las emisiones de CO2 y reducir el efecto invernadero. Que uno de los principales contaminadores se salga de la disciplina del grupo ayudará a que lo hagan otros, como China.

Trump ya liberado de los topes que impone París, podrá rehabilitar la industria del carbón de su país e impulsar el desarrollo rural, que es su base electoral. Se trata de un argumento falaz, como demuestra en este vídeo David Puttnam. Le he añadido unos subtítulos en castellano. No se lo pierdan. Es extraordinario, del primer minuto al último.

 

El lema del capitalismo más salvaje sería ‘solo importa el beneficio inmediato’, no los daños causados en el medio ambiente, ni siguiera los daños en la propia empresa. Lo que importa son los bonus millonarios de los directivos. Es el cuadro que nos llevó a la crisis financiera con el hundimiento de Lehman Brothers, primero, y la crisis económica global después.

Un dicho español dice, ‘pan para hoy, hambre para mañana’. Puede servirnos como broma, pero en su significado más concreto resulta hiriente para una parte importante del planeta, cuyo dilema es otro: ‘hambre hoy, hambre mañana’. No hablo solo en la región del Sahel sacudida por sequías extremas y hambrunas estructurales sino de nuestras propias ciudades del Primer Mundo, de los invisibles.

El presidente Trump, tan dado al uso de adjetivos grandilocuentes y a la autopropaganda, sostiene que será compatible lo que llama “carbón limpio” con el cuidado del medio ambiente. Es un doble oxímoron.

 

La Agencia de Protección Medioambiental (EPA) de EEUU fue una pionera en esto de esconder las palabras que no gustan. Los nuevos responsables ordenaron a finales de abril la retirada de su web de toda información relativa al cambio climático. El elegido por Trump para gestionar esta agencia se llama Scott Pruitt, un tipo que defiende que el CO2 no es la causa del calentamiento global. Pruitt se alinea con los negacionistas del cambio climático, aquellos que dicen que los cambios que percibimos son cíclicos, que no se puede predecir el futuro del clima ni que el fenómeno esté causado o agravado por la mano del hombre. No hay que llamarles escépticos, son negacionistas.

 

En este debate hay dos bandos, los científicos que trabajan con datos demostrables y los que cobran del lobby contaminador, petroleras y demás (también los hay que repiten lo que oyen sin cobrar. Son los idiotas).  Los segundos manejan supuestos informes sacados de Internet y los hacen circular como verdad. El problema es que hay millones de personas que se lo creen.

Los negacionistas financiados por el lobby de las empresas contaminadoras, o por alguna en particular, manejan esos pseudoinformes que son un vulgar corta y pega de un batiburrillo de datos seleccionados para generar confusión. La Administración estadounidense debe tener su sección de creación de falacias, como el Ministerio del Interior de Fernández Díaz.

 

El debate recuerda al negacionismo de las tabacaleras sobre la dependencia que generaba la nicotina. Fueron esas mismas tabacaleras las que filtraban informes acientíficos que negaban el impacto negativo del tabaco en la salud. Enredarnos en su juego durante años ha costado millones de vidas. Solo gracias al empuje de activistas y personas con principios, como los mencionados en el vídeo de Puttnam, se descubrió la gran mentira: los cigarrillos llevaban sustancias que garantizaban el enganche de la víctima.

El sistema es sencillo, miente que algo quedará, como en este caso que salpica a Sean Hannity, la voz amiga de Trump en Fox News.

 

Los científicos han elaborado un informe que indica que la temperatura media en EEUU está creciendo a gran velocidad desde 1980 y que la últimas décadas han sido las más calurosas en 1.500 años. Este informe elaborado por 15 agencias federales aún no es público. Está a la espera del visto bueno de la Administración Trump. 

Hay más debates no tan paralelos. El creacionismo frente a la evolución de las especies. Hay personas en EEUU, y en España, que defienden que dios creó el mundo en seis días (porque en el séptimo inventó la libranza). Hasta el Papa ha tenido que plegar velas y metáforas en la defensa de la textualidad de la Biblia. Aún les es posible encontrar a dios en el botón del Big Bang,

Los que suelen alinearse con las versiones más retrógradas del pensamiento parecen disponer de una aplicación en sus teléfonos, que podríamos llamar la WikiFacha, en la que les ofrece una línea de pensamiento para cada noticia. ¿Neymar? ‘Creemos en el libre mercado’.

 

Negacionismo, petróleo, contaminación, creacionismo, todo en el mismo saco. Sabemos que la Tierra está condenada a morir engullida por el Sol dentro de miles de millones de años, si es que no la liquidamos antes. La búsqueda de planetas habitables está basada en esta certeza: tarde o más tarde, el ser humano tendrá que cambiarse de hogar, y quizá de sistema solar. Antes de que llegue la gran mudanza bastaría con cambiar de políticos.

 


Hazte socio de infolibre



20 Comentarios
  • fulgencio 47 fulgencio 47 13/08/17 20:12

    AMP dijo.......
    Lo curioso de que cada año hace mas calor, es que para quitarselo se gasta mas ****Cola y se merienda y cena más en Mc******. No nos quejemos. Salu2.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Remigio Remigio 11/08/17 01:31

    Recomiendo la lectura del libro "Caos" de James Gleick. Es una buena y didáctica exposición de la teoría del Caos, un desarrollo reciente (a partir de la 2ª mitad avanzada del siglo XX) de la ciencia, que puede ayudar a entender la controversia del cambio climático. Uno de los iniciadores e impulsores de esta teoría fué Edward Lorenz, un científico meteorólogo. En el libro se describe un suceso casual que fué determinante en el desarrollo de la teoría. Lorenz acostumbraba a usar el ordenador par hacer simulaciones sobre el tiempo atmosférico. Introducía valores iniciales para las magnitudes meteorológicas de temparatura, presión, etc en un programa adecuado y este le permitía ver cómo a partir de esos valores evolucionaría el tiempo. Un día, según cuenta, al parecer debía tener prisa e introdujo esos valores iniciales con un poco menos de exactitud, con algunas cifras decimales menos. Cual sería su sorpresa cuando vió que el tiempo evolucionaba de una forma absolutamente diferente de la esperada. Esto llevó al descubrimiento de que en la naturaleza existen sistemas dinámicos extremadamente sensibles a las variaciones de las condiciones iniciales, y evidentemente el tiempo atmosférico es uno de estos sistemas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • phentium phentium 10/08/17 16:50

    Me parece muy injusto hablar siempre de la capacidad destructiva del hombre para con el medio ambiente y no hablar nunca de la capacidad regenerativa del planeta.
    Alguien ya ha comentado que ochenta años del genero humano, para el plaaneta y su dinamica son como un segundo nuestro. Creo que ha exagerado, y mucho. Son apenas unas decimas de segundo.
    Mal comparado es como si alguien afirmase que se puede matar a un ser humano a base de clavarle un alfiler una y otra vez: considerando solo eso quizas seria posible, pero el cuerpo humano posee una capacidad regeneradora y reparadora que no va a permitir que eso ocurra. Va a ser muy irritante que te esten pinchando continuamente, pero no vas a morir por ello.
    El ciudadano atemorizado es mas sumiso que aquel que se niega a ser dominado por el miedo. El ciudadano atemorizado es mas critico. Y piensa por si mismo. Y custiona. Y se hace preguntas........ese ciudadano no interesa a los poderosos que hoy mueven los hilos y estos ultimos se ven obligados a, cual asustaviejas, inventar ciclicamente grandes cataclismos que mantengan a la gente con la cabeza ocupada no sea que les de por utilizarla.
    ¿Alguien recuerda lo del agujero de Ozono?. Nos amenazaron con grandes catasrofes, inundaciones, cncer de piel, ceguera, asfixia general, los 200.000 males......y duro la cantinela justo hasta que los mercados -¿que cosas?- aceptaron que no se podian utilizar los Cloro-fluo-Carbonos (o algo asi) en los aerosoles y aires acondicionados. ¿Quien fabrica el producto alternativo? ¿Quizas Monsanto?....no se....pero el agujero de ozono sigue ahi con sus ciclos de 18 años de expansion-contraccion y ya nadie habla de ello.
    En estos tiempos que corren, hemos de aprender que cuando alguien empieza a señalar con el dedo en una determinada direccion y con inusitada insistencia, hay que mirar el dedo, luego la mano. despues el brazo pata finalmente llegar al poseedor del dedo. Entonces entenderemos muchas cosas e incluso sabremos porque señalab hacia donde señalaba.
    No soy creacionista. Tengo formacion cientifica y mente critica y por eso creo que la ecologia y sus derivados son solo la nueva religion. Al menos un intento.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 6 Respuestas

    13

    4

    • RueDelPercebe RueDelPercebe 11/08/17 04:53

      Pues deveria revisar sus fuentes de información. Por qué aún sin que lo haga, como científico, debería darse cuenta de las magnitudes. ¿No vé que el crecimiento exponencial de la población humana en el mundo en los últimos siglos y extractiva y sucia forma de vivir hace más daño que un alfiler? Que nos podamos extinguir debido a una mala gestión de los recursos no va a acabar con el planeta, seguirá girando hasta su propia extinción y otra vida aparecerá ... pero mientras eso ocurre y seguimos destrozándolo, la mayor parte de la humanidad será más pobre y pagará las consecuencias tanto climáticas como económicas. 

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      3

      • RueDelPercebe RueDelPercebe 11/08/17 04:55

        debería**

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

    • viaje_itaca viaje_itaca 10/08/17 23:13

      My optimista lo veo a usted. Por cierto, ¿se acuerda de que es posible matar a un ser humano, o hacerlo bronquítico crónico, o que tenga un infarto, un ictus, un cáncer y unas cuantas cosas más sin siquiera clavarle nada, con solo que fume cigarrillos? El resto de su post, por ahí de coherente. ¿No será usted el primo de Rajoy?

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      7

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 10/08/17 21:01

      Totalmente de acuerdo con sus razonamiento crítico y las lecciones que demanda aprendamos todos, para que no seamos 'MAS' marionetas en manos de quienes proyectan el mercado.

      Pero, no podemos/debemos seguir contaminando el planeta; simplemente con acercarse a la desembocadura de cualquier rio... Los plásticos no se desintegran y, están ahí. 

      Mi opinión se sustancia de sentido común.  No tengo formación científica. Las enfermedades están aqui; las padecemos. Ese no es el dedo, ni la mano, ni el brazo...Aunque, repito, que su argumento 'general' respecto a considerar/discutir/angustiarnos con lo que proyectan vendernos, Monsanto y otros...cuando ellos nos crearon la necesidad de lo que hoy indican peligroso para comercializar el remedio, lo comparto absolutamente.  La regeneración es un hecho real...pero, el tiempo necesario...quizá supere generaciones. Mejor, cuidar el planeta. 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      4

    • itnas itnas 10/08/17 17:29

      No sé cuál será el área de su formación científica, pero poco favor hace a la ciencia si de lo que se trata es de mirar al poseedor de un dedo que señala. Como sabe, la ciencia no está construída por personalidades (al contrario,¡cuántas han debido ser puestas en su sitio en la historia! ¿Recuerda Poincaré o Kronecker vs Cantor?) y tiene un método que va más allá que el de mirar un dedo pues consiste en que cualquiera puede comprobar el resultado. Pero, además, me parece que ha mal interpretado: son los poderosos los que niegan el cambio y son los que no gozan de ese poder los que denuncian tal cambio. Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      9

    • paco arbillaga paco arbillaga 10/08/17 17:11

      Y ¿no serás el primo de Rajoy?

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      6

  • bidebi bidebi 10/08/17 16:25

    2/2
    El artículo empieza culpando al capitalismo salvaje del deterioro evidente de nuestro ecosistema. Yo quitaría lo de salvaje, aunque cierto, porque el mismo capitalismo en sí atenta contra la naturaleza al tener como único fin el beneficio económico. Pero es que además, el capitalismo no atenta solamente contra el ecosistema, es que atenta también contra las mentalidades de las personas. El capitalismo es también mala educación.
    Quiero decir que hablamos mucho de las empresas contaminantes pero menos de todos nosotros que colaboramos todos los días a esa contaminación y emisión de gases. Quiero decir que somos muy marranos en todos los sentidos. No hay mas que ver cómo están los montes o las playas turísticas o las ciudades después de las fiestas, para confirmar lo marranos que somos y lo despreocupados que estamos por la conservación del planeta en el que vivimos. Hace poco ví un video sobre el estado de nuestros océanos y el responsable aseguraba que actualmente se puede afirmar que en los mares hay tantos plásticos como peces. Si alguien tiene afición por la mar y sale a navegar, sabrá que hay zonas en las que es más fácil enganchar una cuerda que encontrar un pez.
    ¿Qué decir de las toneladas de comida que se tiran a la basura todos los días en los países desarrollados que quizás terminen en incineradoras contaminantes?.
    No hay en absoluto conciencia ecológica, somos muy marranos y contribuimos al deterioro. Por eso, mejor la comodidad de no molestarse por el planeta y en consecuencia mejor negar lo que parece evidente. Y los que vengan por detrás que arreen.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    12

    • Esdaquit Esdaquit 10/08/17 20:58

      bidebi decía... Estoy totalmente de acuerdo con que, en general, contribuimos todos al deterioro del medio ambiente con nuestra falta de compromiso en su cuidado o con un comportamiento irresponsable, la mayoría de las veces. Pero es innegable, que son las grandes corporaciones, desde las que producen pesticidas que exterminan todo indicio de vida invertebrada y también vertebrada, junto a las que utilizan esos productos en aras de la productividad que sólo busca beneficio. Tanto o más daño causan al planeta la actividad económica de las industrias que basan su existencia en el consumo de combustibles fósiles en lugar de apostar por las energías renovables. Y todo ello, con la complicidad de gobernantes como Trump o Rajoy, que únicamente persiguen su propio beneficio y el de aquellos que forman el grupo de privilegiados para quienes legislan y gobiernan

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • bidebi bidebi 10/08/17 16:24

    Yo destacaría dos cosas importantes de este buen artículo. Lo primero es que el negacionismo no es una respuesta racional, de base científica, al anunciado cambio climático que parece es un consenso en la comunidad científica. Es, como dice el artículo, una creencia. Como el negacionismo del holocausto nazi o el negacionismo de la evolución de la materia. Y surge por intereses de las grandes compañías y se asienta en muchas gentes por temor. Igualito que la creencia religiosa que opone a la evolución científica la creencia en el creacionismo divino. Negando lo que produce temor se intenta acabar con este. Y no es que haya muchas personas en el mundo que mas o menos creen en el creacionismo, seguramente que la gran mayoría de personas, y no digamos nada en los USA.
    Ahora bien, a mi me parece que la comunidad científica está absolutamente asalariada dependiendo de instituciones y empresas, y que en consecuencia tampoco es una voz divina si no que se equivoca. Y una de las características de su hacer suele ser anticiparse a la catástrofe no vaya a ser que si llega no haya dicho nada.
    No tengo demasiada información sobre el cambio climático, pero me ha extrañado lo que pone el artículo de que las últimas décadas han sido las más calurosas de los últimos 1.500 años. Desde esta ignorancia mía me pregunto ¿y cómo se sabe si entonces no existían mediciones las cuales son bastante recientes?. Pero seguro que se dice por algo que yo ignoro.
    En este sentido hay dudas que parecen en principio razonables. Por ejemplo, que siempre han existido cambios climáticos en el planeta de forma natural y este sería el primero inducido por el ser humano con su emisión de gases produciendo el efecto invernadero.
    O por ejemplo también sería para mí dudoso determinar el número de años de anomalías climáticas para determinar que nos encontramos ante un cambio del clima general. ¿Cuántos?. ¿Hay una respuesta científica?. Hay que tener en cuenta que nuestra percepción vital de las cosas por un período de ochenta años que vivimos es un espacio de tiempo cósmico de quizás un minuto y ello nos quita perspectiva real.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    4

    • itnas itnas 10/08/17 17:47

      https://www.youtube.com/watch?v=CW5n6IRGVLU&index=1&list=PL8HWK0G9m3B7ae83jZCbxj08quRckQVzi puede resolverte dudas como la vía por la que se sabe del clima de hace miles de años. Y, hombre, estar asalariado no supone dependencia necesariamente: las pesquisas no están mediatizadas más allá del nivel personal, tal vez al contrario, se trata de encontrar nuevas perspectivas en la resolución de problemas científicos. Que la comunidad científica no es dios es claro, que se equivoca también es claro (espero que no incluyas la Matemática que va por otro lado), pero el problema es frecuencial en primer lugar (¿de qué porcentaje de errores hablamos?), y en segundo lugar, la capacidad de corregirse es interminable: una vez demostrado el error, la teoría que lo sustituye y lo ha puesto de manifiesto es inmediatameente aceptada. Como sabes, algo no visto comúnmente en otros ámbitos del conocimiento.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      3

      • paco arbillaga paco arbillaga 10/08/17 18:07

        «… una vez demostrado el error, la teoría que lo sustituye y lo ha puesto de manifiesto es inmediatamente aceptada.» Qué bien funcionaría el mundo si se aplicara (descontando a los primos de Rajoy) esa máxima científica a todas nuestras decisiones vitales. Osasuna!

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        3

  • Argaru Argaru 10/08/17 15:46

    El sistema Capitalista lleva dentro de si el "gen" de su autodestrucción y, por consiguiente, la destrucción del planeta. Eso lo saben los que mueven los hilos, pero saben también que, cuando eso ocurra, no estarán aquí para verlo. Es el pensamiento cortoplacista de estas bestias infernales que nos gobiernan. Esto también lo saben, los cretinos criminales de la socialdemocracia mundial que han estado mirando para el otro lado todos estos años. Todo esto no tendrá solución hasta que la inmensa mayoría de los habitantes de este planeta despierten y tomen conciencia de lo que está pasando.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • MASEGOSO MASEGOSO 10/08/17 14:17

    Sr. Lobo, esperar que los que se tienen por las mentes más brillantes de la política global entiendan que lo más problable es que este mundo se vaya por el desagüe, pero que ellos ya no estarán en el sumidero cuando esto ocurra, es esperar ver un mirlo blanco o a ese creador del mundo, tan aclamado como vilipendiado por la posverdad (palabro que debería haber sido implantado desde los ancestros humanos)

    Moriremos por muchas causas pero espero que, gracias estos escritos que Ud., entre otros, nos regalan nos den hálito de vida para soportar tanto gilipoyas en los gobiernos. Cordiales saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • itnas itnas 10/08/17 12:42

    ¿El clima está cambiando? Claro que sí, pero esta consecuencia del capitalismo más puro ¿no era previsible? Lo increíble es que algunos resultados de este sistema de organización de las sociedaades humanas fueron predichos. ¡Qué bueno sería que que este diario digital se hiciese eco de http://www.vnavarro.org/?p=14102 en orden a hacer visibles otras alternativas basadas en análisis rigurosos y que ayudan a entender que existen gentes honradas intelectualmente que han ofrecido soluciones!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Bacante Bacante 10/08/17 11:59

    ¿Cretinos o criminales? 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    4

    • paco arbillaga paco arbillaga 10/08/17 13:52

      Cretinos criminales.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      4

  • Meca Meca 10/08/17 11:14

    Cada vez que oigo los resultados de una nueva encuesta en la que los encuestadores preguntan a los españoles de turno cual piensan es le más grave problema del país: el paro, el terrorismo, la crisis... nunca nadie pone a la cabeza de la lista del problema más grave a los POLÍTICOS. En mi opinión la ignorancia, egoísmo, codicia, corruptibilidad de los políticos está en la base de todos los otros problemas a los ciudadanos.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    4



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre