X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




En Transición

Juana Rivas está en la luna

Publicada 12/08/2017 a las 06:00 Actualizada 11/08/2017 a las 20:34    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 34

O al menos, allí deberíamos mirar para entender su caso, y no sólo al dedo que señala. Porque por mucho que la estrategia judicial que ha seguido o le han aconsejado sea más que dudosa, centrarnos en ella es mirar el dedo que apunta, sin más, al enigmático satélite.

Este caso tiene muchas derivadas. La primera y fundamental, el futuro tanto de Juana, declarada prófuga, como de sus dos hijos. Su historia desaparecerá tarde o temprano de los medios y se encontrarán a solas con su drama, como recuerdan algunas compañeras.

La segunda, sin lugar a dudas, es jurídica, y tiene que ver no sólo con aspectos procesales —hay que recordar que los menores no han sido escuchados o que no se han solicitado pruebas periciales por parte de gabinetes psicosociales especializados—, sino también con una interpretación del Derecho que para nada prioriza el bienestar de los menores ni a las víctimas de violencia machista. Juristas especializadas con las que he tenido ocasión de contrastar este tema no dan crédito al desarrollo de este caso.

Y la tercera alude a una cuestión de fondo: si la condena a la violencia machista parece ya algo admitido, que entra dentro del discurso habitual, si cada vez que hay un asesinato se suceden las muestras de repulsa por parte de sectores cada vez más amplios de la sociedad, y si acabamos de ver cómo se aprobaba por unanimidad en el Congreso de los Diputados un Pacto de Estado contra la violencia de género con 200 medidas y 1.000 millones de euros —que, por cierto, prohíbe la custodia compartida en caso de maltrato—, ¿cómo es posible que casos como el de Juana hayan llegado tan lejos? ¿Cómo es posible que, según fuentes oficiales, el número de mujeres asesinadas por violencia machista hasta mayo de 2017 haya crecido un 47% respecto al año anterior y las denuncias del primer trimestre un 19%? ¿Cómo es posible que sigan produciéndose agresiones machistas con motivo de cualquier fiesta patronal? ¿Cómo es posible que, además, algunos individuos se mofen de todo esto editando chapas con la consigna "Chupa y calla"? Y por último —para no cansarles—, ¿cómo es posible que aparezcan artículos de opinión —que no citaré para no darles publicidad— que relacionen estos hechos con lo que para su autor es la conculcación de las "virtudes domésticas" de las mujeres apoyada por el movimiento feminista?

Sé que estos asuntos no son exactamente idénticos y no pueden ponerse en el mismo saco —aunque comparten raíces comunes—, pero es indudable que una cosa es el mundo del discurso y de lo políticamente correcto y otra muy diferente el de los valores, las actitudes de fondo y los comportamientos arraigados en la sociedad.

Por eso, dramas como el de Juana, además de ser resueltos de la forma más pragmática posible para preservar y garantizar su bienestar y el de sus hijos, deberían servirnos para mirar la luna y no sólo el dedo que la señala.

Casos como el que nos ocupa y otros muchos son la punta del iceberg de una sociedad a la que le está costando demasiado despojarse de valores y actitudes profundamente machistas que emergen a cada ocasión. Modelos patriarcales que se siguen viendo en las cifras de violencia de género que el propio Observatorio contra la violencia doméstica y de género —integrado en el Consejo General del Poder Judicial— recoge alertando de su crecimiento, en el 30% de diferencia salarial entre hombres y mujeres, en la división de roles que permanece tanto en el espacio público como en el privado o en el lenguaje recurrentemente machista de la publicidad, por poner algunos ejemplos.

Pensábamos que los sustratos machistas de la sociedad se irían erosionando a medida que se consolidasen la educación, la modernidad y la democracia. Sin embargo, hoy vemos que —pese a lo mucho avanzado, sin duda—, seguimos teniendo una realidad alarmante que nos señala que los valores machistas están mucho más arraigados de lo que podía creerse, y no parece que estemos trasmitiendo cosas muy diferentes a los jóvenes. Según datos del INE (2015), 9 de cada 10 jóvenes admiten haber ejercido violencia psicológica sobre su pareja, y según la Macroencuesta 2015, la violencia de control se da en un 21% de las relaciones sentimentales en jóvenes de 16 a 19 años, cifra que dobla a la del resto de segmentos de edad.

Estamos ante un desafío de la sociedad en su conjunto. El caso de Juana Rivas —como el de otras mujeres en situaciones iguales o similares— debería ser una oportunidad para profundizar en esta realidad que es el machismo estructural en el que todavía vivimos y del que sólo podremos librarnos si el conjunto de instituciones, actores sociales y políticos nos alineamos sin fisuras. El de Juana puede ser un caso para ello. Una ocasión para demostrar que detrás del Pacto de Estado contra la violencia de género, detrás de las instancias judiciales que emiten informes con cifras alarmantes y detrás de cada concentración de repulsa tras un asesinato, hay una auténtica alianza social sin fisuras contra el machismo.
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



31 Comentarios
  • jamonfresco jamonfresco 12/08/17 19:40

    Suerte Juana Rivas contra la injusticia de la justicia. Aguanta lucha y la razon se impondra

    Responder

    Denunciar comentario

    9

    5

  • Er Pp Er Pp 12/08/17 18:35

    Juana Rivas maltrata a sus crianzas

    Responder

    Denunciar comentario

    8

    12

  • Juan A. Cervantes Juan A. Cervantes 12/08/17 11:29

    La Judicatura también se lo tiene que hacer mirar, pues existen una serie de jueces que proclaman directa o indirectamente el machismo y que son reacios a ver un poco más allá de la legalidad. Alguno de ellos por mi tierra.

    Responder

    Denunciar comentario

    8

    6

  • FLOREA FLOREA 12/08/17 10:27

    Un caso real para la reflexión. Una mujer durante años denuncia a su pareja por maltrato pero retira sistemáticamente las denuncias. Alguna es de tal gravedad que la policia toma el ADN del maltratador pero su protocolo no le permite hacer nada más. Un buen día este señor merodeando a la caza de su sueño encuentra a una mujer desvalida que sentada en un banco lucha contra su dolor y aplica sobre ella toda la maldad que lleva dentro con resultado final de una muerte cruel. La victima ejerce de feminista y ayuda con su trabajo a grupos de mujeres para que pueden tener independencia y es defensora de los derechos de personas pertenecientes a grupos LGTB y otros colectivos, pero no milita y solo actúa a su nivel alli donde va y en su trabajo sin importar el efecto negativo que esto le podia causar. Tras su horrenda muerte que aparece en todos los medios, incluso extranjeros, no hay concentraciones a la puerta de corporaciones ni manifestaciones de grupos feministas ni debate alguno. Se detiene al agresor gracias al ADN pero su pareja lo defiende a pesar de que en este caso para su fortuna y la desgracia de otra mujer se ha librado de una verdadera tragedia. El caso no aparece como violencia de genero y si como un crimen horrendo. La reflexión que hago, sin rencor aunque ha afectado a la persona que más quería en el mundo, es: ¿realmente la sociedad está enfocando adecuadamente el problema de la violencia de genero?, ¿vamos a terminar con el machismo de unos y el sometimiento de otras por el camino que llevamos?.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    3

    19

    • itnas itnas 12/08/17 12:21

      En primer lugar, mi mayor solidaridad con Ud. Sin saber si la violencia contra la mujer es una enfermedad (personalmente, sí lo creo desde el punto de vista social), lo que sí parece evidente es que este maltratador que cita es un enfermo y, como tal, tal vez le sirva de consuelo saberlo. Lo de que su querida persona violentamente muerta no haya sido conocido tal vez se deba a ¿puede atraer la atención? ¿tiene interés para nuestros intereses? quizás se preguntaron los que sabiéndolo no lo publicaron, y/o una conjunción de factores que hacen de filtro (¿cuántos casos similares se producen sin que lo sepamos?). Sí parece claro que sus preguntas al final del comentario tienen respuesta negativa pues, como la profesora Monge indica con datos en la mano, la violencia que aquí tratamos (que es de género, sí, pero femenina puesto que géneros hay dos) aumenta a pesar de las medidas interpuestas que se creía amortiguarían el fenómeno. Como ya he dejado expuesto en otro comentario, la solución es educación, cierto, pero insistiendo en que la propuesta de no ser violentos con la mujeres es la más inteligente, la más ética, la más coherente con nuestra naturaleza ¿o tal vez, simplemente resaltando que los casos que se producen son aberraciones o mutaciones que pueden sanarse sin más que pensar en la propia madre?

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      8

      3

      • FLOREA FLOREA 12/08/17 13:23

        Tengo claro desde el principio que es un enfermo y puedo hasta comprender el miedo de la pareja para intentar ocultar su crimen cuando lo descubrió. Tambien creo que es un problema de educación más que de leyes coercitivas que si bien pueden proteger lo hacen, como no puede ser de otra forma, una vez causado algún mal. Lo único que creo que puede resolver el problema, o por lo menos minimizarlo en lo que se pueda, es una educación desde el principio y continuada sobre la violencia (entre géneros y entre personas pues ahi está el acoso escolar y las secuelas que deja cuando no acaba con tragedia irreparable) y una vigilancia de los comportamientos en la escuela para intentar detectarlos en su inicio para dar pautas y corregir comportamientos cuando todavía es posible. Claro que los resultados son a largo plazo, además de necesitar medios económicos en sus inicias, y nuestra sociedad está montada para la inmediatez y el rendimiento económico a corto plazo. Ejemplos hay de paises que se propusieron cambiar las cosas a largo plazo y ahora nos maravillamos de lo bien que les va aunque puede que los que lo planearon no hayan visto sus resultados.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        6

        4

        • itnas itnas 12/08/17 17:30

          Gracias por su respuesta, con la que estoy absolutamente de acuerdo.

          Responder

          Denunciar comentario

          3

          3

  • itnas itnas 12/08/17 08:55

    Me pregunto si esto del machismo no es sino un 'daño colateral' que persistirá en tanto no se vaya al núcleo del problema; tal vez estemos poniendo 'tiritas' a una hemorragia de la arteria carótida si sólo legislamos y no educamos. Me refiero a que ésta es  una sociedad donde impera la ley del poder, eso sí, entendido erróneamente en el sentido de que aquella persona que lo tiene no se considera uno más con obligaciones a cumplir, sino más bien el eslabón más alto que puede hacer y deshacer arbitrariamente en una cadena de relaciones mutuas. Por ejemplo, en la Naturaleza se observa que, entre babuinos sagrados, el macho que gobierna un grupo tiene, entre otras, una misión que cumple sin dudar: en caso de ataque exterior, él y sólo él se pone al frente para repelerlo; y también sabe que la educación de los individuos no adultos es cosa de las madres, por cierto, probablemente más inteligentes que el macho dada su versatilidad ante situaciones sociales confusas. También se puede observar que una neurona por el hecho de ser 'cualitativamente superior' a un hepatocito no está libre de responder a las señales que de éste le llegan (lo que en ocasiones se produce y es origen de enfermedades). O, por citar otro ejemplo que me parece viene al caso, también se observa que demostrar el teorema central del límite descansa en resultados más modestos como saber la función característica de la suma de variables aleatorias independientes de media y varianza finitas. Estoy tratando de decir que lo 'más potente' y lo 'menos potente' están interrelacionados, no sólo por definición, sino por necesidad mutua. De aquí que nadie esté legitimado para sentirse libre de ignorar su relación de necesidad con otros y, menos, emplear la ficticia fuerza muscular o psicológica contra aquél que necesita. Que sea un hecho que en las sociedades humanas se da este fenómeno de la violencia contra las mujeres significa que, como sabemos, la sociedad está enferma y me pregunto si no sería interesante analizar adecuadamente la relación entre violencia machista y el tipo de creencia que sobre la familia tienen los integrantes de la sociedad.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 15 Respuestas

    4

    8

    • M.T M.T 12/08/17 11:13

      Muy interesante tu análisis Itnas y esa relación entre violencia machista y concepto de familia a tener en cuenta por los integrantes de esta sociedad a la que pertenecemos. Un abrazo.

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      0

    • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 12/08/17 10:57

      ...Les voy a facilitar el texto del comentario de mi compañera Lunilla, enviado a Editar a las 9,15 h., como una respuesta al comentario de -itnas de las 8,55 h. -comentario de Lunilla que todavia no ha sido remitido Editado y que reza de este tenor: " Los valores posible de una 'variable aleatoria', pueden representar los posibles resultados de un experimento no relizado, o los posibles valores de una cantidad cuyo valor actualmente existente es incierto" / 'En terminos formales una variable aleatoria es una funciòn definida sobre un espacio de probabilidad'... Lunilla ////

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      6

      3

      • Athenea Athenea 12/08/17 18:33

        Qué osado eres! Pero bueno, ahora has hecho amigos.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        1

        1

        • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 12/08/17 19:16

          " Prepotente ociosidad la de Athenea": ¡Oh Poderosa fuerza deste que llaman dulce dios de la amargura (titulo que le ha dado la ociosidad y el descuido nuestro), y con que veras nos avasallas, y cuan sin respeto nos tratas" -Miguel de Cervantes. ............. El Diablo Cojuelo.

          Responder

          Denunciar comentario

          4

          1

    • Lunilla Lunilla 12/08/17 10:14

      ....-itnas : "Los valores positivos de una variable aleatoria [ -Vd lo sabe mejor que yo] pueden representar los posibles resultados de un expetimento, aùn no realizado,  o los posibles valores de un experimento, aùn no realizado, o los posibles valores de una canatidad cuyo valor actualmente existente es incierto" /  " En tèrminos formales una variable aleatoria es una funciòn  definida sobre un espacio de probabilidad."  ...¿Es cierto?...     Lunilla /////-enviado a Editar a las 10,15 h.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      3

      0

      • itnas itnas 12/08/17 18:14

        Te contesto, Lunilla y Diablo Cojuelo, por una razón: has preguntado con respeto y educación sobre algo que te gustaría conocer. Si te diriges a mi en estos términos siempre me encontrarás. Respecto a lo que comentas, me temo que necesitamos saber sobre espacios muestrales, álgebras de sucesos y una función medible como la probabilidad. Evidentemente no es cuestión de exponerlo aquí, pero abreviando seguramente demasiado, una variable aleatoria es una función que efectivamente asigna un número a un suceso, eso sí, como en todas las funciones, definiendo una restricción que permite calcular la probabilidad de ciertos intervalos de la recta real. Menos formalmente, el concepto de variable aleatoria puede aplicarse a fenómenos en los que repitiendo un experimento (aleatorio) bajo las mismas condiciones de control, se observa que el resultado no es siempre el mismo; esto se diferencia de aquellos otros experimentos (determinísticos) en los que al repetirlos bajo las mismas condiciones de control, el resultado es siempre el mismo. Espero haberte sido de ayuda.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        1

        2

        • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 12/08/17 19:49

          ...." Pues ¡No! ...Lo siento; Pero no por ello dejos de agradecer el nuevo tono de sus comentarios y, con mucho gusto le devuelvo la oraciòn por pasiva.... ¡Un Saludo..El Diablo Cojuelo...y hago extensivo el de Lunilla.!

          Responder

          Denunciar comentario

          2

          1

    • Bacante Bacante 12/08/17 09:48

      Mucha teoría para esquivar el dominio del varón y el sometimiento de la mujer,  entre seres humanos racionales,  evolucionados, pasados por la Ilustración y el psicoanálisis freudiano, llenos de teorías políticas y filosóficas,  los humanos de la tecnologia y de la declaración universal de los derechos,  por cierto,  denominados "del hombre". 
      Créame,  sacar a a colación ejemplos de conductas animales y biológicas para justificar la violencia del macho sobre la mujer,  a estas alturas del siglo,  produce profundo desasosiego.
      Nos cuesta aceptar lo que somos.  
      Ayer,  unos jóvenes reintentaban captar socios y socias para "PLAN INTERNACIONAL",  una ONG que trabaja en todo el mundo,  liberando de matrimonios infantiles,  de esclavitud y de la castración, que conduce a la muerte a un cincuenta por ciento de niñas. 
      Reconozcámoslo,  ellas han evolucionado contra sus condicionantes y su educación.  Nosotros nos agarramos a nuestros privilegios milenarios y todavía osamos sentirnos superiores y con razones para juzgarlas. 

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 7 Respuestas

      6

      6

      • Amatista Amatista 12/08/17 14:55

        Estoy con usted, Bacante. Que a estas alturas nos pongan ejemplos de cómo se organizan ciertos animales llamados irracionales... No tengo palabras.

        "El problema, señor, sigue siendo sembrar amor" (Silvio Rodríguez) Amor en forma de educación, de respeto, de aceptar las decisiones y necesidades de los otros, especialmente de los niños, pero también de no permitir que una ley, por muy ley que sea, se ponga por encima del terror de una madre racional y humana, igual de importante y de poderosa que el hombre en la crianza de los hijos, o más... Porque es ella la que pare, la que da de mamar, etc. 

        El hombre que sigue creyendo que tiene el poder, porque tiene la fuerza bruta, o porque tiene ciertos privilegios de nacimiento o de género... no es un hombre, es un asno. 

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 5 Respuestas

        6

        3

        • itnas itnas 12/08/17 17:29

          Yo también me he quedado sin palabras 'Amatista' sencillamente porque me pregunto si está Ud. legitimada a aplicar sobre los animales (irracionales, como el asno) el mismo tipo de argumento que los machistas aplican a las mujeres, es decir, que son inferiores. Yo no estoy de acuerdo con Ud., creo en el respeto hacia toda forma viva, y creo que cualquiera de estas formas nos puede enseñar mucho, tal vez más de lo que creemos. Una educación adecuada así lo señala e impide construir frases como, por ejemplo, 'el hecho de ser humano supone pensar que se tiene fuerza (no necesariamente física, aunque también si se consideran los artilugios construidos con tal fin) o privilegios de nacimiento o de especie'. Ya Copérnico mostró que la Tierra no era el centro del sistema solar, y el principio de la mediocridad, el opuesto al antropocentrismo, que el hombre no es el centro del universo.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 3 Respuestas

          2

          4

          • Amatista Amatista 13/08/17 10:51

            Discúlpeme señor itnas, y hablando de animales, mezcla usted las merinas con las churras con una facilidad asombrosa... Quién le ha dicho a usted que yo creo en el antropocentrismo, o que desprecio a los animales. Creo que queda claro en mi comentario que lo que no quiero, yo, mujer, es convivir con un "asno"... Y le digo más, no me importaría si fuera realmente una acémila, pero imitadores humanos no, gracias.

            Es divertido, hay quien con tal de "llevar la razón" se apunta a un bombardeo... Aunque no tenga nada que ver con el tema de que se trata. Un saludo cordial y "racional", con todos mis respetos para quienes no lo son.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 2 Respuestas

            3

            2

            • itnas itnas 13/08/17 16:12

              Le disculpo sin problemas, y también me disculpo si la he molestado. Me parece que esta frase es suya: 'Que a estas alturas nos pongan ejemplos de cómo se organizan ciertos animales llamados irracionales... No tengo palabras' así que tal vez me explique su significado. Y, por favor, dos cosas: 1) sería bueno no tomar el pelo a los lectores, pues Ud. sabe con qué sentido ha dicho lo del asno despues de hablar de fuerza bruta y no percibir que el nacimiento o el género no dan derecho a determinado tipo de conducta, y 2) hay formas y formas de expresión, y desde luego confundir churras con merinas o apuntarse a un bombardeo por llevar razón son manifiestamente mejorables, fundamentalmente porque tal vez puedan aplicarse a Ud. misma. Del saludo racional mejor nos olvidamos, le parece? 

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 1 Respuestas

              1

              3

              • Amatista Amatista 14/08/17 01:45

                Señor itnas, tiene usted la piel muy fina para darse por aludido y sentirse ofendido por mi modo de expresarme, que en ningún momento ha sido irrespetuoso, simplemente discrepante, nada más. 

                Responder

                Denunciar comentario

                2

                1

        • Bacante Bacante 12/08/17 17:02

          Se agradece,  Amatista. 

          Responder

          Denunciar comentario

          1

          1

      • itnas itnas 12/08/17 10:31

        Por si es el caso que Ud. no lo haya leído: 'De aquí que nadie esté legitimado para sentirse libre de ignorar su relación de necesidad con otros y, menos, emplear la ficticia fuerza muscular o psicológica contra aquél que necesita. Que sea un hecho que en las sociedades humanas se da este fenómeno de la violencia contra las mujeres significa que, como sabemos, la sociedad está enferma'. Más claro soy incapaz de expresarlo, por lo que tal vez mayor desasosiego produce la lectura sesgada que Ud. hace del texto, por no hablar del desasosiego generado por el que habla en nombre de todos los ciudadanos: 'Nosotros nos agarramos a nuestros privilegios milenarios y todavía osamos sentirnos superiores y con razones para juzgarlas', como ha sentenciado Ud. en su comentario.

        Responder

        Denunciar comentario

        6

        10

  • Lunilla Lunilla 12/08/17 08:01

    ...." Las historias de vida consisten en una exègesis, una explicitaciòn , del acontecer de la vida personal situada en la cotidinidad de un grupo humano, de una comunidad de una sociedad,  determinados desde otro angulo, los grupos concretos a los que ha pertenecido y pertenece un sujeto parecen hablar ideogràficamente, esto es,  con la particularidad de lo que sucede una sola vez en e tiempo, en cada una de las personas con las que se conforma ese grupo humano" ..Pues bièn -seamos personas que dejan huella, no cicatrices, puesto que la  imaginaciòn, ¡nos hace infinitos! .....   Lunilla /// PD: ...enviado a editar a las 8 h.  ///

    Responder

    Denunciar comentario

    6

    0

  • M.T M.T 12/08/17 07:52

    Sí Cristina, un excelente artículo. Enhorabuena y gracias. Y una sencilla opinión de lo que percibo: esa sobrevaloración del hombre frente a la mujer, con todo lo que entraña, origen de desigualdades, causa de poder ejercido y admitido, tolerado y considerado ¿natural? en la mujer, con el sí de sumisión por delante, aunque esté en desacuerdo, por acatar, por callar, por no discutir, en mujeres jóvenes, madres, intelectualmente pareciera que bien formadas e informadas... ¡ qué despropósito! ¿lo políticamente correcto? ¿ la realudad de nuestra sociedad y vida? ¿ para cuándo esa cohesión social tan deseable de la que hablas? No sé si solo, aunque válida, cuenta la EDUCACIÓN.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    4

    5

    • paco arbillaga paco arbillaga 12/08/17 11:13

      «No sé si solo, aunque válida, cuenta la EDUCACIÓN.» No me cabe la menor duda de que la EDUCACIÓN es la causante de que estemos como estamos; una buena prueba: en EEUU eligieron presidente a quien presumía de hacer con las mujeres casi lo que le diera la gana. Hay mucha educación dirigida hacia eso: a ser el más macho de la tribu; y así nos va, así les va a muchas mujeres: «34 mujeres asesinadas en España, y 103 en Ecuador» (10 agosto, fuente: «El Diario Vasco»). Osasuna2 salu2.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      9

  • Bacante Bacante 12/08/17 07:46

    Yo doy las gracias a la autora porque me ha quitado una congoja grande del corazón.
    A estas alturas del S. XXI y nosotros, y hasta ellas, ¡ sacando el dedo acusador contra la mujer que desacata las leyes y es rea de cualquier sospecha! Hasta de notoriedad. ¡Ella sí que hace daño a los hijos! (Se ha dicho,  por activa y por pasiva). 
    El tristísimo caso de Juana,  sin embargo,  ha abierto un melón que beneficiará a muchas Juanas futuras y nos ha puesto frente al espejo de nuestra rancia misoginia. 
    Gracias a la mujer "prófuga"  y  a cuantas mujeres y hombres la han acogido  en su casa.

    Responder

    Denunciar comentario

    8

    4

  • paco arbillaga paco arbillaga 12/08/17 07:06

    Quizá lo que nos pasa es que miramos demasiados dedos, demasiadas lunas y con ello nos olvidamos de mirar lo que tenemos en nuestro derredor, dentro de nosotros mismos.

    El «caso» de esos hijos fugitivos es el resultado del fracaso de una pareja de adultos, adultos que somos capaces de llegar a esas situaciones familiares con muchísima frecuencia.

    Juana Rivas no está sola en la luna, estamos todos en la luna de Valencia esperando todavía quitarnos toda la bestialidad que nos queda dentro desde hace miles de años. Osasuna!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • mascotena mascotena 12/08/17 00:58

    No entiendo como se critica a Juana por haber regresado con su marido mal tratador, tras tener una sentencia, y engendrar otro hijo sin pensar que esta situación es probable si te han convertido en una persona anulada, dominada, subordinada, insegura, solitaria, dependiente, inestable, confundida. No sabemos hasta que punto podemos ser frágiles y confiados cuando tenemos miedo y nos sentimos amenazados. Claro que ha cometido errores pero posiblemente necesita apoyo y se merece otra oportunidad como persona, mujer y, sobre todo, como madre

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    7

    11

    • Bacante Bacante 12/08/17 17:07

      A estas alturas del gobierno, va a resultar que el asesino o violento maltratador es un enfermito y ella,  la víctima,  la peligrosa.  Tras ríos y ríos de tinta y de teorías y de investigación.  

      Responder

      Denunciar comentario

      6

      4

    • Orlinda Orlinda 12/08/17 01:04

      Totalmente de acuerdo.

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      5



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre