X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Qué ven mis ojos

No es una bandera, es una cortina de humo

Publicada 26/09/2017 a las 06:00 Actualizada 25/09/2017 a las 21:06    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 146

“Ser un golpista es querer pasar a la historia por encima de ella”.

Se puede ser un hombre gris y un iluminado. Se puede uno hacer pasar por la víctima de una agresión que él mismo ha cometido. Se puede ser un abanderado que no se distinga de un vendedor de mantas. Se puede querer pasar a la historia por encima de ella, lo cual es ir por el camino que lleva de estadista a golpista. Se puede hacer creer que se busca un tesoro mientras se cava una tumba. Se puede utilizar a las personas que te defienden como escudos humanos. Se puede uno esconder detrás de la gente a la que engaña. Se le pueden vender alas a los mismos a quienes se ha llevado al borde del precipicio. Se puede, en resumen, ser el actual presidente de la Generalitat, saltarte todas las leyes que te pongan por delante, a cara descubierta, y que no pase nada, lo cual es sorprendente en el mismo país donde, por poner un ejemplo entre muchos posibles, a una mujer que paga alimentos y pañales para sus hijas con una tarjeta de crédito que encontró en la calle, le imponen una condena de un año y nueve meses de prisión, por un delito de falsedad en documento mercantil, y otra de seis meses, por estafa. Podríamos hablar de la ley del embudo, pero esto no es un embudo, es un trombón.


A Artur Mas y su equipo, por si queremos más agravios comparativos, el Tribunal de Cuentas les acusa de desviar alrededor de cinco millones y medio de fondos públicos para el intento de referéndum del 9 de noviembre de 2014, y embargará sus bienes si no depositan esa cantidad en concepto de fianza solidaria. ¿Cuánto se estará usando ahora y por qué lo mismo aquella vez que ésta tienen que pagarlo los catalanes, tanto si están de acuerdo con estos procesos como si no? Cuando la tormenta dé lugar a la calma y cada palo tenga que aguantar su vela, ¿quién tendrá que devolver lo malgastado? Seguramente no lo hará nadie y pagarán justos por pecadores igual que ha ocurrido con el rescate bancario y en la mayoría de los casos de corrupción, y a lo mejor es que entre una cosa y la otra, el atraco a la democracia y a las arcas públicas, hay un puente de plata: como en España se roba, se blanquea, se evade y se financian partidos de forma ilegal, a menudo sin que quienes hacen todo eso sufran las consecuencias, es casi normal que los infractores se envalentonen, se sientan impunes, se salten la Constitución y hasta el Código Penal y, ya puestos, declaren la independencia como quien toma al asalto el islote de Perejil. El fiscal general del Estado, eso sí, ya ha advertido que "la detención de Puigdemont es una opción abierta". Qué más quisiera él, pensaremos algunos, que verse en el papel de mártir, porque este hombre no se siente heredero de su predecesor, que a fin de cuentas está inhabilitado y ha ido en un tiempo récord de delfín a último mono, sino de Lluis Companys, a quien también pensaba ganar por cinco días: en 1934, el líder de aquella Esquerra Republicana a quien la dictadura asesinó de forma miserable, proclamó el estado catalán un 6 de octubre; en 2017, él tramaba hacerlo el tres, a las cuarenta y ocho horas de la votación.


Lo peor de Puigdemont son tres cosas: que representa lo más peligroso del nacionalismo de cualquier clase y lo eleva al cubo; que está arruinando la parte de razón que asiste a quienes, con todo el derecho del mundo, se sienten independentistas o, simplemente, piden un mayor grado de autonomía para su región; y que le ha devuelto el favor a Rajoy, hoy por ti y mañana por mí: si el líder del PP es un fabricante de separatistas, el jefe por eliminación del PDeCat está tapando las goteras del edificio de la calle Génova. Por buscar un asunto en el que uno y otro coinciden: los dos tienen las sedes empeñadas y bajo la lupa de la Justicia, por reformarlas con dinero negro o por tirar la casa por la ventana mientras imponían recortes a los ciudadanos sometidos a su autoridad. Gracias a su enemigo íntimo, el inquilino de La Moncloa, donde sigue cómodamente mientras todos los demás se acusan de no haberlo desalojado de allí, vuelve a ser el que siempre ha sido, el menos malo, y a sacarle a esa virtud discutible un rendimiento admirable. Es lo de Lola Flores con un final distinto: no canta, no baila, no actúa. Estamos perdidos.


El 2 de octubre sólo va a ser un nuevo día si los protagonistas son otros. Las dos cabezas visibles del conflicto, los dos maquinistas implicados en el famoso choque de trenes, sólo han demostrado una cosa: que son completamente incapaces de pilotar nada y que, en el fondo, Cataluña les importa más bien poco, les viene bien, es una buena disculpa y, sobre todo, es una gran cortina de humo. Eso sí, pintada por cada uno de ellos con el color de su bandera.
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



15 Comentarios
  • Carmen47 Carmen47 29/09/17 19:51

    Un aplauso por su artículo. Precioso. Estoy casi del todo de acuerdo. O añadiría que, en el momento actual, el Estado tiene que actuar o yo, como ciudadana de este país que aún somos todos, me sentiría muchísimo peor. Ciertamente. La no actuación del gobierno de Rajoy estos 4 años, deleznable. Pero aún y con eso, es fundamental que hoy se les responda con el mandato de la ley.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • pantera pantera 27/09/17 02:56

    Buen artículo, Sr. Prado. Quisiera ahondar en la perspectiva política e ideológica de los dos nacionalismos:
    - Eludir las causas sociales y económicas que subyacen a la limitación o al desmantelamiento de los recursos públicos (sanidad, educación...) para desbaratar un análisis más detenido de los recortes, de la procedencia de estas políticas neoliberales y por tanto de la toma de conciencia de los verdaderos problemas que nos atenazan.
    - Desviar la atención de la corrupción y minimizar sus consecuencias "creando" otro problema "más importante": las soberanías, la constitución, la autodeterminación...
    - De esta manera se consiguen adhesiones enfrentadas y excluyentes y se generan todo tipo de comentarios desafortunados y encaminados a provocar mayores recelos y hasta odios. Pero sobre todo persiguen sumar sus bases acríticas con eslóganes y máximas simplistas, sentimentales que niegan los argumentos más elaborados para envolvernos con las banderas y ponernos el sobre del voto en las manos.
    - O estás conmigo o contra mí, vienen a decir los dos nacionalismos, catalán y español: una poderosa y peligrosa fuerza dicotómica.
    - Sin embargo no se identifican los problemas sociales y económicos con la misma vehemencia por parte de los nacionalismos sino que más bien les sirven de excusa, de justificación a la que acudir para presentar los agravios (a lo largo de la historia los ha habido y en todos los sentidos).
    - Ante nuestros ojos producen todo tipo de tropelías, corrupciones y mangoneos, en Cataluña y en España, pero se ponen las banderas de la unidad y ya está el discurso y la campaña trazados.
    - Lo que se perpetúa es el poder, los privilegios y las castas que pretenden sostener y sostenerse. La mayoría social queda anclada en estos equívocos nacionalismos, cuando su lucha es otra (los desahucios, los salarios, la reforma laboral, las pensiones, la sanidad...) un marco constitucional abierto, amplio, revisable que reorganizara los conceptos, los territorios, sin tirarnos las banderas a la cara (y ni mucho menos la violencia).

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    7

  • Bonanzero Bonanzero 27/09/17 00:43

    Benjamín una vez más lo bordas, a mí; ignorante al cubo, no me entra en la cabeza que con el nivel de la sociedad catalana (me refiero al cultural, en general) del que ha presumido, (con motivos) Barcelona esté viviendo momentos tan chungos, provocados por un grupo de fanatizados "patriotas" corruptos todos ellos, (tanto lo es; el que roba, como el que lo tapa) que están jugando con los sentimientos de muchas personas, a los que mantienen desinformados de la realidad.¿cuántos pensionistas no llegan a final de mes y le grabaron un € por receta?¿cuántos parado de larga duración, no cobran prestación ni reciben ayuda?¿a cuántos les han expropiado su vivienda? Así podría ocupar, todos los caracteres. Y cuando le acercan un micrófono a algunos de ellos, todos estos charlatanes de pacotilla, aseguran y prometen una Cataluña MARAVILLOSA, en la que no habrá ningún tipo de problemas. Sin que intente con esto, restar culpa alguna al mayor provocador de este embrollo (Rajoy y su PP) que aprobecha la ocasión y el momento, para que no se hable de toda sus corruptelas. 

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    6

  • Damas Damas 26/09/17 22:39

    El anterior articulo semanal de Benjamín Prado tenía como titular: "Yo también soy equidistante". En el que se puede encontrar en la dirección que copio a continuación también habla de ello, se llama "Aquí, otro equidistante"  http://ctxt.es/es/20170906/Firmas/14844/Catalu%C3%B1a-referendum-1O-Gerardo-Tece-CTXT.htm

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    1

    1

    • gusalo gusalo 27/09/17 11:48

      Me ha encantado, Damas, el texto de TECÉ –”Aquí, otro equidistante”– que mencionas. 
      Al margen: me parece de carcajada que a alguien no le guste que leas. Me refiero al 'evaluador' de tu comentario de ayer a las 18'36, donde simplemente dices que has leído un texto.
      Un saludo.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      1

      • Damas Damas 27/09/17 12:49

        Gracias, gusalo, por las dos coincidencias: sobre el artículo que sugerí y por tu observación sobre el negativo que mencionas. Soy de "piel fina" y vengo fijándome, creo que casi me he acostumbrado, a recibir algún que otro negativo, sin haber proferido en el comentario evaluado, ningún insulto, descalificación o exabrupto no tan siquiera haber manifestado algo que no haya dicho antes alguien, por ejemplo cuando me uno, me adhiero, simplemente, sin añadir más a otro comentario que ¡qué curioso! no recibe ningún negativo, pero el mío por suscribirlo sí. La incoherencia humana es muy habitual, nadie nos libramos de ella. Saludos agradecidos :-)

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        2

  • Sancho Sancho 26/09/17 21:30

    Es muy curioso que la obsesión sea votar, con lo que está pasando...y que cuando se pide el voto en las generales ganen la derecha del PP, de PDCAT o l que sea, el caso es que siguen en la cresta de la ola...

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    5

  • Sancho Sancho 26/09/17 21:21

    Aunque creo que es insistir en algunas ideas ya demasiado trilladas y con las que no coincido, pego este artículo de Carles Ferreira que, no estando de acuerdo me ha parecido interesante:

    http://ctxt.es/es/20170920/Firmas/15165/nacionalismo-izquierda-maragall-estatut-referendum-catalu%C3%B1a-ctxt.htm

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    1

    1

    • Damas Damas 27/09/17 11:27

      Gracias a ambos Sancho y gusalo, sin la indicación de gusalo del nombre del autor del artículo, no era capaz de localizarlo. Se lee bien, me aporta información y una visión totalmente respetable, aunque no la comparta en algunas partes, y todo ello sin producirme sarpullido, como me sucede en otras ocasiones por frases y planteamientos escuchados y leídos (incluso en los comentarios en infoLibre), debidos al tono, mentiras evidentes, barbaridades en el desenfoque o insultos inmerecidos encubiertos. Me ha parecido buenísima la viñeta que señala gusalo. Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • gusalo gusalo 27/09/17 10:54

      Siguiendo tu enlace, termino de leer la “Carta abierta a la izquierda española” de Carles Ferreira, con cuyo contenido tampoco coincido al cien por cien, pero que me ha parecido brillante y de mucho interés. También me ha parecido muy expresiva la viñeta de Ernesto Rodera, que encabeza el texto de C. Ferreira.
      Gracias, Sancho, por el enlace.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • logicayrazon logicayrazon 26/09/17 21:11

    Brillante. Lleno dw logicayrazón.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • gualdo gualdo 26/09/17 20:57

    Atención, señoras y señores, tengo la solución al conflicto del 1-O!!
    Que me escuchen sobre todo los independentistas, y pulsen muchas manitas verdes. Se trata de que que Puigdemont retire el status de "referéndum " pero mantenga una "votación festiva" para no frustrar a la población que desea hacer oír su voz. Me da la impresión de que el acto de votar es hoy mucho más importante para muchos catalanes que la validez jurídica que de la votación se derive. Rajoy respondería dejándoles votar en paz. Qué les parece? Sólo hay que convencer a esos dos mequetrefes de dar ese pasito, uno cada uno, pero es necesaria una presión en ese sentido del independentismo.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    7

  • bidebi bidebi 26/09/17 20:04

    Un poco de humor

    http://www.publico.es/tremending/2017/09/26/tremending-topic-la-guardia-civil-en-catalunya-rajoy-en-washington-oportunidades-asi-para-tomar-la-moncloa-vais-a-tener-pocas/

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • bidebi bidebi 26/09/17 19:53

    2/2 Sobre lo de la confederación lo vengo repitiendo hace muchos años. Pero es una utopía de las irrealizables. Pensar en eso dentro de este régimen podrido cuyo origen está en un pacto con el fascismo es creer en hadas. Mientras los menos viejos no tomen los resortes del poder ya que han sido menos contaminados y los viejos contaminados por la educación franquista no desaparezcan de forma natural, es evidente que no hay solución democrática en España. Estamos pagando el precio de aquél pacto y el precio tan caro viene durando cuarenta años. Las generaciones jóvenes se rebelan pero no es suficiente. A lo que estamos asistiendo en los últimos años es precisamente a eso, a una rebelión generacional. Porque los tiempos cambian pero el régimen no evoluciona y se produce el choque, que cada vez va a ser mayor. UP reunió en su rebelión cinco millones, la rebelión catalana independentista más de dos millones y la rebelión catalana a favor del derecho a decidir casi seis millones, lo que quiere decir es que para que la rebelión española tuviera alguna posibilidad debería reunir más de quince millones. Esa es la gran diferencia, que la sociedad catalana se ha movilizado y sin embargo la española todavía lejos de lo necesario.
    Y por último haber si comprendemos bien los conceptos. Cuando hablamos de España queremos hacer referencia a la España oficial (PPSOE), porque es la más votada y la que determina su política. Cuando hablamos de los españoles hablamos de las mayorías de españoles que votan a estos corruptos. No hablamos de los españoles como raza o etnia, porque no somos racistas. Por lo tanto, que hay otro tipo de españoles es obvio. Pero al ser minoría no determinan la política de Estado. A Catalunya llega la fuerza militar de España y es como lo perciben con razón sus ciudadanos, aún sabiendo que hay millones de españoles que no lo comparten pero no tienen fuerza para evitarlo.
    (Me deberían hacer socio honorario de este digital por el tiempo que le dedico).
    Un abrazo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    4

    17

    • luzin luzin 26/09/17 20:12

      Esta es una nueva e interesante categoría: los españoles que votan PSOE-PP. Pues mire lo que le digo, son mis hermanos, aunque equivocados, el charnego que vota PSOE en Hospitalet, o el garrulo de campo que vota PP. Son trabajadores y son mis hermanos, chinos, uruguayo o marroquies, me da igual ... y no Puigdemont representa a otra familia, aunque sea catalán. Y ahora me explica como el nacionalismo contribuye al socialismo. Aunque algunos listos piensan que se puede pescar en río revuelto ... pero la historia nos demuestra una y otra vez la falsedad de tal estrategia

      Responder

      Denunciar comentario

      8

      10



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre