x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




¡A la escucha!

'Sinhogarismo'

Publicada el 07/12/2019 a las 06:00 Actualizada el 06/12/2019 a las 21:48
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

No sé qué planes tienen para hoy pero yo les propongo uno completamente diferente, que seguro no han hecho nunca o al menos no así, que lo van a recordar durante mucho tiempo y que les va a ayudar a cambiar su mirada sobre aquellos que tenemos muy cerca: en el portal de casa, en la entrada del metro, en el parque de al lado... Si no se han ido de puente y se han quedado por Madrid (a quienes no puedan acercarse a Madrid también les voy a dar opciones, no deje de leer todavía) esta tarde-noche pueden acercarse a El Matadero, con un saco de dormir, ropa de abrigo y muchas ganas de abrir ojos y mente. Durante un buen rato vamos a estar escuchando música, (13 bandas han confirmado que van a acompañarnos hasta las 12 de la noche), Miguel Ángel Muñoz y Elena Ballesteros nos contarán un cuento antes de irnos a dormir y lo más importante, van a convertirse en embajadores de una causa maravillosa, que afecta a 30 mil personas en toda España y que tiene solución. El sinhogarismo.

Esta noche, Madrid se une a otras 49 ciudades de todo el mundo para dar visibilidad a todas esas personas que efectivamente no tienen un hogar. Nueva York, Londres, Chicago, Edimburgo, Manchester, Nueva Deli, Dublín, Santiago de Chile, son sólo algunas de las ciudades que hoy quieren sumar miradas y esfuerzos sobre un colectivo que hemos estigmatizado como sociedad. Los hemos enmarcado en un perfil muy concreto sin querer saber de verdad quiénes son y las causas para que hayan llegado a esa situación. Y lo peor, sin buscar las soluciones, que las hay, para que tengan una segunda oportunidad. Las personas que viven en la calle no son mendigos, no son vagabundos. Llamarles indigentes o sin techo, como algunas veces nos referimos a ellos, tampoco sería rigurosamente cierto. Las personas que viven en la calle no siempre lo hacen por elección propia. En ocasiones son el cúmulo de una serie de malas decisiones, de situaciones críticas, de pérdidas, las que los llevan a vivir así. Simplemente la vida empezó a torcérseles, así, de repente. A veces tienen trabajo, pero lo que ganan no es suficiente para pagarse un alquiler, una habitación. Seguro que si usted vive de alquiler sabe a lo que me refiero.

Los albergues no siempre son una solución viable para ellos, el tiempo que se les permite pasar es limitado: sólo el 25% de las plazas son permanentes y la mayoría acaba en un círculo del que les resulta tremendamente difícil salir sin la ayuda de alguien. ¿Cómo vas a conseguir ingresos si no trabajas? Y ¿cómo vas a conseguir un trabajo si no tienes un domicilio permanente o un teléfono que poner en tu solicitud de trabajo para que te llamen? Y ¿quién te va a dar un trabajo si confiesas en la entrevista que no tienes casa, habitación, hogar, que vives en la calle? Y todo eso genera una situación de inestabilidad que tiene consecuencias graves en la salud. De media, las personas que viven en la calle tienen una esperanza de vida de 20 años menos. Y claro, ¿cómo vas a lograr mejorar tu salud si no consigues estabilidad?

Vivir en la calle mata. Están expuestos a mayores agresiones, sobre todo ellas. Y la mayoría de esas agresiones no se denuncian: tienen miedo y están convencidos de que nadie va a creerles. ¿Para qué denunciar entonces?

Pero antes hablaba de las soluciones. De cómo acabar con un problema que nos afecta a todos y que, en España, repito, podría erradicarse de forma definitiva si nos ponemos a ello. Sólo hacen falta voluntad política, priorizar las políticas de igualdad, protección social, acceso a una vivienda digna ( un derecho reconocido en la Constitución) para lograr que esas 30.000 personas salgan definitivamente de la calle y logren empezar de nuevo.

La base para romper ese círculo vicioso es tener un hogar. Conseguir una casa donde vivir. A partir de ahí empiezas a construir lo más básico, recuperar tu dignidad. Vuelves a ser visible para la sociedad, para tus vecinos, vuelves a pisar la calle con otro paso. Te lo dicen ellos mismos, algunos tras casi una vida viviendo donde podían, en portales, en cajeros, en los bajos de un puente, en las bocas del metro. Volver a tener una casa, un horario, un aseo donde poder ducharte, donde poder vestirte, guardar tus cosas, mirarte al espejo y sonreírte, es volver a sentirte parte de la sociedad.

Reivindicar un hogar para ellos es devolverles todo eso. Para algunos quizás llega demasiado tarde, porque su estado de salud es delicado, pero incluso en su caso, poder dormir en una casa se hace imprescindible para poder morir con dignidad, no tirado en una calle.

Hoy, en los cinco continentes, caras tan conocidas como Will Smith, Helen Mirren, Cold Play, se sumarán a esta causa. Hoy, hasta 50.000 personas de todo el mundo dormirán una sola noche en la calle. En algunas ciudades pasaremos frío, sí, en Madrid esta semana ha llegado el invierno de verdad, pero cuando vives en la calle no eliges el día ni el tiempo que vas a tener. Es sólo un día pero servirá para convertirnos en embajadores de una causa que necesita estar mucho más presente en las prioridades políticas y de la sociedad. No nos podemos permitir que la cifra de gente viviendo en la calle siga aumentando. Y sí, si no estás en Madrid, también puedes aportar tu granito de arena. Sólo hace falta que entres en lanochesinhogar.org y hacer tu aportación. Por pequeña que sea, créeme que cuenta.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

11 Comentarios
  • Ambon Ambon 08/12/19 13:32

    Sinceramente creo que las injusticias no se resuelven con buenismo, no se trata de estar una noche de sábado al raso, se trata de exigir a nuestras autoridades que cumplan la Constitución que garanticen trabajo, vivienda, sanidad, educación y pensiones dignas, se trata de exigir que si hay dinero para rescatar bancos tiene que haberlo para rescatar ciudadanos y se trata de exigir todo eso en la calle protestando y manifestándonos de forma continuada, lo demás solo significa unas cuantas imágenes en los noticieros que se olvidarán en el noticiero siguiente.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • tarrul tarrul 08/12/19 10:53

    Genial articulo Helena, muchas gracias por visibilizar a las personas sin hogar, que por desgracia poco nos importan.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • M.T M.T 08/12/19 07:40

    Nos encontramos ante una nueva palabra ""sinhogarismo" que designa una triste realidad.
    sufijo -ismo (del Latín "-ismus", que a su vez procede del Griego antiguo "-ισμός", -ismós) se usa para formar sustantivos que designan doctrinas, actitudes, escuelas, actividades deportivas o, incluso, términos científicos.[1]​ Ejemplos:
    Creacionismo, cultismo, vulgarismo, Impresionismo, etc.
    Ejemplos de la creatividad del lenguaje y del pider creador de las Lenguas, dentro de sus mecanismos de creación.
    Todo ello me lleva a pensar que el sufijo -ismo debe de ser muy productivo en español a la hora de crear nuevas palabras.
    También sirve para designar esta triste realidad que atañe a las personas sin techo, sin hogar.
    ¿ Se extenderá el uso de este término y foemará parte del uso común en la mayoría de usuarios del español? No tengo respuestas para la pregunta. Dependerá de la voluntad de los hablantes.
    Me quedo con la penosa realidad de los sin techo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Republicano1944 Republicano1944 07/12/19 13:23

    Menos hablar de corrección ortográfica y más ganas de hacer algo poir la precariedad y la desigualdad rampante. Al vagabundo le vene al pairo ser educado o no. La sociedad es cainita por natualeza. Y la mafia vaticana, con tantas inmatriculaciones vergonzantes, podía darnos ejeplo de caridad aplicda con estas personas.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    3

    3

    • Orlinda Orlinda 07/12/19 13:44

      Nada, hombre, ahí tienes la cuenta para dejar tu limosna, déjate de disculpas como no tener ejemplos y acudir al cainismo que la naturaleza nos ha dotado de mucho más que eso, también de empatía, compasión, solidaridad, humanismo en una palabra.

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      2

  • Medina Medina 07/12/19 12:13

    Me resulta entristecedor constatar que el mal uso de la lengua española, se extiende, cual mancha de aceite, entre: políticos, periodistas, contertulios… Y que ello está calando en la sociedad. El “sinhogarismo” es un palabro obtuso, incorrecto, error gramatical que se ha puesto de moda hace cuatro días y que, a lo peor, acaba convirtiéndose en “Trending Topic” (más expresiones de moda)
    Pérez Reverte, en un brillante artículo: “Ahora le toca a la lengua española” comenta que ha leído –no dice quién o dónde- lo siguiente:
    “Las reglas ortográficas son un recurso elitista para mantener al pueblo a distancia, llamarlo inculto y situarse por encima de él”.
    Los sms, los Whats app, el teléfono móvil, la tecnología digital ha redimido de tal manera al ágrafo
    y malhablado… que, Pérez Reverte cuenta:
    “En determinados medios, sobre todo redes sociales, empieza a identificarse el correcto uso de la lengua española con un pensamiento reaccionario; con una ideología próxima a lo que aquí llamamos derecha. A cambio, cada vez más, se alaba la incorrección ortográfica y gramatical como actividad libre, progresista, supuestamente propia de la izquierda. Según esta perversa idea, escribir mal, incluso expresarse mal, ya no es algo de lo que haya que avergonzarse. Al contrario: se disfraza de acto insumiso frente a unas reglas ortográficas o gramaticales que, al ser reglas, sólo pueden ser defendidas por el inmovilismo reaccionario para salvaguardar sus privilegios, sean éstos los que sean.”
    Quizá sea un comentario un tanto visceral –Pérez Reverte es pasional- pero… ¿se incluirá, dentro de unos años en el diccionario de la RAE “sinhogarismo”? ¿Acabará –esta patada a la lengua y tantas otras- como aquel: “Demasié” que se decía en los años 70, o el “Tranki tronko, no te pongas nervi” le los años de “La Movida”. Expresarse y escribir con corrección no devalúa el contenido, el sentido, la musicalidad y la intencionalidad de lo escrito. Esforzarse en buscar los adjetivos adecuados, la rima de ellos... el tacto y sentimiento en ello, traslada a la otra persona el concepto y el sentimiento cuando te estás comunicando de esa forma tan preciosa que es ESCRIBIR.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    2

    2

    • Orlinda Orlinda 07/12/19 13:34

      Estoy de acuerdo con usted, la primera vez que leí sinhogarismo me tuve que parar a pensar qué era eso que me sigue chirriando. Palabra obtuso me parece una muy acertada manera de describirlo. 
      Además no estoy segura de que lo que pretende sea positivo, no sé si nombrando un problema estructural no se está ocultando que hay miles de personas muy, muy pobres.

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      2

  • paco arbillaga paco arbillaga 07/12/19 07:35


    «Pero antes hablaba de las soluciones. De cómo acabar con un problema que nos afecta a todos y que, en España, repito, podría erradicarse de forma definitiva si nos ponemos a ello. Sólo hacen falta voluntad política, priorizar las políticas de igualdad, protección social, acceso a una vivienda digna ( un derecho reconocido en la Constitución) para lograr que esas 30.000 personas salgan definitivamente de la calle y logren empezar de nuevo.»

    Así es: solo hace falta voluntad política y priorizar soluciones para los problemas que tiene la ciudadanía. El problema de las personas sin hogar quizá sea de los más importantes, sin olvidarnos de los que están a la puerta de quedarse sin SU hogar (pues dependen de familiares, amigos o de la caridad) por falta de trabajo o porque el que tienen es sumamente precario.

    Aunque menos es nada, me parece muy poca cosa dedicar solo un día o una noche a este problema. Osasuna.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    2

    • mrosa mrosa 07/12/19 13:12

      La expresión "sinhogarismo" se impondrá si los hablantes quieren o no lo hará, si no quieren; o lo hará durante un tiempo y desaparecerá después, como las expresiones que ha citado usted. La lengua es un organismo vivo que pertenece a sus hablantes en general y a ninguno de ellos en particular. No entiendo el empeño que ponéis algunos en matarla y amortajarla. Y que conste que coincido con usted en el último párrafo donde habla de cuidarla, que no tiene por qué ser inmovilizarla.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      1

      4

      • paco arbillaga paco arbillaga 07/12/19 15:03


        mrosa: Supongo que no te refieres a mí. La cuestión del lenguaje da para hablar horas y horas del tema. Como en todo, no hay que ser supremacista ni de listo ni de tonto, que también hay quienes presumen de ser tontos.

        Alguien dijo: «A mi no me importa que usted sea un burro. Lo que me resulta pesado es que me lo quiera demostrar.» Osasuna2 salu2.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        2

    • paco arbillaga paco arbillaga 07/12/19 08:21


      «Venden por 120.000 dólares un plátano pegado con cinta americana a una pared»:

      https://www.publico.es/culturas/venden-120000-dolares-platano-pegado-cinta-americana-pared.html

      Estos «compraplátanos» tienen mucha culpa de que cada vez aumente más el número de personas que tienen que dormir en la calle. Osasuna.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.