Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
El Ojo Público

El 'Telediario 2' de este viernes o por qué la televisión pública es imprescindible

Publicada el 26/06/2021 a las 09:00 Actualizada el 26/06/2021 a las 10:18
El Telediario de las nueve de la noche de este viernes se salió del carril. Ese pernicioso carril que hace dos veces al día que los principales noticiarios televisivos ofrezcan las mismas informaciones y, con demasiada frecuencia, las mismas imágenes de apoyo. Sí, es cierto que en esta cadena se interpreta más –hasta el límite de confundir opinión e información–; sí, también es verdad que aquel otro canal destaca más los sucesos, y que otro se fundamenta en declaraciones sucesivas que solo asientan que hay desacuerdo sin contar el por qué, no sea que se molesten los protagonistas. Sí, claro, hay estilos distintos, enfoques diferentes, pero al término sobre las mismas noticias que, hasta algún que otro presentador se atreve a calificar como "noticias del día". Da la impresión de que la competencia entre cadenas se centra en la cantidad y desprecia la calidad, en los adjetivos detonantes más que en lo sustantivo de los temas. La uniformidad se revela aún más irritante por su carácter globalizador de una España muy diversa, como si despertara el mismo interés en Castelldefels que en Zahara de los Atunes, entre los que vacacionan y los que no se las pueden permitir, entre zonas industriales o rurales.
 
En la temporada televisiva que termina, el Telediario 2 de TVE ha dado muestras esporádicas de inconformismo contra los contenidos trillados. Lo hizo, por ejemplo, con las ediciones en el Hospital del Mar, en Barcelona, o en un el colegio de Toledo. Pero en estos, como en otros casos, se trataba de volcarse en asuntos de evidente interés general: Sanidad en plena pandemia, Educación... Sin embargo, este viernes ha protagonizado un salto cualitativo al poner los pies y el foco en la España despoblada, vaciada, o como cada cual la quiera denominar. Esa españa de la que hace tan solo dos generaciones procedíamos la mayoría de nosotros, y que hoy acoge solo antepasados, recuerdos, y un pequeño, minúsculo, número de residentes.
 
Con la localidad de Villafranca de la Sierra como escenario principal, y con Carlos Franganillo como conductor principal, las cámaras recorrieron otras seis u ocho localidades para hacernos llegar aspectos singulares de una realidad que solo aparece de manera anecdótica y puntual en los noticiarios televisivos. Este viernes, sí: un pueblo con un solo habitante, la mujer ganadera que se declara feliz en su tarea casi aislada, las dificultades sanitarias, educativas, de suministros básicos, de envejecimiento, de comunicaciones terrestres y sobre todas las que viajan por el aire, y marcan, en este 2021 la diferencia más abismal entre los que pueden o no navegar por las redes (los planos de una familia trasladando mesas y sillas hasta el único lugar del pueblo donde llega la señal de internet, o los jóvenes encaramados al cerro para lograr señal en sus dispositivos móviles, parecían una recreación de aquel momento mágico del sol entrando en un pequeño rincón en la película Milagro en Milán de hace setenta años).
 
El Telediario 2 del viernes fue, sobre todo, un informativo honesto. Honesto por su sobriedad, por dirigirse a nuestra inteligencia, sin buscar emociones fáciles, dramatismos extremos, moralejas, ni moralinas. No buscó culpables sino retratar por una vez en un telediario una realidad que está ahí, que ocupa tres cuartas partes de España, pero a la que no vemos porque solo miramos de manera superficial y conmiserativa en el mejor de los casos.
 
Fue, para mí, un excelente ejemplo de por qué la televisión pública es imprescindible. Por qué sin ella, espacios como este, y tantos otros, muchos magníficos, que emite La 2 en horarios marginales, la televisión en España solo sería, a base de concursos y realities, un remedo de las distopías que se anticipaban en Un Mundo Feliz, o Fahrenheit 451, entretenimento camino del embrutecimiento. Hace unos años, La 2 se ofrecía "para una inmensa minoría". No, la realidad es que se dirige a una pequeña minoría. Este sábado, las audiencias mostrarán cómo el Telediario 2 del viernes no figura, ni con mucho, entre los espacios más vistos, pero, en mi opinión, ha sido de los más importantes.
 
Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
Más contenidos sobre este tema




13 Comentarios
  • Pelias Pelias 27/06/21 09:19

    Me gustó ese telediario de las 9 de la noche de TVE 1. Podría ser bastante mejorable, pero prefiero quedarme con todo lo positivo que ha supuesto y supone.

    Lo que me pregunto con sospecha es ¿cómo, por qué ha sido posible que llegue ese telediario a las pantallas? ¿cómo, por qué, todos los telediarios no tienen ese tenor y estilo informativo? Los profesionales y el presentador/es que lo llevó adelante llevan ya bastante tiempo trabajando en esa televisión ¿por qué algo así solo ha llegado ahora? ¿dónde tenían guardada su cacareada profesionalidad hasta el viernes pasado?. No creo que haya que 'echar las campanas al vuelo' después de esta 'rara avis' que me parece una excepción en medio del gran desastre que es la TV pública. Me fio bastante poco de los profesionales de la TV pública si tenemos en cuenta sus frutos cotidianos.

    Veamos el lunes próximo y los días después del lunes lo que ocurre para considerar si se vislumbra un cierto cambio en los estúpidos informativos (????) que ofrece la TV pública ... Y no califico los de la privadas (especialmente Antena 3) que son de pena y hace tiempo que no veo, especialmente el del V. Vallés. Horrible.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    4

    • Isabelle006# Isabelle006# 28/06/21 00:09

      Coincido todo lo dicho en su comentario.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • Canija Canija 27/06/21 07:16

    Pienso que se puede hacer una televisión pública con audiencia y sería, ocurría con el telediario de la 2 en tiempos de Lorenzo Milá, o con la serie arriba y abajo . Creo que se necesitan buenos profesionales con ganas de hacer cosas interesantes y que enganchen a la audiencia. Cada vez escucho a más personas que han dejado de ver los informativos porque se han convertido en casi monográficos de la pandemia. Pues háganse otro tipo de informativos, por ejemplo

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Evaus Evaus 27/06/21 01:04

    El Asturiano Franganillo es un excepcional periodista LIBRE. No tardarán en echarlo. A los políticos les encantan las televisiones. En Cataluña TV3 es de los indepes; en Asturias del PSOE y ahora en Madrid del pp de Ayuso. A los mediocres políticos que tenemos, que aceptan sueldos miserables, que luego los compensan de diversas mabneras, de las que los sobres sueldos y cargos giratorios son moneda corriente. Y no pasa nada. Un excelente libro y trabajo de investigación de INFOLIBRE y Manuel Rico, no sirvieron para nadas y los del poder Madrileño se pasan por el forro a miles de ancianos presuntamente asesinados. Y encima los Madrileños aplueden esas formas de ser. Pues que siga la fiesta, que Tele Madrid sea de Ayuso, que los Madrileños lo aplaudan y que los muertos, como no hablan, que nadie los investigue. Hacer hoy periodismo libre curesta muchísimo dinero para pioder competir con el dinero de nuestros impuestos siempre dispuestos a hacer periodismo a favor de los que les pagan con nuestros dineros. Políticos= Golfos, que se valoran tan poco que están dispuestos a cobrar sueldos ridículos a cambio de luego poder robar a espuertas. calculan que los robos Pp-Psoe suman mucho más de 100.000 millones de euros en los últimos años. Y se les llena la boca con los 140.000 millones de Europa, que ya estarán pensando la golfería política como continuar con sus robos habituales.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    4

    • Isabelle006# Isabelle006# 28/06/21 00:08

      ¿LIBRE Franganillo?¿Tan libre como Ayuso o Casado o Arrimadas?

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

  • EdmundoXXI EdmundoXXI 26/06/21 21:57

    Vi ese Telediario me encantó. Esas son las verdaderas noticias, ... la muerte por los protocolos indignos en residencias es una cuestión judicial. La no rendición de cuentas por los Fondos CoVid es judicial. A la ciudadanía de a pie nos interesa que haya salud pública y educación pública. Que haya internet en todos los pueblos. La corrupción y la muerte para la organización criminal estructurada para delinquir y sus amiguitos del alma. Las misas en latín para el ex ministro que usó fondos públicos para investigar a su tesorero.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Aynur Aynur 26/06/21 20:01

    TOTALMENTE DE ACUERDO. Veo muy poca tv, y nunca pagaría por verla, salvo lo que se destine del pago de impuestos. Quizás, y solo quizás, no me importaría contribuir a la tv pública, pero jamás a ninguna privada. Pero ¡ojo! A UNA TV PUBLICA EN LA LINEA DEL TELEDIARIO DE LA 2 del viernes: neutral, riguroso, limpio, dinámico, honrado y..... entretenido. La telebasura arranca en la Sexta, con el adocenado Iñaki y la excepción de El Intermedio, sigue con las series turcas y t5, y acaba en 13 tv. Entre estas, una larga lista de programas, noticieros y películas, sencillamente vomitivos. En la tv todo es mentira, todo está preparado, todo son medias verdades, todo está dirigido y manipulado, todo tiene una intención, todo es pura ideología, todo es efímero, todo es rápido. Así que gracias por ese telediario de la 2 que no saldrá "entre los espacios más vistos" como dice Jaime. La audiencia la lidera Bertín con su programa "Con tu basura y/o con la mía"; o Sálvame mi basura; o Todo es mentira menos la basura; o la Sexta basura; o la Isla de la basura, y así sucesivamente. Solo dos ejemplos de a donde hemos llegado. Uno, la locución: de Rafael Taibo (El mundo submarino de J. Cousteau) y la de Carlos Pastor (la Sexta Columna), dos mundos opuestos, de la belleza a la basura. Dos, títulos de crédito y tiempo en presentarlos: de La Clave de Balbín a cualquier programa de debate (?) actual, de la profesionalidad a la basura. Hasta aquí hemos llegado, y lo que nos resta por ver. Claro, los mercenarios de la tv se refugian en el "damos lo que la gente demanda": ¡¡¡mentira!!! Primero, no damos; segundo, vendemos; tercero, hacemos propaganda; cuarto, ofrecemos ideología barata. En fin, una porquería. De nuevo, gracias a la 2.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    8

    • Prometeo46 Prometeo46 27/06/21 08:32

      Buen comentario, pero no es la 2, que por cierto da mejores programas que la 1, pero en este caso es el telediario 2 de la 1 de TVE, el de las 9 de la noche.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • 74camilo 74camilo 26/06/21 19:36

    Qué diferencia con las teles de famosillos tirándose de los pelos o los telediarios de la época de Urdaci y el PP

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Antonio LCL Antonio LCL 26/06/21 19:35

    Yo lo vi y lo disfruté perplejo de lo que mis ojos y oídos experimentaron, sin dar crédito a su contenido.Enhorabuena a sus protagonistas y deseo de que continúen en el futuro.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Cuatro Puertas Cuatro Puertas 26/06/21 13:55

    Pues me lo perdí. Antes era de las pocas cadenas que veía, pero al ver los telediarios, dejé de verla. Me alegro que, poco a poco, vuelva a ser la tele de todos. Gracias por su información.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • krusovice krusovice 26/06/21 13:29

    Todo un ejemplo de información y servicio público. Debería hacerse con más frecuencia para recordarles a los políticos la existencia de problemas en el día a día y no, solamente, en las campañas electorales.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    12

  • Angel10 Angel10 26/06/21 13:00

    Todo lo importante debe ser o exclusivamente público o mayoritariamente público, es la única manera de garantizar la igualdad de todos los españoles, como manda la Constitución

    Del mismo modo que solo unos pocos egoístas se atreverían a dejar la educación o la sanidad en manos exclusivamente privadas, la información es algo esencial en un Estado democrático y no se puede dejar al albur de los intereses financieros, en una democracia fuerte y sana es necesario que exista unos medios de comunicación públicos fuertes, sanos e independientes del poder ejecutivo, deben responder exclusivamente ante el poder legislativo que es el ÚNICO que es elegido en sufragio universal y por tanto es el que mejor representa la voluntad popular.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    15

Lo más...
 
Opinión