X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Foro Milicia y Democracia

Los autobuses de Carmena

Publicada 15/06/2017 a las 06:00 Actualizada 14/06/2017 a las 20:48    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 5

Durante el mandato de José María Álvarez del Manzano como alcalde de Madrid se tomaron algunas decisiones sorprendentes, como por ejemplo meter los autobuses municipales en doble dirección por las estrechas calles del centro histórico. Los autobuses no tardaron en provocar desperfectos en la calzada y al impactar las ruedas a gran velocidad en los socavones hacían temblar a los edificios del siglo XIX del Madrid de los Austrias, incluido el Monasterio de la Encarnación, de principios del XVII. Por aquellas fechas a los responsables municipales les preocupaba más enriquecerse con la venta de la Empresa de Servicios Funerarios que conservar el patrimonio arquitectónico de la ciudad e hicieron caso omiso de las protestas ciudadanas.

Los edificios del Madrid de los Austrias no han cesado de vibrar desde entonces, hasta que ha llegado al Distrito Centro el Concejal Jorge García Castaño que dando muestras de una sensibilidad de la que han carecido todos los antecesores en el cargo, ha decidido asfaltar las calles que conducen hasta la puerta del Teatro Real, convertida por Álvarez del Manzano en depósito de autobuses con los motores diésel siempre en marcha.

García Castaño, además de asfaltar las calles, ha ordenado dibujar unas grandes bicicletas en el suelo junto a un número 30 que sirve para indicar inútilmente a los autobuses municipales que están circulando por un carril bici y que además no pueden rebasar los 30 km/h.

Dado que los autobuses siguen sin respetar el límite de velocidad, no tardarán en aparecer socavones, con el consiguiente perjuicio para los cimientos de estos edificios históricos. El problema se va a agravar cuando Carmena cierre la Gran Vía al tráfico pues el Ayuntamiento tendrá que aumentar su flota de autobuses para dar servicio a los ciudadanos procedentes de la carretera de Extremadura que ya no podrán acceder al centro en su coche particular.

Si lo que pretende Carmena es humanizar el centro de la ciudad y disminuir la contaminación, no parece que esté adoptando todas las medidas necesarias para conseguir estos objetivos.

Como primera medida debería retirar los autobuses municipales del centro histórico. Si considera que los autobuses deben de seguir llegando hasta la misma puerta del Teatro Real, al menos los podría sustituir por microbuses eléctricos, como los que circulan por el Barrio de las Letras. Lo que no es admisible es que los autobuses del Ayuntamiento irrumpan a gran velocidad por el Madrid de los Austrias, soltando dióxido de nitrógeno por un tubo, el de escape.

Otra medida elemental que debería de adoptar Carmena es prohibir a los taxis circular vacíos en busca de clientes. Resultaba hiriente ver cómo el 29 de diciembre no podían circular por Madrid los vehículos con matrícula par mientras los taxis buscaban clientes de un lado a otro, en vez de permanecer estacionados en la parada. Las empresas que compiten con los taxistas, Cabify y Uber, no queman inútilmente gasóleo en busca de clientes, sólo circulan cuando trasportan pasajeros o les llaman para algún servicio, el resto del tiempo están parados, no contaminan.

Por otro lado la medida de impedir circular a los coches con matrícula par o impar es un castigo colectivo ineficaz, donde pagan justos por pecadores. Lo lógico sería que los días de alta contaminación se prohíba circular a los vehículos más contaminantes, porque el dióxido de nitrógeno no lo producen las matrículas, sino los motores; eso ya lo han descubierto en París hace tiempo.

Otra medida a tomar sería poner paradas en el centro para los pequeños coches eléctricos de Car2Go y Emov. En la actualidad cuando se abre la App de cualquiera de estas dos empresas se puede ver como en el centro de la ciudad no hay coches disponibles, están casi todos en la periferia, donde encuentran sitio para aparcar.

En cuanto a limitar la velocidad a 70 kms/h en las entradas y salidas de Madrid, hasta alcanzar la M40, es una medida contraproducente porque la mayoría de los coches actuales emiten más dióxido de nitrógeno a 70 km/h que a 90, sobre todo subiendo la Cuesta de las Perdices.

Todo parece indicar que Carmena ha declarado la guerra al vehículo privado y utiliza la contaminación como disculpa. Si de lo que se trata es de limitar la contaminación y hacer más habitable la ciudad, debería de empezar por sacar a los autobuses del centro histórico, porque a los miles de fallecidos prematuramente les da igual que el dióxido de nitrógeno inhalado sea de procedencia pública o privada.

Respecto al Teatro Real habría que preguntarle a Carmena por qué permite que cuando hay ópera, los coches oficiales invadan la zona peatonal de la Plaza de Oriente y permanezcan allí aparcados todo el tiempo que dura la función, dificultando el paso a los viandantes. Mientras los amos disfrutan de la obra, los chóferes forman animados corrillos en la Plaza de Oriente, a modo de sainete.

Si somos todos iguales ante la ley lo que tiene que hacer Carmena es enviar una docena de grúas a la Plaza de Oriente para que se lleven esos cochazos de titularidad pública, pero de disfrute privado, al depósito municipal para que la próxima vez que los numerosísimos usuarios de coches oficiales quieran ir a la ópera, cojan los autobuses municipales que a gran velocidad y soltando dióxido de nitrógeno a escape libre, los depositarán en la mismísima puerta del Teatro Real. También pueden optar por el Metro, que contamina menos.


Hazte socio de infolibre



5 Comentarios
  • Francisco de Pernales i Gassols Francisco de Pernales i Gassols 16/06/17 09:32

    Totalmente de acuerdo con el primer comentario, pero habría que matizar la frase “En cuanto a los vehículos privados, hay evidencias científicas de que consumen y contaminan menos a velocidades más bajas, siempre que no se revolucione el coche, es decir, se utilicen marchas largas.”

    Evidentemente los vehículos consumen menos a velocidades más bajas utilizando marchas largas, pero no todos los vehículos se comportan del mismo modo. Por ejemplo, un coche de alta gama con ocho o nueve velocidades y cambio automático no pone la directa hasta alcanzar más de 90 Kmts/h aproximadamente. Para mantener los 70 tiene que reducir la marcha y aumentar el consumo y la contaminación.

    Un coche de gama media, con cambio automático y seis velocidades, no selecciona la directa hasta pasar los 80 aproximadamente. Si el cambio es manual se puede forzar un poco el motor y mantener los 70 a duras penas, siempre que circule en terreno llano y a una velocidad constante, sin retenciones.

    Los coches de gama baja son los únicos que pueden mantener los 70 en directa sin ningún problema, en terreno llano.

    La situación varía considerablemente si los vehículos tienen que subir una pendiente a 70 Kmts/h. Ese es el caso de algunas entradas a Madrid como la A6, con doce kilómetros de cuesta hasta alcanzar la M40. Ningún vehículo puede subir esos doce kilómetros a 70 kmts/h en directa, todos tienen que reducir la marcha. Sin embargo, si se les permitiese aumentar la velocidad, casi todos los vehículos, dependiendo de la gama, sí serían capaces de subir esos doce kilómetros en directa. Por tanto, se puede afirmar sin ningún género de dudas que reducir la velocidad en la A6 a 70 Kmts/h aumenta la contaminación.

    En resumen: limitar la velocidad a 70 en la M30, que es prácticamente llana, disminuye la contaminación producida por algunos vehículos, pero la aumenta en otros. Limitar la velocidad a 70 en los accesos a Madrid es claramente perjudicial, salvo en los terrenos llanos que resulta indiferente.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • cardelper cardelper 16/06/17 00:22

    Los autobuses no son de Manurela Carmen, son de los madrileños.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    0

  • maimdt maimdt 15/06/17 17:30

    de acuerdo con el primer comentario. Por zonas peatonales nada de coches privados ni oficiales ni na. Se colocan unos maceteros enormes para que no se puedan mover así como así y de paso sirven como medida de seguridad, por cierto, y así no entra ningún vehiculo por esas zonas de ninguna de las maneras. Yo vivo en pleno Centro, a 10´ del palacio de la opera y no quiero ver un puto coche por allí ni de coña. Ni de la policía siquiera. Que vayan andando entre la gente, es más seguro, contaminan menos y gastan mucho menos y estorban menos y vigilan mucho mejor. Por supuesto que los autobuses municipales deben ser todos electricos ya, pero eso cuesta un dinero y el ayuntamiento de Madrid gracias a Gallardón es el más endeudado de España. Por eso, poco a poco. Prioridad a los peatones, zonas peatonales, bicicletas pero con criterio, nada de andar como los bestias de cualquier manera y sorteando peatones, y yo también soy ciclista. Y por la zona Centro prohibido circular con coches que no sean limpios. Obviamente los residentes con permiso para moverse pero con restricciones claro, de lo contrario sería un cachondeo todo esto. Un poco más de orden en todos los sentidos y a todos los que vivimos en el Centro y a todos los que visitan el Centro. Vigilancia sobre toda persona que venga a alborotar, a emborracharse y a hacer sus necesidades en plena calle. Es un tema muy complejo. Es cierto que se limpian las calles, pero solamente duran unos 15 minutos limpias. Lo sé porque vivo en una de ellas y estan limpiando continuamente y nunca permanece limpia porque el modo de vida que hemos implantado de bares por doquier, es imposible conseguir lo anterior:limpieza duradera. Hay que educar pero pedagógicamente, no a base de multas. Y no se deben dar más licencias de bares porque hay de sobra. Sobran bares por todo el centro, lo digo yo, que lo tengo al lado de mi casa. Que abran otros negocios o que vayan a otros barrios.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • dodo dodo 15/06/17 16:19

    también puede usted presentarse a ser elegido concejal de movilidad o del distrito centro en alguna lista electoral, y en tal caso y si fuera Ud. elegido se daría cuenta que los "debería", "retirar", "prohibir" que Ud. utiliza en su articulo no tienen ningún fundamento técnico ni jurídico así como de la cantidad de afirmaciones que hace que no ha contrastado, algunas ya cuestionadas en el comentario anterior.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    1

  • ArktosUrsus ArktosUrsus 15/06/17 09:17

    Querido José Ignacio, comparto el diagnóstico y pero no todas las soluciones. Me parece que serían grandes medidas las paradas de coches eléctricos (y aumento de su flota) de alquiler y sustituir los grandes autobuses por micros eléctricos en el centro. No sé si el cierre de Gran Vía agravará algún problema pero hay tres estaciones de metro en la Gran Vía. Es cuestión de variar los hábitos de transporte. En cuanto a los vehículos privados, hay evidencias científicas de que consumen y contaminan menos a velocidades más bajas, siempre que no se revolucione el coche, es decir, se utilicen marchas largas. Fomentemos la auténtica economía colaborativa. Yo vivo en un extrarradio de Madrid con un lamentable servicio de autobuses y sin servicio de tren o metro. Yo tengo un acuerdo con un vecino para traer un solo coche al centro de Madrid. ¿Cuántos coches privados viajan con un solo pasajero? Todos (empresarios incluidos) debemos entender que la contaminación es un problema real, mucho mayor que la pérdida de comodidad o de alguna hora de trabajo. Cualquier medida que fomente la disminución de tráfico debe ir acompañada (y eso sí lo echo de menos) de campañas de concienciación. Y todo eso sin contar el despropósito de que los coches eléctricos o híbridos cuesten hasta un 40% más que sus "hermanos" de motores térmicos. Los taxistas deberían ser persuadidos (que no obligados) de que cambien a vehículos eléctricos, y se deberían construir muchas más estaciones eléctricas de recarga rápida. No tiene sentido que los vehículos de transporte público que deben moverse sólo en el ámbito urbano, no sean ya todos eléctricos. El problema no es que busquen clientes, sino que sus vehículos no son energéticamente eficientes. Y acabo con lo que tú y en tu misma línea: que los coches oficiales se utilicen para asuntos oficiales fuera de la ciudad. Dentro que se muevan en transporte público o en microbuses eléctricos de titularidad municipal que les dejen a una hora y les recojan acabado el espectáculo. No deben tener más privilegios que los que tiene el ciudadano que le elige. Y no pueden actuar como aristócratas de nuevo cuño. Son servidores públicos no reyezuelos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    12

Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    La Internacional del Odio

    La mayoría de los atentados yihadistas en Europa los han cometido ciudadanos europeos. Las propuestas de cerrar las fronteras son inútiles. Es un hagamos algo porque no sabemos qué hacer. Son inútiles porque los terroristas no vienen de fuera, están dentro, han nacido aquí.
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    Sin garantías no hay democracia

    La democracia, compleja y resbaladiza como ella sola, puede nombrarse y apellidarse de muchas maneras, pero todas tienen un elemento común: la articulación de un sistema de poderes y contrapoderes que actúan como garantía.
  • Cobarde con causa Juan Herrera Juan Herrera

    El wéstern, género de Trump

    El día que Trump, Kim-Jong-un o Maduro no hacen un duelo de pistoleros tuiteros, en el telediario hay un sheriff corrupto o un juez prevaricador.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre