x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Foro Milicia y Democracia

¿Son los ejércitos los garantes de las democracias?

Publicada el 15/02/2019 a las 06:00 Actualizada el 14/02/2019 a las 20:13
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

La historia nos muestra grandes cambios en el organigrama de poder de los Estados en los que los ejércitos jugaron una baza fundamental apoyando o provocando alternativas políticas sustanciales. La derivada, en el mundo actual, en los países occidentales con democracias consolidadas, es la de responsabilizar a los ejércitos de la defensa nacional, de preservar la inviolabilidad territorial y, como en el caso de España, garantizar el orden constitucional –una suerte de garante del sistema democrático que tiene difícil encaje en el mismo–.

Estos días asistimos expectantes a la situación política que vive Venezuela. Existe una fijación especial en conocer el posicionamiento –de qué parte– están sus fuerzas armadas. Se desconoce si los ejércitos venezolanos apoyan al actual gobierno, si apoyarían la proclamación de uno nuevo (sin pasar por las urnas) y, lo más preocupante: si todo el Ejército está cohesionado para apoyar una u otra posibilidad o, por el contrario, está desunido y, por ello, podrían configurarse dos facciones que conducirían al desastre de la guerra civil.

Pero lo que poco o nada se está dando en este presumible debate es si el ejército –cualquier ejército– ha de erigirse en árbitro de una contienda política y tener la potestad de decidir por una u otra opción política. Si además se establece que las fuerzas armadas han de garantizar el ordenamiento constitucional, podría entenderse que aquellas estén precisamente por encima de la Constitución misma, si no se establece el mecanismo legal exacto por el que se garantiza la dirección del Gobierno en su actuación.

La opinión política internacional se está erigiendo como parte en la contienda política venezolana y se realizan llamamientos a una participación activa del ejército, siendo también gobierno y oposición de dicho país quienes buscan el apoyo del mismo.

Indiscutiblemente la fuerza militar de un país puede ser suficiente para mantener un orden institucional –siempre que esté perfectamente unida–, pero, ¿ha de ser este un papel que jueguen los ejércitos cuando existe un enfrentamiento político interno? ¿A un ejército se le puede pedir que sea parte en una contienda política? ¿Se le puede pedir a unos profesionales militares que actúen contra la misma población sobre la que tienen la responsabilidad de su defensa?

La tentación de la utilización del ejército como garante último por encima de los poderes del Estado está arraigada en el pensamiento de líderes políticos. En el caso español, aunque de forma ambigua, el cometido de garante del orden constitucional se establece en el artículo 8 de la Constitución, aunque una interpretación sistemática del texto constitucional –que en el artículo 97.1 atribuye al Gobierno la dirección de la administración militar– deja inequívocamente resuelta la subordinación de las Fuerzas Armadas a los poderes del Estado.

Hacer del ejército el garante último de un sistema democrático le coloca en una posición preeminente por encima de la soberanía del pueblo.

Establecer que la fuerza armada, fuera del control directo de los poderes democráticos, pueda asumir por si sola o por delegación la dirección de un Estado no sólo condena a la democracia, sino que crea el escenario fácil para el conflicto civil. Un paso previo al establecimiento de dicho control, y por tanto de la generación del conflicto interno, puede consistir en dar a los ejércitos el papel de policía, como ya vemos que ocurre en algunos países, y dado que esto se realiza para mantener un orden entre los conflictos políticos o ideológicos (que pueden representarse en diferentes acciones ciudadanas) que se trasladan a la calle, se subvierte el verdadero sentido del ejército nacional y se le convierte en adalid de una parte.

Es una desgracia para el militar y los valores que representa, en la asunción de sus responsabilidades, que se le pueda reprogramar profesionalmente –atentando a sus valores y la dignidad que representa– para, eventualmente, actuar contra una parte de la población a la que había hecho promesa de defender.

El ejemplo de la situación en Venezuela puede servir para visualizar cómo se intenta subvertir al militar en sus responsabilidades al tiempo de provocar temerariamente una posible división de sus fuerzas armadas que llevarían a un más que probable conflicto armado interno. La insensatez de gobernantes y demás dirigentes políticos en realizar continuos llamamientos a una responsabilidad militar –que nunca se le debe proporcionar– para garantizar un "orden interno" (una especie de cometido supra policial) revela poca conciencia democrática y una gran irresponsabilidad de quienes tienen o aspiran a ejercer el poder.

En España, la Ley Orgánica 5/2005, de 17 de noviembre, de la Defensa Nacional, recogiendo lo dispuesto en el artículo 8 de la Constitución, establece como misión de las Fuerzas Armadas "garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional". Su posición preeminente en la Constitución al situarse en el Título Preliminar, donde se definen los valores superiores y símbolos del Estado –aunque, como se ha dicho, la subordinación al poder civil sea ya indiscutible– no impide que el Gobierno de turno pueda tener la tentación de utilizar los ejércitos para sus propios fines políticos de mantenerse en el poder, devolviendo de forma legal la autonomía tradicional de la institución militar.

En las sociedades democráticas no existe debate alguno sobre las misiones que deben desempeñar las fuerzas armadas y la neutralidad que deben mantener en el debate político y en la resolución de los conflictos internos. El manejo de unas fuerzas armadas más allá de la misión primera que tienen encomendada –defensa militar de la nación frente al enemigo exterior– puede convertirse en un grave problema cuando se hacen llamamientos a su actuación parcial en los conflictos políticos internos.

El control democrático de las fuerzas armadas no debe darse por resuelto, sino que debe conseguirse y consolidarse tanto en las normas organizativas como en la cultura política de un país. En el caso de Venezuela, lo que se debería pedir a las fuerzas armadas es que se mantengan en sus cuarteles en cumplimiento de sus ordenanzas y que esperen al desenlace del conflicto político para continuar subordinadas al poder democrático que se establezca.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

17 Comentarios
  • Arkanoid Arkanoid 16/02/19 02:50

    Quizá el error de planteamiento sea presentar a los ejércitos latinoamericanos como unos ejércitos convencionales, pero se da la circunstancia de que, por encima de la soberanía de cada estado latinoamericano está la opinión del que se considera país propietario de toda América Latina, EEUU.
    Asumiendo ésta circunstancia nos encontramos en este momento en un punto en el que simplemente se está negociando cuanto vale la voluntad de esos jefes militares, y si estos son un poco listos pactarán rápido, ya sabemos que EEUU no es muy paciente. No quiero con esto desmerecer a los ejércitos latinoamericanos, estamos hartos de ver el mismo modus operandi en cualquier parte del globo. En resumen, los militares venezolanos lo saben y los EEUU más todavía, todos en el continente conocen el currículum de Elliot Abrams.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 15/02/19 20:55

    Los ejércitos representan la DEFENSA de un Estado.

    La Confederación Suiza, república federada de 26 estados -cantones- con 4 idiomas: francés, alemán, italiano y romanche oficiales.

    Es un país democrático: "todos para uno y uno para todos" El mas democrático que conozco, y no tiene ejército...

    Los mandos de nuestro ejército se someten en gobierno a la nato, de la que forman parte, para la defensa de todos los paises miembros.

    Para defendernos de agresiones externas; no para ir contra la población, en el bando que, obviando esa democracia, quiere reducir al que piensa diferente.

    Asi es que, zapatero a tus zapatos...





    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 6 Respuestas

    0

    0

    • Miguel López Miguel López 16/02/19 11:10

      ¿Cómo que Suiza no tiene ejército?
      Poco conoces del país:
      https://es.wikipedia.org/wiki/Suiza#Fuerzas_armadas

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • luzin luzin 16/02/19 01:16

      Hace poco he visto la peli "El Orden Divino" sobre la lucha por el derecho al voto femenino en Suiza, algo que no empezaron a ejercer hasta 1971 y en algún cantón, Appenzell Rodas, no dejaron votar a las mujeres en las municipales hasta 1990 y gracias a la intervención de la Corte Federal Suprema !!!
      Y es que no es oro todo lo que reluce !!!! aunque en Suiza el oro manchado de sangre reluce y luce que no veas ...

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

    • Orlinda Orlinda 15/02/19 22:21

      Perdona, irreli, pero suiza sí tiene ejército. Todos los ciudadanos suizos son militares hasta los 35 años, y después hasta no sé si 45 ó 49 en la reserva. Todos tienen fusil en su propio casa y cumplen una vez al año un tiempo de entrenamiento militar, concedido y pagado por la empresa en la que trabajen. Dirigidos por profesionales que son una mínima parte.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      0

      2

      • irreligionproletaria irreligionproletaria 16/02/19 01:15

        Tienes razón en lo que expones, Orlinda; me refería a un 'ejército propiamente dicho' ; no pretendía exponer, que no estuviesen preparados para defenderse, si fueran atacados.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        0

        0

        • Miguel López Miguel López 16/02/19 11:14

          Tiene un ejército y una fuerza aérea, con sus soldados y sus generales, como cualquier otro ejército.
          Tal vez lo confundas con Islandia.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          0

          • irreligionproletaria irreligionproletaria 16/02/19 11:26

            Seguro que tiene usted razón. A estas alturas, Langenthal, "creí que, pensé que", estaba en el cantón de Berna.

            Decimos y repetimos que 40 años no son nada, pero, fíjese, puede ser Islandia...seguro.

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

  • GRINGO GRINGO 15/02/19 19:31

    Ningún ejercito es garante de nada, más que se hacer gastar en juguetitos que nunca van a ser usados, el dinero que muchas veces no tiene el país que se endeuda con "los fabricantes de armas", verdaderos focos de corrupción y tráfico de influencias.
    En España mientras se recorta en TODO, se firman contratos para renovar un ejercito que no ha pegado un palo al agua desde no se sabe cuando, y la única vez que se movieron, lo hicieron en defensa de muchos de los postulados que defienden los que ahora se llaman "Constitucionalistas", el PP-C'S y VOX.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    3

    4

    • HEREJE HEREJE 15/02/19 20:10

      Por lo que yo sé, el ejército está formado por un colectivo de personas a las que les gustan las armas y el poder que proporcionan a sus poseedores. En teoría esas personas no "pueden tener" opiniones políticas, pero las tienen y cuando la cosa no va conforme a su rollo, sacan las armas y amenazan a los que les compraron esas armas hasta que los que defienden sus ideas políticas (esas que no podían tener). El ejército español es especialista en ganar batallas matando a ciudadanos españoles. Muchos otros ejércitos también son especialistas en esa curiosa especialidad de auto-guerra.

      Responder

      Denunciar comentario

      5

      4

  • Atea Atea 15/02/19 15:46

    Si tan demócratas son todos estos países que están haciendo la sillita de la reina a Trump y a este Guaidó que hasta hace dos días no lo conocía nadie, que le digan al sistema financiero internacional que dejen de estrangular económicamente a Venezuela y dé vía libre a la compra de productos básicos y medicamentos y que en las próximas elecciones vigilen con lentes de aumento para que éstas se lleven a cabo de forma completamente legítima.
    Qué asco de países aplaudiendo a EEUU y ahora presionando al ejército con lo que van a conseguir que se produzca una guerra civil por no enfrentarse al big boss. Grande aunque loco también ese Chavez cuando gritaba “Váyanse al carajo yanquis de mierda”.
    Save the children denuncia que en los últimos cuatro años han muerto casi 90 mil niños de hambre en Yemen, país que tiene embajada en Madrid y que se está convirtiendo en un cementerio gracias a las bombitas que España vende a Arabia saudí tan amigos de la familia de nuestro tan preparado rey. Esos importan un pimiento, qué raro.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    5

    11

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 15/02/19 20:42

      Hola Atea,

      Sólo, una humilde sugerencia: echále un vistazo a las cotizaciones en la City londinense...ese 'Save de children'... equivale a nuestra 11, 12, 13, 14, 15...infinito, ya.

      Los mas ricos del lugar...

      Un abrazo,

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      2

      • Atea Atea 15/02/19 21:22

        Por supuesto, pero eso no quita que los datos que aportan sean falsos.
        Saludos irreli.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • Grobledam Grobledam 15/02/19 12:51

    Hay que ver las cotas de irracionalidad argumental que se gastan para justificar lo injustificable algunos articulistas mamporreros, que no periodistas.
    Un golpe de estado por definición se hace contra el Estado, contra la legalidad y el imperio de la Ley que sustentan a ese Estado; aunque este sea ilegítimo en su origen. Ojalá hubiera habido un golpe de estado (militar o civil) contra el régimen franquista; pero no por ello iba a dejar de ser un golpe de estado.
    Los comentaristas Importillo y Severo Diletante ya han explicado el papel que deben representar las Fuerzas Armadas en un Estado; así que desistan los mamporreros golpistas de intentar retirar al pueblo venezolano, (a todo el pueblo venezolano y a sus instituciones) el poder por la vía de argumentos absurdos y si de los hechos se pasa a las actuaciones, las fuerzas armadas venezolanas acometerán la obligación de defender al Estado venezolano y a sus ciudadanos, venga de dentro o fuera de sus fronteras el "golpe de estado".

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    7

    • Arkanoid Arkanoid 16/02/19 03:00

      Claro, ahora entiendo por qué "Somos la Izquierda" se apresuró a reconocer al golpista Guaidó, aunque luego se tuvo que comer el chorreo de Lopez Obrador...

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • lmportillo lmportillo 15/02/19 09:15

    No. Las Fuerzas Armadas, junto con los demás cuerpos de seguridad (cada una en su ámbito), deben ser el medio por el que establecer el nivel de seguridad necesario en una comunidad para que todos los derechos fundamentales puedan estar garantizados.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • severo diletante severo diletante 15/02/19 07:45

    El ejército debe ser garante, a las ordenes del gobieeno electo, ante las violaciones del estado de derecho tipo golpes de estado, proclamas antidemocráticas, e injerencias de terceros paises tanto militares como de servicios de intelugencia.
    Leugo: Guaidó, a quien nadie eligió como presidente de Venezuela, como sus compinches financiados por la cia, deben ser reprimidos hasta que ganen una elecciones dentro dw la constitución que votaron libremente todos los venezolanos, a la que pretenden burlar con una autoproclamación que ni siquiera tuvieron agallas de hacer en el parlamento de Venezuela.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.