x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Foro Milicia y Democracia

Santiago Bastos, el general discreto a quien tanto debe España

Publicada el 25/07/2019 a las 06:00 Actualizada el 24/07/2019 a las 20:22
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Con un sobresalto, el 22 de julio de 2019 me enteré del fallecimiento del general retirado Santiago Bastos y de su mujer en un accidente de circulación. El tiempo ha pasado implacable y hacía ya muchos años que no nos veíamos. Rememoro la época convulsa en la que le conocí y la estrecha amistad que, casi instantáneamente, surgió entre nosotros. Era aquella época marcada por el llamado “ruido de sables”, por los miedos colectivos a las conspiraciones militares y al terrorismo de ETA.

Bastos, que empezó en los servicios en 1977 como un joven comandante del Ejército, hizo fracasar no pocas de estas conspiraciones. En la Brigada Paracaidista, en la División acorazada “Brunete” y en el golpe desarticulado en las vísperas de la arrolladora victoria electoral del PSOE del 28 de octubre de 1982, en el que los “coroneles inteligentes” —miembros también del CESID— que iban a perpetrarlo tenían preparadas listas para fusilar gente, elaboradas por provincias. La labor callada y eficaz de Bastos y sus hombres en las segundas secciones de las capitanías militares fueron vitales.

Al conocerse su muerte, la prensa destaca su decisiva participación en otro intento de masacre con magnicidio: aquel acto de 1985 que no era una conspiración militar al uso sino terrorismo puro y duro. Una trama ultraderechista, dirigida por militares desafectos, pretendía nada menos que volar la tribuna oficial del Día de las Fuerzas Armadas en A Coruña, con todas las personalidades, encabezadas por el rey y el presidente del Gobierno.

Pese a la gravedad de los planes felizmente abortados, nada se supo entonces. Felipe González, a mi juicio con buen criterio, lo ocultó una vez desactivado todo por los servicios de inteligencia, en los que Santiago Bastos tuvo una participación de primer orden. El presidente del Gobierno de España no podía llegar a Europa con semejante tarjeta de visita. Y, como he dicho, el Gobierno decidió ocultarlo hasta años después cuando González confirmó los rumores que comenzaban a llegar a las redacciones de los periódicos y revistas, en una entrevista.

Siguiendo la filosofía del que fuera primer ministro civil de Defensa en la democracia, Agustín Rodríguez Sahagún, el CESID, organismo de Inteligencia antecesor del CNI de hoy, se aplicó a la tarea de prevenir antes que curar. Y en esta labor, dirigiendo el Área de Involución del Centro, Santiago Bastos con prudencia, eficacia, discreción y firmeza fue desmontando los más graves episodios e intentonas golpistas hasta apagar el ruido de los sables en los cuarteles.

Y lo hizo con contundencia y vocación de servicio a la democracia, en unos momentos en los que dirigir esa tarea era difícil, casi no sería exagerado decir que heroico, con la mayoría de sus compañeros de armas de entonces jugando a la contra y criticándole en las salas de bandera de las unidades militares. Su entrega a la causa de la libertad fue tenaz y discreta. Nunca pidió —y hubiera podido hacerlo, me consta— nada a cambio.

Tuve el privilegio de conocerle más allá de su brillante biografía en los servicios de información. Profesionalmente colaboré con él, intercambiando información, en varias ocasiones, tanto desde la redacción de Diario 16 como formando parte del “Grupo Saconia”, formado por antiguos miembros de la UMD y otros militares y policías demócratas. Santiago Bastos era la fuente de muchas informaciones del periódico. Otras no vieron la luz por lealtad a lo pactado con un hombre íntegro, que, además, era un amigo cuya confianza no se podía traicionar. General Santiago Bastos, amigo mío, hasta siempre.
______________________

Fernando Reinlein es militar y periodista
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

8 Comentarios
  • TO QUIQUE TO QUIQUE 09/08/19 12:26

    NO TENGO POR QUE DUDAR DE LA VERACIDAD DE ESTA INFORMACIÓN, SIN EMBARGO SI TENGO QUE DECIR QUE ME HUBIERA GUSTADO CONOCERLAS ANTES, MUCHO ANTES, PUESTO QUE ACTUACIONES COMO LA DE ESTE BUEN HOMBRE DEBEN DE SER CONOCIDAS POR LA CIUDADANIA AL IGUAL QUE LA DE LOS FACINEROSOS EMPEÑADOS EN DESTRUIR LA DEMOCRACIA, EL PUEBLO DEBE DE SABERLO, EN ESTE CASO PARA HONRARLE Y EN EL ORO PARA CONDENAR SUS ACTUACIONES, ¿CUANTOS MILITARES COMO SANTIAGO TENEMOS EN LAS FUERZAS ARMADAS? Y ¿CUANTOS DE LOS OTROS LOS POSIBLES GOLPISTAS? EL PUEBLO TIENE EL DERECHO Y LA OBLIGACIÓN DECONOCERLOS,

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Cantón Cantón 27/07/19 15:58

    Cierto veo que la politica de fondo, a menudo  nos es desconocida. Por no decir negada.
    Pero según  este artículo,  que da cierto miedo  leerlo, entiendo que sería  bueno ampliar la trayectoria, y sobre todo los hechos, ampliados, sobre esta persona. Entiendo que que no todo lo enseñado es lo cierto. Siempre hay gente en la sombra.
    Pero por favor. Amplíen esta noticia con hechos y certezas que generen confianza y seguridad en un país con demasiadas costuras mal cosidas.
    Gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • cromwell cromwell 25/07/19 19:19

    Gracias por tan valiosa información D. Fernando, desconocía todo sobre este general entregado y buen patriota. Cierto es que el Ejército en general genera desconfianza en amplios sectores de nuestro país pero deberían darse más a conocer los actos de los militares que defienden la democracia que los de los que firman escritos contra ella.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • tarrul tarrul 25/07/19 11:42

    Muchas gracias, estar informados de estos casos es imprescindible. Todo mi respeto para este militar,cuyos actos ignoraba.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Jaca1930 Jaca1930 25/07/19 08:40

    Don Santiago Bastos fue uno de los muchos militares que sirvió a España en silencio, buscando una democracia en la que cupieramos todos. Desgraciadamente, los patrioteros de pacotilla por un lado y los prejuicios antimilitaristas por el otro, impedirán un reconocimiento póstumo a su extraordinaria y eficaz labor en aquellos difíciles años. Gracias, Fernando Reinlein, por recordarlo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • subeChico subeChico 25/07/19 06:37

    ¡Qué cosas tan horrendas relativas a ruidos de sables de los 80 nos descubre usted don Fernando. Y aún creo recordar que más de 600 militares firmaron un manifiesto contra la exhumación de Cuelgamuros. A eso nos quieren hacer tragar la modélica transición. Más bien himen intacto del parto virginal. Sin romperlo ni mancharlo.
    ¡Qué hemos hecho para merecer tanta ignominia!

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    7

  • Juango Juango 25/07/19 01:26

    Mi agradecimiento como español, a las personas que hicieron posible con su trabajo que España alcanzace el estado democrático actual.
    Entre otros al general Santiago Bastos.
    Gracias

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • Heliopausa Heliopausa 25/07/19 00:27

    Que lastima que en este pais , solo te recuerden cuando falleces
    Como decia Rubalcaba " Que bien se entierra
    en este pais"

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.