X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Foro Milicia y Democracia

Prohibido opinar a los militares de política …. excepto por WhatsApp

Publicada el 27/05/2020 a las 06:00

Empezaré admitiendo que soy de los que creen que es legítima la duda sobre si los militares deberían poder manifestar públicamente opiniones políticas fuera de sus actividades y responsabilidades profesionales o no. Incluso, que me inclino porque así sea, porque puedan.

Dicho esto, me gustaría hacer tres primeras observaciones:

1. No es esta la postura de las actuales autoridades españolas, que no sólo mantienen en vigor la LO 9/2011, de 27 de julio, de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas., que en su artículo 7 dice: "El militar está sujeto al deber de neutralidad política. … mantendrá una estricta neutralidad pública en relación con la actuación de los partidos políticos". Sino que la han aplicado recientemente en varias ocasiones. De las que, quizás, la más conocida, sea la apertura de expedientes disciplinarios a firmantes de un manifiesto, hecho público, reivindicativo del general Franco y de su dictadura, cuyo resultado absolutorio o condenatorio se desconoce si ya se ha producido. Y la apertura de expedientes disciplinarios a firmantes de un contramanifiesto refutando lo preconizado en el anterior, cuyo resultado conocido hasta ahora ha sido la rescisión del contrato (expulsión) del cabo Santos Soto.

2. Por otra parte, también se ha hecho público, con ocasión de un forzado malentendido (forzado porque no había tal malentendido, sólo se quiso hacer que lo pareciera), que la Guardia Civil está monitorizando las redes sociales en busca de mensajes que pudieran suponer un perjuicio para la salud de la población en estos delicados momentos de pandemia.

3. Momentos de pandemia, en los que se han visto proliferar mensajes brutalmente agresivos e insultantes, e incluso en muchos casos obscenos, contra el Gobierno, contra las personas que lo componen, contra los partidos políticos que lo sustentan e, incluso, contra los profesionales sanitarios que los asesoran, en grupos de WhatsApp y blogs de militares (de promociones, de asociaciones de antiguos…, de estudio y reflexión, etcétera). Expresiones como asesinos, traidores o corruptos han sido, y siguen siendo, frecuentes. Las llamadas al “ya está bien, salvemos a España”, también. Intercalado todo ello con fascinantes bulos, cuya propia exageración incita a mirarlos con una cierta desconfianza a cualquier persona con un mínimo de información y sensatez. Y, cómo no, todo enmarcado con una bandera de España como fondo o rodeado de pequeñas banderitas rojigualdas.

He aquí, a modo de muestra, algunas “perlas” de esta poesía digital: “El confinamiento como experimento totalitario”, “Con estas pavorosas restricciones de las libertades, los yonquis del gobierno están midiendo la capacidad de aguante de los ciudadanos españoles para después ….”, “Ser de derechas es desear la recuperación de Anguita, ser de izquierdas es desear la muerte de Ortega Smith”, “La España orwelliana de Sánchez”, etc. Y sólo estoy citando la idea base de estos mensajes, dejo a la imaginación del lector el tenor del contenido entero.

Pero si hay alguna “perla” que realmente merece la pena citarse, por el asombro que produce, es la incitación al incumplimiento de las medidas dictadas. Con ocasión de las caceroladas antigubernamentales iniciadas en el centro de Madrid, apareció un WhatsApp (entre militares, ¡olé! la disciplina) encabezado como “Recomendaciones ante la identificación policial”. En él, se recomienda no ir identificado porque “si no estás documentado tendrán que trasladarte a comisaría” y allí “debes pedir el habeas corpus” y “complicarles la vida diciendo que estás indispuesto, solicitando que te lleven al médico” (¿no suena a conversación entre delincuentes comunes?), con todo lo cual “tendrán que vaciar la calle de patrullas, se desmoralizarán los agentes y se desbordarán las comisarías…. y los servicios sanitarios” (¿no suena a conversación entre terroristas?). “Con todo ello, se arruinará la reputación del Gobierno, vinculando la actuación de la policía con la de la policía bolivariana”.

Nadie es responsable del WhatsApp que recibe, pero sí el que lo reenvía.

Visto esto, comienzan a surgir las preguntas: ¿Han detectado las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o los servicios de información interior de los Ejércitos y la Armada este tráfico? ¿Han informado a quien debieran? ¿Constituyen, al menos, algunas “perlas” de este tráfico falta o delito de injurias o de odio? ¿Atentan contra el deber de neutralidad política impuesto a los militares por la LO 9/2011 de “derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas”? ¿Está previsto hacer algo por las autoridades del Ministerio de Defensa como se actuó en el caso de los manifiestos citados anteriormente, ni siquiera referidos a autoridades actuales, sino del pasado?

No, no nos asustemos, no se trata de que alguien esté preconizando, mucho menos preparando, un golpe militar, de Estado o de timón. No son tiempos y la lealtad constitucional de nuestras actuales Fuerzas Armadas está fuera de toda duda.

El peligro radica en que ciertas fuerzas políticas (de hecho, el programa de Vox ha circulado por algunas de estas redes), que a lo mejor son la fábrica de donde salen todos estos mensajes, puedan aprovecharlo para sacar rédito político o electoral, alegando el “¿veis como nuestra idea del patriotismo y de España es la auténtica; coincide con la de los militares, tradicionales depositarios de estos valores?”, confundiendo patriotismo con patrioterismo y España con su visión militarizada de España. Y creando la falsa impresión de que, en España, sí es posible un golpe militar, de Estado o de timón, y que sólo confiando en ellos se podría evitar, porque los militares sí confían en ellos. Propaganda que los militares debemos desmentir, en vez de alentar, para evitar que se nos utilice.

Y no se olvide que las fuerzas políticas españolas ultranacionalistas, católico-integristas y conservadoras necesitan de estas fuerzas para gobernar, por lo que no pueden más que satisfacerles con ciertas concesiones.

Concesiones como una cada vez mayor autonomía militar respecto al Gobierno (a nadie le amarga un dulce), que nos recordaría viejos tiempos, una cada vea mayor privatización de la sanidad, la enseñanza o la dependencia, el olvido del cambio climático, el endurecimiento de leyes laborales, de orden público y antimigratorias, mayores restricciones a la libertad sexual o el aborto, mayor empoderamiento de la Iglesia católica, o una cada vez mayor capacidad del Gobierno para ilegalizar partidos, movimientos, sindicatos u organizaciones de la sociedad civil, que se puedan torticeramente llegar a considerar como antiespañolas, anticatólicas o antiliberales. Es decir, un progresivo regreso a los viejos tiempos revestidos de actualidad.

Enrique Vega Fernández es coronel de Infantería (retirado)

 

Más contenidos sobre este tema




7 Comentarios
  • Isabelle006# Isabelle006# 28/05/20 17:25

    Un artículo excelente, deberían sumarse a los de lectura obligatoria de quienes están en las antípodas del honor y el servicio a la ciudadanía, escudándose en el uniforme militar. Y me temo que ahí los hay agazapados desde antes del 78.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • K2K2 K2K2 28/05/20 12:15

    Estoy en general de acuerdo con este excelente artículo, excepto por un aspecto. Dado lo que se está viendo y el propio texto resalta (bulos, apelaciones al cambio de gobierno y de régimen, propuestas para saltarse las leyes y colapsar la justicia y la sanidad...), ¿cómo puede decir el Coronel Vega que es partidario de permitir que los militares se pronuncien políticamente? Si tod@s fueran como él (de izquierdas o, más probablemente, de derechas, da igual) yo coincidiría, pero no es el caso. Mientras el estamento militar sea así, hay que impedir que entren en política.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • geuk geuk 27/05/20 19:13

    Ya que Vd.fue profesional de las fuerzas Armadas, me gustaría hacerle un pregunta.
    Cuál fue cree Vd.el cambio que hubo a la muerte del general Franco? Me refiero a las academias militares,los altos mandos, los no tan altos, etc.
    Es posible que después de haber ganado una guerra y haberse hecho con el poder durante una dictadura, pensemos que por iluminación Divina nos convertimos en verdaderos DEMÓCRATAS, con lo que eso conlleva?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • F.A F.A 27/05/20 13:31

    Señor coronel estoy en parte de acuerdo con usted veo difícil un golpe de estado pero me asusta mucho lo que está sucediendo y cada día va a más sino hay está la actuación del coronel y la jueza mejor ejemplo de su actuación en contra del gobierno con datos falsos en clara guerra para derrocar al gobierno y claro el PP y Vox que más quieren, qué pasa con la querella contra Ayuso y parte de su gobierno y barios dirigentes de residencias cuanto se habla del tema que tiene que decir la oposición, el periódico el mundo y otros afines de la derecha cada día estoy más asqueado, indignado y decepcionado de estos politicos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • serrekunda serrekunda 27/05/20 07:57

    Me da una risa, pero de la buena, cada vez que un político hace gala de que España es una democracia consolidada, les recomendaría vivir algunos años en un país escandinavo para que se enteraran que es una democracia y como se las gastan con el fraude fiscal,amiguismo político,seriedad con los recursos que tiene el Estado,etc.etc.etc. bakau

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    14

  • Canija Canija 27/05/20 07:41

    Gracias por su artículo desgraciadamente creo que en el ejército y en la policía no hay muchas personas que Lo suscriban 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    17

  • PEGOTE PEGOTE 27/05/20 01:19

    No creo que un militar no deba opinar pero en positivo, según su conocimiento y apoyando a las instituciones en situaciones de un volumen de descontrol como éste. Lo mismo pienso de cualquiera que considere como colectivo, ej veterinarios; sin embargo, para poder opinar es necesaria una formación mínima que parece ser que no tienen, no han cambiado, su costumbre del ordeno y mando sigue vigente, se extiende al mínimo de poder los números; y es aquí, donde la ignorancia alcanza es súmmum. No es una apreciación en los exámenes si dejan 35 preguntas sobre ortografía  sacan un 5, aunque para aprobar les exigieran un 6'5, pero lo mas relevante es que en EGB NO APROBABAS CON 5 faltas en la asignatura que fuese. En fin, no leen y sin leer que se puede pedir a un funcionario. Ahora quieren cobrar lo mismo que las policias auténticas, pues que aprendan un idioma de los co-oficiales. No parece justo que el conocimiento de idiomas sea un factor salarial?

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    6

Lo más...
 
Opinión