x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
¡Insostenible!

Un nuevo Contrato Verde en España para después del #28A y #26M

Fernando Prieto | Ignacio Marinas | Pepe Galindo
Publicada el 24/04/2019 a las 06:00
En Estados Unidos se está produciendo un debate y unas propuestas muy interesantes sobre el Green New Deal o Nuevo Pacto Verde. Los demócratas de la Cámara de Representantes presentaron una resolución en la que pedían una amplia movilización ambiental y económica que haría que los Estados Unidos tuviera emisiones cero de carbono para 2030. El tema ha pasado de ser un grito de guerra a una serie de propuestas muy concretas que pretenden redefinir el debate nacional sobre el cambio climático.

La medida, redactada por la representante de primer año Alexandria Ocasio-Cortez de Nueva York y el senador Edward J. Markey de Massachusetts, tiene la intención de responder a la demanda de las bases del partido, para una gran estrategia que combata el cambio climático, cree empleos y ofrezca una respuesta afirmativa al desafío a los valores fundamentales del partido planteado por el presidente Trump. Los objetivos: lograr emisiones netas de gases de efecto invernadero, crear puestos de trabajo, proporcionar una transición justa, asegurar aire y agua limpios, son ampliamente populares. Los proyectos, como la descarbonización de la electricidad, el transporte y la industria, la restauración de ecosistemas, la mejora de edificios y las redes eléctricas, son necesarios y razonables (aunque también extremadamente ambiciosos).

La resolución es todavía solo un plan que todavía tiene muy poco detalle, tanto que los republicanos la recibieron con burla. Los objetivos pueden ser inalcanzables en los plazos marcados, pero sin duda marcan una dirección: por ejemplo, 10 años para convertir "el cien por cien de la demanda de energía en los Estados Unidos" en "fuentes de energía limpia, renovable y sin emisiones", ambiente económico libre de monopolios, aire y agua limpios y acceso a la naturaleza, comida saludable, atención médica de alta calidad, vivienda adecuada y asequible, actualizar "todos los edificios existentes" para cumplir con los requisitos de eficiencia  energética y para expandir el tren de alta velocidad es tan amplio que la mayoría de los viajes aéreos quedarán obsoletos. Emisiones netas cero de gases de efecto invernadero a través de una transición justa y equitativa para todas las comunidades y trabajadores. Crear millones de empleos con altos salarios y garantizar la prosperidad y la seguridad económica. Que todas las inversiones en infraestructura e industria puedan enfrentar de manera sostenible los desafíos del siglo XXI. Aire y agua limpio, alimentos saludables, un clima adecuado y comunidades resilientes, acceso a la naturaleza y un entorno sostenible para todos, promover la justicia y la equidad, prevenir el futuro y reparar la opresión histórica sobre las comunidades más vulnerables.

La iniciativa, presentada como resoluciones no vinculantes en la Cámara de Representantes y el Senado, está ligada a un programa de infraestructura que, según sus autores, podría crear millones de nuevos "empleos verdes", al tiempo que garantiza la atención médica, "un salario familiar, un permiso familiar y médico adecuado", vacaciones pagadas y seguridad de retiro a cada estadounidense. La idea de Green New Deal alude al New Deal de Franklin D. Roosevelt en la década de 1930 y busca aludir a la gran capacidad de superación del pueblo americano. Cuando JFK dijo que iríamos al final de la década, la gente dijo que era imposible. Si Eisenhower quisiera construir el sistema de autopistas interestatales hoy, la gente preguntaría cómo lo pagaríamos.

"El cambio climático y nuestros desafíos ambientales son las mayores amenazas existenciales para nuestra forma de vida", dijo Ocasio-Cortez. "Debemos ser lo más ambiciosos e innovadores en nuestras soluciones como sea posible".

Un modelo de sociedad

Desde luego el "Nuevo Acuerdo Verde" puede estar lejos de la realidad y sin duda debe de concretarse mucho más pero es una historia diferente a nivel estatal que vende un modelo de sociedad, un futuro más sostenible y que por lo menos arroja cierta esperanza.

A finales de la segunda década del siglo XXI, España está en un momento decisivo. En unas semanas se celebran cuatro grandes convocatorias electorales: europeas, nacional, comunidades autónomas y municipales, y los representantes, diputados, alcaldes, concejales que salgan elegidos son los que van a encarar los importantes desafíos los próximos años.

Por una parte el cambio climático: España aumentó sus emisiones hasta el 2017 en mucha mayor proporción que otros países y aunque las haya disminuido en 2018, por una primavera excepcionalmente húmeda –la más lluviosa desde 1965– y haya producido un 85% más de energía hidroeléctrica..  sigue sin cambiar la estructura energética y económica que hacen que sea un país con una elevada carbonización en su economía. Otros países ya han iniciado su senda hacia la descarbonización: entre 1990 y 2016, mientras Inglaterra (-39,4%),  Alemania (-27,3%), Bélgica (-19,7%), Italia (-17,5%) u Holanda (-11,80%) las reducían paulatinamente año tras año, España aumentaba sus emisiones industriales y energéticas en un 13%.

Esta falta de decisiones hacia la descarbonización a lo largo de los años pasará factura ya que ahora se tendrán que tomar medidas más drásticas que las tomadas por todos estos países durante décadas y hace que nuestra economía presente menor competitividad, puesto que otros países ya se han posicionados en esos otros sectores descarbonizados. A la vez presenta una elevada vulnerabilidad al cambio climático, las inundaciones que se repiten periódicamente en primavera y otoño, el elevado riesgo de incendios forestales que se transformará en realidad en los próximos meses y las sequias que se repiten cada cierto número de años, unido a la des-gobernanza del agua como se ha visto en Doñana, en Daimiel con miles de pozos ilegales o la carencia de estaciones depuradoras adecuadas, o en la carencia de políticas adecuadas para solucionar la calidad del aire en las ciudades. En 2019 se puede volver a producir una sequía como la que tuvo el país en el año 2017 y que se vino fraguando en los años anteriores. (En efecto los datos de volumen de agua embalsada en abril de 2019 son todavia menores que los existentes en 2017).

La energía más cara de Europa

La energía es otro sector clave. Es inaudito que todos los tejados del país del sol todavía no sean solares. que sea más barato traer gas o energía de otra parte de mundo (tenemos una dependencia energética del 75%)  para algo tan sencillo como por ejemplo calentar agua o una casa. Las recientes reformas son un buen paso, aunque insuficientes en esta dirección. También es increíble que todavía España tenga la energía más cara de Europa, teniendo una gran cantidad de recursos renovables como hidráulicas ya amortizadas, eólica o solar. Otros sectores clave tales como el automóvil deberán encarar la movilidad sostenible buscando la electrificación del sector y soluciones para moverse por las ciudades y las conurbaciones especialmente contaminadas. El turismo que es responsable del 11% tiene que tener en cuenta por supuesto el medio ambiente, no es imaginable un turismo en zonas degradadas y tampoco se concibe que haya problemas en depuradoras en zonas turísticas. La agricultura, ganadería y sector agroalimentario es responsable de otro 11% del PIB, este sector es clave para fijar población en la España vaciada y responsable de bienes y servicios ambientales estratégicos como el agua, la biodiversidad o la fijación del suelo. Hoy siguen sin incluirse en la contabilidad nacional los bienes y servicios que producen los ecosistemas naturales y los agroecosistemas tradicionales. Y sí, en la actualidad continúa existiendo una despoblación brutal en la España vaciada, con densidades comparables a Laponia o el Sahara.

Este abandono de la gestión tradicional determina la reducción de los pastizales y que parte de los bosques sigan siendo pasto de las llamas todos los veranos. La ganadería extensiva es absolutamente imprescindible para solucionar el problema del fuego en este país.

La economía deberá enfrentar estas transformaciones, no en vano son el único camino sostenible y que a la vez reduce los costos y la hace más competitiva. Hay que recordar que, en 2017, el déficit energético de España se incrementó en 4.100 millones de euros, un 25% más que en el año anterior. De esta forma, el déficit energético del país superó los 20.700 millones. Las salidas de la economía española para energía son un fuerte deterioro de la balanza comercial  que conviene vigilar de cerca para evitar un desequilibrio estructural de la economía española.

Encarar estos retos, con la industria 4.0, buscando una digitalización y mecanización, con adecuadas tecnologías, donde se gestione la demanda y no el aumento de la oferta, donde se transformen los procesos de fabricación, en todos los sectores nos puede llevar a un futuro donde sobre el empleo, donde se pueda pensar en una renta básica universal, como ya la están adoptando otros países y donde haya más tiempo libre.

Diez puntos para una ESPAÑA + sostenible:

1. Cambio climático. Disminuir emisiones de cambio climático tanto públicas como privadas, tanto de instalaciones fijas o difusas, las relacionadas con el propio municipio o con las empresas e instalaciones que existen en el territorio municipal o de la comunidad autónoma.

2. Energías renovables. Tejados solares y balance neto municipal en todos los edificios propios y campañas de aumento de energía solar y eólica.

3. Agricultura y ganadería sostenibles. Agricultura ecológica de proximidad para guarderías, hospitales, comedores públicos, residencias de ancianos.

4. Movilidad sostenible y descarbonizada. Actuaciones de aumento de movilidad sostenibles, transporte público accesible y gratuito en momentos de elevada contaminación, fomento de las bicicletas, creación de zonas peatonales.

5. Economía circular y colaborativa. Impulso decidido a la economía circular y economía colaborativa, con aumento de actuaciones en reparación, reuso, reutilización, y finalmente reciclado, con actuaciones concretas para buscar residuos cero, además de suprimir el desperdicio de alimentos buscando aprovechamientos de todos ellos y fomentar la economía circular en todas las actuaciones en el término municipal.

6. Uso inteligente del agua. Uso del agua de una forma inteligente tanto en la captación para asegurar un agua de calidad en las tomas de los habitantes como exigiendo una depuración terciaria al 100% en los vertidos; asegurando que los habitantes y sus propiedades no estén en zonas sometidas a riesgo de inundaciones.

7. Protección de la biodiversidad. Aumento de la biodiversidad en todos los municipios, fachadas y azoteas verdes, cinturón verde alrededor de todos los núcleos urbanos, buscando grandes corredores ecológicos que impidan los efectos de frontera de las grandes infraestructuras, creación de amplias zonas de corredores ecológicos y del cinturón verde mediterráneo, introducción de láminas de agua y humedales dentro y en los alrededores de la ciudad, protección del lobo 100%.

8. Adaptación al cambio climático. Adaptación al cambio climático de todos los sectores y todas las actividades económicas con actuaciones de fomento de la biodiversidad, proponiendo soluciones basadas en la naturaleza, anillos verdes alrededor de las ciudades, adaptando la costa al cambio climático, declarando una moratoria en la construcción y retirándose en las zonas mas cercanas al mar.

9. Lucha contra la desigualdad. Tanto dentro del país como solidaridad internacional y actuaciones de ayuda al desarrollo: destino de una parte de los presupuestos generales a la ayuda al desarrollo.

10. Compra pública, evaluación y rendición de políticas públicas. El diagnóstico y exigencia en todas las actuaciones de planificación y presupuestos respecto a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

La financiación de todo este Nuevo Pacto Verde, Green New Deal o Nuevo Contrato Verde es compleja. Se ha avanzado que puede suponer un 2,5% del PIB, pero si estos sectores (agricultura sostenible, movilidad eléctrica, tejados solares, economía circular, etc..) o esta restauración de los ecosistemas (cinturón verde mediterráneo, adaptación al cambio climático, ) es el futuro, sencillamente no queda otra opción.

Grandes retos, que ya están sucediendo, se adivinan para los próximos años, las migraciones masivas debidas al cambio climático, la contaminación por plásticos, la mala calidad del aire en las ciudades, o la pérdida de biodiversidad, con la extinción de especies, etc... Y la solución a estos retos tienen que ver con la gestión inteligente de la energía, la agroalimentación, la sanidad, el transporte, etc.. y  hará falta una coordinación y una voluntad compartidas, ya no se trata de un ministerio más o menos concienciado sino que se trata de una voluntad coordinada no solo de todo un gobierno sino de toda una sociedad que de una forma vertical adopte estas tesis.

No hay que negar que existen grandes incertidumbres todavía en cómo actuar, para crear un nuevo modelo que cree riqueza sin agotar los recursos y aquí la creatividad, la innovación, la tecnología y el esfuerzo de todos es imprescindible. Hay una gran diversidad de situaciones pero los dos ejes, la igualdad (económica, de género, de oportunidades, etc..) y la sostenibilidad son esenciales para coordinar este compleja realidad. Aquí las nuevas generaciones van a ser determinantes  en la determinación de tendencias y por supuesto en la lucha contra el cambio climático, exigiendo soluciones ya, sin más explicaciones.

Sin duda los partidos que sean capaces de capitalizar un escenario de futuro con esperanza, una mayor calidad de vida y posibilitar un futuro más sostenible, tendrán muchas más opciones que el resto.

Convertir España en una región más sostenible es la mejor inversión colectiva, porque construir un país, región o municipio con mejor calidad de vida la hace más atractiva y completa, y ofrece una oportunidad para conseguir que el cuidado del territorio sea una actividad rentable que cree mucho empleo y abra nuevas áreas de actividad e innovación.
______________

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    Fernando Prieto, Ignacio Marinas y Pepe Galindo pertenecen al Observatorio de la Sostenibilidad.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión