x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




El vídeo de la semana

Manadas

Publicada el 02/12/2017 a las 06:00 Actualizada el 01/12/2017 a las 21:59
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Dos miembros de 'La Manada' rompen a llorar durante el alegato de su abogado

El juicio quedó visto para sentencia este martes.

El pelotón de ejecución machista que se hacía llamar La Manada espera en presidios civiles y militares la sentencia por el juicio más mediático de los tiempos recientes.

La Manada, vaya nombrecito. Deben de estar subiéndose por las paredes de las celdas, pensando que en qué hora se les habrá ocurrido la gracia de ponérselo a su grupo salvaje, a la vista del uso que le ha dado la canallesca ahormando con él una identificación indeleble y muy precisa de sus andanzas de machos dominantes. Porque como manada en su acepción más animal pasarán a la historia de la infamia.

Ya dijo su abogado que muy lúcidos no son. Más bien “imbéciles” afirmó el de dos de ellos en su alegato final. Y ahí si hay que darle la razón. Pero en poco más. Bueno, quizá que son buenos chicos en sus casas y sus padres les quieren, y seguro que también sus novias hasta el San Fermín negro, tras el cual es fácil que no hayan vuelto a aceptar sus regalos de San Valentín. O sí, que hasta se puede dar que les crean y les apoyen en estos momentos difíciles. Tampoco importa demasiado. Lo relevante ahora es que la Justicia diga lo que corresponda en virtud de lo que haya podido quedar demostrado y que cada cual cargue con su pena o su conciencia. O, mejor, con las dos.

Me estrené ese año en Sanfermines de la mano de mi querido y admirado Chapu Apaolaza, que ha escrito una de las más hermosas crónicas que uno puede encontrar sobre el interior de esa fiesta y la experiencia del encierro. Había gente por todas partes, mareas humanas de blanco y rojo moviéndose en todas direcciones, pandillas de turistas sin rumbo coincidiendo con familias acicaladas camino de misa o del baile, música en los bares, pelotones de bebedores de cerveza en plástico; fiesta, en fin, en lo que tiene de más sonoro y transgresor. Había ganas de divertirse y voluntad de compartir. Recorrer el centro de Pamplona, las calles por donde enfila y vira el encierro, me pareció una invitación a la vida. Había respeto, como si los invitados a esta fiesta universal para la que no hace falta reservar plaza, se te abren todas, conocieran la regla no escrita de que disfrutar en grupo es hacerlo teniendo en consideración los espacios ajenos y sin cargar al prójimo ni con tu alegría ni con tu pena, ni tu euforia ni tu borrachera. Con algún margen, por supuesto, que la perfección o es inexistente o molesta, pero atendiendo en general a que todos están en lo mismo y ninguno en pasarlo mal.

Esa ley sanferminera no escrita es una de las primeras particularidades de esta fiesta que llama la atención al visitante. La siguiente es la importancia del toro y la fuerza del encierro.

Hasta ahora, la manada era lo que recorría el centro de Pamplona desde la Cuesta de Santo Domingo hasta la plaza de toros. El grupo animal alrededor del cual se teje el carácter único de los Sanfermines, cuya entidad pasa necesariamente por esa liturgia mortal y por ello fascinante del encierro de cada mañana. A encierro y entierro sólo les separa una consonante. Y sospecho que la presencia constante y al mismo tiempo inconsciente de la muerte es lo que hace que esta cita anual en Pamplona se empache de entusiasmo y celebración festivos: se celebra más la vida cuanto más sobrevuela la muerte. Y se vive con jolgorio general y fiesta multitudinaria.

Estos tipos de La Manada humana han invertido el orden. Han despojado de nobleza al grupo animal que nos procura el secreto placer de jugar con la muerte anticipando la suya propia, le han robado la identidad para convertir la celebración de la vida en un juego de terror. Han subvertido el sentido de la fiesta y hasta el valor de la palabra, convirtiendo en abuso y atropello la relación con una adolescente, en pesadilla y robo la noche de una niña que sólo vivía fiesta, por mucho que hayan querido pintarla como un ser maduro y consciente que hasta se dejó robar el móvil, supongo que para agradecerles la consideración que tuvieron con ella brindándole sexo en grupo.

Asquea hasta escribirlo, qué quieren que les diga.

Pamplona seguirá siendo la fiesta que contó Hemingway, el encierro seguirá dando carácter a la más universal de las fiestas del mundo, y hasta podremos y deberemos seguir discutiendo sobre esta liturgia sangrienta y mortal del toro, que es arte para unos y tortura para otros –me sitúo, obviamente, entre los primeros– pero habrá que empezar a preguntarse si en ésta o cualquier otra celebración común no hemos estado siendo demasiado permeables, excesivamente generosos, en nombre de la tolerancia festiva o la transgresión, hacia comportamientos machistas o clasistas que anticipan o dan argumentos para abusos como el que estos días se acaba de juzgar en Pamplona.

Ante esta innoble subversión de valores, ¿nos preguntamos si no hemos tenido todos en algún momento parte de culpa?
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

21 Comentarios
  • vaaserqueno vaaserqueno 09/12/17 23:49

    Lo siento pero ha empezado usted: "Estos tipos de La Manada humana han invertido el orden. Han despojado de nobleza al grupo animal que nos procura el secreto placer de jugar con la muerte anticipando la suya propia, le han robado la identidad para convertir la celebración de la vida en un juego de terror". Creo sinceramente que no es consciente de lo que ha escrito, los únicos que despojan de nobleza al grupo animal son los que le quitan vida después de someterlos a la tortura de un encierro y una corrida para el disfrute de los que gustan de jugar con la muerte de otros para sentirse vivos, que otra manada de indeseables de dos patas violen a una mujer es absolutamente indiferente para la nobleza de la manada de cuatro patas.
    Esos tipos de la Manada no han invertido ningún orden, precisamente no han hecho más que seguir el orden vigente de una cultura cutre que pone a mujeres y animales en el mismo lugar, y si utilizamos a unos para disfrutar con su miedo y su dolor, ¿qué problema hay para utilizar a las otras?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • acracio acracio 03/12/17 22:46

    Suscribo de pe a pa lo escrito por Lola Montes: "Señor Lucas,y usted llama el " secreto placer" a torturar hasta la muerte a un animal indefenso???. ...La manada es símbolo de la mentalidad de muchos de los que van a esas celebraciones bárbaras, machitos, machotes, que no tienen entre todos media onza de neurona...".

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    7

  • ivanovic ivanovic 03/12/17 20:02

    Está muy bien que un periodista nos haga preguntas abiertas a los lectores. "¿nos preguntamos si no hemos tenido todos en algún momento parte de culpa?"

    Por el contrario, ¿no debería usted de investigar los hechos y datos sobre eso que pregunta y ofrecérnoslo a los lectores para que podamos sacar nuestras conclusiones?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Giovanni Drogo Giovanni Drogo 03/12/17 11:31

    La mujer sufre una violencia que va desde el insulto al asesinato, pasando por la violación o la "venganza" asesinando a sus hij@s. ¿Cuántas mujeres van asesinadas este año? ¿ 46, 47…? ¿Cuántos hij@s? ¿5? No soy un experto, pero seguro que esta violencia que sufre la mujer tiene mucha relación con su situación económica y laboral. Las mujeres ganan un 20% menos que los hombres y ocupan los puestos menos cualificados y más precarizados. Todo esto es otra forma de violencia.
    El debate público sobre estos gravísimos problemas es muy pobre. Parece que para que se produzca tiene que ocurrir una tragedia. Un ejemplo, el dia 21D se celebrarán elecciones en Cataluña ¿Alguien ha visto o leído que la violencia sobre la mujer ocupe un lugar destacado, o simplemente ocupe un lugar, en el debate que se está produciendo?
    Para pedir a las candidaturas que se presentan al 21D que se preocupen de nuestros problemas reales hemos hecho una petición en Change.org que os invito a leer y compartir.
    https://www.change.org/p/los-partidos-que-se-pesentan-a-la-elecciones-del-21d-en-catalu%C3%B1a-partidos-que-se-presentan-a-las-elecciones-del-21d-se-pronuncien-sobre-problemas-sociales

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Ciro2 Ciro2 03/12/17 00:16

    Como era de esperar, el articulista pertenece a la manada que apoya la vergüenza nacional del toreo, y además parece que estuvo el día de autos con la pseudo manada pues no necesita esperar a la sentencia para condenar. No hay manera de coincidir con este hombre en nada. Siempre está en el otro lado.

    Responder

    Denunciar comentario

    10

    9

  • Jooheras Jooheras 02/12/17 22:05

    Solía seguir el diario público, tenía noticias más o menos independientes, y en sus foros se producían ricos e interesantes debate. Con el tiempo, se fueron adueñando del foro pseudotrolls, que atacaban a todo y a todos, enarbolando una falsa bandera progresista y de izquierdas. Con el tiempo no había quien visitara esos foros, solo se leía miseria, odio y rencor. Al final el diario se vino a menos, y acabó siendo testimonial. Daba asco leer la mezquindad de sus lectores.

    Con el tiempo apareció infolibre, para mí volvió a ser un chorro de aire fresco. Un nuevo 15M periodístico. Grandes artículos, mejores comentarios; a cada noticia le seguían cientos de apreciaciones, intercambio de opiniones respetuosas entre sí y respetables. Los escritores eran de toda índole política, el temario variado. Y nadie se rasgaba las vestiduras.

    Pero poco a poco están volviendo a adueñarse del panorama estos trolls, que van buscando nuevas oportunidades de fagocitar, que disfrutan destruyendo lo poco bueno que se construye. Vienen aquí, y se atreven a amenazar a otros lectores o columnistas, sólo porque se creen que son de superioridad ética y moral, cuando en realidad son amargados que cenan comida enlatada, y se pasan el día entero solos, aunque los rodeen cientos de personas.

    Si no os gustan los artículos, no los leáis. Si no os gusta la deriva del diario, iros. Pero dejad de amenazar, dejad de destruir, dejad de acosar. Dais lecciones a los demás, pero vuestra lengua sabe a mierda. Este diario es mejor, porque tiene cabida a todas las opiniones, y a muchos nos gusta que sea así. Unas veces estaremos de acuerdo, otras diametralmente en contra. Pero jamás se nos ocurrirá llegar al nivel de vuestra nauseabunda inquina.

    Iros. Dejadnos en paz. Sois un reflejo de por qué este país jamás será digno. De por qué la izquierda siempre falla, porque siempre hay dentro de ella quien se cree mejor, y pone más empeño en demostrarlo, anteponiendo el individualismo al bien común, a la solidaridad y amor al prójimo.

    Cada vez que pienso que la izquierda es la solución al mal común, aparecen los de izquierdas a recordarme por qué históricamente, siempre la cagamos.

    Gracias trolls

    Responder

    Denunciar comentario

    17

    19

  • estufa8@gmail.com estufa8@gmail.com 02/12/17 16:38

    cuánto se esmeran los medios en sacar en portada este caso! Y oye, cada semana o cada mes un caso nuevo parecido, o bien violaciones, o bien desapariciones, o bien maltrato... Que si Juana Ribas, que si la Manada, que si la chica desaparecida...
    Parece que quieran meternos en el subconsciente que ESOS son Los Malos, que eso es EL MAL.

    Luego resulta que los MALOS de verdad, EL MAL, los que empobrecen un país entero, los que nos roban a manos llenas, los que desmoralizan y precarizan la vida de la gente llevándola a veces a cometer barbaridades con una pérdida absoluta de valores y de autoestima... esos aparecen casi de pasada en los medios.
    El gobierno nos roba y nos miente, pero la TV dice que LOS MALOS son los violadores: ¡miralos! ¡júzgalos!

    No justifico con esto a nadie, y vaya mi apoyo de corazón a toda clase de víctimas, así como mi desprecio por los abusadores. Pero no creo que estos sucesos merezcan ser portada diaria en los medios con la que está cayendo por otros lados, afectándonos a todos!

    Contra unos violadores poco puedo hacer yo como lector o televidente. Que actúe la Justicia. Pero contra un gobierno mafioso sí que podemos hacer algo.
    Ellos SÍ son EL MAL.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    3

    23

    • vaaserqueno vaaserqueno 10/12/17 09:55

      Bueno, mire este periódico, mire las noticias, este artículo ocupa un rinconcito entre cientos de noticias, cosas que ocurren en el mundo y que los medios, con mayor o menor fortuna, con mayor o menor manipulación nos cuentan. Por desgracia el mal, considerado como un absoluto, como usted lo considera, tiene muchas y variadas caras, la del violador es una de ellas, que otra de las caras del mal sean los poderes electos o fácticos corruptos o corruptores no le quita un ápice de maldad al resto de manifestaciones del mal. No sé si estará en nuestra mano cambiar una sociedad en la que la política se ha convertido en un entramado empresarial supranacional en el que el pueblo llano tiene un ínfimo margen de maniobra, yo lo intento pero mi optimismo es cada vez más pequeño, lo que sí sé que podemos cambiar son las bases de esta sociedad patriarcal que nos asigna roles desde que nacemos, que nos educa a unos para el poder y a otras para la sumisión, a unos para el abuso y atras para la culpa, que produce monstruos, que cosifica, que nos constriñe a unos y otras, nos castra y nos impide desarrollar nuestras capacidades como personas, a ustedes y a nosotras. Sólo tenemos que mirarnos un poquito en el espejo con mirada crítica, este cambio es posible porque empieza por nosotros mismos y sólo necesita pequeñas acciones cotidianas que llevadas a cabo por muchos y muchas podrían dar la vuelta a las bases de una sociedad que repite los esquemas de dominancia/sumisión en todos y cada uno de sus estratos, quizás (sólo quizás) si fuéramos capaces de ganar esta lucha por nuestra dignidad, compañeros en vez de comparsas, podríamos ganar también la otra.
      En fin, que lo que quería decirle es que lo importante no suele ser sólo una cosa, puede haber varias, es importante comer, pero no lo es menos beber. Un saludo

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • jorgeplaza jorgeplaza 02/12/17 08:51

    Suelo defenderlo de los feroces comentarios con que se castigan a menudo sus artículos, señor Lucas, pero no es el caso con el de hoy. No comparto en absoluto esa pretendida culpa colectiva que empapa los últimos párrafos ("¿nos preguntamos si no hemos tenido todos en algún momento parte de culpa?") de peste curial. Pues no, no me he preguntado en ningún momento si he tenido parte de culpa de nada de lo que yo no pueda ser ni remotamente responsable, incluyendo las desmesuradas borracheras, las repugnantes vomitonas o las presuntas violaciones de los Sanfermines. Sospecho que la tolerancia con los excesos en estas fiestas tiene más que ver con la promoción turística y el saneamiento de las arcas de la industria hostelera pamplonesa que con ninguna otra cosa, pero se da la circunstancia de que no tengo participación alguna en ese negocio, ni en Pamplona ni en ningún otro sitio del mundo, además de que no he estado más que una sola vez en Pamplona y no era por Sanfermines. Así que no, ni me lo he preguntado, ni habría venido a qué, ni me he dado ningún golpe de pecho por las animaladas que otros hayan hecho o podido hacer. Y la inmensa mayoría de los lectores de su artículo --si es que no son todos-- tampoco, señor Lucas.

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    28

  • Ayla Ayla 02/12/17 08:30

    ... y deberemos seguir discutiendo sobre esta liturgia sangrienta y mortal del toro, que es arte para unos y tortura para otros –me sitúo, obviamente, entre los primeros". Quizá por eso tienes el sentimiento de culpa.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    24

  • paco arbillaga paco arbillaga 02/12/17 07:42

    «Ante esta innoble subversión de valores, ¿nos preguntamos si no hemos tenido todos en algún momento parte de culpa?» Desde mis varias decenas de años confieso que fruto de la educación que recibí desde luego que no he sido un modelo en la igualdad de género. Desde hace años intento desaprender lo que me enseñaron. También me hicieron creyente y ya se me ha pasado.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    26

    • paco arbillaga paco arbillaga 02/12/17 07:44

      Aunque en la igualdad de género se ha avanzado mucho desde los años 40, aún queda mucho camino por recorrer.

      Si los hombres no reconocemos cómo nos comportamos y cómo se comporta la sociedad con las mujeres la violencia machista y las manadas tardarán en desaparecer. Osasuna!

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      30



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.