x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Muy fan de...

Política y aledaños entre 'First Dates' y 'Love Actually'

Publicada el 02/12/2017 a las 06:00 Actualizada el 01/12/2017 a las 20:26
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Pese al empeño de Carlos Sobera por unir corazones en el bar de First Dates, en plan Cupido vasco –no confundir Cupido con cupo–, en el mundo se rompen parejas a diario. En el territorio de la política y aledaños, también sucede. Es alucinante ver a aquellos que un día fueron uña y carne, arañándose y mordiéndose como fieras carnívoras. Muy fan.

Está al caer en las teles, por enésima vez, mi comedia romántica navideña favorita, la de Richard Curtis, Love Actually. Una cinta deliciosa, con un equilibrio perfecto entre humor, amor y desamor. Pero, reconozcámoslo, a veces buscamos en la ficción historias apasionantes y no nos fijamos en lo que sucede en las mesas de al lado.

Cerca de nosotros hay historias de parejas reales y no por ello menos fascinantes. Por ejemplo:

¿Qué fue del amor entre Granados y Marjaliza?

Antes de nada, recordemos sus perfiles en First Dates.

(Por si no conocen el programa, les muestro un par de fotogramas en el momento de la presentación de los candidatos a emparejarse).
 
Paco, 53.
Pepero y dicharachero.

David, 49
Embaucador y emprendedor.

Su primer encuentro en First Dates fue un pelotazo. Se conocieron –según la versión de Marjaliza– cuando Paco era un alcalde primerizo. Ambos tenían toda la Visa... la vida por delante.

Eran tan jóvenes y tan apasionados que no se lo pensaron dos veces. Se cogieron de la mano e iniciaron una vida en común, sustentada –presuntamente– en tres pilares: amañar, cobrar y blanquear.

Pero cuando la UCO entra por la puerta, el amor sale por la ventana. David ha tirado tanto de la manta que ha dejado a Paco destapado y con las vergüenzas al aire, justo cuando más frío hace.

Paco, despechado, se ha querellado contra su expareja de cohecho acusándole de cosas ilegales y ha denunciado a seis agentes de la Unidad de la Policía Judicial de la Guardia Civil por no haberle echado un ojo. Terrible, apocalíptico.

¿Qué fue de Aguirre y González?

Esperanza, 65
Anglófila y ranafóbica

Ignacio, 57
Conversador y blanqueador.

Ignacio parecía fascinado por la sabiduría de aquella mujer de bandera, poderosa y descarada. Esperanza, por su parte, se mostraba en público embelesada por Nacho, su discreto pupilo.

Un día se desbordó el Canal en el que Ignacio navegaba, cual gondolero, surcando las aguas desde Madrid hasta Colombia y alrededores y la relación de la pareja se hundió en el fango.

Hace unos días conocimos las confidencias de Nacho a su amigo Eduardo. Fue desgarrador oír de su boca palabras durísimas sobre aquella que un día fuera lideresa de su corazón.

De ella no hemos vuelto a saber nada. Apartada de la circulación, alejada del carril central, guarda un silencio monacal. Esperanza ni siquiera se comunica a través de carteles, como aquel irresistible Mark de Love Actually en la puerta de Juliet, su amor imposible.
 
No tenemos ni idea de lo que puede pasar por esa cabeza dorada ahora que su príncipe se ha convertido en rana...

¿Qué pasó con la pareja Aznar Rajoy?

José María, 64
Enfurruñado y musculado

Mariano, 62
Andarín y pachorrín

Mariano siempre estuvo a la sombra de José María, mucho menos llamativo que el ciclón de la negra melena, el hombre corriente ocupaba, cómodamente, el segundo plano. Un día José María decidió emprender un viaje sin billete de vuelta...ejem.

Antes de desaparecer por la puerta de embarque, como la niña-estrella que cantaba All I want for Christmas is you en Love Actually, José María señaló con su dedo a Mariano y le guiñó un ojo, era la señal de que debía quedarse con sus cosas y ocupar su lugar. José María eligió a Mariano entre un millón, incluso dejó plantado a un buen partido, el padre del milagro económico... Pero ya no queda nada de aquella unión.

Ninguno de los dos se esfuerza en disimular que han partido peras –no confundir peras con manzanas, son frutas distintas–. Ellos también son muy diferentes, José María es impetuoso, bombardea a Mariano con puyitas y piropea delante de su cara a un joven Ciudadano. Mariano, impasible, le dedica –en público– una indiferencia verdaderamente notable.

Ya no beben del mismo vaso, ni comen perdices en el mismo plato, un plato es un plato y un vaso es un vaso.

Pero quizás, en algún momento de las próximas navidades, sientan nostalgia. Puede que sea cuando Mariano haga un brindis: “¡Viva el vino!” o cuando José María se apoye en el piano, repitiendo entre dientes: “¡Las copas de vino que yo tengo o no tengo que beber, déjame que las beba tranquilamente!”...

Ya paro, ya paro, perdón. Mis lectores habituales saben que siempre, a primeros de diciembre, me pongo moña. También saben que el mal es pasajero, el estado febril se me pasa el día de la lotería, cuando vocean los niños y se aproximan los aquelarres familiares.

Pero ahora, cuando empiezan a iluminar las calles, cuando se acerca la Navidad, tiempo de reencuentros, de abrazos, de recuerdos, da tanta pena pensar en las parejas rotas, Oriol y Carles, Pablo y Carolina, Pedro y Susana...

Menos mal que también hay parejas que comienzan. Conectados por un hilo invisible, a pesar de la distancia geográfica o de la diferencia de edad, los que acaban de descubrirse se comportan como locos, sin dejar de pensar el uno en el otro. Oh, wait...

¿Qué pasará con Trump y Jong-un?

Donald, 71
Bronceado e iluminado

Kim, 33
Fogoso y caprichoso

Una de las frases más dramáticas y repetidas en First Dates es:

“No sé, no he sentido que haya saltado esa chispa”

Por el bien de la Humanidad, esperemos que “la chispa” no salte entre el vetusto norteamericano y el joven norcoreano que se han echado el ojo, porque si se vuelven más locos –todavía– vamos a pasar las navidades en el hiperespacio.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

8 Comentarios
  • ArktosUrsus ArktosUrsus 04/12/17 09:22

    Excelente y divertido como siempre Raquel. Gracias por tu sentido del humor.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Berbel Berbel 03/12/17 14:41

    “Pero cuando la UCO entra por la puerta, el amor sale por la ventana.”
    Solamente esa frase ya me parece genial.... 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • VHS VHS 03/12/17 12:31

    Divertido y muy bien escrito. Buen rollo a todos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • canor canor 02/12/17 12:20

    gracias Raquel

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • paco arbillaga paco arbillaga 02/12/17 07:18

    Por hoy celestina Raquel Martos, inspirado por el inicio de tu escrito: ¿no te parece que algunas de esas parejas que describes, ¡y muchísimas más!, sí se forman más en plan cupo vasco, o navarro, que en plan cupido? A mí sí me lo parece.

    Muchísimas parejas se formaron en este país entre polític@s y constructor@s. Además de las comisiones ¿qué quedará de aquellas pasiones? Muy fan. Osasuna!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    18

  • aguililla aguililla 02/12/17 00:05

    Muy diver,Raquel.Gracias

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • nietanigal nietanigal 01/12/17 23:44

    Susana y Pedro son los que me han dado la pista y Pablo y Carolina los que mas me han costado. Gracias por hacerme reir

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Gusalo Gusalo 01/12/17 23:28

    Sorprende, Raquel, tu creatividad para dar vida y gracia a frases hechas, contextualizándolas con imágenes también llenas de humor: “Cuando la UCO entra por la puerta, el amor sale por la ventana”. Es como si viéramos directamente a una rubia princesa –bueno, condesa consorte– presenciar llorosa cómo “su príncipe se ha convertido en rana” o a don Mariano salmodiando su “¡Viva el vino!”.
    Gracias, Raquel. Voy a leerlo otra vez.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    13

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.