X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Muy fan de...

Hernández Borrell, tuitero esfintero

Publicada 16/12/2017 a las 06:00 Actualizada 15/12/2017 a las 22:39    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 18

Se ha hecho famoso un científico en España. Extraordinaria noticia para el país del que se fugan los cerebros por falta de atención y exceso de ninguneo gubernamental y social. ¿Y cuál es el descubrimiento que ha llevado a esta eminencia, de nombre Jordi Hernández Borrell, a la cumbre de la fama? Una sucesión de tweets en los que ataca al candidato Iceta por la vía de los esfínteres. Muy científico. Muy fan.

A menudo, comparamos Twitter con la barra del bar. Y no nos falta razón, en ese foro hay tal diversidad de ejemplares, tal capacidad de improvisación, tal afición por disparar pensamientos sin elaborar y, al tiempo, tanto talento natural, tanta gracia espontánea y tanta brillantez en ciertos monólogos, diálogos o conversaciones grupales que, en efecto, recuerda a lo que sucede en algunas barras de algunos bares, pero sin cañitas ni aceitunas, a palo seco.

Cuando leí la tesis científica de Hernández en formato tweet, pensé que aquellas palabras habrían salido, seguramente, de la mente de algún patoso con incontinencia tuitera y poco acostumbrado al razonamiento. O, tal vez, de un adolescente enfadado con el mundo y con su personalidad en construcción. Pero, cuando vi que el tuitero esfintero era un adulto hecho y derecho, ilustre profesor de la Universidad de Barcelona y director del Institut de Nanociència i Nanotecnología de la misma, me quedé de acetato de celulosa.

Nada me produce tanta envidia como la sabiduría natural o adquirida. Me fascinan aquellos que conocen todo lo que yo desconozco, que es mucho... Y si el cerebro refulgente camina por el territorio científico, me quedo boquiabierta. Pero ningún hombre ni mujer de ciencia me había deslumbrado hasta el momento como Hernández, qué tío, qué mente preclara, qué celebridad. Firmemos en Change.org para que lo nominen al Nobel, pero ya.

¿Cuánta bibliografía se habrá metido Jordi entre pecho y espalda, cuántas revistas científicas habrá leído, de cuántos anuarios habrá bebido, cuántas visitas habrá hecho a centros de documentación, cuántos días habrá pasado sumergido en bibliotecas, cuántas horas habrá dedicado a la investigación de los esfínteres para elaborar su centelleante teoría?

Últimamente, tengo un pensamiento recurrente acerca del clasismo intelectual. Observo que cuando hablamos de “clasismo” solemos referirnos al que sitúa en distintos escalones sociales a los seres humanos según su nivel económico, su éxito profesional, su historial familiar o el barrio en el que vive... Pero, en ocasiones, nos olvidamos del clasismo intelectual, ese complejo de superioridad con el que algunos seres instruidos miran desde su atalaya del conocimiento a los que consideran insignificantes porque no están a su nivel, porque no saben lo que ellos saben.

Cualquier tipo de clasismo –en cualquier dirección– resulta irritante, pero el intelectual me inquieta de un modo especial. Quizás porque presupongo –en aquellos que se han dejado iluminar por la razón– una visión panorámica del mundo, una capacidad especial para entenderlo casi todo, me gusta imaginar que esa enorme base de datos que almacenan sus cerebros y esa capacidad de análisis que les caracteriza, les facilita ponerse en el lugar del otro y comprender a los que, por desgracia o por desgana –desgracia en cualquier caso–, no conocen esa otra cara de la vida tan fascinante que ellos sí pueden ver.

Desconozco si Hernández Borrell suma a sus virtudes la de mirar por encima del hombro a los que no tienen su recorrido académico, desde luego la empatía no parece uno de sus rasgos característicos. Es que el respeto y la empatía suelen ir de la mano, es mucho más fácil llegar al uno acompañado de la otra y viceversa.

En cualquier caso, he aquí un hombre de ciencia que imparte –impartía– clases en la universidad. Un profesor que transmitía conocimiento a sus alumnos, alguien que debería ser un ejemplo para ellos y fíjense... Conozco a tantas personas que, sin saber nada de nanotecnología, podrían darle a don Jordi una clase magistral de saber caminar por la vida...

Sostiene mi amigo y maestro Juan Herrera que un trabajo creativo que no nazca con la intención de contribuir a hacer del mundo un lugar mejor, no tiene sentido. Esta tesis nos vale para casi todo lo demás, para la política, para el periodismo, para la educación, para la economía y, por supuesto, para la ciencia.

Qué importantes son los maestros que ponen luz en tu vida y qué lamentable topar con aquellos que propagan la oscuridad. Qué admirables los científicos que dedican su tiempo y su talento a abrir puertas, a mejorar la vida de los demás y qué lástima tropezar con los que cierran puertas, se activan con el odio y empeoran la vida de todos, esos que han tenido una fuga de cerebro.

Dicen que la muerte nos hace iguales y es cierto, por ese esfínter nos esfumamos todos, tarde o temprano. Pero hay otro elemento que también nos iguala, sepamos lo que sepamos y poseamos lo que poseamos, el odio. El odio nos hace a todos igual de miserables, no importa lo brillantes que seamos en cualquier aspecto de la vida, el odio nos convierte a todos en cropolitos.
LA AUTORA


Hazte socio de infolibre



17 Comentarios
  • Grever Grever 19/12/17 22:15

    ¡Cuanto sabio sin estudios y cuanto IMBÉCIL con doctorado!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • svara svara 18/12/17 20:59

    Solo de un fanatico puede salir tanto odio. Miedo me dan quienes renuncian a la racionalidad y se pierden en la parte interna intestina dónde las neuronas tienen otras funciones nerviosas. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • migra migra 18/12/17 18:22

    ¿cropolitos o coprolitos?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Giovanni Drogo Giovanni Drogo 17/12/17 12:53

    No creo que este "profesor" Hernández Borrel lo haya hecho a propósito pero ha puesto en evidencia la baja calidad del debate político. Ha logrado que hablemos de sus carencias intelectuales y morales y, de nuevo, sigamos sin debatir nuestros problemas reales, La campaña del 21D tiene mucho de trumpiana y en ello han caído los medios y los periodistas, cuanto más escandaloso o irrelevante un comentario, más importante es para los medos. La condena a este personaje infame no nos debe hacer olvidar las cosas serias, el cambio climático, la violencia sobre la mujer, el paro juvenil, la desigualdad social, las pensiones... la ruptura brutal de la convivencia.
    Sobre esto preguntamos a los partidos ciudadanos de a píe, sin ningún apoyo partidista ni mediático (no les interesan las cosas serias, vende el golpe de efecto, el escándalo, el amarillismo), Aquí os presento nuestra preguntas a los partidos que se presentan el 21D. Lee la propuesta y si te gusta firma y difúndela. Muchas gracias.

    https://www.change.org/p/los-partidos-que-se-pesentan-a-la-elecciones-del-21d-en-catalu%C3%B1a-partidos-que-se-presentan-a-las-elecciones-del-21d-se-pronuncien-sobre-problemas-sociales

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    1

    6

    • esfera esfera 17/12/17 22:36

      La HOMOFOBIA proveniente del cualqier parte, lugar o Institución , máxime cuando se trata de una Institución Académica ,- como en el caso que nos ocupa-, significa un auténtico fracaso de sociabilidad y un grave problema social para el Estado SOCIAL y DEMOCRÁTICO de DERECHO.
      Saludos cordiales.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • paco arbillaga paco arbillaga 17/12/17 19:40

      Firmado.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Artero Artero 17/12/17 03:55

    Lo que queda patente es,que a este elemento, se le han dilatado los esfínteres de la boca

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • gualdo gualdo 16/12/17 15:53

    Estimada Raquel, soy gualdo -científico y santo. Totalmente de acuerdo con su último párrafo: el odio, como el amor, nos iguala, y ese hombre está lleno de odio -así de sencillo. Pero quiero discutirle lo que dice su maestro, a saber, que todo trabajo creativo sólo tiene sentido si contribuye "a hacer del mundo un lugar mejor". O bien es un prejuicio, o hay que matizarlo. Cuando el científico estudia las galaxias lejanas, la química del espacio interestelar, o detecta las ondas gravitacionales, sus conclusiones y descubrimientos no ayudan a hacer de éste un mundo mejor en el sentido de que no ataja la pobreza, ni ayuda a distribuir mejor la riqueza en este mundo, ni evita ninguna catástrofe natural. Mejora el mundo en el sentido de que el ser humano conoce algo mejor el universo que habita, es decir, contribuye a incrementar el conocimiento global y a satisfacer la curiosidad de los más curiosos, pero no lo mejora materialmente. Sin embargo, ese conocimiento "inútil" es importantísimo, y no porque "quién sabe las aplicaciones futuras que con él se puedan generar" (que en el caso de la astrofísica y cosmología son impensables, obviando los desarrollos técnicos que los instrumentos usados generen), sino porque responde a una pulsión humana fundamental: la satisfacción de la curiosidad. La idea de que la ciencia debe generar "bienes" tangibles, y si no lo hace no merece financiación (como consecuencia natural), es terriblemente nociva; es EEUU el país donde la noción de ciencia como conocimiento espoleado por la curiosidad está, según creo, más desarrollado (por ello es el paraíso de la ciencia fundamental). 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    7

    • paco arbillaga paco arbillaga 17/12/17 10:32

      Desde mi admiración por las personas que os dedicáis a la ciencia, a la investigación, a conocer cómo son las «cosas», estoy de acuerdo con casi todo lo que expones y sí creo que se puede matizar lo de «hacer del mundo un lugar mejor» a través de los conocimientos que descubre la ciencia. Supongo que esa mejoría dependerá de cómo, para qué y para quién se apliquen los descubrimientos que l@s investigador@s vais realizando.

      ¿Seguiremos en este país pensando lo que dijo Miguel de Unamuno: «Que inventen, pues, ellos y nosotros nos aprovecharemos de sus invenciones. Pues confío y espero en que estarás convencido, como yo lo estoy, de que la luz eléctrica alumbra aquí tan bien como allí donde se inventó»? Osasuna2 salu2.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Paco Lopez Paco Lopez 16/12/17 13:56

    Es coprolitos: masa de materia fecal endurecida

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • HEREJE HEREJE 16/12/17 10:40

    ¿Qué anómala pulsión afectará al homo ¿sapiens? que le hace teclear de forma cuasi eléctrica su móvil para desgranar una sarta de bestialidades absurdas en la red?. Como carezco de ese arma del diablo (como diría el papa argentino), no puedo saber si la pulsión está producida por sustancias psicoactivas, o se deriva de traumas antiguos o de deformaciones de su materia gris. Lo que resulta evidente es que la pulsión parece incontrolable y digna de un estudio psicológico profundo. En cualquier caso este caballero ha demostrado ser un auténtico BECERRO.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    1

    20

    • Prometeo46 Prometeo46 17/12/17 08:47

      Me parece interesante su reflexión sobre este individuo que en un twit ha expresado todo lo más abyecto que puede salir de un ser humano (?), pero vamos a hablar claro, una muestra de odio así tiene una explicación que me parece muy evidente, me refiero al ambiente de crispación y enfrentamiento que estamos padeciendo en Catalunya desde hace mucho tiempo y que se ha agravado desde el pasado mes de septiembre y más aún con esta terrible campaña electoral en la que de los siete partidos en liza, solo hay dos que tratan de superar este ambiente insoportable de enfrentamiento, me refiero a los que representan a la izquierda no independentista, PSC y Catalunya en Comé Podem.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      1

      1

      • HEREJE HEREJE 17/12/17 17:57

        Estoy muy de acuerdo. Creo que los más corruptos, conocedores de las debilidades humanas y de los mecanismos para despertar los bajos instintos de nuestros compatriotas, han creado un caldo de crispación y enfrentamiento para disimular sus bajezas. El personal, noble como un toro bravío de los que torturan en sus plazas, ha entrado al trapo sin más consideraciones y, entre el fango creado, aparecen orcos como el becerro de referencia, que ha querido diferenciarse por su estulticia, superior a la media. Saludos resignados.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • HEREJE HEREJE 17/12/17 17:57

        Estoy muy de acuerdo. Creo que los más corruptos, conocedores de las debilidades humanas y de los mecanismos para despertar los bajos instintos de nuestros compatriotas, han creado un caldo de crispación y enfrentamiento para disimular sus bajezas. El personal, noble como un toro bravío de los que torturan en sus plazas, ha entrado al trapo sin más consideraciones y, entre el fango creado, aparecen orcos como el becerro de referencia, que ha querido diferenciarse por su estulticia, superior a la media. Saludos resignados.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        1

    • VHS VHS 16/12/17 17:28

      Esa pulsión ala que se refiere se llama fanatismo. Como dijo Cioran el fanático es capaz de morir o matar por su creencia y, en cualquier caso, mártir o asesino, es un monstruo.
      Saludos

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      4

  • platanito platanito 16/12/17 08:46

    Tan famoso el Nano Bórrell como el primo del sur de Rajoy. Se merecería un caganer tomando Tanagel como premio a su creatividad. Y un coprolito de postre.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    13

  • platanito platanito 16/12/17 08:41

    Escribe aquí tu comentario (máx. 2200 caracteres)

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.