X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




@cibermonfi

Bajo el asfalto sigue estando la playa

Publicada 24/01/2018 a las 06:00 Actualizada 23/01/2018 a las 19:56    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 46

Durante unos cuantos días de mayo de 1968, Cipriano Mera desapareció de su domicilio en un barrio popular de París. El anarquista español exiliado, entonces ya septuagenario, se había sumado a la rebelión en las calles de la capital francesa. En bicicleta, tocado con una boina y chapurreando un francés casi incomprensible, Mera recorría las barricadas del Barrio Latino aconsejando a los jóvenes sobre cómo hacerlas más inexpugnables. Los jóvenes le hacían caso. No sabían que Mera había sido el líder de los albañiles madrileños durante la II República y, luego, durante la Guerra Civil, el general de una sólida columna militar cenetista, una de las pocas que obtuvieron victorias en el campo de los que luchaban contra Franco. Pero debían intuir su autenticidad y su experiencia. Le llamaban le Vieux Anarch Espagnol.

La historia está recogida en Esplendor en la noche (La Linterna Sorda), uno de los primeros libros publicados en España con motivo del cincuenta aniversario de Mayo del 68. Editado por Ana Muiña y Agustín Villalba, este libro pone el acento en la dimensión libertaria, universal y duradera de aquella rebelión. El gran ejemplo de esta dimensión son las ideas absolutamente actuales que supo expresar de modo poético. Por ejemplo, aquella que dice que debajo de los adoquines está la playa.

Al Partido Comunista francés no le hizo la menor gracia de Mayo del 68, aunque no tuviera más remedio que sumarse a la revuelta obrera que siguió a la estudiantil. Dogmático y comodón, el PC lo descalificó como la obra de “grupúsculos ultraizquierdistas” liderados por “el anarquista alemán Cohn-Bendit” (nótese el toque xenófobo en la mención a la condición de “alemán” de Cohn-Bendit). No andaba descaminado el olfato estalinista del PC francés. La protesta iba tanto contra el asfixiante capitalismo vigente en Occidente como contra la falsa alternativa social-burocrática de la Unión Soviética.

El situacionismo de Guy Debord y Raoul Vaneigem aportó muchas de las ideas que se expresaron en las pintadas y los afiches de Mayo del 68 con la frescura del arte efímero. Los situacionistas denunciaban que el consumismo y el espectáculo eran en Occidente el equivalente contemporáneo al pan y circo de los emperadores romanos, el placebo que hacía soportable para la mayoría la dureza y la mediocridad de sus existencias. Otras formas de vida eran posibles, pregonaban. Lo expresaban con fórmulas tan fulgurantes como esta: “En una sociedad que ha abolido toda aventura, la única aventura que queda es abolir esa sociedad”.

George Orwell decía que la diferencia política sustancial no es la existente entre la derecha y la izquierda, sino la que distingue a los partidarios de la libertad de los partidarios de la autoridad. Y algo de razón tenía. Vivir de pie, el documental de Valentí Figueres sobre Cipriano Mera, recoge asimismo la historia de cómo Mayo del 68 alegró los últimos años de vida del ácrata madrileño. “Desde el corto verano de la anarquía, el de 1936, Mera no había vuelto a ver esa energía que hace tambalearse al mundo”, cuenta el documental. Al viejo albañil tampoco le fallaba el olfato: Mayo del 68 era una explosión antiautoritaria.

Por allí andaban Enma Cohen, Freddy Gómez y otros insumisos del sur de los Pirineos. Y allí, en la Sorbona, Paco Ibáñez cantaría ¡A galopar! en el primer aniversario de la rebelión. España, que había sido el país más libertario de Europa, no podía estar ausente de aquellas barricadas que, como dice Esplendor en la noche, cerraban calles pero abrían caminos.

Los perezosos mentales se regocijaron cuando De Gaulle ganó las elecciones francesas después de Mayo del 68. Ven, el recreo se terminó, todo vuelve al orden, dijeron. Pero no, los perezosos mentales se equivocaban. El mundo –igualdad de la mujer, derechos de los gais, libertad de costumbres, sentimiento ecológico, normalización de la sexualidad, rechazo al racismo…– ya no sería igual tras aquel año rebelde. Y es que son las ideas las que lo mueven. Las que había tenido De Gaulle al rebelarse contra Hitler y Pétain en junio de 1940 y las que tenían los jóvenes franceses que, 28 años después, pedían su jubilación.

La juventud suele tener razón cuando piensa, siente y actúa como juventud, cuando intenta mejorar el mundo que hereda de sus padres, cuando quiere hacerlo más libre, justo y gozoso. Hoy, medio siglo después de Mayo del 68, bajo el asfalto sigue estando la playa.
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



17 Comentarios
  • Galeno1 Galeno1 26/01/18 20:52

    “Pero es verdad también que el 15M viene a:

    Pues hace una cosa, no querría extralimitarme en la comparación, pero hace una cosa, un poquito similar, a lo que hace el 68, con una parte de la cultura y las tradiciones de la izquierda, que es que: ¡Las sacude! De forma muy irreverente. En este caso [el 15M] no con un aparataje, o con un andamiaje conceptual muy fuerte. Pero las sacude diciendo:

    Mire, si esto [la izquierda] no vale para la defensa de la  gente común. Si esto [la izquierda] no vale para la defensa de mis necesidades, y de mi derecho a una vida un poco menos marcada por el miedo y por la carencia, y mas marcada por las garantías, o por la libertad y por la igualdad. Si esto [la izquierda] no vale: Me da igual [paso de la izquierda]”

    (Iñigo Errejón, en el verano de 2017, en un diálogo con Ricardo Foster filósofo argentino)

    https://www.youtube.com/watch?v=YT9H3RFfryk&feature=youtu.be&t=1255

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    14

    • Galeno1 Galeno1 26/01/18 21:01

      Visto lo visto con el mayo francés del 68, y el 15M español del 11, se puede afirmar, que al igual que los aparatos de los partidos de derechas, se oponen a los cambios, y si es necesario, a lo lampedusa, cambia todo para que nada cambie, y seguir los mismos a los mandos de los partidos, poniendo algunas caras jóvenes como escaparate. Con los partidos de izquierda pasa lo mismo, en este caso, no se dan cuenta de los cambios, y cuando se dan cuenta, los parasitan, para que nada cambie, y sigan los mismos en los aparatos, incluso recuperando a dinosaurios.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      16

  • Ambón Ambón 26/01/18 17:43

    Bajo el asfalto está la playa, pero no se ve a nadie levantando los adoquines

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Galeno1 Galeno1 26/01/18 15:15

    La COPE, para impedir que se llegue a la playa,  con su habitual falta de luz y taquígrafos, cuando le interesa, y su hipocresía y lavado de cerebro acostumbrado a sus oyentes fieles, dice, al menos  en su noticiario, radiofónico, que se ha desatado una campaña (así: se ha desatado, sin decir quien o quienes la han desatado) para desprestigiar a la jueza española del TEDH, y la defiende metiendo al Papa Francisco por el medio.

    Cuando la realidad es, que la COPE ante el temor de que expulsen a la jueza del TEDH, ha iniciado una campaña de desinformación, porque se ve que le interesa que la jueza esté en ese puesto, para defender sus intereses. Lo que es legítimo, pero a las claras, y sin intoxicar con falacias.

    Un cordial saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    9

  • Galeno1 Galeno1 25/01/18 21:53

    "Bajo el asfalto sigue estando la playa"

    En España, hoy, sobre el asfalto, y gracias a lo que votamos, y a los políticos que elegimos, de todos los partidos con representación en el Congreso, y que actúan en plan sectario, tenemos una capa tipo bunker, pegada y bien pegada, que además, tiene bulbos, o vainas, que llegan a copar puestos con gran poder decisorio, en Estrasburgo y Bruselas:

    "La jueza española del Tribunal de Derechos Humanos: "El preservativo puede fomentar los abusos sexuales""

    https://www.youtube.com/watch?v=_t8AniCUuTA

    Saludos cordiales.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    12

  • qué demasiado qué demasiado 24/01/18 23:08

    Cierto Javier, mayo del 68 hoy hace más falta que nunca pero por lo que veo no está la tropa por el romanticismo. Es una pena.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    11

  • Galeno1 Galeno1 24/01/18 19:07

    Según algún comentario, con el mayo francés no sirvió.

    Sin embargo la experiencia en España indica, que lo opuesto al mayo francés, consigue que a chicos como el del vídeo de Puigdemont y la bandera, les sirva para ser incluso ministros y pronto, como fue Girón ministro de trabajo de Franco con 29 años.

    "José Antonio Girón de Velasco (Herrera de Pisuerga, 28 de agosto de 1911 – Fuengirola, 22 de agosto de 1995) fue un político español de extrema derecha, conocido por su papel durante la dictadura de Franco."

    https://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Antonio_Gir%C3%B3n_de_Velasco

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    12

  • bidebi bidebi 24/01/18 17:37

    2/2
    Mayo del 68 es seguramente producto y consecuencia de dos guerras imperialistas y fascistas como fueron Vietnam y Argelia. Y así las rebeliones se produjeron tanto en los USA como en Europa. Y en esos apasionantes años sesenta surgen movimientos de liberación en todo el mundo. En Francia empezaron los estudiantes y se sumaron los obreros, pero aquello duró dos meses. Terminó cuando los salarios subieron creo que como el 30%, escribo de memoria. Y este dato es muy importante a considerar. Como es importante a considerar que en las siguientes elecciones casi plebiscitarias, meses después, el general De Gaulle consiguió un gran triunfo por el hecho evidente de que la mayoría social francesa se acojonó por lo que vio durante dos meses en las calles. Los dos hechos : el abandono de la clase obrera y el triunfo electoral de lo establecido nos da idea de lo que en realidad fue aquello. Años después llegó el Reagan, llegó la Thatcher y empezó la era neoliberal de dominio absoluto del mundo por parte de los capitales. ¿Había servido para cambiar el mundo?. Ni de coña.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    15

    10

    • Galeno1 Galeno1 24/01/18 18:26

      En relación con el chico que habla con Puigdemont con la idea inicial de que bese la bandera,  creyendo que no la besaría, y al hacerlo Puigdemont, se ve chafado, y por ello suelta otras ideas para conseguir no verse chafado, y al final por su voz, se nota que se vió chafado:

      ¿Qué ideas, hacen que el chico actúe, probablemente porque cree, que esas ideas, defienden sus intereses de bienestar, y las de Puigdemont los ponen en peligro, sobre todo sus intereses económicos, y además esas idéas hacen que antes  de publicar el vídeo, lo haya editado, para añadirle al final, la ráfaga que añade?:

      https://www.youtube.com/watch?v=z_fMFYhGyHI&feature=youtu.be

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      3

      14

      • Galeno1 Galeno1 24/01/18 18:45

        ¿Qué ideas hacen que la vice presidenta de nuestra institución Gobierno, actúe (en relación con el vídeo, para defender implícitamente las ideas del chico, y descalificar a Puigdemont que hoy es diputado del Parlament, y por lo tanto un representante institucional), afirmando esto?:

        "Santamaría, sobre Puigdemont: "Por salir en la 'tele' es capaz de abrazar banderas que en otros foros rechaza""

        https://www.diariocritico.com/soraya-saenz-de-santamaria-critica-puigdemont-besa-bandera-espana

        No demuestra que a Santamaría no le importa defender ideas de extrema derecha, y tampoco le importa que se desprestigie a nuestras instituciones, si son catalanas, como lo es el Parlament y uno de sus miembros legalmente elegido en las urnas?

        ¿Qué pedagogía transmiten las ideas de Santamaría que la movieron a actuar de esa forma?

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        3

        14

        • Galeno1 Galeno1 24/01/18 18:52

          Dice: tampoco le importa que se desprestigie a nuestras instituciones

          Debe decir: tampoco le importa desprestigiar a nuestras instituciones

          Responder

          Denunciar comentario

          1

          1

  • bidebi bidebi 24/01/18 17:36

    Eso de que las ideas cambian el mundo a mi me parece por lo menos discutible.
    Yo mejor diría que las ideas hechas realidad, técnicas o científicas, pueden cambiar nuestra forma de vivir, pero no cambian el mundo en su esencia. El mundo solo se cambia mediante la acción, ya que lo que de verdad cambia el mundo es la lucha de intereses y alcanzar las necesidades mínimas.
    Es evidente que nuestro mundo ha cambiado mucho y en poco tiempo en los aspectos técnicos y científicos, lo que ha hecho prolongar la vida y vivir más cómodamente. Pero, ¿somos más felices o todo lo contrario que hace cincuenta años?. Si la respuesta es NO es que el mundo ha cambiado a peor aún a pesar de tantos avances producto de las ideas. Lucha de intereses y necesidades son los que mueven el mundo, y es evidente que los intereses de las mayorías siguen perdiendo ahora como hace cincuenta años o como hace mil.
    La rebelión, más que revolución, del Mayo francés del 68, supuso todo un hito en Europa y en mucho mundo. Nunca una movilización popular había paralizado un país democrático como en el 68 en Francia. Porque Francia se paralizó durante dos meses de forma casi total. ¿Fue una rebelión política que trajo profundos cambios políticos?. Yo creo que no. Fue esencialmente una rebelión cultural que trajo cambios culturales. Pero cambios culturales que han sido más de formas que de fondos. La imaginación sigue sin llegar al poder, a cualquier poder. Los homosexuales siguen siendo maricones y las lesbianas tortilleras, el machismo sigue matando mujeres, los negros siguen siendo socialmente inferiores, se sigue despreciando a los emigrantes, las iglesias siguen reinando y los poseedores de capitales mandan ahora sobre la política más que entonces.
    Esto es como el rock, tan subversivo él, absorbido por el capitalismo que no solo lo absorbe si no que además hace negocio a su cuenta.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    16

    11

    • Galeno1 Galeno1 24/01/18 18:01

      Dices: "El mundo solo se cambia mediante la acción"

      Coincido plenamente, en el sentido de que si las ideas se quedan dentro de uno y no actúa, no habrá cambio, y además añado, que la acción no implica necesariamente que sea para mejorar la vida de la mayoría social, de ahí que haya habido y haya, involuciones, y períodos oscuros, después de períodos claros..

      Incluso se cambia por la acción de quienes no quieren cambiarlo y se ven en la necesidad de moverse, para no ser sepultados, por los que involucionan en unos casos, y por los que evolucionan en otros casos. Lo que implica tomar partido hasta mancharse aunque no quieras, salvo que tengas madera de mártir en todos los sentidos e intensidades, de la palabra mártir. Podemos en Cataluña, por su creencia de que el tacticismo era mejor, fue mártir a su pesar.

      La pregunta es: ¿Puede existir la acción sin ideas?

      Un abrazo.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      3

      12

      • Galeno1 Galeno1 24/01/18 20:57

        También es interesante plantearse que si el objetivo de la acción es cambiar, y pronto, parece lógico ir en solitario, si: se tienen las ideas que triunfen; no se tienen ataduras; y se sabe como ganar por haberlo demostrado en la práctica.

        Por ello, si lo que se quiere es el cambio y pronto, no hay necesidad de apoyos que debiliten, al ser esos apoyos, cabezas de ratón que han demostrado hasta la saciedad que no saben ganar, y que además son conocidos por su pasado que asusta, y aún encima tienen ataduras de los que no quieren cambiar.

        Esas cabezas de ratón, debilitarán porque además de ser repudiadas por la mayoría social, querrán (en plan: yo no soy cualquier cosa, o no sabe usted con quien está hablando) meter su cuchara perdedora, y acabarán haciendo fracasar el cambio pos su pasado, sus ataduras, y el ansia de ser cabezas de ratón, imponiendo en parte, su cuchara perdedora, que la final, será la cuchara completa que se imponga. La experiencia en España es elocuente en ese sentido, y no es una experiencia de una sola vez, sino de tantas veces, que es increíble (descartando que se hace porque los cabezas de ratón quieren tener sillón y figurar) que se siga repitiendo, sabiendo de sobra, que es un fracaso.

        Responder

        Denunciar comentario

        3

        20

  • Galeno1 Galeno1 24/01/18 15:15

    Lo de los estudiantes de la universidad de Santiago de Compostela, y posteriormente los de Nanterre y la Sorbona, recuerda a lo visto en Cataluña durante el 1-0 que hizo que gente no movilizada, se movilizase solidariamente y en defensa de más democracia y menos represión:

    https://www.youtube.com/watch?v=-c_REDSfq0Y

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    8

    16

    • Galeno1 Galeno1 24/01/18 15:25

      La izquierda siempre oportunista acaba agostándolo todo.

      Responder

      Denunciar comentario

      11

      19

  • Republicano1944 Republicano1944 24/01/18 14:46

    A la vista del informe de Oxfam de ayer sobre España, y atendiendo a la reunión del club de Davos, donde por cierto asiste el borbón de turno, no veo muy bien si quedó algo más del 68 que las conquistas permitidas por los miembros de dicho club.

    Responder

    Denunciar comentario

    12

    7



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre