X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Telepolítica

El conservadurismo cruel

Publicada 23/02/2018 a las 06:00 Actualizada 22/02/2018 a las 19:48    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 18

Ayer las televisiones nos mostraban a decenas de miles de pensionistas concentrados en las calles de las principales ciudades de España. Llevan semanas repitiendo la convocatoria, pero nunca como ayer habían conseguido reunir a tal cantidad de manifestantes. Se trata además de un colectivo, difícil de movilizar, que sale a las calles con un mensaje de protesta transversal, sin contenido ideológico o partidista. Aunque la protesta es evidentemente de forma prioritaria contra la política económica del Gobierno de Rajoy, entre los manifestantes debía haber votantes del PP o, en caso de no estar presentes, seguidores que apoyan la justa reivindicación.

Hablamos de una generación que superó las penurias de la posguerra; que tuvo que vivir la triste experiencia de ver condenada su infancia y su juventud bajo la losa de una dictadura; que apenas tuvo acceso a una educación que les permitiera desarrollar su potencial; que trajo al mundo a los que formamos parte de la generación del baby boom desde finales de los 50 hasta casi el final de los 70; que acabó con la dictadura; que aceptó la reconciliación y que sentó las bases de una España democrática repleta de las oportunidades que a ellos nadie les concedió. Y en estos últimos años, después de haber trabajado como animales, de haber superado todos los obstáculos que la vida les puso delante, tenían la sensación de que se acercaba la hora de empezar a disfrutar de unos años de tranquilidad y de poder recuperar parte del tiempo perdido.

La crisis económica ha deparado a nuestros mayores la penúltima de sus torturas. Con sus exiguas pensiones han tenido que sostener a sus hijos y nietos atrapados por el desempleo y la falta de oportunidades. Han tenido que ver cómo los servicios públicos se han deteriorado y cómo sus planes de futuro debían ser aplazados una vez más. Por supuesto, le han hecho frente al temporal y han sacado adelante los peores años del desplome económico y del aumento de la desigualdad. La poderosa estructura de solidaridad familiar ha sido el soporte que nos ha permitido salir vivos del desastre padecido. Ahora, se les dice que su derecho a una pensión digna puede no cumplirse; que agradezcan que se les suba cada año un par de euros su retribución; que se hagan a la idea de que son unos privilegiados porque ni sus hijos ni sus nietos podrán disfrutar de una ayuda similar cuando lleguen a jubilarse; que empiecen a ahorrar niños, jóvenes, adultos y ancianos para poder sobrevivir cuando llegue su retiro.

Desconozco el grado de preocupación que el Gobierno tiene en relación a este asunto. Sea el que sea, seguro que es bajo en comparación con el que deberían tener a la vista de la situación. Los españoles no han salido a la calle a manifestarse contra la corrupción que ha putrefactado la política de estos últimos años. Frente al conflicto separatista, salvo en el territorio catalán, la gente se ha quedado en casa. Pero la profunda preocupación de nuestros pensionistas se ha transformado primero en angustia y ahora en protesta pública. No hay partidos políticos detrás, ni corrientes ideológicas.

El pasado año, el Gobierno de Trump se planteó reducir el gasto público en cumplimiento de su programa electoral. En un amplio listado de recortes previstos aparecían grandes cifras que afectaban a la sanidad pública o a la educación. Pero, además, había presupuestos específicos dedicados a programas concretos de asistencia social como el Low Income Energy Assistance Program (ayuda frente a la pobreza energética), el Meals on Wheels (llevar comida a ancianos que viven solos con dificultad de movilidad) o el Housing Assistance (ayuda económica para los ciudadanos casi abandonados a su suerte).

En consecuencia, en la prensa estadounidense se recuperó un concepto acuñado en el año 2000 y que fue bautizado entonces como compassionate conservatism (conservadurismo compasivo). Hacía referencia a una campaña lanzada por George W. Bush destinada a mostrar su sensibilidad hacia importantes colectivos sociales tradicionalmente poco cuidados por los republicanos. Bush se dedicó a halagar el esfuerzo de integración de los inmigrantes mejicanos o llegó a calificar la actividad de las madres solteras como “el trabajo más duro de América”. Las agresivas y discriminatorias medidas impulsadas por la Administración Trump han servido para acuñar la expresión de conservadurismo cruel, para definir las políticas impuestas bajo un supuesto principio de pragmatismo ideológico olvidando cualquier atisbo de sensibilidad social.

El Gobierno de Rajoy debería reflexionar al respecto. La dureza de la crisis y su deseo de aplicar las recetas económicas avaladas por su victoria electoral no deberían servir de licencia para olvidarse de la situación real de los españoles. ¿De verdad, a alguien le puede extrañar que nuestros pensionistas acaben por inundar las calles de España y se lleven por delante el actual modelo económico? Posiblemente a partir de la próxima semana a las concentraciones se sumarán miles y miles de nuestros mayores. Todo terminará el día que sus nietos les acompañen en solidaridad con su situación y sean conscientes de que sus abuelos están en la calle luchando por sus propios derechos y, sobre todo, luchando por ellos.


Hazte socio de infolibre



11 Comentarios
  • Cheluca Cheluca 26/02/18 04:26

    Antes salían a protestar los jóvenes, ahora salen a protestar los mayores, que son los mismos que protestaron antes.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • christopher lee christopher lee 24/02/18 04:24

    Quiero destacar como MpuntoRAJOY muestra su lado previsor del futuro, cuando dice que se hagan muchos planes de pensiones, y que se ahorre, está pensando en los BLESA y RATO del mañana.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Libertino Libertino 24/02/18 01:46

    "No hay partidos políticos detrás, ni corrientes ideológicas.", dice el sr. Contreras en su artículo. Son justas y necesarias las manifestaciones y reivindicaciones de los pensionistas. Pero mientras sigan apoyando mayoritariamente a partidos capitalistas (PP y C´s), que sólo ven en las pensiones un negocio privado de la banca, de nada servirán sus protestas. Si siguen votando lo mismo, ¿por qué esperan que su situación cambie?

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    6

  • mcn mcn 23/02/18 22:34

    La Unión hace la fuerza, y los 10 millones de pensionistas tendrían que pesar en algún partido político que realmente cambie este país. Hay que chantajear a los partidos políticos y decirles : ¿Quieres mi voto? Pues yo quiero esto: y se ponen todas las revindicaciones y unas cuantas más cómo la fiscalidad, el fomento de la natalidad, etc. Hoy con las redes tendría que ser fácil armar un partido político con 2 millones de afiliados jubilados, la quinta parte de los jubilados, con un sólo programa :la defensa del jubilado y del estado del bienestar. Y seríamos la fuerza política más importante del país... Y la capacidad de influencia sería enorme. ¿Cuando empezamos?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    21

  • elpontondelaoliva elpontondelaoliva 23/02/18 22:11

    E L S I S T E M A
    *
    Subía por la cuesta del sacrificio
    A duras penas llegar a fin de mes
    En el camino sufrí un revés
    Que me llevo derecho al precipicio.

    Escribí a un diputado en ejercicio
    Con el debido respeto, y cortés
    Humilde ciudadano, no burgués
    Que solicita a su señoría auspicio.

    El parlamento es la casa del pueblo
    Donde nacen los problemas ajenos
    En la semántica de la política.

    La verdad, no forma parte del trato
    La pos verdad entra en el hemiciclo
    La política social está muerta.

    Hacemos y deshacemos entuerto
    Siempre vamos a favor de las obras
    Obras, se entienden de misericordia.

    El parlamento siempre es un oficio
    Donde los problemas son al revés
    De los grupos fácticos de interés
    Siempre llenos de grandes orificios.
    *

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Cascarrabias Cascarrabias 23/02/18 20:54

    Ya era hora, que parece que los recortes (sanidad, educación, justicia, pensiones) no iban con nosotros, aunque debo reconocer que tampoco parecen ir contra los no tan mayores; ha habido manis en las que estábamos cuatro gatos y la mayoría talluditos.
    Soy jubilado y apoyo totalmente estas y otras justas reivindaciones, no solo por mi sino también por los que vienen detrás, pero me repito la misma pregunta que en otras (sanidad, educación, etc.) ¿A quién habrán votado muchos de los que en esto estamos? Nunca es tarde para nadie y bienvenida sea la lucha por nuestros derechos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    26

  • gomados gomados 23/02/18 17:24

    Rosas, naranjas y gaviotas nos toman por idiotas.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    32

  • ninela ninela 23/02/18 16:19

    Sr. Contreras, lo que dice su artículo, da en la diana, seguro,en el pensamiento de cantidad ingente de mayores. independiente de su ideario histórico/ político, esto pasa a 2º orden , pues los actuales dirigentes, en tanto mas poder despliegan, mas mentiras vierten al conjunto social, y mas castigo material les impone.
    Lo hacen sin pestañear y, además como si estuvieran tratando con niños de primer biberón, incluso parece que disfrutan propagando sandeces imposibles !MINTIENDO SIN RUBOR!.
    Pero tan triste es también, la incapacidad que muestran para acordar soluciones los que dicen, que no están de acuerdo con ese proceder,!PERO NADA HACEN!.
    Los mayores somos próximos a 10 M, ,y piensen que nos vamos a organizar, por el insoportable peso de sus MENTIRAS y, de SU INCAPACIDAD PARA GESTAR ACUERDOS DE SOLUCIÓN. Ya estamos cansados. Después de estos mayores, vendrán otros, con esta lección aprendida.
    .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    18

  • Ataio Ataio 23/02/18 15:54

    Gracias PSOE. Gracias Don Pedro.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    4

    13

    • micanuto micanuto 23/02/18 21:30

      Que cachondo

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • TOTOFREDO TOTOFREDO 23/02/18 11:15

    No sé, no estoy muy de acuerdo con algunas afirmaciones del artículo....

    Que es una generación que ha sufrido la posguerra, SÍ, que ha sufrido la losa de la dictadura....."así así", creo que mucha gente tiene un recuerdo de la dictadura como "etapa de paz y trabajo..., por éso no tienen inconveniente en votar al PP.

    Nuestra sociedad desde la T/78 no está acostumbrada a movilizaciones, no hace falta más que recordar cuantas movilizaciones o Huelgas Generales ha habido en contra de las Reformas Laborales, tanto del PP como del P$O€, donde los trabajadores hemos ido perdiendo muchos de nuestros derechos.

    Bienvenido sea éste espíritu reivindicativo si, como en éste caso, la reivindicación es económica y con toda la razón, pero habría que ir más allá, aunque ya se ha empezado a cuestionar "el porqué un diputado tiene garantizada su pensión con sólo una legislatura de cotización...", por algo se empieza.

    Ésto ya se empezó a cuestionar al inicio de la crisis y se acentuó con el movimiento del 15M, "pero desapareció de las noticias.......porqué no interesaba ??, probablemente porqué no interesaba a los privilegiados", de ahí la importancia de los "medios de comunicación".....

    Habrá que hurgar más y conocer en detalle, que recortes a sufrido la clase política, en que medida se han eliminado duplicidades en puestos de la administración, cargos elegidos a dedo, asesores, etc,etc,etc, "gasto militar" donde el gobierno se ha comprometido a gastar el 2% del PIB (25.000MM€/AÑO) para comprar chatarra militar..., y así infinidad de áreas de mejora.

    Se puede y se debe mejorar, pero sería bastante estúpido confiar en que los que han hecho que las cosas lleguen a éste punto (PP-P$O€) vayan a ser la solución, y tampoco podemos confiar en los neoliberales de C's, vengan a solucionar el problema de los que viven con su pensión...., éstos trabajan para "los otros".

    SI SE PUEDE, pero debemos ser un poco críticos y no tener miedo a la hora de reconocer que "algunos nos han mentido en los componentes del producto", como cuando lo hacen con un producto alimenticio. Cuando uno conoce ése proceder, deja de comprar el producto "si es normal", si no, ya es otra cosa......

    Responder

    Denunciar comentario

    7

    37



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.