X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Qué ven mis ojos

Hay quien aprovecha que va ganando para perder los papeles

Publicada 27/02/2018 a las 06:00 Actualizada 26/02/2018 a las 22:50    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 31

“Los salvadores son peligrosos, siempre están cerca de convertir el rescate en una invasión”.

A veces uno piensa que lo único que distingue a un presidente de un Estado de Derecho y un dictador es que al primero lo han elegido los ciudadanos en unas elecciones. Y eso no lo es todo, en realidad debería ser nada más que una parte, y ni siquiera la que más importase, porque lo básico, por pura lógica, sería que ese cargo público tuviese de verdad un talante y un deseo de poder democráticos. La pregunta es: ¿cuántos lo tienen de verdad y cuántos no tienen más remedio que aparentarlo? ¿A cuántos les gustaría perpetuarse en sus cargos? Estamos viendo que cada día lo intentan más, el de China, Xi Jinping, que ha promovido un cambio en su Constitución para que los mandatos de quien ocupe la máxima autoridad del país puedan ser ilimitados. Ahí tenemos a Vladimir Putin, retorciendo la legalidad de Rusia para seguir mandando en el Kremlin, a veces desde la sombra y a veces a plena luz del día. Los medios de comunicación son en eso igual que en casi todo: flexibles, por decirlo de una forma suave. Si el que quiere cambiar su Carta Magna para quedarse en su silla de mando es un Chávez, se le llama sátrapa, golpista —lo fue, al menos en grado de tentativa— y embaucador. Si el que lo hace es un Uribe, se le califica de estadista y se alaba su astucia política. Pero la realidad es que toda esa gente son los mismos truhanes con diferente bandera. Nada más.


En España no hemos llegado a eso, porque tampoco hace falta: aquí uno puede instalarse en La Moncloa el tiempo que quieran las y los que le votan, se manifiestan contra él y vuelven a votarlo. Felipe González estuvo doce años y Mariano Rajoy va a por el récord, aunque si el cronómetro lo tienen sus aliados de Ciudadanos, se va a quedar con la miel en los labios y la meta a tiro de piedra, a lo Carlos Sainz, porque su problema no son los tiburones, que se han vendido al zoológico y pasan por todos los aros que les pongan delante, sino el Delfín, que es quien ha olido la sangre y está dispuesto a morder y ponerlo todo naranja.


Así que en nuestro caso no se trata de cambiar la Constitución, sino de dejarla como está, en todo caso, porque hay demasiada gente con influencias que se ve beneficiada por ella, lo mismo que por el sistema electoral que en 1977 se hicieron los ganadores de la Transición a la medida de sus intereses. Pero ha sido dar un puñetazo encima de la mesa con la suspensión e intervención de la autonomía de Cataluña, ver a las claras y para satisfacción de casi todos que la ley, por suerte, impera entre nosotros, y empezar el PP a mostrar unas formas autoritarias que, por desgracia, se han extendido como la pólvora a otros estamentos. A un lado, el Gobierno exprime la vaca del 155 para meterse en todas las camisas de once varas del muestrario, desde el conflicto del monasterio de Sijena hasta la provocación de volver con el cántaro a la fuente del idioma, aunque sea nada más que para revolver el agua y ver si pescan algo.


Sea como sea, da la impresión de que en la calle Génova o tratan de subirse a un tren en marcha, sin importarles dónde los lleve, o están muy crecidos y con la sensación de que todos los errores que hayan podido cometer Puigdemont, Junqueras y demás partidarios de la DUI justificarán los que ahora cometan ellos. Se equivocan, y los mismos que se han opuesto a las tropelías de los unilaterales, se opondrán a las suyas. Primero, porque ellos son parte del problema, lo avivaron para ver qué rascaban y seguros de que el riesgo era mínimo, dado que por allí no eran más que un partido del montón; y segundo, porque no se puede aprovechar que el Segre pasa por Lérida para demostrar lo poco que creen en muchas de las cosas que tienen que defender de cara a la galería. Sus ganas de hacer leña del árbol caído los definen y deberían alertar a quienes, de buena fe, los han secundado en esta batalla.

Igual es que de tanto vencer con trampas se han olvidado de que también hay que saber ganar y que también se puede de morir de éxito. Y que de eso, tampoco se puede resucitar.


Hazte socio de infolibre



31 Comentarios
  • jorgeplaza jorgeplaza 28/02/18 21:45

    Creo que Felipe González estuvo catorce años (del 82 al 96) y no doce.

    Respecto al resto del artículo, supongo que la responsabilidad --o mal gusto, encanallamiento o como se quiera llamar--, de votar al PP es de los votantes del PP, no del propio PP. Es una irresponsabilidad en la que personalmente nunca he caído, como tampoco en la de elegir a mis conciudadanos: los del PP son así, los pobres. Pero también son como son mis conciudadanos separatistas, que es una especie que prolifera en estas latitudes y tienen igualmente su público entusiasta y hasta mayoritario. El peligro de las decisiones por mayoría es que la mayoría no garantiza ni la justicia ni el acierto: sólo que son más los que apoyan esa opción concreta que los que apoyan otras. La democracia es una manera de tomar decisiones colectivas, no una garantía de justicia o de éxito. No hace falta mencionar a Hitler: Berlusconi también ha sido elegido y reelegido democráticamente y puede que esté a punto de volver a serlo. Y Thatcher y Trump y...

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    2

  • Ataio Ataio 28/02/18 11:12

    Viva Andalucía Libre!!!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Queso Tierno Queso Tierno 27/02/18 20:48

    Parece que el 155 dejó un regusto agrio en las bocas gubernamentales. Por un lado fué más sencillo y con menos resistencia de la que, posiblemente esperaban, y por otro no les sirvió para mejorar su situación política en Cataluña. Así que es cierto que se detecta un cierto tufillo a subidón 155 que les ha llevado a intentar imponerlo en otras capas sociales, principalmente en forma de censura, que es de lo que más entienden y dejando ver quienes son y que quieren en realidad.
    Y por supuesto que les interesa revolver las aguas, sobre todo aquellas en las que Ciudadanos navegen con más facilidad. La sombra empieza a incomodar y hay tiempo para soplar y hacerles zozobrar antes de la elecciones.
    Me uno también al comentario de JRFM. La izquierda puede movilizar en su mejor impulso 11 millones de votos independientemente de lo que haga la derecha. El tema está, como bién dice, en analizar, hacer autocrítica y tomar las medidas adecuadas y la pregunta es ¿Serán capaces?

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    14

  • Ataio Ataio 27/02/18 19:20

    Gracias PSOE. Gracias Don Pedro.

    Responder

    Denunciar comentario

    6

    12

  • salvafer salvafer 27/02/18 18:59

    Llevaba el Sr. Prados un par de intervenciones sin remover las aguas catalanas para, una vez turbias, poder pescar mejor en ellas su consigna utilizando su caña preferida: "El totus revolutum".

    Ha vuelto a su ¿equilibrismo ponderado?.
    Me recuerda cuando hace unos días en una cadena radiofónica estaban tratando de la corrupción en el PP y
    desde otro medio les preguntan: "Y vosotros en que estáis?", respuesta: "Pues aquí hablando de la corrupción?

    Responder

    Denunciar comentario

    16

    7

  • Luis Ley Luis Ley 27/02/18 18:26

    El articulista afirma que son 12, ¿pero no fueron 14 los años que Felipe estuvo en el poder?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    6

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 27/02/18 18:36

      Exactamente: 1982-1986, 1986-1989, 1989-1993 y 1993-1996, por consecuencia: 14 años.

      Salu2.

      Responder

      Denunciar comentario

      6

      5

  • luzin luzin 27/02/18 15:11

    Todos los estados son estados de derecho, no existe ninguno que no lo sea, todos tienen "derecho". En España no hace falta mayoría para gobernar, gobiernan las minorías, bien individualmente o bien coaligada con otra minoría. Esos gobiernos no son elegidos por los ciudadanos, los eligen los partidos, concretamente las élites de cada partido. Desde el minuto 1 hasta el momento todos los partidos se han financiado con fondos públicos, bien por subvención o bien por corrupción, la putrefacción es tal que nada hace ver que vaya a cambiar. El sistema electoral es completamente antidemocrático, y las reformas que pretenden hacer profundizan en la misma dirección.

    La limitación en los mandatos debe ir unida a un control exhaustivo sobre los gobernantes, la desconfianza debe ser la idea política que guié la acción ciudadana. En los poderosos no se puede confiar, hay que controlarlos, sn un peligro.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    10

    35

    • TOTOFREDO TOTOFREDO 28/02/18 17:58

      Un "estado de derecho" debe respetar los derechos de sus ciudadanos.

      Por éso mismo, Korea del Norte, no es "un estado de derecho".

      Que se hayan financiado los partidos con fondos públicos, no es el problema, aunque se puede modificar la ley que lo regula en función de los escaños conseguidos.

      El verdadero problema es que en la historia reciente de España, sólo ha habido dos partidos que se han financiado con fondos ajenos procedentes de empresas, lo que se considera "financiación ilegal", el P$O€ de la época de Filesa, etc, y el otro, aunque no haya sentencia firme todavía, es el PP.....

      Ambos han recurrido a "donaciones de empresas", que nos habrán costado un ojo de la cara a TODOS.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      7

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 27/02/18 14:09

    ¿Que alcance damos, a limitar la presidencia de Gobierno, con un máximo de 2 mandatos (8 años)?

    El principal, a mi modesto entender, requiere que el paisanaje de cada Estado, DEFINA LOS FUNDAMENTOS DE LA SOCIEDAD EN LA QUE DESEA CONVIVIR.

    Partiendo de 'la mayor' hablemos de quien/quienes (partidos políticos, hasta la fecha) democráticamente, elige la sociedad para llevar a término, lo imprescindible/conveniente en cada momento histórico nacional y universal (no estamos solos) La globalización es un pilar -aceptado o no, real- fundamental en nuestro devenir político-social-económico.

    En la situación que venimos padeciendo desde 2011, deseé y demando fervientemente, que el pueblo soberano -no solo disponga; la CE78, prevé la Moción de Censura (Adopción, 113.1; Pérdida de confianza, 114; Propuesta, 113,2 y Votación, 113.3) en el caso de ser apoyada mayoritariamente por la Cámara Baja, destituir a gobiernos infames que, lejos de cumplir el tenor constitucional, desposeen/recortan al soberano sus derechos laborales para, incrementar los beneficios de quienes, verdaderamente gobiernan en la sombra.

    Cierta, la existencia de la citada solución constitucional, pero como refería, requiere de una mayoría parlamentaria, que votada por el pueblo, nos libre de la ignominia que padecemos; pero no. La mayoria del Pleno, por delegación mediante el voto de los ciudadanos, CONSIDERA ACEPTABLE EL COMPORTAMIENTO DEL GOBIERNO, y consecuentemente, lo mantiene.

    Esta situación enerva al pueblo, y éste, baraja apoyarse en 'limitar los mandatos' para acabar con la humillación infligida por la mayoría del Parlamento.

    Pero, todas las opciones tienen positivos y negativos. Refiere Prado el caso de Putin y su 'aferrarse a la prolongación de mandato'

    Sinceramente, difiero. Aquí analizamos una prolongación, que pudiera o pudiese, convertirse en la única opción -en este momento histórico universal- para equilibrar 'bloques'

    No son tiempos para la lírica, querido Benjamín. 'En tiempos de tribulación no hacer mudanza' decía Teresa de Cepeda y Ahumada.

    Y, ahí me quedo,

    Agradezco tu artículo y pido disculpas si abusé de la confianza.

    Salu2.

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    8

  • Bic Bic 27/02/18 14:05

    Estos partidos " de siempre" viven de esa cantidad de votantes que nunca leen, nunca escuchan radio si no es música y de la tele, solo ven a Belén Esteban y apagan cuando acaba. Son muchos ; estamos perdidos.

    Responder

    Denunciar comentario

    10

    52

  • JFRM JFRM 27/02/18 13:59

    En vez de criticar tanto a los posibles votantes de PP y Cs, quizá la izquierda deberíamos hacer una profundo análisis de como transmitimos nuestras propuestas, porque está claro que algo estamos haciendo mal. No ilusionamos al electorado.

    ¿Que será?,

    Sino lo corregimos tendremos derecha para rato.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    1

    53

    • Ferdinand30 Ferdinand30 29/03/18 11:10

      ¿Dejar de ser una jaula de grillos en la izquierda, con los partidos en trincheras y sus votantes en las mismas trincheras, todos con el cuchillo entre los dientes?

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • acracio acracio 01/03/18 20:56

      Toda la artillería mediática dispara contra cualquier opción de cambio que se vislumbre y ponga en peligro el bipartidismo, sostén de este sistema con la monarquía como bandera de enganche. Y si hace falta dan un golpe de Estado como el 23 de febrero de 1981. No es un problema de la izquierda: es un problema de que los herederos de los vencedores de la guerra civil no quieren soltar el botín. Véase el discurso y la actuación "moderadora" del monarca en el conflicto catalán y saquen consecuencias. A punto estuvo de ejercer como jefe supremo de las fuerzas armadas, si no fuera porque el testigo lo puso en manos de una judicatura y un Tribunal Constitucional venales.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      2

    • platanito platanito 28/02/18 09:43

      Podríamos por ejemplo encumbrar al macronAlbert.

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      1



Lo más...
 
Opinión
  • Verso Libre Luis García Montero Luis García Montero

    Televisión de negro

    La manipulación partidista de los medios públicos de información es el signo más claro de la degradación democrática. Y en este sentido, como en todos, las actuaciones del PP son desoladoras.
  • La Mirada Internacional Fernando Berlín Fernando Berlín

    ¿Empieza el diálogo en Cataluña de una vez?

    El periodista Fernando Berlín analiza cómo ha reaccionado la prensa internacional a la investidura de Quim Torra como president de la Generalitat.
  • Muy fan de... Raquel Martos Raquel Martos

    La maldita Torrateca

    ¿En qué se parecen Aristóteles y Quim Torra? En nada. Uno lleva gafas y el otro no, uno tiene cuenta de Twitter y el otro no, uno reflexionó y el otro no... Muy fan de Quim el incontinente.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre