X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




¡A la escucha!

¿Y mañana qué?

Publicada 08/03/2018 a las 06:00 Actualizada 07/03/2018 a las 20:16    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 31

Sí, las mujeres hemos parado hoy. Nos hemos declarado en huelga. El objetivo es paralizar el país, el mundo. El horizonte idílico es lo que ocurrió en Islandia en 1975: la huelga la secundaron el 90% de mujeres y el país, efectivamente, se paralizó. Poco después elegían por primera vez a una mujer para dirigir el gobierno. La primera huelga feminista. Y aquí estamos ahora, intentando lograr que se visibilice el papel de la mujer en el mundo. Pero me preocupa más lo que ocurra mañana, y pasado. Hoy todos, o casi todos, nos miran con buenos ojos a quienes paramos, nos animan incluso a secundar la huelga. Pero ¿qué pasa mañana? ¿Y pasado? Hoy todos se van a colgar el lazo morado, van a hablar de ese 50% de la población tan necesario, del papel esencial de la mujer, del talento femenino pero mañana toca gestionar todo esto. Toca de verdad sentarse y tomar medidas y aquí no veo tanto entusiasmo.

Eche un vistazo a su alrededor: analice cuántas mujeres son parte de su día a día. Quiénes fueron fundamentales para que usted llegara hasta aquí, para que pudiera estudiar, para que pudiera vivir en su casa, qué arquitecta diseñó el edificio, qué abogada pleiteó por lograr sus derechos. Y qué mujeres son fundamentales para que hoy por ejemplo llegue al trabajo, quién le ha llevado, quién le va a dar de comer o quién se ha quedado al cuidado de sus hijos o mayores para que usted hoy pueda estar en su oficina leyendo este artículo. El objetivo de esta huelga es visibilizar que sin nosotras todo eso deja de hacerse: no son tareas que en caso de no estar las asuma otro persona, un hombre. Sin nosotras, muchos de esos gestos cotidianos desaparecen. Pero aunque algunos lo hayan querido ver así, esta no es una huelga contra los hombres sino contra un sistema que penaliza a la mujer. Buscamos un sistema mucho más igualitario, que premie el esfuerzo al margen del género, que busque la igualdad salarial, que deje de ser paternalista con aquella mujer que desea ser madre o formar una familia. El paro de hoy es contra un modelo de sociedad. Y aquí reconozco que no todas las mujeres se han sentido libres para poder sumarse o negarse a hacer huelga. Ha habido, de nuevo, tal politización y utilización de esta convocatoria, que el hecho de secundarla o negarte a hacerla te señalaba.

Cada colectivo se ha ido sumando al paro cargado con sus razones. Las mujeres que se dedican a la ciencia porque están hartas de ser minoría, porque quieren que se les reconozca su talento, su aportación a investigaciones claves. Sólo el 3% de los Nobel en esta materia han sido para mujeres y la historia nos ha demostrado que esa cifra debería de haber sido mayor. Las mujeres periodistas también nos hemos sumado con el lema #LasPeriodistasParamos. Porque en nuestro sector también hay manifiestas desigualdades. También hay brecha salarial, también hay machismo. También se nos juzga por el hecho de ser mujer y periodista, hay mucho paternalismo en esta profesión. Y pocas ganas de tomar medidas reales para lograr la plena igualdad. Me enorgullezco de pertenecer a la primera cadena que apostó por poner a sólo mujeres al frente de sus informativos. Fuimos pioneros en eso. Sólo voces femeninas. Un primer gran paso que hay que continuar. Porque si seguimos mirando hacia ese techo de cristal, efectivamente no hay mujeres al frente de las redacciones. Ahora mismo no hay una sola mujer dirigiendo los informativos de los canales nacionales. ¡Ni una! Y en esto hemos retrocedido señores. ¿Hablamos de Pilar Miró? Fue la primera mujer en dirigir RTVE. ¡Eran los años 80! Estoy convencida de que si entonces le hubiesen dicho a la propia Pilar Miró que 40 años después su caso seguiría siendo una excepción se echaría las manos a la cabeza. Así que sí.

Hoy ellos, los hombres, hablarán en las teles, en las radios, en las tertulias, de la necesidad de apostar por la mujer, de empoderarla (este término no acaba de gustarme), de romper las barreras, de conceder bajas paternales de 4 meses como las de las mujeres. Ellos hablarán mucho de esto. Pero muy pocos estarían dispuestos a dejar entrar a las mujeres en los despachos. A dejarse dirigir por ellas. El informativo que presento está hecho sólo por mujeres: la realizadora es una mujer, la productora también, la editora y las dos ayudantes de edición y quien les “habla” aquí. Un informativo hecho por mujeres en una redacción que no está dirigida por mujeres. Y nuestro caso se repite en tantas y tantas redacciones. Y la mirada femenina es necesaria para contar la realidad. Tanto como la masculina.

Así que sí. Hoy no nos verán, ni nos leerán, ni nos escucharán hablar de esto. Sólo a ellos. Pero espero que mañana no se olviden de todo lo que van a decir hoy y de verdad se empiecen a tomar medidas. Hay toda una generación de mujeres formándose para poder acceder al mercado laboral en unos años. Son mujeres con sueños, con ilusiones. Mujeres a las que les gusta escuchar qué tienen que decir ellos. Esas mujeres son vuestras hijas. Y a ellas les debéis, les debemos, poder soñar con que este cambio puede ser real.
LA AUTORA Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



31 Comentarios
  • Grever Grever 09/03/18 21:01

    ¿Y mañana qué? Pues como anteayer, el año pasado, la década pasada y el pasado siglo: seguir bregando contra la desigualdad, la ignorancia y la injusticia, o es que alguien cree que el progreso tiene fecha de fin.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    5

  • TOTOFREDO TOTOFREDO 09/03/18 20:35

    Debemos de poner en valor la gran participación de una gran mayoría de mujeres, pero habría que buscar la fórmula para que, las que no han podido adherirse, por no poder permitírserlo o porqué su trabajo correría grave peligro, lo pudieran hacer.

    Asumido el derecho a la huelga, quizás habría que legislar para que un determinado número de huelgas no fueran contra el sueldo del trabajador. Tampoco se trata de abusar y estar todo el día de huelga, pero sería como el "comodín de la llamada".....

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Queso Tierno Queso Tierno 09/03/18 17:39

    Lo de ayer fué un una zancada en un lento caminar. En derechos humanos, nada cambia de la noche al día. Se añaden granos de arena y a veces bolitas con mucho sacrificio y sin desfallecer. A partir de ayer algo cambiará, lentamente, pero cambiará y cada vez se llegará más lejos, lo escucharán muchos más y se estará más cerca. La próxima huelga será más grande, más fuerte y necesitará menos esfuerzos para convencer y la siguiente, quizás y lo deseo de corazón, no sea necesario celebrarla.
    Bienvenida a InfoLibre, el hogar de los ingenuos que conservan su fé. :)

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    13

  • platanito platanito 09/03/18 07:22

    He hecho el recuento que nos sugiere y por orden de importancia me salen: Mi compañera esposa, mis nueras y mi nieta comulgante, mis familiares en la lejanía, mís amigas de actividades lúdicas, nuestra cuidadora, las tenderas del barrio y mis vecinas invisibles. Fundamental en mi trayectoria vital fue mi progenitora, cuyo nombre compuesto significaba reina sana y saludable, y en verdad reina del hogar, que después de una juventud de servicio doméstico en el Madrid prebélico, convenció a mi padre e hicieron el inmenso sacrificio de darnos estudios. Y en sus años finales ejerció de abuela prodigio con sus nietos. Y fue ella quién nos enseñó a realizar por igual las tareas del hogar a chicas y chicos. Y en las labores de la huerta era tan productiva como los demás. En otras familias los niños tenían prohibido poner y levantar la mesa o hacer la cama, eso era cosa de las chicas. Quede aquí todo mi agradecimiento a su recuerdo. Y gracias a Helena por incitar está vuelta a mi pasado.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    22

  • borjiniano borjiniano 09/03/18 00:33

    Un preciosos artículo, plagado de realidad. A lo mejor vuelven las manifestaciones. Las noticias en los medios duran eso que tu y yo sabemos: muy poco.
    Pero vi que la gente se está organizando. El 17 los pensionistas y parece que los jueces irán a la huelga. No estaría mal que salieran a la calle denunciando las condiciones que los políticos les imponen en su trabajo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    13

  • bidebi bidebi 08/03/18 20:35

    Indudablemente el de hoy es un día histórico que será recordado. No solo para las mujeres, si no para toda la sociedad.
    ¿Y mañana, y pasado, y el otro?.
    Dos amenazas : Rajoy y el sistema.
    Es malo que Rajoy y su gobierno se hayan puesto el lazo morado porque eso quiere decir que quieren integrar la protesta, folclorizarla, desde su cinismo e hipocresía sin límites.
    Y por otro lado hay que ser conscientes de que dentro del capitalismo no puede cesar el patriarcado-machismo porque forma parte del mismo, es el diseño social del sistema.
    Lo importante sería que esta tremenda movilización sin partidos ni sindicatos vendidos a ese sistema no se perdiera. Las agrupaciones feministas y las agrupaciones de pensionistas deberían mostrarse como un poder fáctico que se oponga al poder fáctico de los capitales. El poder electoral de esos dos sectores sociales solamente es de tal potencia, de tal envergadura, que puede hacer derrocar gobiernos y puede nombrar nuevos.
    Parafraseando el himno fascista, quizás en España empiece a amanecer.
    Y todo ello por un motivo esencial para cualquier sociedad que quiere ser libre :
    PORQUE SE EMPIEZA A PERDER EL MIEDO.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    12

  • HEREJE HEREJE 08/03/18 18:51

    Bienvenida, Helena. Tu estupendo artículo me ha recordado a las palabras que dijo Frances McDormand al recoger el Óscar. Sobre todo aquello de "No nos feliciten en la fiesta, dennos una cita para dentro de dos días en su oficina o en la nuestra para hablar de proyectos nuevos". Me emocionó y me pareció genial que alguien hablara claro. Insisto, bienvenida.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    18

  • canor canor 08/03/18 16:55

    Bienvenida. Lo importante es dar un golpe en la mesa y persistir en conseguir la igualdad. Espero que este primer paso sea eso el primero de los muchos que hay que seguir dando.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • Coronel Dax Coronel Dax 08/03/18 16:07

    Como mis compañeros de foro, le doy la bienvenida a InfoLibre. Estoy bastante de acuerdo con su artículo, salvo por un detalle que me ha chocado.

    Dice usted. “Me enorgullezco de pertenecer a la primera cadena que apostó por poner a sólo mujeres al frente de sus informativos. Fuimos pioneros en eso. Sólo voces femeninas. Un primer gran paso que hay que continuar.”

    Pues, salvo que alguien me lo explique mejor (y estoy dispuesto a cambiar mi opinión si se me da una explicación razonable), entiendo lo que usted dice al contrario. Me parece que es un signo antifeminista que “sólo” haya mujeres “al frente de” (entiendo que quiere decir “presentando”, es decir, “prestando su busto, su imagen a”) los informativos. Y, en efecto, después dice que “Ahora mismo no hay una sola mujer dirigiendo los informativos de los canales nacionales. ¡Ni una!”. Le preguntaría que cuántas de esas mujeres al frente de los informativos tienen más de cincuenta años. O cuántas no tienen un aspecto físico atractivo. Le diría que lo del busto femenino de aspecto atractivo dando noticias se da hasta en la cadena Al-Jazeera, de un país que no destaca precisamente por su “feminismo”. Preguntémonos si esto no responde a otras razones, incluso quizás bastante más perversas.

    Un saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    2

    16

    • itnas itnas 08/03/18 17:34

      Lo llaman discriminación positiva, amigo 'Coronel'. En la esperanza de que una vez superado un período de tiempo aún por determinar, actuando una ley semejante a la de vasos comunicantes, las cosas recobren la equi-proporcionalidad deseada. Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      1

      7

      • Coronel Dax Coronel Dax 08/03/18 20:23

        Itnas, no es eso lo que yo entiendo por discriminación positiva. Yo la entiendo (y la apoyo cuando está justificada) como las leyes que aseguran que ciertos colectivos no son discriminados en la práctica. Normalmente significa asignar cuotas mínimas de acceso a puestos de trabajo, o de representación, o de poder (cuotas de empleo para personas discapacitadas, listas electorales cremallera, cuotas para razas y otros colectivos desfavorecidos) o bien acciones específicas para los colectivos que son objeto de discriminación (por ejemplo cursos específicos para ciertos colectivos, ley de violencia de género, etc.).

        A mi modo de ver, apostar por que las mujeres copen el 100% de los puestos de presentador/a de telenoticias va bastante más allá de ese objetivo. Eso es otra cosa.

        Un cordial saludo.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        0

        4

        • itnas itnas 09/03/18 08:28

          Pues llevas razón, entonces se debería llamar discriminación positiva llevada a sus últimas consecuencias.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          4

          • Coronel Dax Coronel Dax 09/03/18 12:27

            Intento escribirlo en su idioma, Itnas, disculpe la broma:

            ∀ [ p(♁) = 100% ⴷ p(♂) = 0,00% ] ⟶ ∌= ; ∋ ≠

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

  • itnas itnas 08/03/18 10:27

    Me han llamado la atención dos cosas de tu artículo dada la confusión que generan en mi persona. Una, que escribes que 'Hoy no nos verán, no nos leerán, ...' y, sin embargo, aquí estoy leyéndote (y el artículo fue publicado a las 6:00 del 08/03/2018). Y dos, que no tengo claro si cuando dices 'Ellos hablarán mucho de esto. Pero muy pocos estarían dispuestos a dejar entrar a las mujeres en los despachos. A dejarse dirigir por ellas' haces referencia, entre otros, a infoLibre. Por lo demás, sin duda, igualdad en la diferencia (entre sexos) es el objetivo, si bien me temo que tenemos el problema del sistema social en el que nos movemos, no precisamente un ejemplo de igualdades.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    7



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.