X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Qué ven mis ojos

¿Es verdad que eres feminista o no eres demócrata?

Publicada 13/03/2018 a las 06:00 Actualizada 12/03/2018 a las 21:05    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 42

“Es imposible mirar para otro lado, cuando lo que no quieres ver está por todas partes”.


Este artículo no va a decir nada que no sepa todo el mundo. Ya se sabía antes, pero se hacía como que no, se le restaba importancia o se solventaba el problema —porque desde luego es un problema—, de forma parcial, a base de remiendos y actitudes por lo general un poco impostadas. Hablamos de las mujeres, de su poca presencia en los puestos de arriba, tanto en el mundo de la política como en el de la empresa, que son las dos cabezas del dragón del poder; de la injustificable brecha salarial que separa sus nóminas de las de los hombres; del desequilibrio que hay entre ellas y los varones a la hora de afrontar las tareas domésticas; del machismo, que en nuestro país tiene una preocupante vigencia, según los últimos estudios y sondeos, entre los jóvenes, que justifican digamos que un cierto grado de maltrato por parte del más fuerte a la más débil si ésta lo contraría de algún modo; de la violencia de género; del sexismo que ennegrece el lenguaje, ya saben: zorro igual a astuto; fulano, igual a desconocido; hombre público, igual a famoso… etcétera, y las mismas palabras en femenino pasan de piropo a insulto. Tenemos un problema, pero ya no es invisible, sobre todo después de la manifestación del ocho de marzo: había demasiada gente en ella como para que todo siga igual y, como las concentradas estaban por todas partes, esta vez al poder no le bastará con mirar hacia otro lado. Hay que tomar decisiones, hacer justicia y, de entrada, vigilar que en ningún caso dos personas cobren sueldos distintos cuando hacen exactamente el mismo trabajo, porque por ahí empieza casi todo: la carencia genera dependencia y la superioridad genera abuso.

Pensaba estos días en las mujeres de la Generación del 27, el momento trascendental de nuestra cultura, su llamada Edad de Plata, lo cual dice casi todo cuando la de oro son Cervantes, Góngora, Quevedo, Calderón de la Barca, Lope de Vega… A ese grupo encabezado por Federico García Lorca, Rafael Alberti, Luis Cernuda, Vicente Aleixandre o Gerardo Diego se le conoce también como Generación de la República, y me parece que ese es un nombre acertado, porque se puede pensar que la aparición de esos genios que siguen siendo la puerta principal de la casa de nuestra literatura, se debió al azar, de pronto uno nació en Granada, otro en Cádiz, otro en Sevilla, otro en Santander… Pero sería más razonable darse cuenta de que todo eso vino de una política encaminada a favorecer el talento y la creatividad, de la Institución Libre de Enseñanza, la Residencia de Estudiantes, las Misiones Pedagógicas… En ese ambiente de fomento de la cultura, no sólo aparecieron poetas, también novelistas como Francisco Ayala, cineastas como Luis Buñuel, pintores como Salvador Dalí y una serie de mujeres admirables... que por desgracia, y éste es un síntoma demoledor, han sido en su mayor parte ignoradas, reducidas al papel de acompañantes, borradas de los manuales. Claro, tras los liberales años veinte y treinta, que alentaron entre otras muchas cosas la promoción de la mujer a puestos de responsabilidad en todos los ámbitos, llegó la dictadura criminal surgida del levantamiento de 1936 y la sociedad terrible que pregonaba la Sección Femenina de Pilar Primo de Rivera y que se resume en la idea de que el sitio natural de la mujer estaba en casa y bajo el dominio de su marido. En consecuencia, todo lo que se parezca de algún modo a eso, sigue siendo un resto de totalitarismo en nuestra democracia. Compro la frase que dice que no se puede ser demócrata sin ser feminista.

A María Teresa León, una escritora muy interesante que escribió dos novelas, una de ellas, Juego limpio, magnífica, estupendas biografías noveladas de Bécquer, el Cid, doña Jimena Díaz de Vivar o Cervantes y, entre otras cosas, varios libros de relatos que están entre lo mejor de ese género que se ha escrito aquí, la han reducido a la categoría de mujer de Rafael Alberti. No existen, increíblemente, unas obras completas suyas y muchos de sus títulos ni siquiera se han publicado jamás en España, siguen exiliados en México o Argentina.

A Concha Méndez, una poeta estupenda, que tal vez no sea Lorca pero es digna de leerse, la han reducido a exmujer de Manuel Altolaguirre, poeta muy estimable y el impresor, junto a Emilio Prados, que lanzó la Generación del 27 con las publicaciones de su imprenta, la malagueña Dardo.

A Ernestina de Champourcin, otra poeta dignísima, se la ha reducido a mujer de Juan José Domenchina, escritor y secretario personal de Manuel Azaña.

A Josefina de la Torre, cuyos primeros poemas causaron sensación y prometían abrirle un hueco entre los mejores autores de los años veinte, se la borró del mapa, como quien dice, y aún así logró inventarse una segunda vida como actriz, llegó a ser la estrella del teatro María Guerrero y terminó interviniendo en algunas series de televisión, la última, Anillos para una dama.

A Luisa Carnés empezamos a conocerla ahora. Era autodidacta, escribía mientras se ganaba el sustento como telefonista, mecanógrafa o camarera, y tras su exilio en México, se le perdió la pista. La recuperación de sus memorias por parte de la editorial Renacimiento ha desvelado una personalidad digna de ser recordada. A ella, como a tantas otras, se le añadió el estigma de haber sido comunista, lo que en la España del asesino de El Pardo, una espada en una mano, un crucifijo en la otra y ambas cosas llenas de sangre, equivalía a ser demonizada.

Rosa Chacel, una novelista imprescindible, que venía de la escuela filosófica de la Revista de Occidente, acabó pidiendo subvenciones y amenazando con marcharse de España, donde tanto había luchado por volver, porque aquí no podía sobrevivir. Obtuvo el premio Cervantes y sus libros tienen una cierta presencia en nuestras librerías.

María Zambrano es la que más suerte ha tenido, al menos se la reconoce como una pensadora de primer orden y, en el terreno de lo anecdótico, que también cuenta, tiene una estación del AVE a su nombre, la de Málaga.

Podríamos haber hablado también de pintoras esenciales y casi desconocidas, como Maruja Mallo o Margarita Manso, o de políticas de izquierdas que fueron demonizadas por los golpistas y cuyos nombres no se podían ni pronunciar. Pero vamos a dejarlo aquí, porque como ejemplo, creo que vale. Esto viene de lejos y no puede seguir así. Y más ahora, porque todas las manifestaciones son respetables, pero algunas marcan un antes y un después. La que se hizo tras el asesinato de los abogados laboralistas de la calle Atocha, consolidó la Transición; la que se hizo tras el asesinato de Miguel Ángel Blanco, inició el fin del terrorismo de ETA; y salvando todas las distancias que se quiera, la que acaba de recorrer nuestras calles el último ocho de marzo, tiene que derribar ese muro que nos ofende a casi todas y a tantos, que no puede seguir estando ahí, que hay que derribar como sea.


Hazte socio de infolibre



42 Comentarios
  • Antonio Pérez Antonio Pérez 19/03/18 09:18

    Qué me gustaría saber que las niñas, como los niños, sepan en los libros de texto de su formación que son el 50% las mujeres que han construido la historia en todos los ámbitos. Gracias Benjamín por hacerlo visible, ojalá lo consigamos más temprano que tarde.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • svara svara 13/03/18 21:13

    De todos es sabido si, pero Benjamin, es de agradecer lo que ayuda a refrescar el coco repetir esos nombres de todas las mujeres cuyo potencial creador y talento se le usurpó a la inteligencia social de este país y se cambió por la intransigencia y misoginia del ritual nacional católico impuesto por el golpista del 36 con la bendición del clero. ¡El daño que ese golpe nos hizo a todos, mujeres y hombres, es inconmensurable!. Todavía hoy no lo hemos superado a nivel social. Pero con la mani del día 8 hemos dado todos, también nosotros los hombres, un pasito adelante. Salud y república.

    Responder

    Denunciar comentario

    7

    12

  • canor canor 13/03/18 19:31

    Muchas grfacias Benjamin. Genial articulo. 

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    6

  • borjiniano borjiniano 13/03/18 19:05

    Genial artículo, para variar. Hay un dato que me parece que poca gente tiene en cuenta. Los pensionistas más la feministas suman muchos votos, muchísimos. Pero de ser real que el poder judicial se echa a la calle, me da que algo gordo se está rumiando. Veremos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • Sancho Sancho 13/03/18 15:29

    De acuerdo con lo que escribes, Benjamín. El día 17, el próximo sábado, toca gran mani por las pensiones; y las organizaciones feministas ya han dicho que ahí estarán, como no podía ser de otra forma, como no pudo ser de otra manera que l@s pensionistas estuvieran reivindicando el 8M, transversalidad...

    No se es demócrata si no se es feminista; ya algunos comentaristas lo han explicado perfectamente.

    También se puede ser un pesado de narices que se cree continuamente en posesión de la verdad que mira por encima del hombro a todo dios desde su atalaya izquierdista...también.

    Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    17

    21

    • vaaserqueno vaaserqueno 13/03/18 19:17

      Yo no soy pensionista, pero allí estaré dando la matraca

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      12

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 13/03/18 14:14

    Intenté comentar...pero, fui expulsada de foro.

    Reitero, si me dejan: La capacidad de movimiento, se demuestra, andando.
    Muchas mujeres hace 45 años, abrimos nuestra propias cuentas corrientes, y nadie nos pidió firma de ningún hombre; no aceptamos ser dependientes; no aceptamos 'bienes gananciales' ...Éramos/somos iguales que nuestros compañeros... Cumplimos nuestras obligaciones y nos responsabilizamos de nuestros vástagos... Hoy, también seguimos respondiendo de nuestras obligaciones/derechos, desde la LIBERTAD.

    'Reformas Sociales'. Información oral y escrita. Publicada de 1889 a 1893. Centro de Publicaciones Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. Coordinador: Santiago Castillo. Diciembre 1985. (Tomos I a V)

    Hace muchos años que las mujeres trabajamos y defendemos nuestros derechos... en todo el territorio: Madrid, Catalunya, País vasco, Valencia, Alicante, Badajoz, Burgos, Cáceres. La Coruña, Jaén, Navarra, Oviedo, Palencia, Vizcaya...
    Con salarios equivalentes al puesto de trabajo... La mayoría, no...pero...avanzamos y se están equilibrando los porcentajes...

    ¿Cuántas escrituras de 'capitulaciones matrimoniales' se firman a día de hoy?

    Ese, es el principio...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    8

    4

    • paco arbillaga paco arbillaga 13/03/18 14:54


      «Intenté comentar... pero, fui expulsada de foro.» ¿Cómo? Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      5

      5

      • irreligionproletaria irreligionproletaria 13/03/18 15:03

        Esta mañana, me he debido levantar guerrera...Ahora, debo irme a la UNI, pero, hoy, en varios arlos, después de escribir largo y tendido, aparecía la página en blanco, con la referencia del título del artículo en el ángulo superior izdo.

        No importa; creo haber dejado escrito, aunque sucintamente, lo que pienso.

        Salu2 Osasuna2. Por una República Libertaria, ya.

        Responder

        Denunciar comentario

        11

        5

    • vaaserqueno vaaserqueno 13/03/18 14:50

      ¿Quien te ha echado del foro?

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      3

      • irreligionproletaria irreligionproletaria 13/03/18 15:08

        No tengo idea cierta; carezco de pruebas. Mis comentarios, hoy, parece que zahieren... No lo se.

        No me rindo; he vuelto a escribir mas sucintamente, lo que pienso y, aquí queda.

        Saludos cordiales,

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        11

        4

        • vaaserqueno vaaserqueno 13/03/18 15:41

          Algún duende. Un saludo

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          3

  • Delgiot Delgiot 13/03/18 13:11

    ¿Se puede ser demócrata sin ser feminista? NO. Así de contundente.
    Teniendo en cuenta que el feminismo promulga la igualdad de género (haciendo a hombres y mujeres iguales en todos los ámbitos de la sociedad) y que no puede existir democracia sin un estado de derecho basado en dos pilares básicos que son la Ley y la Constitución (que garantiza unos derechos fundamentales a todas las personas independientemente, entre otras cosas, de su sexo), se puede decir que cualquier quebranto de la igualdad entre hombres y mujeres atentaría contra esos derechos fundamentales de las personas y, por lo tanto, sería claramente antidemocrático. Sin más. Saludos a tod@s.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    13

  • Grobledam Grobledam 13/03/18 11:33

    Correcto el comienzo de su Artículo Sr Prado: ”Este artículo no va a decir nada que no sepa todo el mundo".
    Por eso mismo sobra el resto. Parece que el análisis de la realidad periodística actual pasa por aplicar una serie de "mantras" difundidos por algún interés honesto y otras interesado y repetirlos hasta la saciedad. Es el caso de la inviabilidad de las pensiones públicas y la "sinencambio" infalible rentabilidad de las privadas; la eficacia de la "prisión permanente"; la alta productividad de la gestión privada frente a la ineficiencia de la gestión pública; la indiscutible necesidad y conveniencia de la secesión catalana (para todo el planeta); los beneficios del crecimiento sin fin y la Globalización; etc, etc.
    Los ejemplos y argumentos que nos expone exhaustivamente el Sr Prado sobre el caso, efectivamente, ya los conocemos y son ciertos. El discurso de la opresión de género (el sexista se les ha olvidado, hay más sexos y francamente más oprimidos) es verdad; pero no es toda la verdad y no todo lo que se expone es verdad.
    Insisto: en el periodismo actual echo de menos más rigor, menos proselitismo; más discurso racional y menos trinchera.
    Ya sé que el desafío, el enfrentamiento, la hostilidad vende. Véase, con objetividad, el enfoque de la religión más exitosa hoy por hoy: el fútbol; donde lo de menos es el fútbol, lo imprescindible es afiliarse a un equipo y defender sus colores hasta la ....hasta la... con pistolas incluso.
    En el mundo actual hay oprimidos, explotados, violentados, masacrados y sus "correspondientas". ¡Ya lo creo!; pero no se por qué sólo llegan a los medios de difusión algunas de estas tiranías, las que menos atacan al mayor tirano, al "poderoso caballero" que, sospecho nos entretiene interesadamente en disputas que nos separan, nos enfrentan, nos distraen...Que sin duda colaboran en la emancipación del "género humano", pero desunidos, divididos para beneficio de quién/de quiénes de verdad sojuzgan al resto; lo llevan haciendo mucho tiempo y -a lo que resulta- lo van a seguir haciendo por mucho tiempo. ¡Ah!, ellos son "ellos y ellas" y tienen toda la variedad de sexos viables; pero eso sí: actúan como uno solo. Lo tienen claro.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    6

    15

    • frida56 frida56 13/03/18 18:25

      Su comentario me parece muy certero!

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      4

    • frikeldon frikeldon 13/03/18 12:24

      Todo su comentario me parece muy interesante, pero hace una afirmación muy contundente cuando dice que “la indiscutible necesidad y conveniencia de la secesión catalana (para todo el planeta)”. Se que no tiene que ver con el artículo, pero de verdad me interesa mucho conocer en más profundidad su opinión sobre este tema. Personalmente, si veía algún beneficio en la secesión catalana, los últimos acontecimientos me hacen pensar que ese beneficio era muy poco probable que se diera.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      1

      4

      • Grobledam Grobledam 14/03/18 12:07

        Gracias por su respuesta a mi comentario, al igual que a Frida56.
        Sobre el tema de la secesión catalana no veo ninguna bondad ni beneficio en sus postulados, ni para los catalanes, ni para el resto de españoles, ni para el planeta (su enunciación junto a las otras era una ironía). Sólo beneficiaría en mi opinión a una casta de políticos y sus negocios y negociantes de "trama" que consolidaría sus "reales" en las poltronas del poder en ese territorio. En cambio sus efectos dañarían seriamente la convivencia, la economía y la praxis politica sobre todo en Cataluña, pero también en España y por extensión en el proyecto europeo. Los nacionalismos y por ende los separatismos ya demostraron en la historia reciente su capacidad de destrucción, de desunión y enfrentamiento de la clase trabajadora. Incluso también para el propio capital que supo corregir los daños colaterales de su "promoción", adaptándose rápidamente a la nueva realidad que imponía la evolución tecnológica y su resultante: la Globalización. El Capital no tiene fronteras, ni sus propietarios: los ricos; pero las siguen manteniendo e incluso creando nuevas para los demás.
        Quiero dejar claro mi respeto a la cultura, la lengua, las tradiciones y la idiosincrasia catalana; incluso tengo un afecto por afinidad y convivencia con la misma; aunque no he nacido allí y, si pudiera (espero que sí), me gustaría terminar mis días en las riberas de un mar que también baña sus costas: el Mediterráneo, cuyas aguas he surcado, padecido y disfrutado a lo largo de lo mejor de mi vivir.
        Sucede lo mismo con el movimiento feminista, cuyas movilizaciones han producido en el siglo pasado y el actual uno de los más profundos y beneficiosos cambio sociológicos de los últimos siglos.
        El problema surge cuando se pierde el sentido último de la "dimensión humana y solidaria" que debe tener cualquier actuación y/o movilización. No es la lucha de géneros, ni de sexos, ni de patrias, ni de razas...la que va a mejorar nuestras vidas, ni la condición humana. (((Es la solidaridad frente a la lógica de la dominación))); juntos (complementarios) y no unos contra otros vamos mejor: "Atruena la razón en marcha, es el fin de la opresión".

        Responder

        Denunciar comentario

        4

        5

  • bidebi bidebi 13/03/18 11:27

    ¿Se puede ser demócrata sin ser feminista?.
    Y … ¿se puede ser demócrata sin defender la libertad de los pueblos? O ¿se puede ser demócrata sin ser anticapitalista?. La verdad es que en nuestras sociedades nadie niega que es un demócrata, y dentro de poco tiempo nadie negará ser feminista. Porque los títulos se convierten en poses, en postureos, que nadie quiere rechazar porque no está bien visto rechazarlos.
    La realidad diaria es otra cosa. Porque muchos entienden el feminismo como no pegar a las mujeres y muchos entienden el capitalismo como el único sistema posible y muchos entienden la democracia como votar cada cuatro años.
    En cualquier caso, el feminismo también debería suponer asumir por parte del macho valores femeninos que le han estado vedados por imposición del rol femenino solamente a las mujeres. ¿Por qué se pintan y usan tacones las mujeres?. Lo que quizás deberíamos preguntarnos es porqué no se pintan y usan tacones los hombres. La igualdad feminista también supone que el hombre asuma valores y sentimientos femeninos que los tenía prohibidos porque eran “femeninos”. En el machismo también el hombre es un ser reprimido.
    El patriarcado no lo inventó el capitalismo, pero sin él es difícil entender que este sistema económico se hubiera desarrollado. Por ejemplo : ¿es posible en el capitalismo la retribución de los trabajos domésticos?.
    Una cosa es ir cambiando las mentalidades y las conciencias por convencimiento o por posturno social, y otra distinta es hacer efectivo el feminismo en lo laboral y social. ¿El capitalismo necesita del machismo para su existencia?. ¿Es posible el feminismo dentro del capitalismo?.
    Yo creo que no es posible y en consecuencia deduzco que estamos discutiendo sobre formas y no sobre esencias de igualdades reales.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    19

    20

    • vaaserqueno vaaserqueno 13/03/18 16:06

      Yo creo que el capitalismo y el machismo son aliados de conveniencia que pueden subsistir perfectamente el uno sin el otro, pero juntos hacen un tamdem perfecto y que el feminismo también puede ser capitalista. Ese feminismo no es el mío.
      En cuanto a que los varones asuman roles femeninos, tampoco es lo que yo encuentro beneficioso para la sociedad, lo que creo es que los roles sociales de género deben desaparecer para que tod@s podamos desarrollarnos íntegramente, pero si usted quiere ponerse tacones no se corte, yo no me los pongo así que no se lo recomiendo, pero si le hace ilusión, atrévase, rompa normas, seguro que se rie un rato antes del esguince, aunque si quiere empezar a romper moldes y quitarse telarañas es más fácil y menos doloroso empezar a reclamar su derecho a la baja paternal igualitaria y obligatoria, a no ser valiente ni fuerte, a no tener ni idea de motores ni de grifos, a acariciar sin vergüenza, a llorar y emocionarse, a permisos retribuidos para ocuparse de sus hijos o de sus mayores, a no tener ganas, reivindique su parte de la pelusa casera, de la ropa sucia y su derecho a ocuparse de sus hijos como cualquier madre. Le llamarán calzonazos, pero su vida será más plena y más gratificante. No le conozco, no sé si ya lo hace, así que no se me enfade, que en este comentario estoy de acuerdo con usted. Siempre he sostenido que el machismo también es terrible pata los hombres. Un saludo

      Responder

      Denunciar comentario

      7

      16

  • florenblues florenblues 13/03/18 10:43

    Fantástico articulo Benjamín. Gracias.
    Cuando la criminal "la collares" declaró solemnemente, tras el final del genocidio, conocido como "guerra civil", que las mujeres quedaban liberadas del trabajo y del fusil para que volvieran a su lugar, la casa, dejo muy claro el papel de las mujeres en España: "en casa y con la pata quebrada". Aquello, caló en la sociedad, entre otras cosas a base de miseria y terror. Hoy 80 años después, las mujeres españolas se van quitando de encima aquella mugre que impuso el franquismo y que hoy llamamos , franquismo sociológico. No va a ser fácil, nada lo es contra el monstruo que mal gobierna España para el pueblo, y tan bien lo hace para las élites. Entre las mujeres, muchos hombres, los pensionistas, las mareas...."vamos a cabalgar hasta enterrarlos en el mar".

    Un placer leerte cada martes.

    Salud.

    Responder

    Denunciar comentario

    21

    19



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.