X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




¡A la escucha!

Gabriel

Publicada 15/03/2018 a las 06:00 Actualizada 14/03/2018 a las 20:39    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 24

Es el equilibrio más difícil en el aprendizaje de cómo ser padres: cuándo tengo que empezar a dejarle volar SOLO, cuándo debo permitirle bajar SOLO a la calle, ir a la esquina a hacer tal o cual recado, volver andando SOLO del colegio con sus amigos o qué edad es la recomendable para que pueda empezar a bajar SOLO a sacar al perro. Cuesta. Sabes que tienes que ir dándole pequeñas responsabilidades pero el miedo a que les pueda pasar algo es inmenso. Cuentas los minutos que tarda en ir y volver a comprar el pan. Y se te hacen eternos. Miras 10 veces por la ventana. Y por supuesto, le llenas la cabeza de recomendaciones barra órdenes: “No hables con nadie”, “mira dos veces antes de cruzar”, “si alguien te dice o hace algo grita y sal corriendo”. En fin.

Lo del equilibrio que decía antes: quieres protegerlos pero sabes que tienes que ir soltando poco a poco la cuerda. Piensas que con su edad ya ibas y volvías del colegio sola, en mi caso con mi hermana mayor. Era un trayecto de unos 10 ó 15 minutos andando. Íbamos tranquilas, se iban sumando otras niñas del colegio y vivíamos sin el temor a que nos pudiera pasar nada. Y cuando lo recuerdas piensas que aquéllos eran otros tiempos, otra ciudad, otro entorno y que ahora, en este Madrid enorme e inmenso que nunca acabas de conocer, es mejor ser prudente. Y el ejemplo de Madrid me sirve para cualquier otra ciudad o para cualquier otro pueblo pequeño, grande o mediano. Porque ese temor no te lo marca dónde vives sino el hecho de ser padres.

El caso de Gabriel desata de nuevo todos esos temores e incluso los reafirma y la reacción es acortar un poco más esa cuerda que hemos ido soltando. Y seguramente sea un error pero el miedo, cuando eres madre o padre, es tu compañero de viaje. Miedo a que se ponga enfermo, miedo a que le pase algo, miedo a que sufra con una decepción, miedo a que le hagan daño. Miedo.....

Y vivir con miedo no es la mejor de las opciones.

Hacía mucho tiempo que no me había costado tanto contar una noticia. Hacía tiempo que no lo pasaba tan mal en directo. El día que desapareció Gabriel se me puso un nudo en el estómago y no se me pasó en todo el día. Era un niño tan pequeño, perdido. ¿Cómo podía haberse esfumado en un trayecto tan corto? La foto estática de su sonrisa dolía: sonreía sin miedo a la cámara. Supongo que tener un hijo de edad parecida te lo hace más difícil. Pasaban los días y la intuición te hacía pensar que el final de Gabriel no iba a ser un final feliz. Llevo muchos años contando todo tipo de noticias crueles, de historias desgarradoras, de asesinatos. Pero contarlo a diario no te inmuniza. Ni logras acostumbrarte. Aprendes a poner un dique en tus emociones, pero ese dique de vez en cuando necesita abrirse y dejar que lo que se ha ido acumulando se desborde, salga.

La noticia de Gabriel superaba ese dique. Desde el primer día. Las lágrimas y desesperación de su madre, sus palabras pidiendo ayuda y que le dejaran libre te desgarraban. Los expertos insistían en que en el 90% de las desapariciones de niños los culpables se encuentran en el entorno más cercano, en el entorno familiar. Y en este caso la estadística no erró. Es imposible entender por qué lo hizo, cómo pudo. Qué le llevó a secuestrarlo y a arrebatarle así su vida, su futuro, su sonrisa.... Cómo pudo aparentar absoluta normalidad durante doce días, incluso ofrecer entrevistas en los medios de comunicación pidiendo la libertad del niño, asegurando que era un angelito al que nadie podía hacer daño (son palabras suyas, textuales) y que estaba convencida de que lo iban a dejar en libertad. ¿Cómo pudo?

Su frialdad, su cinismo, su crueldad es incomprensible. Pero no entenderlo no significa que busques justificarlo. Es verdad que la rabia es el sentimiento que brota sin pensarlo. Muchos la noche del domingo se acercaron a las puertas de la comisaría donde estaba detenida para pedir justicia. En las redes sociales se pudo leer de todo, la mayoría nada bueno. La mayoría comentarios machistas, xenófobos, titulares que hablaban sobre sus preferencias políticas. Noticias falsas unas, medias verdades otras. Se pedía para ella, sin juicio ni sentencia, cadena perpetua e incluso impedir que cumpliera condena en nuestro país porque así evitábamos que con nuestros impuestos se aprovechara de las “comodidades” de las cárceles españolas (esta iniciativa lleva ya recogidas más de 300.000 firmas, ojo).

Triste. Muy triste que haya tenido que ser una madre rota de dolor la que nos pida a todos que no nos dejemos llevar por la rabia, que saquemos a la bruja de nuestras cabezas. Triste que haya tenido que ser ella, en el peor día de su vida, la que nos pida a todos cordura.
Correo Electrónico
Relacionados


Hazte socio de infolibre



24 Comentarios
  • nietanigal nietanigal 16/03/18 15:53

    Gracias. Ha sido el más sentido pésame que he leído. No soy cercana a Gabriel pero es que estos dias tan tristes que hemos pasado si me he sentido cercana y por eso agradezco este artículo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Esdaquit Esdaquit 16/03/18 01:20

    “No hables con nadie”, “si alguien te dice o hace algo grita y sal corriendo"... Señora Resano: ¿de verdad que le ha dado o le da usted esas recomendaciones a un/una menor? Con todo respeto, permítame que le diga que estoy en absoluto desacuerdo con esa forma de inculcar, ya desde pequeño, la desconfianza y el miedo a las personas, a los semejantes. Como usted muy bien dice, un altísimo porcentaje de agresiones a menores lo llevan a cabo personas de su entorno, incluso de la familia, como en el caso ya olvidado de la niña Asunta Basterra Porto, asesinada por sus propios padres. Una cosa es la preocupación y vigilancia responsable (muchos padres se enteran de que sus hijos menores consumen drogas o alcohol cuando les avisan del hospital) y otra cosa es la obsesión que no conduce a nada cuando la persona agresora es de la confianza del menor.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    5

    6

    • vaaserqueno vaaserqueno 17/03/18 10:01

      Lo que toda la vida nos han dicho los padres y luego repetimos a nuestr@s hij@s: no hables con desconocidos y no te vayas con nadie, también decimos "eso no se toca, es caca", "no se pega", "no se roba", "la coca es mala, si te la ofrecen di no"..... Se llama educar y proteger , porque resulta que hay gente mala que hace cosas malas a l@s niñ@s y ocultarles eso es mentirles y desprotegerles. No se trata de crear miedos sino de explicarles la realidad, tampoco podemos protegerles de todo, pero cuanta más información tengan, acorde con sus edades, más capacidad de reacción tendrán.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      9

    • vaaserqueno vaaserqueno 17/03/18 10:01

      Lo que toda la vida nos han dicho los padres y luego repetimos a nuestr@s hij@s: no hables con desconocidos y no te vayas con nadie, también decimos "eso no se toca, es caca", "no se pega", "no se roba", "la coca es mala, si te la ofrecen di no"..... Se llama educar y proteger , porque resulta que hay gente mala que hace cosas malas a l@s niñ@s y ocultarles eso es mentirles y desprotegerles. No se trata de crear miedos sino de explicarles la realidad, tampoco podemos protegerles de todo, pero cuanta más información tengan, acorde con sus edades, más capacidad de reacción tendrán.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • paco arbillaga paco arbillaga 16/03/18 07:33


      Esdaquit: Estoy de acuerdo en no educar a los menores en el miedo y la desconfianza, y tampoco creo que Resano se declare partidaria de ello; interpreto que más bien expone sus dudas sobre cómo orientar a lxs hijxs en la libertad.

      Estamos creando una sociedad en la que es más fácil hacer una caricia o dar una golosina a un perro que a una criatura. La frase que a mí no me gusta: «Cuanto más conozco a los hombres más quiero a mi perro» (me gustan los perros, la fauna en general) parece imponerse en ciertos ambientes como un axioma, cuando los mismos los perros nos demuestran con qué amor y libertad cuidan sus camadas. Osasuna2 salu2.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      5

  • itnas itnas 15/03/18 16:44

    Me pregunto dónde residen Libertad e Información cuando no se publica esto en 1ª página y durante algunos días por si existiere alguien despistado: https://www.youtube.com/watch?v=PfrdpuYBOXc

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    4

    16

    • charopa69 charopa69 15/03/18 20:59

      Esa misma pregunta me hago yo desde que conocí el video, y lo difundo ¡¡¡a tope!!!

      Lo que se está haciendo con l@s menores en España, no tiene nombre

      https://es.sott.net/article/52779-Elite-pederasta-espanola-al-descubierto-Fiscal-anticorrupcion-Jose-Grinda-Gonzalez-acusado-de-varios-casos-de-pederastia-video

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      4

  • Enrique Pascual Enrique Pascual 15/03/18 13:25

    Eres una gran periodista y las noticias que das totalmente objetivas al que no le guste que vea TVE.Sigue asi

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    10

  • estovamal estovamal 15/03/18 12:23

    Le recomiendo a usted lea el artículo que Jaime Olmo escribe sobre el tema aquí mismo en infolibre, titulado "Apaga la tele". Pues eso, es lo que hago yo con las noticias de la sexta. Un saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    9

  • Larry2 Larry2 15/03/18 11:48

    Buen artículo Elena, desastre , y pena grande la desaparición de este chico, Gabriel. Una critica al poco caso que se les hace a otros en estas situaciones. No se a que puede ser debido, pero me ha llegado la información de que en otros casos como este, no se le ha dado la misma importancia, error que habrá que tener en cuenta en los medios de coomunicación. agur.  

    Responder

    Denunciar comentario

    6

    18

  • VHS VHS 15/03/18 11:39

    Echo en falta en un diario de la calidad de infolibre uno o varios artículos de autocrítica periodística por la manipulación grosera y mercantil que los medios (no solo los más sensacionalistas) y sus periodistas han hecho de este asunto. Las náuseas que he sentido y las que todavía siento tardarán en calmarse.
    Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    9

  • TOTOFREDO TOTOFREDO 15/03/18 11:08

    Por algo "el sentido común", es el menos común de los sentidos.....

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • Azalea Azalea 15/03/18 10:29

    *Helena

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Azalea Azalea 15/03/18 10:28

    Cuánta razón tienes Elena , gracias por tu artículo, saludos y bienvenida a infolibre!.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    4



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.