X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Verso Libre

Un remedio contra las mentiras: sentarse a hablar de verdad

Publicada 08/04/2018 a las 06:00 Actualizada 07/04/2018 a las 14:50    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 79

Cuando entré en la Universidad y me acerqué de forma directa a la política, la dictadura franquista daba sus últimos pasos. El olor de las mentiras dominaba la vida oficial, Fraga Iribarne seguía prohibiendo actos, había que correr delante de la policía en algunas ocasiones, la televisión seguía inventándose el orgullo imperial de una nación más bien pobre e insignificante en el mundo, pero ya se había suavizado el terror sistemático que impusieron los generales golpistas en 1936. Mi militancia no supuso ningún acto heroico, aunque sí me hizo conocer bien a gente que había protagonizado la clandestinidad y había luchado por la libertad y las posibles mejoras de la vida de la gente en un inmediatamente tiempo anterior, cargado de detenciones, torturas, cárceles y penas de muerte. Aprendí a admirarlos.

Las crisis internas del Partido Comunista y su definitiva pérdida de lugar en la democracia fueron una experiencia triste. El partido que había organizado de manera admirable la lucha por la libertad en la dictadura iba a ocupar un lugar insignificante en la democracia debido a sus propios errores y a la nueva realidad de la sociedad española de los años 70. Pero esa experiencia triste fue también una lección decisiva en mi vida. En primer lugar, aprendí que los ideales políticos sirven de poco si se separan de la realidad histórica y cotidiana de la gente; en segundo lugar, me incliné de un modo natural a observar las distintas interpretaciones de esa realidad, a elegir la mía y a respetar la opción personal de cada amigo.

Algunos de esos amigos se unieron al PSOE en la crisis carrillista, otros se fueron con Ignacio Gallego a un partido comunista prosoviético y otros se quedaron en el PCE. Todos ellos habían sufrido cárcel y soportado palizas en los años duros sin delatar en comisaría a ningún camarada. Por eso me pareció siempre una estupidez pensar que sus decisiones diferentes, ya en época de libertad, pudieran deberse a la traición o a la compraventa. Nadie que se haya jugado la columna vertebral y su salario en 1970 por un compromiso político elige poco después su futuro democrático por miedo, frivolidad o traición. Aprendí así a respetar las distintas opciones personales. Lo mezquino no está en la elección propia, sino en los insultos, calumnias e incomprensiones que suelen desatarse alrededor. Es en esa mezquindad donde se oculta el dogmatismo y la hipocresía del que necesita convertir a un amigo en traidor para afirmar su propio poder y olvidarse de sus limitaciones.

Recojo aquí este sentimiento de persona mayor que va para viejo porque me gustaría ofrecerle a los jóvenes la herencia de diálogo que me dejaron mis mayores. Creo que se trata de algo imprescindible para compensar la otra herencia, el cúmulo de divisiones, rencillas y falta de diálogo que han hecho imposible durante años una alternativa ideológica y política al neoliberalismo.

La realidad española está dominada por las mentiras y la impunidad. Resulta asombroso que permanezca en el Gobierno un partido corrupto, que se ha acostumbrado a vivir del dinero negro, que destroza ordenadores para huir de la policía y falsifica títulos universitarios con total desfachatez. Cuando aparecen ante el público afirman que en julio hace mucho frío en Sevilla y se quedan tan tranquilos. Pero resulta asombroso también que la élite económica haya logrado crear un partido como Ciudadanos, su propia rueda de recambio para que todo siga igual, sin que la izquierda sea capaz de proponer una alternativa real para hacerse con el Estado y cortar los abusos fiscales, penales y políticos que enriquecen a las minorías a costa de deteriorar el mundo del trabajo y de extender la desigualdad social.

Sería conveniente detectar no sólo las mentiras de la derecha, sino las mentiras propias. Y no es una mentira que existan distintas sensibilidades, maneras diferentes de presentarse a las elecciones y competir democráticamente; pero sí es mentira que no nos necesitemos entre nosotros y nosotras, que no debamos entendernos los que, desde la democracia social, queremos acabar con el espectáculo deprimente de esta España corrupta, condenada a convivir con la impunidad.

Duele España. Asumo que no es sólo un tema español, que Italia, Francia, Brasil, Estados Unidos y otros muchos países soportan muy malos tiempos para la democracia. Pero la preocupación por el mundo que van a vivir mis hijos me impide encerrarme en la melancolía de mis sueños perdidos. Necesito pensar que hay una alternativa democrática, y para eso es imprescindible que las distintas sensibilidades contrarias al neoliberalismo dejen de considerarse enemigas, se sienten a hablar de verdad y demuestren que es posible gobernar la realidad, no las nubes, desde la izquierda.


Hazte socio de infolibre



79 Comentarios
  • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 14/04/18 22:52

    "-Mientras tengas un sueño en el corazòn, tu vida tendrà sentido". No esperes a tenerlo todo para disfrutar la vida....-Ya tienes la vida, para disfrutarlo todo. "La verdad es un cabo suelto de la mentira". Se dan textos escritos, mas bien que para explicar...., para decir que se sabe. Los hechos no dejaran de existir porque alguien los ignore; "Lo cual supone de paso una supina ignorancia.... Saludos Cordiales ....El Diablo Cojuelo....

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 14/04/18 22:52

    "-Mientras tengas un sueño en el corazòn, tu vida tendrà sentido". No esperes a tenerlo todo para disfrutar la vida....-Ya tienes la vida, para disfrutarlo todo. "La verdad es un cabo suelto de la mentira". Se dan textos escritos, mas bien que para explicar...., para decir que se sabe. Los hechos no dejaran de existir porque alguien los ignore; "Lo cual supone de paso una supina ignorancia.... Saludos Cordiales ....El Diablo Cojuelo....

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Hammurabi Hammurabi 11/04/18 18:45

    Seguimos presos de una educación post-franquista y una especie de - mito de la caverna-

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • borjiniano borjiniano 10/04/18 00:59

    Muy buen artículo, pero: ¿cuanto dinero debe a la Banca el PSO? ¿IU? MUchísimo. Podemos lo hizo mejor, pero andan muy peleados entre ellos y al frente está un psicópata de libro. Lo recuerdo muy bein en Vistalegre II y lo que hizo con los que fundaron su partido y se mostraban como primeros espadas. Un dictador, parado en la historia que le contaron sus padres. Brillante estudiante y liante de jaleos en toda España. Encima en el PSOE e IU también andan de luchas internas. Montero, no hay alternativa, a mi me da mucha pena de mis nietas. Los hijos van más o menos encarrilados.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    8

    1

    • acracio acracio 14/04/18 16:13

      ¿Queremos a Erejón como Isidoro II?

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • acracio acracio 14/04/18 16:11

      ¿Un sicópata de libro es el que se dice republicano y hace guiños al PSOE para gobernar juntos y así reformar este país? ¿Dejamos que gobierne Sánchez, el ausente, para más de lo mismo otros tantos años con su mantra de republicano de corazón pero monårquico de cartera?

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • platanito platanito 11/04/18 08:42

      Vaya un retrato a lo Arcimboldo que pinta ud don borjiniano. Casiano? No. Casinio.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

  • Isasi Isasi 09/04/18 13:16

    Un remedio para comenzar: Moción de censura de toda la oposición contra el equipo de gobierno del PP. Sin espera a próximas elecciones. Hay suficientes casos. Es el pueblo quien lo requiere. No más poder a partidos que destruyen los DDHH . Llamamiento a Plataformas por la honestidad y el bien común. Plataformas DDHH. Periodismo libre y de investigación

    Convocatoria de elecciones de candidatxs con listas abiertas. Esto, para los expertos.

    No más poder que no sea para y por el pueblo. Desde mi más humilde opinión. No "veo" otra solución. Ojalá la hubiera. Ahí los expertos que se pronuncien.
    Abrazo..

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    18

  • Sotram Sotram 08/04/18 21:45

    Querido Luis, Cuánta razón llevas, pero insisto en lo que otros ya han expuesto: ¿Con quien debemos sentarnos a hablar? ¿ Dónde está la izquierda fuera de UnidosPodemos para poder llamarla al diálogo ? Por favor, que alguien me lo diga. ¿ Es el PSOE?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    3

    11

    • @tierry_precioso @tierry_precioso 08/04/18 22:47

      Pues sî, al menos de momento es el psoe.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      18

      2

      • acracio acracio 14/04/18 16:15

        Jajajajaja

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • charopa69 charopa69 09/04/18 19:52

        thierry:

        Lamento discrepar: yo soy una de los millones de personas que, ingenuamente, votamos PSOE, y sufrí tal decepción que nunca más volví a votar.

        Su forma de hacer política, descaradamente NEOLIBERAL, de robar a manos llenas, y de engrasar las puertas giratorias, NO se distingue lo más mínimo de la del PP, con el agravante de que ENGAÑÓ A MILLONES DE VOTANTES, y dejó el camino abierto para que el Pp arrasara lo poco que quedaba de este triste país

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        7

  • ArktosUrsus ArktosUrsus 08/04/18 21:15

    Gracias Luis como siempre por un artículo excepcional. Antes de pedir la unión de la izquierda pediría una reflexión sobre el mundo que vivimos (acertadamente lo haces) y por qué es así. Mi opinión, y como todas discutible, es que las sociedades capitalistas desarrolladas han ofrecido a sus ciudadanos un espejismo de propiedades, y se lo han retirado a unos (muchos en algunos casos como España) para que sirviera de escarmiento. Y de aviso. "Ojo que si no hacéis las cosas como queremos, podéis perderlo todo". Siempre recuerdo el dicho: la gente era de derechas porque la izquierda se lo iba a quitar todo, y ahora que la derecha se lo quita creen que nos les va a tocar a ellos. Es como el poema atribuido a Bertold Brecht sobre las persecuciones nazis (primero vineron ...). Las élites son cada vez más poderosas y los demás cada vez somos más mezquinos. En lugar de abrirnos a la solidaridad (no esa lejana de Siria, Turquía o el África negra, sino la cercana de los vecinos que pierden sus hogares o malcomen o... póngase lo que se quiera) nos encerramos en nuestro escaso reducto de marfil artificial, nuestro tesoro personal que sujetamos con uñas y dientes. No prestamos nuestra solidaridad a las huelgas, nos quejamos si nos afectan en lugar de acompañarlas como en los primeros treinta años del siglo pasado. El capital ha aprendido mucho de sus errores. Soltó a los perros del fascismo, mató lo más granado de la juventud, sobre todo europea, nos rescató, guerras mediante, con su país imperialmente poderoso en armas y medios, nos dejó entrar en el paraíso consumista (para que no miráramos al comunista si es que existió alguna vez) y cuando ya no había nadie enfrente, cuando podían hacerlo sin pagar ninguna consecuencia como las grandes huelgas de los años 20, entonces inventaron otro enemigo (despertaron la bestia religiosa) y nos vendieron que su propio sistema estaba en crisis y que debíamos pagarla nosotros. Esto enunciado con brocha gorda. Pero si alguien estudia cómo hemos pasado de la lucha obrera y la primera internacional a llorar por la socialdemocracia perdida en menos de cien años, quizá empezaríamos a poder hablar de unión de la izquierda. Antes es utópico.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    2

    25

    • platanito platanito 09/04/18 00:59

      Su comentario también me parece excepcional. Cien años de marcha triunfal hasta la derrota final y nuestros hijos y nietos de compras compulsivas por Ikea. Quizás buscan el soma, pero me creo que van errados. ¿Cómo despertarles de esa pesadilla?¿ El SI se Puede será suficiente o habrá que esperar al descenso a los infiernos? Si fuera lo segundo que haya algún poeta que nos consuele en esa travesía del desierto. Pero yo deseo creer que Si se Puede.

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      8

  • Cañuelo y Pereira Cañuelo y Pereira 08/04/18 19:25

    Gracias , Luis por la lección de democracia y diálogo. Esto es luz y no la que venden otros.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    7

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 08/04/18 18:54

    Es un problema que no se puede pensar tranquilamente. Apenas dices una cosa se te ve atacando no sé que. Mi segundo comentario, el sexto de esta columna era el siguiente: "realmente creo que a medio plazo Irene Montero y Pablo Manuel no deben estar juntos en las Cortes." Subrayo que decía "a medio plazo" y se entendió como un ataque que no era. Mejor hubiera estado pedirme de precisar pero no, algunos estaban seguros que yo atacaba a la pareja...

    Me recuerda que en algún momento no me gustaba demasiado el Madrid de futbol pero sî el de baloncesto por Corbalan y algún madridista como sabía lo del futbol no aceptaba que estaba a favor del Madrid de baloncesto...
    La izquierda en el Estado español parece bastante incapaz de dar crédito a cualquier otro que es grosso modo de su lado pero algo distinto también. Por eso últimamente me gustan Errejon y Espinar. Se ve que se puede hablar con ellos. No lo he leido pero creo que leer El aprendizaje de Podemos de Villacañas nos harîa bien...

    Responder

    Denunciar comentario

    16

    9

  • El chipionero El chipionero 08/04/18 18:30

    Has puesto el dedo en la llaga, Luis. Clamas por una tarea difícil de conseguir la unidad de la izquierda en una sociedad cada día más "educada" en la individualidad, el pasotismo y la incultura llamada por algunos "la España profunda" que ha servido, y sigue sirviendo, como caladero de votos para la socialdemocracia y para el franquismo camuflado. Nos "gobiernan" unos corruptos que se presentan ante las cámaras diariamente con descaro y sin escrúpulos haciendo llamamaientos y promesas, que luego no se cumplen, a esa "España profunda" que le sigue dando el voto. Para que haya la unidad de la izquierda, primero hay que saber dónde está la izquierda y dónde los enmascarados que han venido preparando los poderes fácticos para engañar a esa "España profunda". De todas formas, tienes toda la razón en tu artículo, hay que ir buscando la unidad en tod@s aquell@s que quieran limpiar a España de ladron@s, mediocres y mentiros@s.

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    25



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre